Análisis Mario Tennis Aces

Nintendo Switch
 

Los videojuegos de tenis no están pasando precisamente por un buen momento. Tras varios años de sequía, este 2018 hemos recibido obras que no han salido demasiado bien como Tennis World Tour o AO International Tennis. Sin embargo, con el buen hacer de Nintendo tanto con su nueva consola, Switch, como con los más recientes títulos first-party, la esperanza de muchos fans recae sobre Mario Tennis Aces.

Y lo cierto es que estas esperanzas, lejos de quedar reducidas a cenizas como ocurría con otras obras del género, se acrecentaban tras las horas que habíamos podido disfrutar del juego tanto durante la beta como en las primeras horas de esta versión final, de las cuales os hablábamos en nuestra preview. Pero, ¿consiguen Mario y sus colegas dar un auténtico golpe ganador con Mario Tennis Aces? Nosotros ya hemos podido disfrutar y explorar la obra al completo y, si queréis descubrir qué esperar de lo próximo de Nintendo, os invitamos a que nos acompañéis en nuestro análisis.

Una apuesta corta para un jugador

Antes de entrar a hablar de Mario Tennis Aces y sus aciertos y fallos como tal, debemos atender a una pregunta importante que, por algún motivo, la campaña de marketing no parece haber dejado demasiado clara. Mario Tennis Aces es un videojuego completamente enfocado al multijugador; ha sido diseñado desde su base con la idea de que el modo competitivo entre los usuarios de alrededor del mundo sea el centro de la acción. Y esto no es algo malo o bueno per se, pero es algo que sí resulta importante remarcar.

Si sois de los que buscáis una experiencia multijugador con una campaña de las que los antiguos Mario Tennis solían tener, con toques de rol y un enorme puñado de horas por delante, siento deciros que tendréis que seguir esperando porque Mario Tennis Aces poco tiene que ver con esto. Lo nuevo de Nintendo ofrece una campaña que nos lleva a recorrer de forma lineal un escenario en el que se nos proponen diferentes fases. Cada una de estas fases tiene objetivos concretos como ganar un partido a los rivales, devolver un número de bolas, alcanzar ciertos objetivos o, en el caso de los jefes, una combinación de todos ellos.

 

Sin embargo, esta campaña se siente como una apuesta a medias, como una prolongación excesiva de un tutorial más que como un modo independiente creado para satisfacer a los fans que buscan una experiencia para un jugador. Pese a las insistencias de Nintendo en el anuncio del juego explicando que la nueva campaña volvía a ser algo enorme, la realidad es distinta. Es cierto que este modo sirve para guiarnos a través de todas las mecánicas de Mario Tennis Aces, que no son pocas y requieren de este tipo de tutoriales; pero en general se hace demasiado larga, sin ritmo, con textos excesivamente extensos en muchas ocasiones y, lo peor, repetitiva. Las pruebas de la campaña se repiten una y otra vez cambiando simplemente la pista y el rival y ni siquiera los jefes se diferencian demasiado entre sí, dejando como resultado una apuesta que se queda a medias entre el tutorial y la campaña. De hecho, finalizar este modo al 100%, con todas las fases opcionales, apenas nos ha llevado unas 5 horas.

El otro modo enfocado a un jugador es el modo torneo, al cual le ocurre más de lo mismo. Aunque la idea de base es buena, ya que propone una serie de torneos que conquistar al estilo Mario Kart con sus copas, la ejecución se queda muy corta. Tan solo tenemos acceso a tres torneos de tres partidos cada uno de ellos, dando como resultado un modo que podemos completar al 100% en apenas dos horas y que, en nuestro caso, ha podido ser al primer intento, por lo que ni siquiera la dificultad es un factor muy a tener en cuenta.

Por último, tenemos el modo libre que es básicamente en el que podemos personalizar una partida para jugar un partido de tenis con las condiciones que nosotros queramos. Aunque el modo es ideal para practicar con diferentes personajes en pistas y situaciones variadas, se echa en falta algún toque más de personalización en el que podamos modificar las normas a nuestro antojo para configurar un partido a nuestra justa medida.

Las luces del multijugador

En cuanto a los modos multijugador, no encontramos demasiados modos, ya que básicamente todo el apartado competitivo se reduce a partidos rápidos, tanto en la modalidad de individual como de dobles. Sin embargo, pese a que pueda parecer que esto se queda corto, se trata de la mayor y mejor apuesta de Mario Tennis Aces. En este punto, lo nuevo de Nintendo es, básicamente, perfecto. El juego ha sido conformado con la idea de que competir contra otros jugadores sea el foco principal de la obra, y los responsables de ello lo han clavado.

Las diferentes mecánicas de Mario Tennis Aces, tanto golpes normales como golpes dirigidos y habilidades especiales de los personajes, son relativamente fáciles de asimilar pero difíciles de dominar. Requeriremos de unas cuantas horas de ensayo y error para poder ejecutar las habilidades con precisión, cosa que se recompensa ampliamente con una mayor efectividad en nuestros golpes y, sobre todo, con el nuevo sistema de resistencia de las raquetas. Las veces que podemos errar la ejecución de ciertos golpes es limitada, ya que esto deteriora el estado de las raquetas y, dado que contamos con un número determinado de ellas, cuando todas se rompan perderemos el partido automáticamente.

 

Con todo ello se conforma uno de los mejores apartados jugables que hayamos visto jamás en un videojuego deportivo. Mario Tennis Aces consigue resultar asequible para que cualquier jugador pueda entrar sin demasiado problema, pero incluye la profundidad necesaria para poner sobre la mesa partidos online tensos y disputados. Y lo mejor es que el trabajo a nivel de balanceo parece, a priori y tras nuestra experiencia, espectacular. Cada personaje, con sus habilidades y atributos, tiene unos pros y contras bastante claros que podemos aprovechar para adaptar a nuestro estilo de juego. Ninguno de los personajes se siente especialmente fuerte y la clave de la victoria se encuentra en la conjunción entre nuestro estilo de juego y el personaje en cuestión.

Un punto importante a remarcar es el rendimiento de los servidores que, en mi caso, prácticamente me habían impedido disfrutar de la beta, situándome con una latencia de más de medio segundo. En esta versión final del juego no hemos contado con este tipo de problemas en absoluto; pero cabe remarcar dos cosas: la primera de ellas es que el juego no está a la venta y los servidores, por tanto, no cuentan con ningún tipo de colapso y es normal que respondan bien; de hecho, hay tan poca gente que, llegando a la segunda cosa remarcable, nuestra experiencia en el multijugador se ha limitado a 4 partidas ya que el matchmaking ha llevado hasta 50 minutos, lo cual es lógico ya que tan solo la prensa ha tenido acceso a la obra.

Técnicamente espectacular

Desde el punto de vista técnico y artístico, Mario Tennis Aces es todo un triunfo. La nueva obra de Nintendo consigue lucir espectacularmente bien gracias tanto a un trabajo artístico sobresaliente como a una buena potencia gráfica. Cada uno de los personajes y escenarios cuenta con buenos modelados, una paleta de colores bien seleccionada y detalles que consiguen diferenciar todos los entornos que rodean las diferentes pistas que nos encontramos a lo largo del videojuego.

Un punto a destacar del aspecto más técnico de la obra es lo bien que se adapta a los controles de Nintendo Switch. Podemos jugar con los dos joycon, con uno solo o con el mando pro. Tomemos la decisión que tomemos, los controles se sienten bien, los diferentes botones permiten los golpeos básicos como cortado, liftado, plano, globo y dejada, mientras que los gatillos se utilizan para hacer uso de las diferentes habilidades. En general resulta tanto intuitivo como cómodo, dejando que sea nuestra habilidad dentro del juego la que decida los partidos.

Es destacable también el modo realista que, aunque es claramente un aderezo a lo que la obra propone más que un modo que pueda ofrecer algo por sí mismo, funciona sorprendentemente bien. A través de este modo podemos controlar al personaje de una forma muy similar al juego de tenis incluido en el clásico Wii Sports, demostrando las capacidades de los joycon. Y sinceramente, para nuestra agradable sorpresa, el control es muy bueno, los golpes se dirigen bien y resulta bastante cómodo y una buena muestra del potencial de los mandos de Nintendo Switch.

Conclusiones

Mario Tennis Aces es un videojuego que cuenta con una base que es, simplemente, perfecta. La jugabilidad y las decisiones tomadas en este aspecto han conseguido conformar un videojuego que, a la hora de disfrutar de partidos, se siente justo, recompensa al buen jugador y consigue estar balanceado. Con ello se forma una de las mejores bases para un videojuego competitivo que, si Nintendo mantiene con vida, puede dar mucho juego.

Sin embargo, como punto negativo, nos encontramos con que el trabajo realizado para pulir hasta el extremo la jugabilidad ha resultado en una obra que llega al mercado algo corta. Si bien hay varios modos de juego par un jugador, estos no llegan a ofrecer nada destacable y el protagonismo se queda en los partidos online. Pero tampoco en este punto el juego logra ofrecer demasiado, y es que apenas hay nada más que partidos rápidos. En este aspecto echamos en falta algún modo más competitivo, un sistema que nos inste a pegarnos con los miles de jugadores alrededor del mundo para escalar.

En resumen, Mario Tennis Aces es un muy buen videojuego si lo entendemos como la apuesta enfocada al multijugador que es. Aunque pueda pecar de no dar más pie a la competitividad y quedarse un poco corto de apuestas, Nintendo ha logrado conformar una obra con un potencial simplemente increíble a la que, con un mínimo apoyo, podremos recurrir durante algunos años para disfrutar de uno de los videojuegos deportivos con mejor jugabilidad del mercado actual.


Positivo

  • Jugabilidad simplemente perfecta
  • Se siente justo, balanceado y divertido
  • Una apuesta online que puede mantenerse viva durante años
  • Visualmente luce genial
  • Los controles responden a la perfección
  • Fácil de entrar, difícil de dominar

Negativo

  • Se echa en falta algo más en los modos de juego individuales
  • No tiene un sistema que incite a competir
7.5

Bueno

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.