Análisis ShipLord

PC
 

El despegue de los juegos Indie ha resucitado algunos géneros que yacían en el fondo del recuerdo de los jugadores más veteranos. En este panorama, aparecen multitud de títulos que, desarrollados por pequeños equipos, consiguen resultados a veces sorprendentes y otras veces decepcionantes.

Y dentro de esta tesitura se presenta ShipLord, el primer juego de Just1337 Studio, un pequeño desarrollador croata que intenta darse a conocer con este título de temática espacial. ¿Conseguirá hacerse un hueco entre la enorme masa de juegos independientes que se lanzan en la actualidad?

En busca de la simplicidad

ShipLord se nos muestra en un principio como un juego sencillo, con una idea simple y con sus objetivos muy claros. A primera vista, no es especialmente llamativo en ningún aspecto. El juego, que está planteado en 2D, se basa en esquivar asteroides que se abalanzan contra nuestra nave mientras recogemos unos orbes blancos de energía llamados Quasar.

shiplord-quasar

Nuestra nave no puede disparar como en otros juegos del estilo, pero sí que contamos con tres habilidades que resultan básicas y muy útiles cuando llegamos a los niveles más avanzados, así que necesitaremos de todos los recursos con los que contamos porque no nos van a regalar nada. Podremos desarrollar las habilidades con puntos que iremos ganando en los niveles para adaptarlas a nuestras necesidades. La cantidad de puntos ganados depende de la puntuación conseguida en el nivel, así que se premia trabajar al máximo cada nivel que se juegue y arriesgarse hasta el límite.

El juego es difícil, muy difícil. Y desde luego, los controles con el teclado no ayudan para nada. Acabar odiando el movimiento de nuestra nave será algo muy común para todos los jugadores. Moriremos mucho y moriremos cuando no lo merecemos, por lo que tendremos que encontrar un equilibrio delgado entre arriesgar para recoger más Quasar y defendernos de las inclemencias del espacio.

Unos asteroides con muy mala leche

La gran baza del juego es la dificultad, sin ninguna duda. Los 120 segundos que dura cada nivel, de los 15 que tiene en total, se convierten en un verdadero reto a la paciencia y a las ganas de proseguir. Quien disfrute del sufrimiento y la frustración se lo pasará en grande estrellándose una y otra vez contra asteroides y siendo aniquilado por hordas de disparos de los jefes finales, que aparecen cada 5 niveles y se convierten en verdaderos dolores de cabeza. Que para luchar contra los jefes y seguir avanzando tengamos que ir consiguiendo una puntuación mínima en todos los niveles obliga a que repitamos niveles y exprimamos al máximo nuestras capacidades para seguir adelante.

shiplords-levels

Además de la campaña, que si bien tiene historia es totalmente accesoria e innecesaria, podremos jugar en niveles extra donde nuestro objetivo no será recolectar orbes, sino sobrevivir todo el tiempo que podamos ante la maquiavélica inteligencia artificial del juego. Suena aún más frustrante que la campaña, sí, aunque ya vendremos ampliamente preparados puesto que sólo se desbloquearán después de haber completado muchas misiones del modo principal.

Terminar un nivel en el juego supone una verdadera explosión de júbilo, y es ahí cuando de verdad explota todo el potencial del título. Repetir constantemente niveles llega a cansar, aunque el juego en si es reiterativo de base hasta el extremo, pero una vez se asume el problema se llega a disfrutar de esa endiablada sensación de superación que genera ir marcando máximas puntuaciones una vez tras otra.

La inmensidad espacial como telón de fondo

La temática espacial es la más recurrente en este tipo de títulos que combinan habilidad y paciencia a partes iguales. Las naves tienen un diseño sencillo pero colorido y efectivo, que podremos alterar eligiendo entre varias opciones a través del menú. Los escenarios cuentan con dos planos bien definidos. En el plano de fondo veremos planetas, estrellas, satélites… cantidad de objetos bien diseñados y vistosos. El plano de juego, por el contrario, cuenta con animaciones algo toscas y texturas que no son precisamente bonitas.

Lo mejor visualmente son los efectos de los disparos, los escudos y la iluminación en general del título, que es notable. Bien es cierto que el plano gráfico no destaca, pero tampoco desentona si se compara con otros juegos de planteamiento similar. Como apunte muy personal, da la sensación de que la parte del estilo visual que se quiere aplicar al juego tiene menos trabajo de la que debiera, por lo genérico de algunos elementos.shiplord-battle

En el plano del audio, las melodías son bastante básicas y repetitivas. La variedad de las mismas es limitada y no pasan de ser accesorias como mucho. El tono en general de la música es bastante retro, lo cual ayuda a darle una estética de juego clásico que no le sienta mal. Los efectos de sonido son bastante sencillos y no pasan de aceptables.

Conclusiones

Creo que este juego supone una oportunidad perdida para un estudio novel como Just1337. Las ideas que maneja son interesantes: un juego sencillo y adictivo cuya baza es la dificultad y que obliga al jugador a exprimir sus habilidades al máximo para la mayor recompensa sea el simple hecho de pasar el nivel tras caer una y otra vez. Sin embargo, la forma de desarrollar todas esas prometedoras ideas no es la correcta.

shiplord-menu

ShipLords puede gustar, no me cabe la menor duda, pero de haber trabajado unos meses más en él hubieran podido sacarle más. La cantidad de detalles que no están pulidos lastran unos planteamientos que atraerían a más público del que acabe jugando finalmente a este título.  No contar con la opción cooperativa, que le sentaría muy bien al juego, o tener más variedad de modos de juego son sólo algunos de los problemas que marcan el tono negativo de una pequeña decepción.


Positivo

  • La dificultad le sienta genial
  • Planteamientos muy sencillos
  • Aire Retro muy acertado

Negativo

  • Gráficos bastante pobres
  • Poca variedad de modos de juego
  • No cuenta con cooperativo
  • Historia superflua
  • El control es algo tosco
6

Jugable

Política de puntuación

Josu Xabier A.
Pruebo cualquier cosa con píxeles. Si es japonés o tiene un toque rolero, soy tu hombre. Cine y series cuando descansa el teclado. Tonteo en @IndieJSTX