Análisis Tearaway Unfolded

PlayStation 4
 

Media Molecule ha demostrado con creces su genialidad y originalidad en todas las entregas que ha tocado. A nadie le cabe la mayor duda que Little Big Planet, fue uno de los juegos que más revolucionó el aspecto social de los juegos de plataformas. Además bien es cierto que el estudio ha sabido con mucho acierto imprimir unos diseños artísticos en sus juegos que tocan la alegría visual del usuario. En Tearaway Unfolded se ha notado como la madurez del estudio ya ha sido alcanzada y como son capaces de saber hacer bien las cosas aún apartados de su saga más puntera.

TearawayUnfolded-20150811-0347_1439542482

Importante saber que esta no es la primera vez que jugamos a Tearaway, pues la entrega ya tocó, con gran éxito en crítica por cierto, a PlayStation Vita el pasado año. Pero no estamos delante de un simple port de una consola a otra, en primer lugar por el gran uso que se supo dar a los controles de la portátil de Sony y porque nuevamente ha sabido exprimir las posibilidades del mando de PlayStation 4. Pero tampoco acaba ahí la cosa, ya que esta entrega cuenta con un rediseño de niveles, pues todas las fases han sido retocadas para hacerlas más grandes e introducirles más objetos en pantalla, de forma que tenemos mucho más espacio donde movernos que el que teníamos en Vita. El sistema de iluminación se ha trabajo también desde cero al igual que se han añadido nuevas cinemáticas, nuevas canciones e introducido cambios en la narrativa principal de la historia. Nombrando también que el juego alcanza los 1080p y los 60 fotogramas por segundo. Podemos asegurar que la desarrolladora no ha hecho por lo tanto una simple adaptación de versiones.

El título era bueno en PlayStation Vita y sigue siendo bueno en PlayStation 4 más teniendo en cuenta todos los aspectos destacados. El juego en general por otro lado nos plantea una historia sencilla, corta y en algunos aspectos demasiado infantil. Nuestro especial mundo papirofléxico es atacado por los “pedacitos” una especie de seres que se dedican a destrozar el colorido mundo de Tearaway, convirtiéndolo en triste papel de periódico. Ahi es donde entrará Iota o Atoi, el protagonista dependiendo del sexo que escojamos. Las mecánicas nos llevarán a tener que acabar con ellos y a impedir que sigan pudiendo acceder a nuestro mundo. Para ello iremos superando fases donde tendremos que superar las diferentes plataformas, puzzles e incluso pequeños combates con los “pedacitos”. Pero la jugabilidad no se mantiene igual en todo el recorrido, ya que encontramos fases donde se introducen elementos que nos aportan una jugabilidad nueva y que hacen que el juego no peque de monótono, ya que al ser quizás tan plano, una carencia de este tipo podría haber empañado considerablemente el producto final.

TearawayUnfolded-20150721-0454_1439542472

Por otro lado más que de la aventura en si, disfrutaremos más de las posibilidades que nos ofrece nuestro mensajero de papel. No tengo dudas en afirmar que Tearaway Unfolded es el juego que mejor ha sabido utilizar las funciones únicas del Dualshock 4. Además de una forma que te introduce de lleno en el videojuego; a modo de ejemplo, tendremos que dibujar partes del mundo en el panel táctil de nuestro mando y luego veremos a nuestro modelo (con las consecuencias de no saber dibujar si ocurre como en nuestro caso) desplazarse con vida por el mundo. Porque el juego destaca en los aspectos donde otros muchos se quedan cortos, como bien decimos la historia es sencilla, pero es que solo es el camino que nos permite disfrutar del resto de aspectos del juego. De un manejo inteligente, de un control diferente y arriesgado y quizás más con la ambientación y el modelo de entornos.

