Análisis The Escapists

PlayStation 4
 

“Todos los días me levanto a la misma hora, cuando los guardas tocan la alarma para la inspección rutinaria antes del desayuno. Suelo dar palizas a John y Mike, a veces por gusto, otras para ver si llevaban algo encima que me pudiera interesar, o tal vez por demostrar mi supremacía en aquella inmunda prisión. Me pasaba el día entrenando mis músculos y mi mente, obligando a otros que hicieran mis tareas por mi, robando a guardias, mientras por las noches planeaba como escapar de allí. Hasta que al fin, logré escapar, y ahora escribo estas palabras desde otra cárcel con mayor seguridad y menos recurso de los que ayudarme.”

The-escapist-background--1220x710

¿Suena emocionante?

En la práctica, The Escapists simula mejor la monotonía y la frustración de una cárcel, que lo fascinante y emocionante que imaginamos que sería planear escapar de una prisión de alta seguridad.

A veces demandamos que los juegos no tengan un tutorial demasiado extenso porque puede aburrirte a base de explicaciones obvias, pero el tutorial del que hace
uso The Escapists se queda bastante corto, puesto que sólo te muestran las mecánicas básicas, y no por ejemplo como hacer una cosa u otra, como relacionarte y para qué con guardias o reclusos. O simplemente el por qué el viejo de la celda de al lado intenta agredirte cada vez que te pasa por delante tuyo.

Todo ello te dejan que lo averigües a base de ensayo y error, que no está para nada justificado y lo único que conseguirá es que te frustres y abandones el juego a las primeras de cambio. Un tutorial más extenso y bien explicado, desde que entras en una cárcel hasta que escapas habría estado mucho mejor, en vez de intentar sacar de quicio al jugador de manera gratuita.

The_Escapists_eur_2015_02_26_20_34_57_25

Buscándote la vida en la cárcel

El mayor problema del sistema de crafteo es que no es para nada intuitivo. Puedes crear una pala con una placa de metal y cinta adhesiva, pero para crear el mango será necesario combinar una lima y madera, ¿carece de sentido no? La falta de poder obtener información en profundidad acerca del sistema de crafteo y los elementos que te hacen falta para llegar a formar algo es realmente un engorro.

Las personas que vienen a visitarte a la cárcel son puro adorno, están puestas ahí únicamente para simular la vida en prisión. Podían haberles dado un rol más importante dentro del juego, darte pistas para escapar, decirte como fabricar ciertos utensilios, pero nada más lejos de la realidad, carecen de mecánica alguna.

Una vez aprendes algo, empieza a parecerte más divertido, aunque se hace demasiado lento sobretodo en los niveles más difíciles. Tener un horario establecido de la vida en prisión, pasar demasiado tiempo haciendo cosas obligatorias, inspecciones, comer, duchas, trabajos forzosos, son cosas que ralentizan demasiado el juego.

Dedicar tiempo a mejorar tu relación con otros reclusos y guardias y que sin venir a cuento otro preso decida patearte el trasero perdiendo así todo lo conseguido, son cosas que no te explican y no sabes a que se debe. Hay un desequilibro enorme en el juego en términos del riesgo que corres frente a la recompensa que puedas obtener.

Una vez ya hayas fabricado todo lo que crees que te hace falta, es bastante sencillo volverlo a construir en caso de que lo pierdas. Sin embargo, si la policía te pilla escapando perderás todo, la confianza, los materiales, los agujeros que hayas hecho, las paredes rotas, absolutamente todo, por eso te debes cerciorar de ir tapando agujeros, poniendo pósters para disimular las paredes rotas, poner almohadas en tu cama para que parezca que hay alguien durmiendo. Esta es la parte más divertida y frustrante a la vez de todo el juego.

pic3-large

Escapando a la fuerza

Se hace muy pesado volver a conseguir materiales, manteniendo la rutina de la prisión, volver a establecer buena relación con los guardias y los reclusos, y perderlo todo porque a un tipo se le ha ocurrido que es buena idea iniciar una pelea en las duchas.

Hay otra manera de escapar y es usando la fuerza bruta. Te dedicas a machacarte día tras días levantando pesas y corriendo en el gimnasio, para elevar al máximo tus atributos físicos. Después de eso busca un arma contundente en algún escritorio de otro preso y a partir de aquí a dar palizas a todo el que se ponga por delante.

Dedícate a noquear a los guardias cuando estén indefensos, les robas las llaves y sales tan campante por la puerta principal, como Pedro por su casa.

Podrías haber ido a través de paredes, cavado un túnel, o robado y hecho copias de las llaves, pero después de un tedioso proceso de ensayo y error y de forma constante frustrarte cada vez más, verás que es mejor usar el método de fuerza bruta haciendo todo mucho más sencillo y dejando en evidencia las mecánicas de The Escapists.

1080725244

Conclusión

Gráficamente cumple, un estilo píxel acertado, pero que ya empieza a cansar, no todo lo que huela a 8 bits necesariamente tiene que ser bueno. Respecto al apartado sonoro cumple sin más, ahora mismo no sería capaz de recordar ninguna melodía del juego.

The Escapists habría sido un juego emocionante y divertido si se hubiesen profundizado más en lo que su nombre indica, ESCAPAR. Este juego parece más un Prison Simulator, haciéndose aburrido estar un día y otro haciendo las mismas rutinas, dependiendo muchas veces del azar de que aparezca el objeto que necesites y que no se vaya todo al traste porque a la escasa inteligencia artificial le venga en gana.

Por lo menos podemos dar gracias de que venga en completo español.


Positivo

  • Está traducido al castellano
  • Alguna partida puede ser divertida

Negativo

  • Tutoriales insuficientes
  • Demasiado "ensayo y error" es frustrante
  • Se podía mejorar la estética píxel
  • IA muy mejorable
4

Malo

Política de puntuación

SEGA does what Nintendon't