Crítica de Assassin’s Creed

Assassin’s Creed

Crítica de Assassin’s Creed

Los videojuegos siguen sin calar en la gran pantalla

Crítica de Assassin’s Creed
 
 

Hoy en Areajugones os traemos nuestra crítica sin spoilers de “Assassin’s Creed”, la adaptación cinematográfica de la famosa saga de videojuegos de Ubisoft. Esta entrega llega de la mano del director Justin Kurzel y cuenta con actores tan conocidos como Michael Fassbender, Marion Cotillard y Jeremy Irons. Veamos si es una película que merezca la pena ir a verla a una sala de cine.

El videojuego en el cine

Los jugadores de videojuegos no han tenido prácticamente ninguna alegría con las experiencias pasadas en lo que a películas basadas en videojuegos se refiere. La pregunta es: ¿Se puede adaptar bien un videojuego para que sea una buena película? Puede ser, pero los jugadores siempre van a buscar la mayor fidelidad posible y eso es algo muy complicado para adaptar a la gran pantalla. La película de “Assassin’s Creed” está protagoniazada por Callum Lynch, un hombre cuyo antepasado fue un miembro de la Hermandad de los Asesinos, Aguilar. Abstergo, la organización templaria, le utilizará para sus pruebas en el Animus y así conducirles hasta el paradero del Fruto del Edén. Hasta aquí, la premisa es buena y parece similar al juego. ¿Es “Assassin’s Creed” una buena adaptación? No, no lo es.

El problema con los tráilers es que muchas veces dan una imagen que luego no se plasma en la película. En este caso, se podría pensar que Aguilar, el miembro de los Asesinos, será el protagonista durante sus aventuras en el siglo XV, mientras Callum Lynch es el mero intermediario para llegar a él. Sin embargo, es todo lo contrario, ya que la cantidad de metraje que hay rodado en la antigüedad es demasiado corto para la duración total de la película. Si se quería profundizar en Callum y Abstergo, se podría haber rodado en un 50% actualidad y 50% Edad Media, pero no que haya tanto desequilibrio entre cantidad de escenas en distintas épocas.

Posiblemente, la falta de tantas escenas en la Edad Media haya sido el hecho de que hayan tenido que rodar todo en español, incluido los diálogos de Michael Fassbender (que tiene muy buena dicción hablando español). Pero cuando alguien va a ver la película de “Assassin’s Creed” espera ver más película en la antigüedad y más acción. Eso sí, la acción que hay está muy bien llevada a cabo y hay buenos combates entre Asesinos y Templarios, aunque sobran algunas escenas de CGI metidas con calzador.

Una película para las masas

Estaba claro que esta película pretendía llegar desde un primer momento a la mayor parte del público posible, niños incluidos, por lo que su estilo se ha visto plasmado en algo “light“. Apenas hay sangre en una película sobre una guerra entre la Hermandad de los Asesinos y los Templarios, lo cual es algo poco lógico, ya que se empeñan en mostrar peleas y asesinatos pero no de la manera tan explícita que se refleja en los videojuegos. Este tono más ligero se encuentra en las traducciones que se han hecho de términos como “Assassins, que no se ha traducido a “Asesinos” por no herir la sensibilidad de la gente.

 

El Animus ya no tiene nada que ver con el de los videojuegos, ya que se le ha dado un nuevo estilo para poder representar la acción del pasado en la actualidad con los movimientos de Callum. Esto lo único que hace es interrumpir continuamente la acción trayendo al espectador de vuelta al presente y sacándole de la acción del pasado. Pero este Animus era necesario para poder seguir bien las pautas del guión, que flaquea a grandes rasgos y está más enfocado a conseguir enlazar futuras películas con esta. La banda sonora de la película deja algo frío también, ya que hay alguna selección de temas muy malos que se podrían haber remplazado con música de los videojuegos para que se mimetizasen mejor con la película. Sin embargo, como ya hemos visto en películas como “Suicide Squad”, se busca llamar la atención con temas más potentes, incluso si no pegan en ese momento.




Conclusión

“Assassin’s Creed” es una mala adaptación de los videojuegos, pero no una mala película. La acción que hay es disfrutable y los combates están muy bien llevados a cabo. Los más fans de la saga puede que la aborrezcan o que les guste un poco, pero está claro que no estaba a la altura de lo previsto al intentar meter más contenido de la actualidad que de la vida de Aguilar. La maldición de los videojuegos en el cine sigue pesando.


Contenido relacionado