Análisis Tic-Toc-Tower

PC
 

De la mano del estudio independiente Sneaky Mammoth y publicado por la empresa SOEDESCO llega a nuestros PCs uno de los juegos más veloces y frenéticos de plataformas de los últimos tiempos: Tic-Toc-TowerEn este título volveremos a sufrir y disfrutar por igual mientras el cronómetro, la música y todo el ambiente retro nos pone el corazón a cien. Comenzamos con el análisis de Tic-Toc-Tower.

tic-toc-tower-2

Adictivo pero casual

Con Tic-Toc-Tower estamos ante un juego de plataformas muy rápido en el que tenemos que lograr superar los niveles que se nos proponen con la mayor velocidad posible si queremos conseguir mayor puntuación. Es, por tanto, puro arcade, con el único reto de lograr más y más puntos cada vez que jugamos. Este planteamiento tan simple nos pone delante de un título que resulta realmente divertido y adictivo, pero que no deja de ser casual, para jugar media hora cuando no tienes nada mejor que hacer.

Tic-Toc-Tower

Aunque al jugar te das cuenta de que es más profundo y complicado de lo que puede parecer en un principio, y esto sucede gracias al movimiento del personaje, el cual parece que va flotando o deslizándose, pues es muy rápido pero impreciso. Este hecho nos pone un nuevo reto, dominar este movimiento. Y es que no es complicado aprender a jugar y pasarte unos cuantos niveles, pues está claro que los hay que no requieren de ninguna habilidad; pero si queremos obtener puntuaciones altas deberemos dedicarle unas cuantas horas para acostumbrarnos al control y poder tener mayor precisión en los saltos, aunque hay que reconocer que cuando se te exige un salto extremadamente preciso es más rezar que otra cosa.

Una recreativa en el PC

Sin duda uno de los mejores aspectos de Tic-Toc-Tower es ese toque retro que empieza en el menú principal, con una música que llama mucho la atención y, aunque es machacona, se hace bastante amena y pegadiza y aporta una sensación de velocidad gracias a sus ritmos rápidos y repetitivos.

Pero tras la música, tenemos una estética pixel-art que luce muy muy bien, con mucho colorido y algún que otro efecto bastante chulo. Sin embargo, de este estilo viene uno de los principales problemas a la hora de jugar y es que en ocasiones distrae bastante cuando estás buscando las plataformas en las que puedes saltar, lo cual resulta especialmente molesto si te encuentras en un título que busca ser rápido.

tic-toc-tower-3

Diferentes modos de juego

Uno de los mejores apartados del juego son sus diferentes modos de juego, que ofrecen diferentes retos con distintos niveles de dificultad.

En primer lugar tenemos el modo arcade, el más clásico y en el que tendremos que superar los niveles en el tiempo que se nos da, 10 segundos. Según vamos avanzando, los niveles van aumentando de dificultad hasta que no logramos nuestro objetivo y tenemos que comenzar de nuevo desde el principio. Aquí, personalmente, echo en falta un botón para reiniciar, pues una vez pierdes se te envía automáticamente al menú principal. Pero con todo, resulta bastante divertido y extremadamente adictivo.




Otro de los modos que tenemos es el hardcore, que es igual que el arcade pero con niveles completamente aleatorios que no aumentan de dificultad, ya que puede tocarte uno de los más difíciles justo al principio.

Por otro lado tenemos el time trial, modo en el que se nos da un minuto entero para que superemos todos los niveles que podamos, aumentando también su dificultad progresivamente.

Uno de los modos más interesantes es el llamado play box, que sería casi como un entrenamiento, pues tenemos diferentes niveles pero no tenemos tiempo ni límite de ningún tipo para superarlos, aunque claro, las puntuaciones que logremos aquí no valen para nada.

tic-toc-tower-3

Y por último tenemos el que más me ha gustado, el cooperativo. Este es sin duda alguna uno de los modos más divertidos y es que jugar con tus amigos a Tic-Toc-Tower es una de las mejores maneras de aprovecharlo. El control impreciso sumado al límite de tiempo y el hecho de que haya hasta 4 personajes en pantalla crea situaciones en las que está claro que os echaréis unas risas y los disfrutaréis mucho.

Muchos niveles

Tic-Toc-Tower se basa en la rejugabilidad, tal y como cualquier arcade, y para lograr no caer en parecernos repetitivo se vale de tener un gran elenco de niveles de diferentes dificultades y muy distintos entre ellos ya que tendremos niveles en los que estaremos muy cerca, muy lejor, en blanco y negro o incluso girando la pantalla. Se agradecen mucho todos estos niveles pero es cierto que en los modos en los que la dificultad va progresivamente en aumento, la aleatoriedad juega malas pasadas y de repente aparece un nivel casi imposible seguido de otro extremadamente fácil.

tic-toc-tower-4

Conclusiones

Tras jugar a este título hay que decir que es realmente simple, no hay mucho más que comentar acerca de él; simplemente eliges un personaje y te dedicas a saltar de plataforma en plataforma lo más rápido posible para lograr una puntuación altaSneaky Mammoth no ha reinventado la rueda con este título, pero es simple y divertido, perfecto para jugar cuando tenemos tiempo muerto o echarnos unas risas con los amigos de vez en cuando.




Está claro que tiene un buen apartado artístico y una buena banda sonora, muchos niveles y suficientes modos como para entretenernos unas cuantas horas. Si sois amantes de los arcades y los plataformas difíciles, probablemente os dé un buen tiempo de diversión a un precio realmente bajo.


Víctor Rodríguez
Amante de los videojuegos en general y de indies, MMOs y RPGs en particular; incondicional de Fallout y Star Wars y estudiante de física y matemáticas, siguiendo los pasos de Gordon Freeman.