Colabora

Análisis AeternoBlade II

Fichas
ANÁLISIS
  • Plataformas: Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: 11/10/2019
  • Género: Hack and slash 2D
  • Desarrollador: Corecell Technology
  • Editor: PQube
  • Formato: Físico, Digital
  • Idioma: Voces en inglés, textos en castellano
  • Multijugador: No

A la hora de realizar una crítica o un análisis, las comparaciones son odiosas, estemos hablando de cine, literatura o videojuegos. Sin embargo, es también una práctica necesaria, que si se lleva por una vía adecuada y sobre todo, si esa comparación se da entre dos títulos cortados con el mismo patrón y por el mismo 'artesano', cobra más sentido y un valor añadido. En los videojuegos de corte independiente, la mejor vara de medir es aquella que nos permite ir comparando un título con el anterior trabajo de dicho estudio, ya que nos deja ver, sin intentar colocarlo frente a otras propuestas similares pero de diferentes recursos, cómo van avanzando las mecánicas, los recursos o simplemente el carisma en ese equipo de trabajo. Hoy nos realizar este ejercicio con AeternoBlade II, una obra de Corecell Technology que nos acerca una vez más al género hack and slash con toques de rol, metroidvania y plataformas.

Los chicos de Corecell vuelven a apostar por un cocktel de subgéneros que encajan muy bien, aunque no todos cuentan con el mismo nivel de detalle o desarrollo, como ya hemos visto en muchas otras propuestas, y el resultado es bastante interesante, y retomando la senda de la comparación, mucho más ambicioso, complejo y carismático que la primera entrega de AeternoBlade. Estamos no en vano ante un gran paso dentro del estudio desarrollador, que para la ocasión ha contado con un lanzamiento en formato físico, en dos de las plataformas con mejor salud del momento, por no hablar de una traducción al castellano que siempre ayuda, a pesar de ser contar con un acabado técnico muy justito. Nos brinda además más del doble de horas que su predecesor, más personajes, movimientos, combos y por supuesto, habilidades para controlar y manipular el tiempo a nuestro favor, uno de los grandes puntos fuertes de la jugabilidad de esta obra.

AeternoBlade II, Freyja ataca de nuevo

El punto de partida de esta secuela nos vuelve a dejar a los mandos de Freyja, la guerrera que logró salvar a su aldea y amigos con la ayuda del artefacto AeternoBlade, capaz de manipular el tiempo a su antojo. Con él en su poder, logró vengarse de Beladin, y frustrar así sus planes que implicaban sumir al mundo en el caos jugando con las distintas dimensiones de realidad, mezclando la de los humanos, Dioses y demonios. Esta secuela arranca algo confusa si no tenemos nociones de su universo mitológico, y nos lanza directamente a la acción volviendo a encontrarnos con Freyja, que ha estado viviendo pacíficamente en una nueva aldea junto a sus amigos Carol y el veterano Zevil.

A favor de la obra, hay que decir que hace un gran esfuerzo por ofrecer diálogos, secuencias cinemáticas y por plasmar algo de trasfondo a una historia que realmente se desarrolla poco, intercalando lo ya mencionado entre largas sesiones de jugabilidad entre niveles en 2D. La trama es algo vaga, a veces algo confusa (sensación provocada también por una traducción poco precisa y genérica) pero acompaña bien a una propuesta que deja el gran peso en las mecánicas de combate.

Novedades muy atractivas

Pero como hemos comentado, AeternoBlade II pone sobre la mesa más novedades de las que uno podría esperar. Y es que junto al nuevo apartado gráfico, que hace un gran contraste con la anterior entrega (recordemos, desarrollada principalmente para Nintendo 3DS), tenemos unos entornos mucho más llamativos, con un scroll lateral que pone entornos en 3D junto a los personajes, que son bastantes pero no muy variados. Se nota, eso sí, el esfuerzo por brindar un aspecto visual mucho más actual y estable que en AeternoBlade, aunque se nota su espíritu independiente en físicas y la reiteración de entornos. La Cámara nos va mostrando un 2D muy al estilo metroidvania, mientras nos desplazamos eliminando enemigos entre escenarios, pero no se han quedado ahí, pues en determinados niveles, nos tocará enfrentarnos a nuestros enemigos con una perspectiva totalmente en 3D, con cámara en tercera persona.

Esta novedad que nos da la oportunidad de controlar a nuestro antojo la cámara y movernos de una forma nueva por los escenarios es todo un soplo de aire fresco, que se agradece entre tanto nivel similar, conformando generalmente que se reserve para momentos puntuales, como enemigos más poderosos o para marcar el final de una sección o localización concreta. El punto negativo en este apartado, lo pone la cámara, que se nota algo torpe y nos puede poner en algún que otro aprieto.

Tres mejor que uno

Freyja no estará sola en esta ocasión. Tampoco lo estaba en la primera entrega, pero sí era la única a la que nos permitían controlar. Para esta secuela, contamos con otros dos personajes a los que poder echarle el guante, cada uno de ellos con distinto arma y arsenal de combos. Freyja es rápida y poderosa con su espada; Felix cuenta con un arma de gran alcance a modo de epada-látigo, y Bernard, al que ya conocimos en la primera entrega, aporta el lado más contundente con su hacha. En los primeros compases de la aventura, se nos presentan cada uno de ellos, con un tramo para cada uno, pues salvo en contadas ocasiones (sobre todo en cinemáticas) no tendremos a los tres personajes controlables juntos. Algo que llama la atención, es que no podremos cambiar entre unos y otros, serán las exigencias de la trama la que nos obligue a controlar a cada uno, pero generalmente, cambiarán los grupos y constantemente nos encontraremos con ellos por los escenarios para intercambiar unas palabras.

