Análisis Runemals

iOS
 

Runemals es un juego gratuito para dispositivos móviles que incluye micro-pagos, así como los incluyen la gran mayoría de juegos gratuitos, desarrollado por el estudio español  JanduSoft. Runemals nos promete unas intensas batallas entre los seres llamados Runemals, en las que tendremos que combinar estrategia y puzzles, además de en un futuro luchar contra otros jugadores o ayudarnos entre nosotros.

Bright y Havok

Bright y Havok conversando después del combate

El juego nos pondrá en la piel de Bright, un joven que un día mientras jugaba en su desván, encontró un baúl que llamó su atención. En el interior del baúl había un medallón que le llamó mucho la atención y decidió colgárselo. Una vez hecho esto, el colgante empezó a brillar con intensidad, reviviendo así unos seres ocultos llamados Runemals, los cuales se creían extintos desde hace mucho tiempo.

Pasados unos días, Bright decide salir al bosque con su Runemal y es atacado por una agresiva criatura de la cual tiene que defenderse haciendo uso de su nuevo compañero. Durante este enfrentamiento es cuando aparece Havok, otro entrenador más experimentado, y le ayuda a combatir contra la agresiva bestia que le atacó. Bright, después del combate, le cuenta a Havok quién es su abuelo, con tal suerte de que lo reconoce y decide ayudar al joven. Ambos hacen equipo y se embarcan en una aventura que nadie sabe lo que les aguardará.

 

El sistema de combate es más que interesante, ya que nos propone algo conocido como es juntar piezas semejantes en grupos de 3 o más, pero con cierto punto de estrategia, como puede ser el hecho de saber qué piezas debemos juntar con prioridad para luego poder atacar, o saber con quién debemos atacar y cuándo hacerlo. Ahora dicho eso, pasemos a detallar el sistema de combate más a fondo.

En el juego existen hasta 5 tipos diferentes de Runemals según su elemento: Agua, fuego, naturaleza, luz y oscuridad. Todos tienen la capacidad de evolucionar una vez llegados a nivel 30.

 

Runemal

Combate y tablero de recursos

Antes de poder acceder a cualquier combate debemos seleccionar el mapa en el que queramos combatir y gastar la energía que nos pida para entrar. Esta energía se va restaurando con el tiempo o bien podremos adquirirla con pociones de energía. Una vez accedemos al mapa seleccionado, se nos colocará en el terreno de combate donde se presentarán nuestros recursos (Runas de elemento: Luz, oscuridad, fuego, agua o naturaleza), los enemigos y nosotros. Todos los escenarios de combate están formados por fases, oleadas de enemigos básicos y el jefe de zona. Para poder conseguir estos recursos se nos pondrá un tablero durante 10 segundos en el cual deberemos tocar las piezas que sean semejantes para sumarlas a nuestro contador, es decir, si vemos que hay 3 o más piezas del mismo elemento las podremos adquirir para tener energía disponible para nuestros Runemals  .

 

 

Esto es algo que tenemos que tener en cuenta, ya que cada Runemal consume un tipo diferente y cantidad según el ataque. A diferencia de otros juegos parecidos donde podemos atacar sin piedad, por que el juego se encarga de escoger objetivo y tipos de ataque, aquí deberemos de hacerlo todo de forma manual. De esta manera, debemos gestionar nuestros recursos y saber cuántos podemos ahorrar o usar en cada momento del combate.

En el juego los enemigos no poseen una barra de salud como en otros títulos, sino que tendremos que haber luchado previamente con ellos para saber cuántos golpes serán necesarios para eliminarlos. Además de incluir una serie de efectos de estado, como puede ser el aumento de ataque, veneno, reducción de defensa… El problema, y a su vez la parte donde tendremos que ser más estrategas, es el hecho de que si seleccionamos por ejemplo 6 ataques a un mismo objetivo pero muere de 2, perderemos 4 ataques en vano, los cuales ya han consumido los recursos. Así que tenemos que pensar 2 veces y quitarnos la costumbre de que el juego haga todo por nosotros.

jefefinal

Uno de los jefes finales que nos enfrentaremos

Después de cada enfrentamiento, nuestros Runemals conseguirán experiencia que les hará subir de nivel y tener mejores estadísticas. Los Runemals también saldrán heridos después de cada combate y tendremos que recuperarles la salud a través de pociones, o si están muertos, tendremos que revivirlos también con pociones o esperar unos minutos (Según lo que nos indique la pantalla de estado). Además de ganar experiencia también ganaremos oro, 50 para ser exactos al principio y luego va aumentando, por ejemplo el “Tier 2” de mapas que consumen 1200 energía dan 75 de oro, para invertir en la tienda, ya sea comprando pociones de salud, pociones de energía o runas de captura. Estas últimas sirven para capturar a algunos Runemals que aparecen tras completar el combate contra el jefe de la zona.

 

 

 

 

Lo cierto es que el juego cuenta con arte gráfico sencillo pero llamativo, sin necesidad de tener unos gráficos extremadamente detallistas, el juego se hace bonito de ver. Por ejemplo, en los combates, los Runemals enemigos tienen esa pequeña animación de movimiento que le da vitalidad al juego, el tablero de runas está bien adornado, el diseño de cada Runemal nos recordará a un animal y han conseguido adaptarlo bien a este mundo. En este sentido, y teniendo en cuenta que es un juego para móviles, tienen mi visto bueno, han conseguido que me enganche por el aspecto gráfico.

Luego tenemos el diseño de la interfaz, el cual es también bastante sencillo. El menú no es más que seis botones, tres arriba y otros tres abajo, de tal manera que no tenemos por qué perdernos buscando los menús como ya me ha llegado a ocurrir con otros títulos.

Respecto a la banda sonora, lo cierto es que aquí pierde un poco, no porque esté mal diseñada o los temas sean malos, sino por la escasez. En los combates siempre suena el mismo tema una y otra vez, mientras que en el menú ocurre lo mismo. Y esto es un punto importante, por que puede provocar el aburrimiento del jugador.

precios

El precio de los cristales

Llegamos al punto clave de muchos títulos de estas características: gratis pero con micro-transacciones. Y aquí es quizá donde vemos un punto bastante flojo para el juego y que puede llegar a hacer que muchos usuarios se retiren, pues 20 cristales salen al precio de 1,94 €. Estos cristales se usan para cambiarlos por oro, pero también sirven en la fuente para conseguir Runemals. Cada Runemal que compramos de manera aleatoria son 15 cristales, esto equivale a que cada Runemal nos costaría 1,94€ (Aunque también se puedan conseguir al acabar las fases usando las runas de captura) y que, como decimos, es aleatorio. Si a este punto le sumamos que cada poción de salud básica cuesta 250 de oro, la de resurrección 600, la de energía 750 y que en cada combate ganamos 50 de oro al principio, aunque luego vaya aumentando, seguimos viendo necesario un pequeño reajuste. Para nosotros hay cierto desequilibrio de valores prácticamente obligando al jugador a tener que descansar bastante, sacrificar sus Runemals  para que revivan pasado un tiempo con la salud al completo, o bien tener que gastar dinero real para conseguir oro que invertir en pociones (Cada 10 cristales son 500 de oro). Así que en este aspecto, como hemos dicho detectamos un pequeño desbalance. Aunque no sea algo totalmente negativo, si que es cierto que algunos usuarios nuevos esto les pueda causar algún problema a la hora de “engancharse” al juego.

 

  

El rendimiento del juego es un punto que debemos destacar, ya que tras probarlo en diferentes dispositivos no hemos visto fallo alguno. La aplicación no ha sufrido ningún tipo de bloqueo o crasheo (Cuando la aplicación se cierra de manera instantánea debido a un error), al igual que no ha habido ninguna ralentización de la misma y, aunque no menos importante, cabe señalar que los tiempos de carga son bastante cortos, siendo el más largo de 3 segundos. Para los interesados en saber las plataformas en las que hemos testeado la aplicación, os comentamos que son: Moto G, Yarvik Xenta 210 y Andyroid (emulador de Android en PC.)

conclusiones

Después de este análisis y tras jugarlo, llegamos a las siguientes conclusiones. El juego merece la pena, para ser un título de dispositivos móviles es de los pocos que han conseguido combinar un sistema de puzzles básico como es juntar 3 o más piezas iguales con elementos RPG, sin que sea un desastre. Además, tiene un diseño que llama bastante la atención, es simple de usar y bonito de ver como ya hemos dicho, lo cual hace que llame bastante la atención visualmente. Aunque hemos criticado un poco las micro-transacciones, también reconocemos que es algo normal en los juegos gratuitos, quizá necesita un reajuste en este aspecto, pero tampoco parece ser “pay to win” (pagar para ser el mejor), solo requiere tiempo como muchos de estos títulos.

 

 


Positivo

  • Sistema de combate entretenido
  • Estéticamente llamativo
  • Gran colección de Runemals
  • Modo competitivo y cooperativo (En un futuro)
  • Tiempos de carga breves
  • Gratis

Negativo

  • Micro-transacciones desbalanceadas
  • Posible dificultad para capturar algunos Runemals
  • No se puede jugar en horizontal
6.5

Jugable

Política de puntuación

Con casi 22 años, llevo 19 jugando a videojuegos. Apasionado de los RPG/JRPG y survival horrors. Suelo ser un ente nocturno, pero no soy un monstruo ( ͡° ͜ʖ ͡°).
 
X