Colabora
Crítica de Matrix Resurrections: Nostalgia y autoconsciencia al servicio de Neo
Fichas
Noticias
CRÍTICA
Cabecera juego

Crítica de Matrix Resurrections: Nostalgia y autoconsciencia al servicio de Neo

La esperadísima secuela ya ha llegado a los cines en España

Publicado:
0
  • Fecha de estreno: 17/12/2021
  • Género: Ciencia ficción
  • Productora: Warner Bros. / Village Roadshow
  • Distribuidora: Warner Bros.
  • Director: Lana Wachowski
  • Guionista: Aleksandar Hemon, David Mitchell (Personajes: Lana Wachowski, Lilly Wachowski)

Matrix. Esa saga que puso patas arriba el cine de ciencia ficción. Esa franquicia que tuvo una primera película que se situó en el Olimpo del género y dos secuelas que, sin ser fallidas, se quedaron muy atrás. Esa historia que acabó irremediablemente con el final de su tercera entrega hace 18 años. O eso parecía. Porque ya sabemos cómo es el Hollywood de ahora y su tendencia a reanimarlo absolutamente todo. Así surgía “Matrix: Resurrections”.

La película llegaba con tanto hype generado como dudas a su alrededor por esta, a priori, innecesaria continuación. Pero es que es Matrix, así que se entra al cine con gusto, para qué mentir. Y el título, si os digo la verdad, no podía estar mejor elegido. Porque “Matrix: Resurrections” es, básicamente, el intento por despertar de su profundo letargo a una saga que los propios fans daban como concluida. Y no es la única autoconsciencia que se permite Lana Wachowski. Ahora os cuento.

En primer lugar hay que comentar que no se le puede poner un pero a la premisa de la que parte “Matrix: Resurrections”. Neo, de alguna forma que no os voy a spoilear, sigue vivo. Además, vuelve a utilizar el nombre de Thomas Anderson y es en realidad un desarrollador de videojuegos muy famoso. Su mayor éxito, la saga “Matrix”, una trilogía sobre una guerra apocalíptica humanos-máquinas en la que el protagonista se llama Neo, lleva gabardina y gafas de sol y es El Elegido. ¿Os suena, verdad?

“Matrix: Resurrections” plantea ya desde el principio un divertido juego. La idea de que, en realidad, las películas anteriores no fueron más que las fantasía del señor Anderson, que se pierde en sus paranoias mentales. ¿Qué está pasando? ¿Qué es real y qué no lo es? El arranque, ya os digo, es endiabladamente divertido. Y aquí empiezan los dardos envenenados de Wachowski, que crítica con gracia y sin delicadeza la idea de resucitar sagas muertas. Nadie sale ileso, y ni mucho menos Warner Bros. Por mi parte estaré siempre en el barco de esta mujer.

Matrix: Resurrections

La industria del reboot va a la deriva mientras explota sus gallinas de oro más consolidadas. Esa es la primera reflexión que “Matrix: Resurrections” nos deja. Y seguramente una de las más originales. También deconstruye puntos básicos de sus predecesoras: no todo es binario sino que hay grises. Luego ya vendrán otras observaciones, igualmente buenas, pero más en la línea de la saga: la dominación, el destino y el libre albedrío, la importancia de la memoria y su revisión constante… No quiero destripar nada, así que simplemente diré que Wachowski reformula una y otra vez la teoría de que la opresión, el sistema capitalista voraz representado por las máquinas, es capaz de evolucionar y adaptarse a todo.

Sin embargo, la cineasta plantea algo tan complejo y ligado a la naturaleza de su obra que por momentos termina perdiéndose en sí misma. “Matrix: Resurrections” transmite la sensación de que es una secuela y a la vez un remake. Y como tal, juega con ingredientes narrativos ya conocidos, abrazando constantemente la nostalgia. La idea es buena, y su autoconsciencia le permite sacarle jugo a ese humor ácido y fresco anti Hollywood. Pero es que a veces el ejercicio de revisionismo se pasa demasiado de rosca, rozando la autoparodia y cayendo con su trama en los mismos pecados que pretende criticar sobre el blockbuster actual.

Matrix Resurrections

En mitad de todo este mejunje de ideas y reflexiones está Neo. No nos vamos a engañar. Ver a Keanu Reeves siempre mola. Si encima se pone a repartir estopa, todavía más. Y aunque su personaje esté oxidado, tiene momentazos. Si le añadimos el cariño y la química que tiene con Trinity, lo que de verdad importa por encima de lo demás en la saga, pues todo bien en este aspecto. Es una pena que el resto de personajes de “Matrix: Resurrections” no estén ni un poco desarrollados, porque así solo destacan los que tienen cierto carisma o los que ya conocemos, pero nada más. Aquí la película hace aguas.

Tampoco está acertada en algo que en Matrix se presupone básico, la acción. De la primera no vamos a hablar porque todo lo que diga se queda corto. Pero es que incluso las dos secuelas anteriores, más mediocres, destacan por unas escenas de acción larguísimas y con coreografías y efectos imposibles. Verlas es una gozada. Y sin embargo, "Matrix: Resurrections" parece haberse olvidado de ello. Al menos un poco. Entre tanto chiste autorreferencial, tanto honrar su legado y a la vez criticar su propia existencia, no queda tanto hueco para esas secuencias sorprendentes y explosivas. Hay acción, y está bien hecha, pero no es nada del otro mundo, no transmite tanta espectacularidad.

Matrix Resurrections

Como conclusión, puede decirse que "Matrix: Resurrections" tiene lo mejor de Matrix, es decir, la relación Neo-Trinity y numerosas reflexiones filosóficas interesantes. El punto de partida es muy bueno y se pone juguetona cuando toca. Pero este reboot/secuela quiere apoyarse tanto en sí mismo y en lo que deja atrás, que acaba perdiéndose en sus propios desdobles. La trama, en la que no todo tiene una justificación elaborada, tampoco ayuda. Y los secundarios y la acción son sin duda la parte negativa. Así que el resultado es una película entretenida, de intenciones muy sólidas, mejor que "Reloaded" y "Revolutions" pero sin alcanzar ni de lejos la excelencia de la original.


Matrix Resurrections

70
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar esta película
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Como conclusión, puede decirse que "Matrix: Resurrections" tiene lo mejor de Matrix, es decir, la relación Neo-Trinity y numerosas reflexiones filosóficas interesantes. El punto de partida es muy bueno y se pone juguetona cuando toca. Pero este reboot/secuela quiere apoyarse tanto en sí mismo y en lo que deja atrás, que acaba perdiéndose en sus propios desdobles. La trama, en la que no todo tiene una justificación elaborada, tampoco ayuda. Y los secundarios y la acción son sin duda la parte negativa. Así que el resultado es una película entretenida, de intenciones muy sólidas, mejor que "Reloaded" y "Revolutions" pero sin alcanzar ni de lejos la excelencia de la original.

  • Reflexiones sobre la industria del remake
  • El amor de Neo y Trinity, el corazón de la saga
  • La deconstrucción de los valores de Matrix sin perder de vista su legado
  • Nuevos (y viejos) pensamientos filosóficos con la elegancia de siempre
  • El amor de Neo y Trinity otra vez, porque se quieren muchísimo
  • A veces se pasa de rosca con lo que critica y queda de listilla sin ser tan rompedora
  • La acción es algo pobre
  • Los personajes secundarios son un cero a la izquierda
Duración: 150 min

Política de puntuación

Redactado por:

Periodista y comunicador audiovisual a tiempo parcial y cinéfilo a jornada completa. Especializado en Cine y TV.