Análisis XCOM 2

PC
 

La infinidad del universo presenta millones de misterios que la humanidad está dispuesta a encontrar. Pero los problemas se presentaron cuando uno de estos misterios nos descubrió a nosotros. Hace 20 años una raza alienígena llegó a la Tierra, con un armamento y cuerpos militares mucho más avanzados que los nuestros. Para enfrentarnos a la amenaza, los distintos gobiernos del mundo pusieron en marcha el proyecto XCOM.

XCOM se trataba de una organización militar secreta puntera en nuestro planeta. Preparada para enfrentarse a enemigos, procedentes de más allá de nuestra atmósfera. A pesar de nuestros esfuerzos, XCOM fue derrotado y junto a él, cayó la Tierra. Asentándose en nuestro planeta, nuestro hogar, durante 20 largos años.

Tras las últimas dos décadas, la humanidad ha sido manipulada y controlada por ADVENT. Una coalición que formaron las grandes potencias y tras la que están Los Ancianos. A pesar de la apariencia pacífica y restauradora que muestra, ADVENT es un yugo para la humanidad.

Bienvenido de nuevo a casa, Comandante

En XCOM 2 vivimos una situación clandestina, en que la resistencia tiene que actuar sigilosamente y pensar cada paso que da. El centro de nuestras operaciones es el Avenger. Una base móvil que sigue la misma estructura que la que pudimos ver en XCOM. Desde una vista lateral podemos llegar a las distintas habitaciones de la nave, aunque no todas estén abiertas. El Puente es donde encontramos el mapa de operaciones, que ha sufrido gran cantidad de cambios respecto al primer título. Los satélites que nos proporcionaban información ya no existen, nuestro objetivo es comunicarnos con el mayor número de células de la resistencia posibles. Ya que éstas nos recompensan con suministros y datos (para reclutar unidades, comprar información, etc). No sólo contamos con este aspecto, sino que además tendremos distintas ventajas según en qué zona estemos pasando los días. O la opción de escanear zonas a lo largo del globo para conseguir bonificaciones o pequeñas recompensas. Tendremos que elegir con cuidado, puesto que el tiempo en este título apremia y no podremos realizar todas las misiones ni escaneos que nos propongan.

También contamos con salas que ya conocimos en el primer XCOM. El Laboratorio, donde podremos realizar distintas investigaciones para declinar la balanza a nuestro favor; el Taller, lugar en que la descendiente de Shen nos permitirá construir armas, artículos y armaduras; o el Arsenal, lugar en el que se encuentran nuestros soldados y podemos reclutar más. Aunque tenemos nuevos elementos, que refrescan el ambiente. Nuestra propia sala de mando, donde podremos sentarnos y leer las decenas de archivos que nos permitan conocer más el juego; o el Bar, una sala simple en la que homenajean a los caídos… Algunas habitaciones están llenas de escombros alienígenas, que con un ingeniero podremos excavar y dejar disponibles para construir.

Pero ahora el tiempo es nuestro peor enemigo. Todo nuestro trabajo se puede ver interrumpido por misiones repentinas de ataques o rescates, Eventos Oscuros de los que se nos presentarán varias opciones y solo podremos atender a una. Los Eventos Oscuros además (como si ya fuese poco) tienen efectos negativos sobre nosotros, véase como por ejemplo detienen la entrega de suministros o nuestro tiempo de construcción. Pero el gran problema es el Proyecto Avatar. Es el gran secreto de Los Ancianos para acabar con nosotros, que juega a contrarreloj. En la parte superior podremos ver una barra que avanza a medida que progresa el Proyecto Avatar. Nuestra principal preocupación será retrasar la culminación de éste, puesto que significaría nuestra derrota. Todo esto provoca una perfecta tensión, que acompaña todo el rato a la jugabilidad del juego. Obligándonos a decidir cómo invertir nuestros escasos recursos, consiguiendo que más de una vez nos replanteemos si escogimos lo correcto.

xcom-2.4

Esto no es una guerra

XCOM 2 ha logrado unas partidas emocionantes y tensas, en las que fallar una vez podría significar la muerte de todo tu pelotón. Lo primero a destacar es la dificultad del título, que excede la de anteriores. El juego es un reto en sí mismo, las batallas se presentan en un primer momento como sigilo puro. Tendremos que acercarnos al enemxcom-2.5igo sin que se dé cuenta para conseguir que el factor sorpresa nos ayude durante el conflicto con los alienígenas. Y esa es la primera novedad: la Ocultación. Nuestros soldados estarán totalmente ocultos hasta que uno de ellos ataque o entre en la zona de visión de los ADVENTs (marcada por cuadrículas rojas).

A partir de ahí, empieza el frenetismo y la tensión. Aunque la jugabilidad no rompe de forma radical con la que vimos en Enemy Unknown, Firaxis ha conseguido una experiencia única e increíble en lo que a estrategia por turnos se refiere. El añadido de nuevas mecánicas como el hackeo, que nos permitirá hackear enemigos robóticos o dispositivos alienígenas, realizan un xcom-2.6lavado de cara más que apreciable. Además, el título tiene una progresión satisfactoria y emocionante. El ya mencionado hackeo es la primera habilidad de la que disponemos, que ya de por sí podrá ser decisiva en combate, pero a medida que el juego avanza podemos apreciar como nosotros evolucionamos con nuevas habilidades y posibilidades. Además, ahora tendremos la opción de mejorar las armas de nuestros soldados. Miras, cargadores, empuñaduras… durante el combate a los enemigos derrotados se le caerán este tipo de accesorios y objetos que podremos vender, utilizar o investigar. Estas mejoras en el armamento serán apreciables en combate, e incluso decisivas. Pero los enemigos no serán nuestras únicas preocupaciones. Las explosiones, granadas y demás situaciones que hagan boom, tendrán que ser medidas y bien pensadas, ya que los diferentes estados (como “ardiendo”) podrán acabar con la vida de uno de nuestros hombres.

El juego premia la paciencia y la reflexión. En este título lanzarte de cabeza provocará la caída de tu pelotón, y aquí no hay reiniciar misión. Y es una sensación increíble, ya que consigue que nos importen no solo los soldados, si no todo nuestro proyecto. Saber que por hacer un paso en falso la batalla está perdida, o que por un par de malas misiones pierdes toda la partida, es una sensación que pocos juegos consiguen tan bien como XCOM 2 (a esto se le une el nivel de personalización que más tarde comentaremos). Aunque a veces la IA pecara de tonta, la mayor parte del juego es tensión pura. El concepto es extraordinario, puesto que nuestras tropas pueden desaparecer en combate y no seremos capaces de recuperarlas. Pero no sólo pueden morir, tus hombres pueden entrar en Pánico y huir como gallinas, o un golpe los puede dejar inconscientes. En este último caso, en tu mano estará llevarlo a hombros para que llegue a la Avenger, o dejarle ser capturado.

Tu batalla no es la mía

Tu partida es única e irrepetible. La personalización que pudimos disfrutar en el primer XCOM ha evolucionado y para mejor. Ahora no solo podremos cambiarles el nombre a los soldados y personalizar su armadura, si no que podrán ser creados de cero. Previo a la partida, disponemos de la opción Grupo de Personajes donde podremos crear a cuantos soldados queramos a nuestro gusto. Desde el nombre, hasta la armadura, pasando por la personalización de tu arma e incluso crearle una vida por medio de la biografía. Tus soldados son TUS soldados, y los de nadie más. Esto provoca que les puedas coger afecto y que, por tanto, durante la partida tengas cuidado y te preocupes por ellos porque si mueren, murieron. El título pone en nuestra mano una gran cantidad de accesorios y opciones para que cada soldado sea único. E incluso nos permite elegir su clase.

xcom-2.3

Una entre cuatro clases, basadas en el primer juego, pero con cambios muy apreciables: el Tirador, sustituto del famoso Francotirador que se hacía las partidas solo en XCOM, esta vez está más equilibrado y la pistola cobra mayor importancia, pudiendo dispararla varias veces una vez estemos mejorando al soldado en cuestión; el Granadero, la más parecida al del primer título, el lanzacohetes ha sido sustituido por un lanzagranadas (de primeras al menos), aunque seguirá siendo nuestro soldado pesado; el Especialista, su principal aliciente es la compañía de un dron que podrá curar, proteger o piratear sin que nuestro hombre tenga que mover un solo dedo, esta clase es de vital importancia y el dron podrá significar la derrota o victoria; y el Comando, ésta unidad dispone de una potente escopeta y una espada para atacar cuerpo a cuerpo, ayudando mucho en la eliminación de un solo objetivo pero pudiendo quedar descubierto y a merced de los aliens. Podremos llevar un máximo de seis soldados a la misión, aunque al comienzo de la partida este número se reduce a cuatro. A medida que los soldados combatan y vuelvan a casa, irán ascendiendo. Lo que nos permitirá elegir varias mejoras, que tendrán gran valor táctico. El equilibrio del título es perfecto, los alienígenas son claramentexcom-2.1 más fuertes (acordaos que somos solo la resistencia, no un ejército como tal) y la compenetración entre clases, hacen que las partidas tengan un valor estratégico visto en pocos juegos con anterioridad.

Los mapas en los que transcurrirá la batalla en XCOM 2 han mejorado notablemente respecto a su antecesor. La altura toma mayor importancia en este título, y las posibilidades del terreno hacen que te sientas como un verdadero Comandante buscando flanqueos, coberturas o mover a todos juntos. A esto hay que sumarle que se tratan de mapas generados proceduralmente, es decir, que son aleatorios. Esto se puede apreciar si repites la partida, siendo dos experiencias únicas.

Donde cabe uno, caben dos

El apartado online del juego no sobrepasa las simples batallas uno contra uno. Se abandona la parte del Avenger y la estrategia desde base, para centrarse al 100% en la batalla. Aunque sin muchas opciones, podremos elegir ciertos aspectos dentro de la partida. Pero sí es un modo más que interesante para ponerte a prueba con otros jugadores, además de que te permite probar las unidades alienígenas. Otra experiencia más dentro el título.

XCOM 2 cuenta con soporte para mods, por lo que la comunidad alargará la vida del juego y creará nuevas experiencias para vivir dentro del juego. Este es un aspecto muy positivo, dejando abierto el título para mucho tiempo de juego.

La belleza no está en el interior

XCOM 2 nos presenta una apariencia bonita y colorida, cumpliendo en todos los aspectos y consiguiendo un apartado técnico algo más que notable. La iluminación de los escenarios consigue una atmósfera perfecta durante las partidas, y los mapas son tanto horizontales como verticales. Además, los niveles son increíblemente variados entre sí y consiguen ponerte en situación. No te sentirás igual repeliendo el ataque a inocentes por parte de los alienígenas que atacando su propio OVNI. Los diseños de personajes son lo más destacable del título. La enorme cantidad de enemigos que nos encontramos es tan variada en sus mecánicas como en su apariencia. Los sectoides, que controlan la mente y reviven unidades, tienen un aspecto mejorado en el que se aprecia la evolución de la relación entre humanos y aliens. O los sin cara, que muestran el horror tras las investigaciones alienígenas.

La banda sonora del juego acompaña a la perfección las situaciones y batallas, sabiendo cuando mantener el silencio. El título llega traducido y doblado, con unas voces logradas y que hacen que las cinemáticas sean pequeños cortos de ciencia ficción.

xcom2 avenger

A pesar de esto, XCOM 2 no es perfecto. El título cuenta con unos requisitos mínimos algo altos para lo que es el juego en sí. Además de que encontramos una cantidad ingente de bugs y bajones de FPS, las cargas son demasiado largas y pueden llegar a hartar, tanto entre turnos como las cargas antes de una batalla. Algunos fallos te echan del juego o bloquean la partida. La cámara es horrible en las cinemáticas que hay durante las peleas, muchas veces una pared o la hierba flotante te impedirán ver que hacen los enemigos. Y a pesar de contar con el famoso parche del día uno, el juego sigue con bastantes fallos. Aunque no dudamos que Firaxis y 2K Games acaben arreglando todos los problemas, como ya pasó con XCOM: Enemy Unknown.

Conclusiones

XCOM 2 es el juego. Firaxis ha conseguido llevar a la saga a su máximo con un título que no solo mantiene las bases, si no que las perfecciona por completo. La experiencia que es XCOM 2 no es explicable. La sensación de que tus decisiones son de vida o muerte, no la logran la mayoría de títulos tan bien como lo hace XCOM 2Consigue que te importen las cosas, que no sea “una partida más”, sino tu partida. Tus soldados, tu nave nodriza, tu Tierra.

xcom-2-

El primer gran exclusivo de PC del año, que lo más probable es que esté entre nosotros durante mucho tiempo. Ya que su duración es de cientos de horas, es completamente rejugable. Y aunque el online no destaca, si es interesante y te robará algunas horas de tu vida. XCOM 2 es una muestra más del potencial que tiene el género de la estrategia y lo que puede llegar a ser.


Positivo

  • La dificultad, es un reto el juego
  • La experiencia que es jugarlo
  • La historia mejora
  • Las opciones de personalización
  • La base Avenger pega a la perfección
  • La tensión que hay en la atmósfgera
  • Las partidas emocionantes y tácticas
  • La sensación de que lo que haces tiene consecuencias de verdad
  • Soporte para mods
  • Perfecciona toda la saga

Negativo

  • El rendimiento y los bugs, muy mejorable
  • Le falta algún modo más del online
  • La IA a veces es fácil
  • La cámara se coloca muy mal (cinemáticas)
  • Sufre algunos problemas con Steam
9.2

Increíble

Política de puntuación