Análisis Broken Sword 5: La Maldición de la Serpiente

PlayStation 4 Xbox One
 

Hace tiempo que las consolas y ordenadores vienen mostrando cada vez más aventuras gráficas de alto nivel narrativo, en lo que podríamos considerar un renacimiento del género. En este caso, aunque pertenezca al género, estamos ante un estandarte más tradicional, más cerca a las aventuras gráficas clásicas de PC de inicios del siglo XXI, que de las últimas cómo The Walking Dead o Blues and Bullets, por decir algunos ejemplos. Broken Sword 5: La Maldición de la Serpiente es un videojuego para esos clasicistas o para aquellos que quieran iniciarse en un estilo de juego desafiante, aunque reconfortante cuando vas progresando, y vamos a proceder a analizar la versión de Xbox One, lanzada a finales de agosto en formato digital en su versión completa.

Broken Sword Logo

Historia (hablada) que va de menos a más

1937. En una masía catalana irrumpen miembros del lado franquista y un padre tiene que alejarse de su hijo con un medallón puesto para poder salvarlo. Actualidad. Un robo se produce en una galería de arte parisina en el cual fallece el dueño de la misma. El cuadro robado es “La Maledicció“, un cuadro que encierra muchos secretos y está relacionado con el hecho que sucedió en 1937. Los dos protagonistas: un perito de seguros y una periodista, deben investigar el caso mientras descubren el misterio que encierra el cuadro y quienes lo han robado.

Como en toda aventura gráfica, lo más importante que tenemos es el apartado narrativo. Este es el peso de un juego de estas características (junto a la profundidad de exploración de escenarios) y Broken Sword 5: La Maldición de la Serpiente no es una excepción, ¿o sí? Porque para ser sinceros, nos ha defraudado y mucho algunos elementos de una historia que, aún con potencial, precisaba de un mejor tratamiento. Esto se debe a que el juego pierde el interés en muchas ocasiones, quizás demasiadas, y lo que es más importante, la primera hora puede ser crucial para que decidas no seguir jugando, porque el “tutorial” (no es tutorial en sí, sino que es una especie de prólogo) dura más de una hora, en un mismo escenario, con unos diálogos que no acompañan y una historia que no muestra todas sus cartas.

Cierto es que pasada esa primera hora, cuando se van descubriendo nuevos escenarios, admitimos que la diversión va en aumento gracias a una historia con unos giros de guión interesantes (aunque tópicos), con unos personajes con una personalidad arraigada y muy simpática y unos “enemigos” bien construidos. Es una aventura gráfica en la que nada es lo que parece, y eso quizás crea situaciones de irrealidad bastante abundantes con algunos personajes, con algunas actuaciones y con algunas decisiones de guión, ya que parece que todos tienen algo que esconder menos los dos protagonistas, claro está. Pero realmente la historia va in crescendo, creando una sensación de mejora a medida que pasan las horas.

Broken Sword 5

El misterio que rodea al robo del cuadro de “La Maledicció” es muy interesante y, algunos detalles de mitología en los que no queremos ahondar para evitar destripes, están conseguidos y mantienen la atención del espectador. Una vez pasadas las tres o cuatro primeras localizaciones la historia resurge y mantiene el interés como en una película de detectives, pero para una aventura de 10 horas (12 cómo máximo) es demasiado tiempo. Sobre todo en el tramo final, el interés será tal que querrás llegar al final gracias a los giros de guión, muy bien implementados. Eso sí, en esas primeras horas ayuda, y mucho, el sentido del humor impregnado en los diálogos, porque hay chistes con los que te reirás de verdad gracias a una buena traducción de los mismos al español. Y es que, si algo caracteriza a esta entrega, es la elevada dosis de humor que hay, con unos personajes estereotipados hasta el máximo y unas actitudes que les hacen ser más graciosos aún.

Un aparado que acompaña, y muy bien, a la historia es el doblaje. Está en completo español, tiene voces muy destacables que ayudan a sumergirte con credibilidad en la historia (aunque a veces no sepas por qué unos hablan con acento francés y otros no, o por qué un ruso no tiene acento) y que evitan leer largas líneas de diálogo (porque la historia tiene texto, mucho texto). Las líneas de diálogo se muestran en cuadros que a veces son molestos, pero casan bien con el estilo del juego. Luego está la banda sonora, que aquí si la hemos notado endeble, no por la calidad, que es bastante buena, sino por la cantidad. Hay muchas piezas que se repiten y no hay mucha variedad, además, no siempre acompañan al clima de tensión que tendría que tener determinada escena.

Broken Sword 5 2

Jugabilidad clásica y desafiante

¿Y qué hay de la jugabilidad? Por suerte mantiene la seña de identidad de la saga y de las novelas clásicas. Es un juego en el cual tienes que señalar al lugar donde quieres ir con el stick izquierdo. Ese quizás sea el botón más importante del juego, ya que permite moverse por el escenario (en 2D, aunque con matices, cómo veremos luego), interactuar con objetos diferentes en el escenario, movernos alrededor de objetos más cercanos (hay determinados que se abren en la pantalla y la ocupan enteramente para resolver puzles o investigar más a fondo). Vamos, no se aleja de las aventuras gráficas que podemos ver en PC y cada vez menos en consola (aunque existan las de Telltale, con un estilo bastante diferente). El stick derecho permite explorar zonas del escenario que se propagan más allá de pantalla, extendiendo así las habitaciones o exteriores que vemos y que muchas veces son importantes porque esconden soluciones a los acertijos que se nos plantean.

Esos acertijos son piezas clave en muchos momentos de la aventura, y no se reducen a puzzles tradicionales, sino que muchas veces se nos plantea la necesidad de resolver decisiones que precisan de objetos, a menudo, bastante difíciles de encontrar o relacionar. Por ejemplo, en una escena tenemos que matar una cucaracha, y en vez de aplastarla (forma fácil y tradicional), hay que buscar un determinado objeto fuera de ese escenario, realizar un puzle (complicado) y recibir un objeto, el cual utilizaremos con otro que se encuentra en la habitación donde estaba la cucaracha y tendremos que mezclar ambos para crear otro nuevo. Quizás sea uno de los ejemplos más sencillos de resolver, y es que más de una vez necesitaremos la ayuda del sistema de pistas que incluye el juego.

Broken Sword Puzzle

Porque sí, tiene un sistema de pistas que se adapta completamente a nuestra forma de juego: por un lado podemos ceñirnos a obtener una pista sencilla, que nos reconduzca a un objetivo, pero sin saber exactamente a cual: esto sería sólo desvelando una de las posibles pistas que aparezcan ocultas (y que no precisan de monedas o algo parecido como en El Profesor Layton); en cambio, si lo que queremos es un disfrute total de la historia, podemos desvelar todas las pistas que aparezcan en el sistema, y cuenta como continuar rápidamente, con todo lujo de detalles. Es un sistema que para el jugador poco habituado a los acertijos pueda resolver el siguiente paso, y os aseguramos que os quedaréis atrapados en más de una ocasión por mucho que exploréis todo y cojáis diferentes objetos.

Broken Sword 5 3

Los puzzles en concreto suelen ser en muchas ocasiones de recomponer una palabra, una carta o de arreglar sistemas eléctricos. Son acertijos sencillos en su planteamiento, aunque por su complejidad puede llevaros algún tiempo. En un puzzle, nos piden elaborar una palabra a partir de otra en francés: más de un usuario puede pensar que la palabra deberá ser francesa y pensará recurrir al sistema de pistas, pero finalmente la palabra es ´internacional`. Además, los puzles están bien implementados, no desentonan y claramente se pueden relacionar con la historia justo en ese momento.

Cuando un estilo gráfico es imprescindible en el videojuego

Belleza. No hay otra palabra para describir el videojuego. No es el título perfecto técnicamente, pero artísticamente, el dibujo hecho a mano y los personajes crean una atmósfera que recuerda en ocasiones a El Profesor Layton, Runaway, etc y que se aleja de anteriores entregas de la saga cómo la tercera y cuarta (ésta última en tres dimensiones completamente). En este caso nos encontramos con un mundo creado en 2D pero que tiene a personajes en aparente 3D con unas animaciones bastante correctas y un diseño muy cuidado, con un estilo otorgado a cada uno. Ciertamente algunos andares pueden resultar hasta cómicos, pero es más bien una licencia narrativa que un fallo de animación.

Broken Sword 5 5

Los colores de cada escenario son únicos y en consola, y una buena televisión, crean una experiencia única que muy pocas aventuras gráficas han podido crear. Gracias a ese estilo artístico podemos evitar ver muchos fallos técnicos que a buen seguro tendría el juego, ya que ahora las texturas no son tan visibles cómo sí ocurre en aventuras de Telltale (que desentonan ya a estas alturas de la generación), y por tanto, no se ven grandes fallos de carga de las mismas. Tampoco hay ralentizaciones, o por lo menos no se ven a simple vista, y las cargas son bastante cortas. Cómo hemos dicho al inicio, técnicamente no es perfecto y es algo que se nota en el tamaño del videojuego (en Xbox One ocupa 4.9 GB), pero es que no precisa serlo: es un juego que sólo con su apartado artístico saca un sobresaliente en este apartado. Un juego sencillo pero que logra sacar en más de una ocasión una sonrisa al ver algunos de sus escenarios.

Broken Sword 5 6

Una bella aventura gráfica con un inicio titubeante y un desarrollo trepidante

Hace tiempo que no probábamos una aventura gráfica de las de toda la vida y, aunque su historia tarde en arrancar, está bien llevada, con algunos momentos de bajón pero otros muy esmerados (a destacar los momentos religiosos, que quizás son los que sacan al videojuego del limbo argumental). El resto de apartados rozan el buen nivel, con una jugabilidad clásica pero efectiva, un sonido y doblaje muy bueno (aunque la banda sonora sea escasa) y un apartado gráfico sobresaliente, gracias a un apartado gráfico que muchos deberían imitar en juegos de este estilo, y que ´gracias a Dios` ha dejado los modelados y escenarios en 3D de anteriores entregas, ya que el estilo desenfadado del juego necesitaba de esta forma artística.


Positivo

  • El apartado artístico es perfecto y entra por los ojos
  • El doblaje es muy bueno y necesario por las amplias líneas de texto
  • La jugabilidad clásica y desafiante tenía que ser recuperada
  • El sistema de pistas, que ayuda al jugador inexperto
  • Algunos momentos de la historia son muy buenos...

Negativo

  • ...Pero las primeras horas se pueden hacer cuesta arriba por su narrativa lenta
  • La Banda Sonora podría haber sido mejor
8

Muy bueno

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida