Análisis Yakuza 5

PlayStation 3
 

Hace ya tres años que los jugadores del país del sol naciente pueden disfrutar de la entrega que vamos a analizar a continuación, hecho que ha causado bastante revuelo entre los seguidores más acérrimos de la franquicia; y es que la saga Yakuza ya contaba con cuatro entregas de la saga principal y varios spin-off salidos tanto en oriente como en occidente, pero la distribución del que nos ocupa, Yakuza 5, no ha llegado a nuestras consolas hasta ahora, y lo hace en sólo en formato digital y con voces en japonés con subtítulos en inglés.

¿Hace todo esto que hemos nombrado que el lanzamiento de Yakuza 5 sea un total desastre? Para nada, y a continuación os mostraremos todas las bondades que nos ofrece el juego de SEGA, y por qué, a pesar de los años que han pasado desde su lanzamiento original, no notaremos en ningún momento se trate de un juego por el que haya pasado el tiempo.
yakuza 5

La tensión se palpa en el ambiente, la guerra comienza

Muchos serán los que ya hayan tenido la suerte de jugar a anteriores títulos de la saga Yakuza, algo que recomendamos para quien quiera aventurarse en esta quinta entrega ya que, aunque se tratan de historias autoconclusivas, nos estamos adentrando en una historia con una narrativa compleja que toma personajes comunes con otras entregas, y podríamos acabar hechos un lío debido a la gran cantidad de nombres japoneses que pasarán por nuestras cabezas.

Yakuza 5, como todos sus predecesores, continúa la trama de las rivalidades de las bandas japonesas conocidas como Yakuza. Esta historia será contada de una manera peculiar y que ya ha acuñado la franquicia de SEGA como propia al ser una de sus principales características: una serie de historias cruzadas que toma los puntos de vista de varios personajes relacionados con los linajes en guerra, que nos darán una exposición de los dramas morales vividos en esta colisión de ideales de una forma que otras sagas no consiguen.

yakuza kiwami

De esta manera, comenzaremos la historia controlando a Kiryu Kazuma personaje principal de toda la historia y del que ya conocemos grandes matices de la personalidad al acompañarnos durante el resto de entregas, y que esta vez tomará la coartada de trabajador en una agencia de taxis de Fukua para infiltrarse en el entramado de las guerras de Yakuza de manera satisfactoria. Según avancemos en la historia también nos pondremos en la piel de Haruka, la joven chica que conocimos en Yakuza 4, y que ahora ha crecido y tomará un papel importante en este cruce de bandas, a la vez que compagina sus acciones con su búsqueda de trabajo como Idol japonesa. Además, no podemos dejar al margen a Tatsuo Shinada, antiguo jugador de béisbol al que se le ha eliminado de la liga profesional por cierto suceso ocurrido; ni tampoco del prestamista Akiyama y el convicto Saejima. Todo este elenco de personajes se encargarán de darnos una visión global del conflicto de bandas a partir de sus propios puntos de vista, con sus inquietudes e intereses, de una forma que nos introducimos en la trama de la forma más orgánica posible y siempre encontrando rasgos que nos unen a nosotros como personas con los personajes que controlamos, ya que no sólo se trata de un juego de acción sino también de un ensayo sobre el drama humano.

Si hay algo que hay que tener en cuenta antes de enfrentarse a uno de los títulos de la saga Yakuza, y en especial en esta quinta entrega, es que éstos reciben una clara inspiración del cine oriental y esto se nota tanto en el guion como en el apartado artístico, pero sobre todo lo podemos observar en la densidad de sus cinemáticas y momentos introductorios, por lo que si no nos gusta el estilo de videojuego pausado, en el que los desarrolladores nos exponen a largas descripciones de las situaciones –por cualquiera de los medios audiovisuales– Yakuza 5 no será nuestro juego.

Para ponernos en situación, desde el momento en el comenzamos partida hasta que tenemos control del personaje pasarán alrededor de 25 minutos, algo que o bien te encanta o sentirás ganas de apagar la consola al pasar el cuarto de hora de imágenes. Y si en otros juegos, un inicio lento desencadena luego largos momentos de acción hasta el próximo parón narrativo, en Yakuza esto no funciona así, sino que nos prepara para lo que el juego nos mostrará durante toda la aventura; todo el juego es así. Por lo tanto, recomendamos jugar el título siempre en momentos tranquilos, sin preocupaciones y sabiendo que el tiempo de juego va a ser largo, o podéis encontraros con momentos en los que para poder cerrar la partida guardando necesitéis esperar veinte minutos más.

Yakuza 5

Variedad a los mandos como máximo exponente

La jugabilidad que presenta la nueva entrega de Yakuza 5 es muy cercana a la que pudimos disfrutar en la cuarta entrega de la saga, puliendo alguno de los aspectos que más quejas recibieron por parte de los usuarios y centrándose un poco más en la acción desenfrenada que nos propone el sistema de combate. Como ya muchos sabréis la exploración de un pequeño mundo abierto, unido a un sistema de habilidades similar al visto en juegos de rol clásicos y, todo ello mezclado con un estilo de combate que podríamos catalogar de Hack & Slash, son las bases de la franquicia, aquellas que han enamorado a la par que repelido a miles de jugadores, y que en esta ocasión esperan ampliar el espectro de jugadores con sus mejoras.

Comenzaremos hablando del sistema de mundo abierto y desde ahí profundizaremos a aspectos más concretos. Desde que comenzamos nuestra aventura, hasta que la acabamos, iremos recorriendo con varios personajes distintas zonas de un Japón distorsionado acorde a la imaginación de los autores. Diferentes sectores en los que nos desenvolveremos están inspirados en distritos conocidos de Japón, como Kamurocho que sería Kabukicho de Tokyo, o Sotenbori, que corresponde a Dotenbori de Osaka. Una vez entremos en ellos no podremos salir a no ser que avancemos en la trama, pero no por ello tendremos pocas cosas que hacer. Como sólo podremos movernos a pie o en taxi –A modo de fast travel– aunque el espacio no sea tan grande como el disfrutado en grandes sandbox, sí que se hará lo suficientemente amplio como para disfrutarlo, ya que además la cantidad de tiendas, restaurantes, salones recreativos encontraremos una cantidad de misiones secundarias que en general será muy amplia en todo momento. En nuestra mano estará en todo momento qué hacer en estos distritos repletos de historias, detalles y cosas por investigar, así que ahora vamos a profundizar poco a poco en las más notorias de ellas.

yakuza 5 4

Nuestras primeras decisiones girarán en torno a seguir lo establecido por la trama o desviarnos para ver historias secundarias, conocer más del universo Yakuza o simplemente darnos una vuelta por los escenarios recreados del territorio nipón. Si decidimos ir sólo a seguir la historia, en todo momento tendremos un punto seleccionado en la mapa que nos marca la siguiente misión o punto de encuentro que hará avanzar la historia, así como un diario con los requerimientos de las misiones en caso de que sea necesario. Si por el contrario queremos explorar, tendremos una cantidad inmensa de locales en los que la variedad de objetos, comidas y juegos es realmente alta. Nos encontraremos con misiones secundarias que van desde ayudar a un niño a repasar un examen a partir de mecánicas de seleccionar la respuesta correcta, hasta acabar con las reyertas de una panda de maleantes que intentan atemorizar a unos jóvenes; y por supuesto, sin olvidar la elevada cifra de juegos secundarios que incluye Yakuza 5, que dejamos para el apartado de contenido por su extensión.

Yakuza 5_1Tanto para las misiones secundarias como para la trama principal, necesitaremos entrar en combate continuamente, por lo que la parte de acción del título radica en este aspecto. Se trata de un combate en un entorno tridimensional cerrado en el que nuestra misión será debilitar a nuestro oponente usando nuestros brazos, piernas o la bicicleta que nos encontremos por el camino, el caso es que salga sangre. A partir de nuestras combinaciones de puñetazos, patadas y uso de objetos que nos encontremos en el escenario, tendremos que derribar a varios rivales al mismo tiempo, y según vayamos subiendo de nivel y aprendiendo habilidades la brutalidad al hacerlo irá en aumento.

Esto nos lleva a la segunda parte del combate, la mejora del personaje. Como ya adelantamos anteriormente, el juego cuenta con un sistema RPG en el ámbito de la subida de nivel de nuestros protagonistas, con él podremos hacer frente de muy variadas formas a nuestros oponentes. Tendremos que obtener experiencia a partir de los diferentes combates que libremos, realizando acciones secundarias o incluso comiendo alimentos afines a nuestros gustos, por lo que la exploración el combate serán la base de nuestra mejora, y esta a su vez será la que nos permite avanzar en la trama principal. Con cada nivel que subamos tendremos que repartir tres bonificadores entre las diferentes habilidades a subir, unas más tácticas y pasivas –como subida de nuestras barra de vida y de especial– y otras que aumentarán nuestros combos con acciones bestiales –como podrían ser, patadas voladoras o desgarrar la cabeza de nuestro adversario contra el asfalto–, las posibilidades son muy altas, por lo que cada jugador librará los combates a su manera según su estilo de lucha (recordemos que además, cada uno de los personajes maneja un arte marcial diferente).

Toda la belleza del cine japonés llevado al terreno multimedia

Uno de los pilares centrales de la saga Yakuza, y que ha visto su máximo esplendor con esta quinta entrega es, sin duda, su apartado artístico, ya que en todos los niveles luce de maravilla y explota al máximo las capacidades de PlayStation 3, dando en este ámbito uno de los mejores títulos del catálogo de la plataforma.

Comenzaremos hablando del aspecto visual, donde más claramente podemos ver la referencia al cine asiático que comentábamos con anterioridad. En las escenas cinemáticas con las que nos deleitará el juego constantemente, la combinación de planos, de angulaciones de la cámara y los paisajes seleccionados recordarán claramente al sistema cinematográfico japonés y coreano, dotando a la escena de una tensión pausada que casa a la perfección con la trama que nos cuenta Yakuza 5, donde la guerra entre bandas pende de un hilo y la estabilidad está a punto de romperse. Gráficos muy nítidos, sombras muy bien creadas y unas de las mejores iluminaciones que se han visto en el catálogo de esta generación. Por el contrario, sí podemos ver ciertos dientes de sierra en algunos de los modelados, pero que si no nos centramos en ellos, no desmerecen el resultado final de la escena.

yakuza 5

Hablando del apartado sonoro encontramos una obra muy sólida y variada. Muchos serán los temas que nos acompañarán en nuestras largas escenas de vídeo y momentos de tensión jugable, y todas ellas encajan a la perfección con lo que estamos viendo en pantalla. Sin pecar de sobrecargar la banda sonora, obtiene los resultados que andaba buscando: emocionar, mantener en tensión y detonar en los momentos clave ya sea hacia el lado sensible para sacar la lágrima o en los momentos de acción para desear coger el objeto más cercano y estamparlo en la cabeza del yakuza de la banda rival. Además, mención aparte se merece el doblaje de título ya que, aunque sólo podamos disfrutar de una versión japonesa, podemos diferenciar grandes matices según la personalidad o estado de ánimo de cada personaje, siempre sin ser desmedido (otro rasgo que comparte con el cine oriental).

Un juego dentro de otro juego, y otro, y otro

Si todo lo que os hemos comentado hasta el momento no ha acabado por convenceros y queréis ver lo que tiene por ofreceros Yakuza 5, preparad vuestros DualShock 3 porque el contenido incluido en el paquete de descarga es de los más grandes que se han podido disfrutar en PlayStation 3. Además de la trama principal y la gran cantidad de misiones secundarias con las que cuenta el título, encontraremos una oferta increíble de juegos secundarios incluidos y un tipo de jugabilidad única para cada uno de los personajes protagonistas.

Para empezar, no echaremos de menos ninguno de los juegos clásicos que hemos visto en otros sandbox populares durante esta generación; no faltarán partidas a los dardos, al billar, juegos de cartas y en general todos los típicos juegos de bar que tantas horas nos han hecho perder o disfrutar, según se mire, en los juegos de mundo abierto, y todos ellos con sus mecánicas propias y pudiendo haber sido un juego en sí mismos debido a su calidad en todos los aspectos. Pero además de esto encontraremos cosas que se salen más de lo habitual, como máquinas de gancho en los que cazar tesoros de franquicias clásicas de SEGA, o juegos completos de esta misma compañía como Taiko no Tatsujin o Virtua Fighter 2.

Yakuza 5 mini juegos (5)

Los juegos de SEGA incluidos como máquinas recreativas en los salones recreativos de todos los distritos jugables esconden una pequeña sorpresa, y es que no viene como meros adicionales para los momentos más relajados de la trama, sino que además podremos disfrutar de ellos sin necesidad de empezar una partida, y comenzar a jugar desde el propio menú de inicio. Con ellos podremos disfrutar de bastantes temas en varias dificultades en el archi conocido juego rítmico Taiko no Tatsujin, del que aunque no podemos disfrutar con los timbales correspondientes, si podemos emularlos con nuestro control y pasar buenos ratos; pero el plato fuerte es Virtua Fighter 2, que tras dar un primer paso en la saga Yakuza en la entrega anterior a partir de una copia inspirada, esta vez introduce el juego original, completo y con algo que sorprenderá a muchos: modo online. Podemos asegurar desde la redacción que las partidas de Virtua Fighter 2 no han perdido un ápice de emoción al introducirlas en Yakuza 5 y que la posibilidad de jugar las online, con una comunidad bastante amplia por lo poco que tarda en encontrar rival, hace que la diversión sea exponencial y un contenido que llega rivalizar con el propio juego.

Yakuza 5 mini juegos (6)Y para terminar, otro plato fuerte se guarda SEGA debajo de la manga, y es que además de todos los minijuegos que ya hemos podido mencionar a lo largo del análisis, encontramos una jugabilidad única para cada uno de los personajes, y además con un nivel increíble en sus mecánicas; serán los denominados Another Drama. Comenzando con Kiryu, podremos disfrutar por un lado de carreras de taxis con una jugabilidad arcade que nos pondrá los nervios a flor de piel y con la que quedaremos enganchados nada más probarla gracias a su simpleza y tensión que nos propone; y además tendremos también la posibilidad de hacer encargos de taxista respetando las normas de circulación vial para ganarnos un dinero y sumar experiencia. Si pasamos a Haruka nos encontraremos un juego del estilo de los protagonizados por Hatsune Miku, una serie de minijuegos musicales al ritmo de música contemporánea japonesa de todos los estilos y con una ambientación basada de las Idols del país del sol naciente.

Con esta enorme cantidad de contenido podemos asegurar que las horas de juego se pueden extender tanto como el propio jugador pueda. La historia principal tiene una duración aproximada de 35 horas, según nuestra maestría con el sistema de combate y lo diestros que seamos para desplazarnos por los territorios según más nos convenga; pero la cantidad de horas que tengamos el mando en las manos puede superar las 300 horas si queremos obtener absolutamente todos los logros o nos enganchamos a alguno de los minijuegos extra que incluye esta entrega. Lo que sí podemos asegurar es que la diversión la encontraréis de una forma u otra, ya que si en algo destaca Yakuza 5 por encima de sus predecesores es en tratar de conseguir más público a partir de pulir errores de pasado e incluir material de todos los gustos.

Conclusiones

Yakuza 5 llega a occidente años después de su salida en territorio japonés y esto puede costarle caro desde el punto de vista de su situación en ventas, pero sin duda, si algo afectará a que los jugadores se decanten por esta opción o por la competencia será tanto el formato, siendo sólo digital, y el idioma del audio como el de los subtítulos, ya que llega sin doblar (con una perfecta actuación japonesa, eso sí) y con subtítulos en inglés; y tratándose de un juego con un peso narrativo tan potente, si no se es diestro en la lengua que propone, puede suponer una gran muralla para muchos jugadores.

Dejando a un lado estos lastres con los que cuenta la quinta entrega de la franquicia de SEGA, todo lo que hay que comentar son aspectos muy positivos. El juego cuenta con una cantidad de material jugable sin precedentes, con una calidad artística al nivel  de las obras más importantes del cine japonés y del videojuego oriental; y sin duda se trata de una de las obras que mejor explota el potencial de una consola como PlayStation 3.

Si estáis buscando un juego con el que pasar las horas muertas jugando de mil maneras diferentes, Yakuza 5 es vuestro juego, y si además habéis seguido las historias de la franquicia a lo largo de los años, disfrutaréis del título al cien por cien. En cambio si lo que buscáis son horas de diversión rápida y desenfrenada, sin tener que pararse a pensar para jugar y tan sólo pasar el rato jugando, posiblemente la nueva propuesta de SEGA no sea lo que buscáis, aunque también encontraréis partes del juego que encajen con vosotros


Positivo

  • Contenido muy amplio
  • Gran cantidad de minijuegos
  • Trama profunda sobre el drama humano
  • Personajes muy bien definidos
  • Apartado gráfico muy bien explotado
  • Banda sonora perfectamente asociada a la trama
  • Contiene Virtua Fighter 2 Online
  • Dosis de acción y diversión muy altas

Negativo

  • Llega tres años más tarde que a Japón
  • Sólo disfrutable en formato digital
  • Voces en japonés y textos en inglés
8.5

Muy bueno

Política de puntuación