Análisis Steamworld Dig

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Últimamente está ocurriendo que los juegos que habían salido para las consolas portátiles (o incluso para móviles) acaban llegando a las plataformas digitales de sus hermanas de sobremesa. Uno de los últimos casos es el de Steamworld Dig, que debutó en Nintendo 3DS en el año 2013, para luego extenderse a PC, Playstation 4 y Playstation Vita un año después. Ahora ha llegado a Xbox One y nosotros vamos a analizarlo.

Un joven robot de vapor que hereda una mina de su tío, que se encuentra en un valle al más puro estilo de las películas del oeste. La propuesta parece interesante.

Soy minerooooo

El juego nos presenta desde el principio una imagen desértica, llena de arena y piezas de máquinas oxidadas. Entre las dunas camina una especie de robot de ojos grandes y cabeza cuadrada. Este es Rusty, el héroe de la aventura. Un joven que se dirige al pueblo donde vivía su tío el minero que parece que ha fallecido y le ha dejado la mina en propiedad. La idea original de Rusty es dejar la mina de lado, pero allí conoce a Dorothy, una encantadora robot de cabeza en forma de gota azul con pelo metálico rojo, que le comenta que su abuelo ha derribado toda la mina.

Entonces comienza el juego con un pequeño tutorial en el que podremos ver que es un plataformas bastante especial.Rusty-Steamworld Por un lado, damos saltos de un lado para otro, incluso podemos apoyarnos en paredes para seguir dando saltos hacia arriba. Pero lo más impactante del juego es que, desde el principio, nos dejan en una pantalla con casi todo el suelo plano. Es entonces cuando utilizamos el pico que estaba entre los restos de nuestro familiar, para empezar a cavar hacia abajo.

De esta manera empezamos a crear nuestros propios túneles, haciendo nuestra propia mina. Encontraremos diferentes tonalidades de tierra que nos señalarán la dureza de la misma. Entre estos pedazos de tierra encontraremos gemas, que estarán representadas como terrones diferentes, con piedras preciosas brillando dentro.

También encontraremos rocas que no podremos picar (por lo menos al principio del juego) e incluso encontraremos pequeños lagos subterráneos de agua, con un estilo muy cartoon y simpático que nos hará sonreír. También encontraremos alguna gotera de ácido, que brilla en color verde y que puede formar pequeños lagos mortales.

En el apartado visual todo es muy de dibujos animados. Recuerda un poco a Spelunky (la versión de consolas) por su trazo gordo y amable a la vista. Además, las rocas y la tierra también tienen ese aire de heterogeneidad que nos complace mucho.

Pero donde se lleva la palma visualmente hablando es con la iluminación. Mientras seguimos creando nuestro propio camino a base de cavar, tendremos un aura de luz que iluminará todo a nuestro alrededor. Es nuestra lámpara, que nos dejará ver la tierra que más lejos tenemos. Lo curioso es que esta linterna se gasta con el tiempo, con lo que cada vez vemos menos. No será extraño que, cegados por conseguir una nueva piedra preciosa, acabemos a oscuras, sin saber para dónde ir.

Además, la mina está llena de peligros, desde trampas a enemigos, con lo que habrá que tener mucho cuidado con la luz, que nos permitirá divisar si tenemos algún peligro en nuestro camino.Aunque hay que aclarar que visualmente no todo es perfecto, ya que algunos enemigos, aunque no se ven nada mal, tienen una zona de impacto mal definida. Esto se nota porque cuando vamos a atacarlos, a veces no les damos, aunque pensamos que le íbamos a dar. Tampoco pasa con todos los enemigos, solo con un par bastante puntuales.

Steamworld Dig

El resto de efectos están bastante bien, el humo, los líquidos, los láseres (sí, hay láseres en esa cueva). Pero hay que decir que ninguno de los efectos o imágenes es algo extraordinario. Es bastante decente, pero nada que vaya a cambiar el mundo.

Hi Ho, vamos a trabajar

El título nos presenta una banda sonora que homenajea a clásicos del oeste y de Ennio Morricone en concreto. Así, al principio podremos disfrutar de un curioso tema que nos recordará a Clint Eastwood en sus años mozos. Pero también disfrutaremos de otros temas más originales que sabrán transmitirnos esa sensación de estar dentro de una mina, completamente solos.

Además, la mina tiene diferentes ambientaciones y, por tanto, también diferentes temas. Todos ellos están bastante acordes a lo que se ve en pantalla. Intentando evitar el spoiler, hay tres mundos, con cada vez más profundidad. El primero parece una mina normal (más tarde descubriremos que no) y los otros dos son más especiales, puede que incluso nos sorprendamos.

Steamworld-dig-4Como aspecto negativo del ámbito sonoro, hablaríamos de las voces de los personajes. Estos no tienen nuestro vocabulario y cada vez que hablan se escuchan numerosos sonidos de máquinas antiguas entremezclándose. Llega a chirriar en los oídos e incluso prefieres pasar rápido las pocas conversaciones que hay, debido a lo irritante que puede llegar a ser.

Sinceramente, no hay una gran variedad de sonidos. El pico suena a pico, el agua suena a agua y los enemigos hacen algunos sonidos cuando se mueven. Pero no hay mucho más. Aunque hay que decir que todo lo que hacen es bastante decente y reconocible. Al fin y al cabo es un juego en el que el 80% del tiempo estaremos cavando, no podían realizar muchas virguerías con el sonido de la tierra derrumbándose.

Mi tesoroooooo

El juego puede definirse de una manera muy sencilla. Te metes en una mina, cavas para conseguir gemas, que intercambias en el pueblo por dinero. Con ese dinero, consigues mejores herramientas y mejoras para poder cavar más y mejor, además de poder superar algunos puzzles.

Este sistema, tan simple, funciona muy bien. Básicamente, si solo fuera esto, sería aburrido, pero lo que le hace funcionar tan bien es que a lo largo de la mina encontraremos diferentes pasadizos, que nos llevaran a pequeños puzzles. Estos, al resolverse, nos otorgarán una mejora sustancial con una nueva habilidad. Por ejemplo, la primera habilidad que nos dan son unas botas que nos permiten dar saltos mucho más grandes. Para hacerlos, tenemos que tener algo de agua en nuestra reserva, ya que son botas que funcionan con vapor. Estas botas se recargan en los pequeños lagos subterráneos que encontraremos.

Así de contento se pone cuando le dan una nueva habilidad

Así de contento se pone cuando le dan una nueva habilidad

Así, se nos irán desbloqueando diferentes mejoras y habilidades que harán el juego más fácil, aunque esté responderá y empezará a poner enemigos más complejos y puzzles más desafiantes. Lo mejor que tiene el juego es que, mientras tú avanzas, el pueblo que está encima de la mina también lo hace. Así, iremos subiendo de nivel vendiendo las gemas e irán apareciendo nuevos comercios que nos darán mejores productos para afrontar el juego con más seguridad.

Otro dato importante es que el juego, además de nuestras habilidades, nos permite utilizar objetos que compremos en las tiendas. Por ejemplo una escalera para llegar a algún sitio complicado (o para mejorar nuestro camino por la mina); una lámpara que ilumine algún pasillo que esté muy oscuro o incluso dinamita, para acabar con grandes pedazos de tierra o enemigos. Por cierto, los enemigos sueltan vida, luz (para la lámpara que se va apagando) y agua, con lo que acabar con ellos siempre nos vendrá bien.

Eso sí, estos enemigos pueden acabar con nosotros con bastante facilidad. Rusty no es un chico muy resistente y su energía puede acabar con unos pocos toques de los enemigos. Ahora bien, al morir, lo único que ocurre es que subimos a la superficie y se nos quita algo del dinero que teníamos. Además, los objetos que hubiéramos recogido se quedarán en el lugar donde morimos, con lo que solo tendremos que bajar a por ellos.

Hay que destacar que las minas son muy grandes y enseguida estaremos comprando teletransportadores para Steamworld-Dig-2poder subir con facilidad a la superficie. Ahora bien, estos no se compran con dinero normal, se compran con orbes de energía. Estos orbes se encuentran en algunos recovecos más escondidos y tendremos que cavar para recogerlos. Estos orbes sirven para comprar teletransportadores y también para mejorar nuestro equipo. Esto está muy bien, porque así no solo hace falta coger gemas, sino que también hay que estar atento a los orbes escondidos para poder mejorar. Además, estas mejoras son muy cuantificables, no son simples porcentajes, son barras nuevas en nuestra vida, agua, luz, etc., que nos permiten llegar mucho más lejos en la mina.

Como mayor pega de la jugabilidad, a parte del tema de que algunos enemigos tienen las zonas de impacto mal delimitadas, es el final. Nos presentan un jefe final que nos obliga a repasar los tres mundos enteros para poder encontrar unas salas secretas que nos permitirán abrir la puerta de la guarida del villano final. Esto hace que el juego se alargue un poco más, pero de una manera algo burda. Además, luego el jefe es bastante sencillito de vencer.

Un diamante en bruto

Este juego tiene una historia lineal, y las minas siempre son las mismas (los tres mundos de los que os hablábamos anteriormente). Ahora bien, las gemas no están en los mismos sitios, con lo que cada vez que empecemos una partida no podremos saber con seguridad donde conseguir piedras preciosas.

Por lo demás, las salas de desafíos sí que son iguales, con lo que, una vez hechas, pierden algo de interés. Aunque desperdigadas por todo el juego hay zonas secretas que no se pueden ver a simple vista y encontrarlas todas es un verdadero reto.

Por lo demás, el juego solo ofrece un modo de juego que, para completar al 100%, no nos llevará más de cinco horas y media. No es una gran cantidad de horas, de hecho, hay un logro que te reta a completar el juego en dos horas y media. Claramente es un juego que está enfocado a ser corto, sencillo y directo.

Esta también puede ser es una de sus grandes virtudes. Cuando no se tiene mucho tiempo para jugar y no deseas pensar grandes combinaciones de botones ni tampoco quieres estresarte con juegos rápidos, un juego como este es la solución.

Steamworld-Dig-1

CONCLUSIONES

Sencillo, divertido, adictivo y muy mono. Estas palabras definen Steamworld Dig. Cuando estás de exámenes, lo convierten en el juego perfecto. Para jugar en el metro, es un juego tremendo. Para hacer algo mientras esperas a la novia, hace que te lo pases bien.

Es cierto que no es un juego tremendamente rejugable (de hecho, habría ganado muchísimo si hubiese sido un roguelike), pero no parece que le importe y su sencillez se presta a divertir desde el minuto uno. Sin necesidad de una curva de aprendizaje, es un juego perfecto para pequeños y mayores. Image & Form han demostrado que los juegos de dos dimensiones pueden seguir siendo divertidos, bonitos y para toda la familia.


Positivo

  • Es un juego muy entretenido
  • La idea de cavar podría parecer aburrida, pero no es así
  • Los puzzles son muy buenos
  • Sus gráficos de dibujos son bonitos

Negativo

  • La duración podría haber sido superior
  • El jefe final no es un reto y solo sirve para alargar un poco su duración
  • Algún problema con el impacto con los enemigos
7.8

Bueno

Política de puntuación