La experiencia de devolver la luz a nuestro mundo será toda una delicia visual, pues nos vamos a encontrar amplias paletas de colores; cada cual más viva que la anterior. Unos escenarios y personajes tratados con mimo y amor por el estudio encargado. La posibilidad de personalizar el mundo también juega a nuestro favor y esto lo explicaremos en varios apartados. En primer lugar nuestro personaje es totalmente personalizaste, ya que podemos cambiarle todos los aspectos de su cuerpo, desde color a posición o tamaño, lo que hará que nuestro protagonista sea diferente en cualquier jugador. También podremos personalizar el mundo añadiendo nuestros dibujos en algunos momentos y deberemos devolver el color de algunos objetos sacándoles fotografías. Pues nuestro personaje dispone de una cámara que servirá para inmortalizar el mundo e incluso para sacarnos selfies de los momentos más bonitos que encontremos, con la posibilidad de subirlos a la aplicación Tearaway.me para el disfrute del resto de usuarios. Tanto para acceder a más objetos personalizables como filtros para la cámara y objetos similares, deberemos recolectar por el escenario la moneda peculiar del juego que nos permitirá intercambiarlo por aquél objeto deseado.

tearawayslider

El único aspecto negativo en cuanto a jugabilidad y control lo encontramos en el manejo de la cámara. Sin ser demasiado molesto, en un gran número de saltos la cámara no se enfoca desde posición óptimas para el manejo del personaje. La cámara no es fija como pueda ser un God of War, es decir, tenemos el control de la cámara en todo momento, pero aún y así hay situaciones en que no encontramos una posición totalmente cómoda para la misma.

Antes de finalizar con el apartado jugable y narrativo, cabe destacar que es interesante el toque, ya existente desde PlayStation Vita, del juego con la persona del jugador. Pues nosotros seremos como dioses para los seres del juego y seremos llamados por el nombre de “Tus”. Invitan al protagonista a que se deje guiar por nuestras indicaciones, en un claro intento de interconexión entre el mundo real y el mundo de Tearaway. Además esta función se ve mejorada con el uso de la PlayStation Camera, que hace que nuestra persona aparezca en lugares puntuales de la narrativa.

El juego artísticamente no se le puede negar un gran encanto, aveces no sabíamos muy bien la razón pero el juego conseguía atraernos y enamorarnos en cada una de sus fases por muy simples, como hayamos dicho, que nos pueden parecer los objetivos a superar. Visualmente es un estímulo que sabe como gustar y que lo aprovecha desde el primer al último nivel de su aventura. Gráficamente alcanza como se espera los 1080p y los sesenta fotogramas por segundo, lo que lo hace muy fluido sin verse empañado por ningún tipo de caída aún en los momentos de más intensidad. El mundo papirofléxico es un recurso que no había sido utilizado antes y que consigue junto al registro de colores un mundo realmente entrañable.Por descontado el juego llega con voces en castellano con un doblaje que gusta y que aporta énfasis a la narración.

Conclusión

Resumiendo, Tearaway Unfolded era un juego muy notable en PlayStation Vita, que ahora llega a PlayStation 4 con más fuerza que nunca. No es un port o remasterización al uso, ya que incluye como hemos citado avances en grandes aspectos como escenarios, iluminación, historia y jugabilidad. Quizás es más corto de lo que nos hubiera gustado a pesar de los alargues introducidos, pero la interconexión entre los mundos unido a una ambientación y diseños cautivadores, hacen de Tearaway un juego digno para cualquier amante de las plataformas, aunque los puzzles pequen de una dificultad mínima. Pero como ya hemos expuesto, la historia que se nos plantea es solo una excusa para mostrarnos un mundo de color increíble, bello y especial. Una obra creativa al alcance de la nueva generación de consolas.

 


Positivo

  • Posibilidades jugables
  • Manejo y buen uso del mando
  • Un mundo cautivador
  • Paleta de colores
  • El gusto por los detalles
  • Interconexión entre los mundos
  • Precio reducido

Negativo

  • Duración (6-7 horas)
  • Puede no suponer un reto
  • El uso de la cámara no es siempre el correcto
8.4

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.