Crítica de Little Monsters: zombies a ritmo de ukelele
Colabora

Crítica de Little Monsters: zombies a ritmo de ukelele

Fichas
CRÍTICA

Crítica de Little Monsters: zombies a ritmo de ukelele

Lupita Nyong'o salva una piscina de ideas contrapuestas que buscan el entretenimiento a través del caos

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: Por anunciar
  • Duración: 133 miin
  • Pais: Estados Unidos
  • Género: Comedia / Terror
  • Productora: Made Up Stories / Protagonist Pictures / Snoot Entertainment
  • Distribuidora: Por anunciar
  • Director: Abe Forsythe
  • Guionista: Abe Forsythe

Todo con queso sabe mejor. Y de la misma manera; todo con zombies es más divertido. O al menos esa es la filosofía que ha adoptado el australiano Abe Forsythe para tejer lo que hace 15 años hubiera sido la comedia romántica de turno, con las estrellas de turno, y las moralejas ciertamente machistas de turno. La trama principal de "Little Monsters" parece discurrir por esos senderos que desaparecieron con la caída de Weinstein, pero los muertos vivientes aparecen por sorpresa para salvar una función no demasiado brillante. Aquí mezclar refrescos de padre y madre para mojar gusanitos en ellos da como resultado un experimento que baila entre géneros con sorprendente soltura.

El director de la política y social "Down Under" se tira de cabeza a un terreno ciertamente poco explorado, pero ejecuta el salto como si llevara toda la vida haciéndolo. Que de él salga una mejor o peor película es cuestión de los elementos que la conforman, y en este caso no se puede hablar de homogeneidad. Primero porque el guion es bastante plano, y segundo porque Lupita Nyong’o brilla por encima de sus casi desaparecidos compañeros de reparto. De hecho, es ella, la estrella que viene de arrasar junto a Jordan Peele, la que cambia por completo el registro que venía perfeccionando en los últimos años, para sostener este mamotreto de bromas soeces y humor infantiloide.

Lo curioso, sin embargo, no es el talento que demuestra la actriz -probado con anterioridad-, sino la insistencia enfermiza de Frosythe por darle el protagonismo principal a uno de los personajes menos graciosos y más estúpidos que han pasado por la gran pantalla en mucho tiempo. Stephen Peacocke tiene la gran fortuna de interpretar a Stevens, un adulto con mentalidad de preescolar, un ser que se dedica a aprovecharse de sus familiares para vivir como una rémora despreciable. Que solo se preocupa por los videojuegos, y que porta todas las señas de identidad que la mal entendida hombría antepone para definir al varón arcaico. Por suerte para él y para el director, la cinta siempre consigue encontrar apoyo en otras figuras.

Del caos al caos

Durante el primer tercio busca consuelo en Felix (Diesel La Torraca), el sobrino de Steven que este termina utilizando como puente para llegar hasta la profesora Caroline (Nyong’o). Susodicho niño acapara alguno, por no decir todos, los momentos graciosos de "Little Monsters"; con referencias a Star Wars de por medio, y con un lenguaje que se escapa tanto a su edad como al contexto en el que siempre decide utilizarlo. La Torraca funciona tan bien en el metraje, que el director le otorga la escena climática de ese apocalípsis zombie. Es realmente desafortunado para él que en esta comedia gamberra esté también de por medio la estrella de “Nosotros”. Y no solo eso, que aparezca haciendo interesante un papel escrito en domingo de resaca.

Little Monsters

"Little Monsters" es más una plataforma de lucidez para Nyong’o que una cinta graciosa (sea lo que sea lo que quiere decir eso). Aquí consigue monopolizar todas las miradas por unos bellísimos y llamativos vestidos de colores, pero especialmente por descubrirse como una cantautora profesional ukelele en mano. No, no es un chiste; la estrella interpreta varios temas a lo largo de la película para animar a sus alumnos de preescolar -Taylor Swifft se deja caer por aquí-, demostrando un talento absurdo para entonar y afinar notas. Precisamente lo contrario a lo que ejecuta Josh Gad con un personaje odioso recreado de forma histriónica. Un cómico narcisista que llega a generar verdaderos momentos de malestar cuando las piezas del puzle comienzan a encajar.

Zombies de aderezo

¿Y qué hay de los muertos vivientes? Forsythe les arrebata todo componente de terror para cosificarlos en pos del guion. Ni infunden miedo ni lo pretenden, y aún así el director se queda con esa imagen estereotipada que el cine ha creado de ellos, para buscar la comedia por contrastes. El director se pone realmente creativo a la hora de imaginarse las situaciones más absurdas, combinando momentos románticos con humor negro, o desinflando escaladas de tensión por fugas insospechadas. La cinta gana enteros cuando aparecen de por medio los zombies gracias a ese uso arbitrario que el australiano les da. Y ni con todo ello la cinta termina de resultar todo lo satisfactoria que podría dado su arriesgado planteamiento inicial.

Little Monsters

Ni las bromas ni la trama son lo suficientemente interesantes como para respaldar la portentosa actuación de Nyong’o. "Little Monsters" es un visionado obligado para todos aquellos que sigan con interés la carrera de la actriz, pero no para los que, engañados por la campaña de promoción, persigan el absurdo de la comedia irreverente. De hecho, ni siquiera los diálogos portan la obscenidad necesaria como para perfilar un tono de vulgaridad palpable. Si a ello le sumamos una trama romántica introducida con calzador, y una reiteración constante de las mismas bromas a lo largo de todo el metraje, nos topamos con una propuesta repleta de luces y sombras que ha de tomarse con total desenfado.

Conclusión

Errar es de sabios, y transitar caminos inexplorados lleva asociado una alta probabilidad de desastre. Que el de Frosythe no lo sea del todo es un auténtico milagro al que merece la pena prestarle atención. Ya sea al menos como un ejercicio de reflexión en torno a las limitaciones que tiene cada género. Esta avanzadilla encumbra un poco más a Nyong’o, pero también alimenta la documentación para futuros exploradores.

Crítica:
Little Monsters

Puntuación Areajugones:
Correcta
Valorar esta película
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

A pesar de lo interesante de la premisa, Little Monsters no termina de transmitir las sensaciones que persigue mezclando géneros contrapuestos en situaciones absolutamente surrealistas. Lupita Nyong'o aprovecha ese bajo baremo para demostrar sus dotes musicales y soportar todo el peso de la producción con notable soltura.

  • La fórmula durante los primeros 30 minutos
  • Las líneas pérfidas del reparto infantil
  • Lupita Nyong'o y su ukelele
  • Historia sin fundamento y repleta de clichés
  • Suecesión infinita de deus ex machina
  • Genera fatiga durante su recta final
Duración: 93 min

Política de puntuación

Redactado por:

Escribo mucho y a veces bien. Seguidor incondicional de Inio Asano. Otaku pero no mucho.

Comentarios: