Análisis Call of Duty: Modern Warfare Remastered

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Hoy en Areajugones os traemos el análisis de un título muy esperado este año y que ha dado mucho de qué hablar, Call of Duty: Modern Warfare Remastered. La polémica está servida con esta remasterización de Call of Duty 4, ya que sólo se ha puesto a la venta junto a Infinite Warfare. Esto no ha gustado mucho a los fans de los primeros juegos de la saga, pero a continuación veremos si esta remasterización está a la altura de lo esperado.

Campaña – 50.000 personas vivían aquí…

¿Qué decir de la campaña de Call of Duty 4: Modern Warfare? En este modo historia encarnamos a dos personajes: el sargento del SAS británico, John “Soap” MacTavish, y el sargento del USMC, Paul Jackson. Un terrible conflicto armado está afectando a Oriente Medio y Rusia en pleno 2011, donde un grupo de ultranacionalistas liderados por Al-Asad e Imran Zakhaev. Esta historia, junto a una magnífica banda sonora, componen la joya de la corona de la saga Call of Duty.

Básicamente, nos encontramos ante una de las mejores campañas jamás creadas para un first-person shooter, en la que encontramos un total de 16 misiones con una duración total de 7 horas y un desarrollo perfecto de la acción que pone al jugador en situaciones límite. Habrá momentos en los que tendremos que ser sigilosos y tomarnos las situaciones con calma y otros en los que no cesarán los disparos y tendremos que vaciar toda nuestra munición. Este juego cuenta con misiones tan memorables como “Sorpresa y pavor” y “Todos camuflados” junto a “Un tiro, un muerto”, misiones flashback en las que tendremos que manejar al Teniente Price. Todas estas misiones cuentan con escenas y frases míticas que han quedado para el recuerdo en la memoria de los jugadores. También vuelven los trucos y el modo arcade para la experiencia individual, un aspecto que recuerda a los videojuegos “antiguos” y añade incentivos para conseguir los coleccionables en el modo historia.

Los protagonistas tienen una personalidad muy bien definida desde el principio, bien el Teniente Price como la figura autoritaria o Gaz aportando algunos tintes cómicos con sus intervenciones. El juego también te acostumbra a jugar con una amplia variedad de armas, en vez de obligarte a jugar con un solo tipo durante toda la campaña. Por ejemplo, en “Un tiro, un muerto”, tendremos que defendernos con un rifle de francotirador, aunque también podemos coger armas automáticas de los enemigos, pero el juego nos da libertad de elegir cómo queremos enfrentarnos a las situaciones de acción. Raven Software ha conseguido remasterizar a la perfección la campaña, volviendo a traer esta experiencia con la calidad gráfica de hoy en día en el nuevo Call of Duty: Modern Warfare Remastered.

Call of Duty®: Modern Warfare® Remastered_20161027113708

Multijugador – Volvamos a lo clásico

Tres años han pasado ya desde que el último Call of Duty hacía combatir a los jugadores con los pies en la tierra, es decir, sin jet packs ni especialistas con armas futuristas. La comunidad lleva pidiendo un juego sin estos añadidos durante los últimos años… y Call of Duty: Modern Warfare Remastered ha sido la respuesta a estas peticiones. Call of Duty 4: Modern Warfare revolucionó allá por 2007 el género de los FPS con un multijugador online innovador y un estilo que lo definiría en los años venideros: Un arma principal, una secundaria, una granada letal, otra táctica y tres ventajas. Simple y funcional.

Y es que, si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Eso ha hecho Raven Software con esta remasterización, ya que no han añadido elementos que desbalanceen el juego original, como bien podrían haber sido nuevos modelos de armas o más rachas de bajas. La simplicidad es clave en este juego y así se puede mantener si lo deseamos. Los cambios que han tenido lugar en Call of Duty: Modern Warfare Remastered en comparación con Call of Duty 4 han sido básicamente estéticos, ya que basta con ver la remasterización de los primeros diez mapas multijugador disponibles: Ambush, Backlot, Bog, Crash, Crossfire, District, Downpour, Overgrown, Shipment y Vacant. Otros seis mapas se sumarán en diciembre, pero el acabado gráfico de todos ellos es espectacular, ya que se ha vuelto a recrear todo al milímetro. También se han añadido las medallas in-game, nuevos camuflajes y una interfaz renovada, aunque podremos eliminar algunos aspectos en el menú de opciones si así lo deseamos, como que no aparezcan medallas al matar, al igual que en el Call of Duty 4 original. En Call of Duty: Modern Warfare Remastered se ha añadido también un campo de tiro en el que podemos probar las armas, como el vídeo que veréis a continuación para probar si el M4A03 funciona igual que de costumbre:




Hay que darle un gran punto a favor a Raven Software, ya que tras el feedback recibido por los jugadores que lo probaron hace unos meses, han realizado cambios que han beneficiado al resultado del juego, como por ejemplo el conservar los sonidos originales de armas como la Desert Eagle, el M4A03 o la AK-47. Lo único negativo es que la feed no tiene el mismo estilo que el que solía tener en Call of Duty 4, pero el logo de los tiros a la cabeza sí. Que quede muy claro, este juego no se anda por las ramas y es duro, ya que es el juego que curtió a muchos de los grandes jugadores que hay hoy en día. Se muere rápido, matas rápido y hay ventajas que mejor no deberían estar ahí, como el Titán o la Última Batalla, pero son las cosas que hicieron de Call of Duty 4 lo que es hoy en día, y si se remasteriza el juego completo, pues que así sea. A continuación tendréis un gameplay con distintas armas y modos para que se aprecie la calidad de la remasterización:

Conclusiones

Call of Duty: Modern Warfare Remastered es el resultado de un grandioso trabajo por parte de Raven Software, ya que han escuchado a los fans y han aplicado los cambios que estos han pedido. Disfrutar de una de las mejores campañas de un shooter con esta calidad gráfica no tiene precio y ver todos los míticos mapas multijugador con un aspecto renovado y sin desbalanceos en este modo, es increíble. Lo único negativo es que no haya opción de comprarlo de manera separada a Infinite Warfare, pero la experiencia de jugar al juego más exitoso de la saga con unos gráficos de última generación es maravillosa.


Positivo

  • Una campaña espectacular
  • Un multijugador clásico
  • Cambia de la guerra futurista
  • Una remasterización excelente
  • Gráficos asombrosos
  • Se conserva todo del juego original
  • Gran banda sonora
  • Algunos aspectos nuevos se pueden quitar

Negativo

  • No se puede comprar por separado
  • La feed ha cambiado
  • Algunas ventajas clásicas resultan engorrosas
9.5

Increíble

Política de puntuación

Chosen Undead, Ashen One & Vileblood Hunter. Amante de los videojuegos y sobre todo de aquellos que suponen todo un reto.