Colabora

Crítica de Ride Your Wave: amar surfeando, vivir recordando

Fichas
CRÍTICA

Crítica de Ride Your Wave: amar surfeando, vivir recordando

Masaaki Yuasa se apega a una historia convencional para dejar un mensaje tan entrañable como efectivo

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: Próximamente (España)
  • Duración: 94 min
  • Pais: Japón
  • Género: Romance
  • Productora: Science Saru
  • Distribuidora: Selecta Visión (España)
  • Director: Masaaki Yuasa
  • Guionista: Reiko Yoshida

Una historia de amor, un choque entre el fuego y el agua, luces y sombras, sueños y esperanzas. Cuando Masaaki Yuasa anunció el pasado 2018 "Ride Your Wave", todos los que habían estado siguiendo su trayectoria durante los últimos 30 años, esperaban encontrarse otro acercamiento único a un género más que explotado. El cineasta definía por entonces el proyecto como una “comedia romántica simple”, con “una gran cantidad de escenas emocionantes”. Dos pinceladas que apuntaban a ese estilo transgresor con el que Yuasa ya había plasmado la relación de Watashi y Akashi, o la de Akira y Miki. Con el que, en definitiva, se había forjado un sello de autoría inimitable.

Nota: esta crítica contiene spoilers muy ligeros que ya se han podido ver en los distintos tráileres.

Cuestión de perspectivas

Tras varias décadas volcándose siempre hacia la deconstrucción, al director se le acumulan los proyectos y los retos narrativos. Dos animes, una película, y otros tantos proyectos más que en su calendario de trabajo ya dibujan expectativas complicadas de mantener. En ese sentido, no resulta sorprendente que con la película que debuta este 2019 haya querido separarse de su propia indefinición. La historia de amor entre el bombero y la chica surfista no contiene ni desdoblamientos de la realidad, ni diálogos imposibles de seguir, ni ese delirio abstracto con el que plasmaba metáforas y otras figuras retóricas. "Ride Your Wave" es exactamente lo que aparenta ser; una pastelada convencional que no busca nada más que la empatía con el espectador.

Ride Your Wave

¿Estamos ante un trabajo mediocre? Nada más lejos de la realidad. La historia de Minato y Hinako está trufada de clichés y tropos, de momentos de cursilería absoluta. Pero Yuasa le aporta un sello de calidad innegable; demostrando una vez más ser uno de los directores más versátiles del panorama actual. Y es que, resulta complicado imaginar que este mismo cineasta fue capaz de tejer una producción tan descarnada y absolutamente descorazonadora como lo fue "DEVILMAN Crybaby". De aquellos lodos, Yuasa salta a una película blanqueada hasta el extremo, donde lo importante son los mensajes derivados del relato, y no el impacto visual de las propias escenas. Donde los sentimientos de sus protagonistas condicionan por completo la experiencia.

Desea regresar a las raíces que le regalaron su pasión por el surf. En su día a día, y mientras se acomoda en su vida independiente alejada de sus padres, Hinako se dedica a cabalgar las olas de la costa. Algo que no pasa desapercibido para Minato Hinageshi, un carismático joven de 21 años alumno de la academia de bomberos. Una vive el presente intentando encontrar su futuro, el otro camina hacia su futuro viviendo el presente. Ambos se encuentran por casualidad iniciando una bonita historia de amor. Atravesada por la pasión que los dos comparten por la tabla, y por unos valores personales que se complementan a la perfección.

El romance a lo Yuasa

A Yuasa se le ha visto manejar el amor siempre desde una perspectiva adulta, con personajes curtidos, o jóvenes que se comportaban como personas más curtidas de lo normal. En "Ride Your Wave" decide bordear la inocencia adolescente con un relato que transmite la calidez del primer amor. Lo hace a pesar de manejarse con dos jóvenes ya dando sus primeros pasos en la sociedad restrictiva que dicta la cultura nipona. Eso no impide que en la primera media hora de cinta el director nos regale una de las relaciones más naturales y entrañables que se recuerdan en el medio; una presentación a la que la trama se agarra para avanzar junto al proceso de madurez de sus protagonistas. La elegancia con la que Yuasa manifiesta el maremoto de endorfinas es, sin ninguna duda, el momento cumbre del metraje.

Ride Your Wave

(El siguiente párrafo contiene un punto importante de la historia)

A partir de ahí la cinta va cambiando lentamente de tono. La muerte de Minato sustituye la alegría por la melancolía, el positivismo por el nihilismo. Science Saru acompaña a este punto de inflexión endureciendo la animación y apagando la intensa paleta de colores que había dominado las escenas hasta ese momento. Regresa la desgracia propia de todos los personajes de Yuasa, y claro, también reaparece la resiliencia propia de sus historias. En este caso no es la introspección autónoma de Hinako la que propone la llave para desatar el nudo, sino la familia y los amigos. El director quiere mantener "Ride Your Wave" alejada del realismo mágico más habitual en su biografía, y busca soluciones coherentes con el funcionamiento del mundo. Ahí aparece el verdadero núcleo central de la cinta; el doloroso proceso del duelo, y el aprendizaje del pasado para afrontar el futuro.

Yuasa utiliza las olas del mar como una metáfora de vida, reflejando las turbulencias que personas y eventos pueden pueden producir en el camino a la felicidad y los sueños. “Si permaneces todo el rato debajo del agua, no podrás cabalgarlas”. Minato se le aparece a Hinako cuando esta canta la canción favorita de ambos: “Brand New Story”. Sus apariciones sirven de muletas para la recuperación emocional de la joven, y además de dejar momentos “físicos” de apoyo, también plantan algunas de las líneas más reveladoras de todo el metraje. No la historia de amor, ni siquiera la autosuperación personal; el leit motiv del director es vender el proceso de madurez como un aprendizaje y no un sacrificio.

Conclusión

Puede que sea un trabajo menos personal, pero "Ride Your Wave" es, de lejos, el más efectivo de todos. No hay ni rastro del estilo tan particular y reconocible de Yuasa, y no se echa de menos. Con su talento el cineasta es capaz de transformar una historia aparentemente convencional, en un viaje cálido y entrañable por la vida de una joven que saborea las dos caras del amor sin perder su espíritu soñador. La banda sonora, la animación, y especialmente el trasfondo de los personajes, insuflan de magia a uno de los relatos más esperanzadores del año.

Crítica:
Ride Your Wave (Kimi to, nami ni noretara)

Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este anime
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Masaaki Yuasa abandona su tendencia hacia el abstracto por un relato convencional del amor. Su habilidad para construir personajes y el detallismo técnico de Saru, sin embargo dibujan una película increíblemente entrañable de la que es imposible no prendarse.

  • La primera mitad del metraje es hipnótica
  • La recreación del agua y su comportamiento en distintos entornos
  • La evolución realista y natural de los protagonistas
  • Conclusión poderosa y efectiva
  • Leit motiv musical pegadizo
  • Ausencia de la abstracción propia del director
Duración: 94 min

Política de puntuación

Redactado por:

Criado y educado en la escuela de Ghibli. Emborrachado de anime, poco a poco abriéndome a otros sabores y colores.
Comentarios: