Análisis The Crew: Calling All Units

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Tras dos años desde su lanzamiento inicial, Ubisoft ha querido que The Crew, la apuesta por la mezcla de los géneros MMO y conducción, se mantenga fresca mediante el lanzamiento de actualizaciones y expansiones. Ya en 2016, podemos decir que The Crew ha mejorado bastante con la expansión Wild Run aparecida el año pasado y que introducía nuevos vehículos como motos, monster trucks, nuevos desafíos y las Cumbres como eventos mensuales que miden la pericia de los conductores más experimentados.

Ahora la compañía gala lanza Calling All Units tras las peticiones de la comunidad de jugadores, y que se centra en las persecuciones entre policías y corredores callejeros. ¿Estará a la altura de lo que han pedido los usuarios? Os invitamos a leer las siguientes líneas para comprobarlo.

LLAMANDO A TODAS LAS UNIDADES

Calling All Units es una expansión que recibe nuevos vehículos de policía, nuevas misiones de historia y misiones de conducción libre a la que podrán acceder aquellos que la adquieran por separado, mediante el pase de temporada o través de la Ultimate Edition, que incluye el juego base, las expansiones Wild Run y Call All Units, así como todo el contenido descargable publicado hasta la fecha. No obstante, aunque no hayan comprado la expansión, todos los jugadores podrán aumentar 10 niveles más en su rango hasta llegar al 60 máximo y empezar a jugar unas misiones de prólogo en la que se nos muestran las mecánicas de esta nueva forma de jugar.

Todas estas misiones estarán protagonizadas por Clara Washington, nuevo personaje que se une a la historia y que hará el papel de agente del FBI protegida de Zoe Winters, y que deberá acabar con la banda de pilotos callejeros conocida como los Harvesters. Con Clara como policía dispuesta a combatir el mal en las calles americanas, ya estamos preparados para adentrarnos de lleno en la esencia de Calling All Units.

TIENE USTED DERECHO A PERMANECER…A 250 Km/h

La agente Washington tendrá que mantener el orden por varias zonas de Estados Unidos para completar las misiones de historia de esta expansión: Los Ángeles, Chicago, Detroit, Miami o Nueva York son algunos de los parajes donde tendremos que hacer frente a lo único que nos propone este nuevo contenido, las persecuciones.

Todas estas misiones muestran el mismo modus operandi: fugitivo que se da a la fuga con una caja con mercancía ilegal que transporta de un punto A a un punto B y nosotros debemos impedirlo y arrestarlo. Durante la persecución, nuestro objetivo puede contar con secuaces que nos cortan el paso, aunque tampoco se puede decir que nos pongan las cosas muy difíciles. De hecho, ha habido misiones que hemos podido completar en menos de un minuto simplemente con tener un coche medio decente.

Antes de entrar en cada misión, debemos elegir el vehículo adecuado dependiendo del terreno en donde vaya a transcurrir la acción. Tendremos vehículos nuevos de policía (un total de 11) tipo calle, todoterreno, rally, rendimiento, monster y motos que podremos ir comprando en la tienda de policía situada en Chicago.

Al completar con éxito cada misión, y como en cualquier otra, se nos premiará con una medalla en función del tiempo empleado, dinero, puntos de experiencia y piezas para nuestro vehículo que harán aumentar su nivel.

Este es el contenido principal de Calling All Units y nos ha parecido cuanto menos simple, las misiones son escasas, repetitivas, aburridas y hacen que tengas que intercalarlas con otros quehaceres del juego base o de Wild Run para no tener que soltar el mando tan rápido.

¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

Si queremos despejarnos un poco de las misiones/persecuciones de historia, podemos decantarnos por la que podría ser la forma más divertida de jugar a esta nueva expansión, que es la que se encuentra en el modo de conducción libre.

Aquí podemos elegir cómo afrontar las persecuciones, si desde la óptica de un policía o desde la de un corredor callejero.

Si optamos por la primera opción y vamos campando a nuestras anchas por todo Estados Unidos podemos recibir de repente un aviso de que se está produciendo una persecución. Si aceptamos nos uniremos automáticamente para intentar alcanzar y arrestar al otro jugador que hace de transportista. Otros jugadores que hagan de policías podrán unirse a nuestra causa para establecer estrategias y atrapar a los delincuentes de la manera más eficaz posible. Si conseguimos acercarnos al objetivo en un radio de 30 metros y durante 7 segundos, conseguiremos llevarlo entre rejas y superar con éxito la persecución.

Como piloto callejero podremos hacernos con una de las tantas cajas que hay repartidas por Estados Unidos para llevarla al punto correspondiente o por el contrario, unirnos a una persecución ya iniciada en la que defendemos al transportista, haciéndole la vida imposible a la policía de cualquier forma. Las cajas pueden contener recompensas de bronce, plata, oro o platino. Por ejemplo, si decidimos transportar una caja con recompensa platino nos espera un trayecto largo y ‘movidito’ aunque después podamos disfrutar de nuestro premio en forma de dinero, experiencia y piezas para desbloquear vehículos exclusivos.

UN AS BAJO LA MANGA

Como habéis podido comprobar en los anteriores vídeos de este análisis, otro aspecto que intenta acabar con la monotonía de las persecuciones es la introducción de un sistema de habilidades que dota tanto a la policía como a los pilotos ilegales de ciertas ventajas.

Por parte de la policía, tenemos el pirateo de velocidad, que consigue disminuir la velocidad del coche objetivo durante unos segundos; campo de impulso electromagnético, que desactiva los frenos del vehículo objetivo en un radio de 150 metros; bloqueador, que desactiva durante unos segundos cualquier elemento del HUD del enemigo; impulso electromagnético, cuya función es la de desestabilizar por completo el vehículo; y de vuelta al objetivo, habilidad que reduce la distancia con el corredor en el caso de que le pierdas la pista.

Los pilotos callejeros por su parte cuentan con granada aturdidora, que ciega a los policías durante un tiempo; iliminitro, nitro ilimitado durante un período de tiempo; guardián, elimina por unos segundos todas las habilidades de la policía; impulso electromagnético, hace que el rival pierda el control de su vehículo; y de vuelta al objetivo, aplicable en este caso sólo los jugadores de apoyo, no al transportista.

pic_20160415_212518_1920x1200

Podemos elegir dos de estas habilidades y activarlas durante el curso de una persecución mediante la cruceta de dirección. Una vez activadas, debemos esperar unos segundos para volverlas a usar, por lo que la forma más sensata de utilizarlas es de manera intercalada y no simultánea con el fin de tener siempre una disponible.

Tras haber participado en un amplio número persecuciones ya sea desde el rol de policía o de piloto callejero, os podemos asegurar que la inclusión de las habilidades es una mera excusa para intentar hacerlas más dinámicas y entretenidas, pues se pueden superar perfectamente sin hacer uso de las mismas. Es más, lo que provoca el uso de estas habilidades, sobre todo en las misiones de historia, es que las persecuciones se tornen mucho más fáciles si cabe, omitiendo casi por completo el factor ‘reto’ al juego.

APARTADO TÉCNICO

Aquí seremos bastante breves pues los cambios respecto a los que incluía la expansión Wild Run analizada en Xbox One son prácticamente inexistentes.

En el apartado sonoro decir simplemente que no ha habido cambios ni en doblaje ni en efectos de sonido o banda sonora. No supone un punto negativo pero creemos que era necesario mencionarlo.

El juego analizado ahora en PC luce una resolución de 1080p y 60fps que consiguen que todo vaya muy fluido y que sólo en momentos puntuales suframos bajadas de framerate. Unos efectos de iluminación más que notables hacen que podamos disfrutar de unos inolvidables atardeceres en la nieve, en la playa o en la ciudad.

En cuanto a las físicas de los vehículos y de todo lo que concierne al propio terreno que pisamos, ya sea tierra, asfalto, barro, nieve o charcos, está recreado de manera más que correcta, junto al efecto de acumulación progresiva de suciedad en el coche. Sin embargo, como ya os contamos en el análisis del juego base, todo lo referente a edificios y cualquier tipo de infraestructura, luce unos modelados cuanto menos simples y carentes de todo detalle. Esto también se extiende al resto de vehículos que nos encontramos por la ciudad manejados por la IA, los cuales muestran  un acabado insulso y que se repite una y otra vez.

Para concluir con el apartado gráfico, os mostraremos algunas de las estampas que hemos podido captar gracias al modo foto del juego con el que podemos fabricarnos nuestros propios fondos de pantalla.

CONCLUSIONES

Tras nuestra experiencia con The Crew: Calling All Units nos quedamos con la sensación de que nos falta algo más. El contenido de esta expansión demuestra, tras los primeros minutos de juego, que se encuentra totalmente carente de ideas. No se ha sabido exprimir el papel de Clara Washington, con nuevas misiones de historia simples y repetitivas.

Las persecuciones son el único añadido al que podemos acceder, sin haberlo trabajado un poco más ni haber incluido más modos de juego como contrarreloj o emboscadas. No es ni por asomo el empujón que supuso Wild Run al juego en su momento y solamente si intercalamos las persecuciones de conducción libre con el resto de quehaceres del juego base se nos puede hacer más llevadero.

Por todo ello si queréis obtener la mejor experiencia de juego, os aconsejamos que os hagáis con la Ultimate Edition, ya que de esta manera disfrutaréis de gran cantidad de horas de juego por las incansables calles de Estados Unidos. The Crew: Calling All Units ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC.

 

 


Positivo

  • Vehículos nuevos
  • Las persecuciones en modo libre
  • El sistema de recompensas

Negativo

  • Misiones de historia repetitivas y excesivamente fáciles
  • La no posibilidad de despistar a la policía en las persecuciones
  • Sistema de habilidades prescindible en muchas ocasiones
  • Ninguna mejora relevante en el apartado técnico
6

Jugable

Política de puntuación

Moi Vega
Su primera consola fue una Master System II a los 6 años. Gran aficionado al deporte, juegos de mesa, música electrónica, las películas de terror y por supuesto a los videojuegos. Especialista en organizar torneos y gameplays de videojuegos retro con los amigos.