Colabora

Crítica de Ataque a los titanes 3x19: Hacia un nuevo mundo

Fichas
CRÍTICA

Crítica de Ataque a los titanes 3x19: Hacia un nuevo mundo

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: 7 de abril de 2013
  • Duración: 24 min / ep
  • Pais: Japón
  • Género: Acción, postapocalíptico, drama, ciencia ficción, suspenso, misterio, tragedia
  • Productora: Wit Studio
  • Distribuidora: Selecta Vision (España)
  • Director: Tetsurō Araki
  • Guionista: Yasuko Kobayashi, Hiroshi Seko y Noboru Takagi

La farsa era realmente una farsa. Aunque Isayama había conducido un tren imposible de manejar de expectaciones y sueños, siempre logró mantener la cordura gracias a un macguffing invencible. ¿Qué había en el sótano de Grisha? "Ataque a los titanes" comenzaba poniendo sobre la mesa una pregunta que alimentaba una tensión creciente. El drama lo iba recubriendo todo, mientras la luz de ese interrogante se iba alejando. Pero todo estaba justificado, o al menos eso era lo que sustentaba el idealismo de Eren. Erwin había caminado sobre cientos de cadáveres solo para llegar hasta ahí, y ahora todo debía recibir una justificación, ¿no?

Wit consiguió sostener en vilo a millones de personas durante más de tres años gracias a su habilidad para plasmar un universo que siempre da menos de lo que pide. Capaz de subvertir expectativas y sorprender de la manera más cruel. Y claro, esto no iba a cambiar en el momento más crítico de toda la adaptación. El episodio 19 de la tercera temporada finaliza la trama que comenzó en el piloto, tendiendo nuevos puentes hacia el futuro. Y es que aunque fue presentada como la respuesta a todo, el sótano del padre de Eren no era el clímax de nada. Sino solo otro complicado nudo en una trama retorcida hasta el extremo.

Ataque a los titanes

La solución al problema solo desvela una dificultad todavía más grande. El misterio que recubre el universo de Isayama permitía empatizar con los protagonistas, sí, pero también cocer una progresión narrativa inductiva. Prestar atención al detalle más pequeño ignorando el contexto en el que este se presenta, para después ir ampliando el escenario. Ni Levi, ni Armin, ni si quiera Eren pensaban en alcanzar la paz tras conocer la verdad. Esta debía ser lo suficientemente dolorosa como para respaldar la tiranía y el despotismo con el que habían tenido que lidiar durante todas sus vidas. Y efectivamente, la llave no es más que la clave para acceder a un nuevo mundo. Pero no es tan sencillo. Antes de llegar ahí Wit nos pasea por un apeadero de sobreexplicaciones.

Tras las notas tan agudas de las últimas semanas, el estudio necesitaba ralentizar el ritmo y preparar la serie para recibir el gran golpe final. Se abandona el uso reiterativo de primerísimos planos, de interpretaciones melodramáticas, y de piezas musicales transversales. El episodio relaja el nivel emocional de las escenas y se acoge a un conservadurismo que le permite repasar los estragos de la escaramuza. Armin despierta, y va recibiendo toda la verdad de lo sucedido, mientras la serie pasea por el skyline arrasado de Shiganshina. Ahora bien, este movimiento estratégico no solo conduce a la consolidación de una de las decisiones morales más importantes de todo el anime.

Ataque a los titanes

La incomprensión lógica de Armin ante la polémica deriva de los acontecimientos, desemboca en una explicación que intenta justificar la sinrazón. Una salida únicamente sustentada en el complejo proceso racional que Levi cocina en su interior. Sin embargo, el carácter de preponderancia racional y analítica de Armin no le permiten comprender del todo la situación. ¿Por qué él? En un contexto meridiano, Erwin siempre habría sido la opción más sensata. Ahora la presión le oprime el pecho, recreando en su mente un futuro en el que tenga que cargar con el infierno que estaba viviendo el comandante.

No obstante, esa fue precisamente la premisa por la que Levi optó por sacrificar a su jefe. El calvario que padeció le permitió finalmente recibir la absolución. El descanso llegaba con la muerte, pero no para que otro ocupara posteriormente su lugar. Levi no le libró de las quemaduras pensando en sus amigos, sino deseando que Erwin viviera en paz. "No me pienso arrepentir de mi decisión". Isayama logra aportar un todavía un poco más de volumen al personaje reforzando por dentro a un guerrero que ya ha demostrado ser invencible por fuera. Y su determinación inunda la pantalla de resiliencia. Hange se recompone mentalizada para ocupar su nuevo puesto en la diezmada Legión, y Eren emprende el camino final hacia el lugar donde comenzó todo.

Ataque a los titanes

Cientos de muertes, sacrificios y misiones suicidas después, "Ataque a los titanes" se prepara para destapar la manta con la que se había disfrazado durante tres temporadas. Las calles se envuelven de nostalgia, los recuerdos devuelven la vida a las casas, y la figura de Grisha reaparece en el horizonte. Eren y Mikasa han padecido la crueldad del mangaka en sus propias carnes, pero ni eso lograba perturbar el recuerdo de sus infancias. La ternura y el fulgor con el que Wit retrata la travesía hacia el hogar, contrasta con la destrucción y el bagaje emocional que cargan sus personajes. Pero funciona.

Esos pocos minutos son más que suficientes para inducir a Eren en un viaje onírico por lo más profundo de su corazón. Para recuperar la única figura paternal de toda su vida, y desmitificarla poco a poco gracias a las experiencias que le ha proporcionado la supervivencia. "Podrás ver el laboratorio cuando sepas qué es lo más importante para los demás". ¿Se ha cumplido la condición de Grisha? ¿O era tan solo una excusa para ocultar la verdad que les había sido arrebatada a los habitantes del interior de los muros? Ni una cosa ni la otra. Isayama se vuelve a acoger al gris para recrudecer una ambigüedad más perversa que la propia crueldad.

Ataque a los titanes

La respuesta no se escondía en el sótano, sino en el propio camino para llegar hasta ahí. En todo el aprendizaje derivado de un mundo inexplicablemente tirano. Algo que Wit materializa en la inutilidad de la llave que había servido como macguffin. Nada es lo que parece, y ese colgante no permitía abrir la puerta de la estancia "Tus intenciones son la llave". Levi irrumpe de una patada en el sótano, y descubre un nuevo doble fondo de lo que ya es un pozo infinito de mentiras y falsas apariencias. El estudio aguanta la respiración mientras sostiene pendiente de un hilo la sorpresa con la que había sustentado todo su teatrillo. Hasta que Tetsurou Araki entra en escena.

Existían muchas formas de ejecutar la escena, y casi todas de ellas hubieran sido insuficientes para retratar con fidelidad lo que significó para el manga este punto de inflexión. El director de la adaptación, sin embargo, sacar a pasear su soberbia habilidad para hacer magia con el ritmo, buscando la simbología allí donde más hace falta, y persiguiendo la sombra mientras distrae a placer el ojo del espectador. Todo ello mientras la narrativa se va desligando para decodificar las imágenes. "¿Cómo sabe que no hay gente al otro lado de las murallas? El nuevo alto mando instituido por Erwin recupera sus preceptos y vuelve a poner sobre la mesa la teoría de la conspiración. El giro ideal para darle color a la información que Grisha ocultó durante toda su vida; una fotografía.

Ataque a los titanes

Ni el funcionamiento de los titanes, ni la solución al complicado maniqueísmo impuesto por Isayama. La respuesta es un elemento que rompe diegéticamente la ambientación histórica de este universo, y empequeñece más si cabe el mundo germinado dentro de los muros. "La humanidad no se extinguió ahí fuera". El precepto del Comandante por fin justifica su viaje a los infiernos. "Espero que la primera persona que tome este libro sea un aliado". La frase de resolución aparentemente sencilla, esconde un nuevo doble sentido que invita una vez más a replantear todo el juego psicológico de la serie.

"Ataque a los titanes" cierra una etapa y se encamina hacia el futuro portando nuevas preguntas. ¿Quién era realmente Grisha? Una escena colocada tras los créditos dibuja lo que parece ser un guiño a los guetos judíos que los nazis implantaron en Polonia durante la los momentos previos a la Segunda Guerra Mundial. Quizás hubiera sido mejor vivir en la ignorancia.

Crítica:
Ataque a los Titanes (Shingeki no Kyojin)

Capítulo 3x19

Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar este anime
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Duración:

Política de puntuación

Etiquetado en :

Ataque a los Titanes

Redactado por:

Criado y educado en la escuela de Ghibli. Emborrachado de anime, poco a poco abriéndome a otros sabores y colores.

Comentarios: