La otra historia de Broly: El Super Saiyajin norteamericano

Dragon Ball Super

Finalizada

La otra historia de Broly: El Super Saiyajin norteamericano

Guile de Street Fighter fue el origen del Super Saiyajin Legendario

La otra historia de Broly: El Super Saiyajin norteamericano
 

Se podrían contar por cientos los artículos sobre Dragon Ball, o en concreto sobre Broly que están circulando por las redes, ofreciéndonos curiosidades, teorías, comparaciones del Super Saiyajin Legendario de Dragon Ball Z y Dragon Ball Super, etc.

Pero hoy, os vamos a contar el origen o cómo surgió la idea de la creación de Broly por parte de TOEI Animation y como fue el estudio japonés el que dio instrucciones a Akira Toriyama sobre el concepto de Broly en lugar de ser al revés como venía siendo costumbre.

Los años 90

Alrededor del año 1990, el auge de las consolas domésticas en Estados Unidos no conocía precedentes en ninguna forma de ocio interactivo; era llevarse las máquinas recreativas o arcade a todos los hogares norteamericanos. King of Fighters, Fatal Fury, Mortal Kombat eran un filón y unas máquinas de hacer dinero, valga la redundancia. Por ello toda la industria japonesa se centró en explotar sus grandes franquicias a occidente, empezando la carrera por Los Estados Unidos de América, y este hecho involucra a Dragon Ball.

Aunque Dragon Ball era todo un fenómeno en occidente, TOEI Animation quiso terminar de explotar de una vez por todas Dragon Ball y que se convirtiera en un fenómeno global como hasta entonces podrían ser otras licencias niponas como Super Mario Bros. o Sonic the Hedgehog. Para ello la idea era simple, crear un personaje a la imagen y semejanza de lo que quería el estadounidense medio: Un poder descomunal y ser mejor que los demás.

La influencia de Street Fighter

Como antes hemos mencionado, los grandes videojuegos nipones se abrían hueco en territorio norteamericano de forma apabullante, y el principal exponente de este hecho era Street Fighter, sobretodo el segundo título de la franquicia, Street Fighter II: The World Warrior, en concreto su versión para la consola doméstica, Super Nintendo.

TOEI Animation consciente de que Street Fighter II era un fenómeno en ventas, estando en sus primeros meses agotado en tiendas, y de como Guile era el personaje más popular entre los jugadores americanos, decidieron que sus esfuerzos debían centrarse en crear un personaje con la influencia de Guile.

Obviamente a la hora de dar vida a un personaje al gusto de los estadounidenses, debía tener el protagonismo, un poder inconmensurable y una musculatura fuera de lo normal. Con estas directrices por parte de TOEI para Akira Toriyama, el mangaka se puso a dar vida a lo que conocimos en 1993, al Super Saiyajin Legendario, Broly, en la película Dragon Ball Z: Estalla el duelo.

Tanta es la influencia de Guile, que quizás a modo guiño u homenaje al marine norteamericano, TOEI Animation mantuvo los colores principales que caracterizan a Guile en el propio Broly, siendo el color predominante los tonos verdosos en su aura y en su pelo, y el amarillo en sus brazaletes y collar.

También se cuenta, aunque a esto es más complicado darle veracidad, que TOEI Animation también quiso de algún modo reflejar la histórica rivalidad entre Estados Unidos y Japón, siendo claramente la occidental una nación más poderosa, pero con el coraje y la unión Japón es capaz de vencer; como Goku hizo con Broly gracias a la unión de la energía de sus amigos.

Lo que queda claro es que a día de hoy Broly sigue siendo uno de los personajes más populares de Dragon Ball en todo el mundo, mucha cuenta de ello la tenemos en que la próxima película de Dragon Ball Super estará protagonizada por el propio Broly, en la que ya, por fin, se podrá considerar un personaje que forma parte del canon oficial de la obra de Akira Toriyama gracias a Dragon Ball Super: Broly.


Contenido relacionado