Junto a ellos, encontramos a otros personajes secundarios que dan nuevos matices a la trama, como la joven e indefensa Carol, a la que deberemos rescatar en los primeros compases, o la princesa Rosaline, gobernante del Reino de Chronos, a la que sirven con lealtad los hermanos Felix y Bernard.

Combos, habilidades y mejoras

Como en todo buen hack and slash, nos pasaremos la mayor parte del tiempo machacando botones de forma ordenada (generalmente), y para ello contamos con un buen arsenal de movimientos, algunos específicos para determinados enemigos y otros generales, que podremos ir mejorando a través de los puntos de guardado. Una vez superados los primeros compases de la aventura, aproximadamente una hora, se nos dará acceso al menú de mejora, mediante el que podemos aumentar los parámetros como la salud o el ataque, a través de orbes amarillos que obtenemos derrotando enemigos. También podremos equiparnos con distintas 'reliquias' que sumarán unos puntos extra a nuestros personajes, pudiendo también subir su nivel y por tanto, sus estadísticas. Todo esto se explica de forma correcta a través de varios tutoriales cuando llega el momento preciso.

Hay que mencionar que las estadísticas de cada personaje son distintas, pero aumentar su "nivel" se lleva a cabo de forma conjunta. Es decir, si subimos un punto de vitalidad, los tres personajes se beneficiarán de ello, contando con distintos parámetros según su naturaleza. En cuanto a las habilidades de control del tiempo, cada personaje presentará una habilidad única, dada a través de los 3 AeternoBlades existentes. Son muy prácticos, consumen PM y será primordial controlarnos y hacernos bien con sus fundamentos, pues a veces será necesario usarlos para poder avanar. Freyja por ejemplo, puede detener el tiempo y así a los enemigos, Felix puede crear una copia de sí mismo que repetirá un patrón de movimientos que haya realizado, multiplicando su potencia y Bernard puede hacerlo retroceder para evitar sufrir daños o reparar elementos del entorno. Estos poderes, dados a través de los artefactos, se intercambiarán a lo largo de la aventura, según vayamos avanzando.

También existen habilidades únicas, como el gancho que tiene Felix o la interesante y útil habilidad de Freija de teletransportarse a un marcador previamente colocado pulsando un simple botón. Opciones hay muchas, y generalmente se emplean de forma satisfactoria, pero en el caso de los poderes temporales, que se emplean en batallas, pero sobre todo en determinados puzles, a veces no queda del todo claro cómo emplearlos, o requiere tal nivel de habilidad y precisión que nos sacará más de un grito de desesperación.

Un gran paso al frente, pero con matices

Es cierto que a nivel general, la obra es completamente superior a su primera entrega, es un más y mejor que si sois seguidores de este género, os resultará fácil adentraros en la propuesta, pero contiene bastantes limitaciones técnicas, imprecisiones y una dificultad algo descompensada en determinados tramos que le restan algunos puntos, pero no debemos olvidar que el estudio que hay detrás de esta obra no se puede comparar con otros más populares del género metroidvania. AeternoBlade II no supondrá un reto extremo a nivel de dificultad en los combates, que generalmente están bien adaptados según avancemos. Hay enemigos concretos, que requerirán más paciencia y maña, utilizar habilidades concretas o simplemente eliminarnos de uno en uno para no descontrolarnos. Esto sí ha supuesto algún que otro problema, pues por ejemplo, existe la posibilidad de realizar "parries" a determinados enemigos, que luego, por contar con un gran número de enemigos a la vez, resultará poco estimulante y arrisgado prestar atención a ello. Para terminar, hay que mencionar que los enemigos reaparecen si volvemos a visitar una sección anterior, algo a tener en cuenta si queremos volver a un punto de guardado (que por suerte, además de guardar, también repondrán nuestra vida y PM al máximo).

Además, por si nos quedamos atascados en un combate o sección plataformera en concreto, Corecell ha ideado una sencilla manera de animarnos o facilitarnos la tarea, y es que si perecemos más de cuatro veces en un mismo sitio, nos brindará la oportunidad de reducir su dificultad o seguir intentándolo, y realmente se nota la diferencia, sobre todo en batallas contra jefes finales. No hay ayuda alguna, sin embargo, cuando nos encontremos con dificultades para superar una sección en la que toca usar las habilidades temporales para abrir puertas y acceder palancas, que como hemos dicho, más de uno requiere un nivel de precisión casi enfermizo que podría hacer perder la paciencia a más de uno.

Para terminar, en cuanto a las localizaciones y mapeados, son bastante horizontales, rápidos y poco enrevesados. Encontraremos algunas secciones o caminos secundarios, que esconden objetos para mejorar nuestros parámetros, que generalmente son sencillos de encontrar, pero a veces podremos perdernos pues el mapa con el que contamos no es gran cosa. Una vez alcanzado cierto punto de la historia, accederemos a una dimensión nueva, que ejercerá como sede para hablar con nuestros compañeros y mejorar habilidades con más calma. Llegados a este punto, nos daremos cuenta de que toca revisitar los escenarios ya conocidos, eligiendo sendas que antes no podíamos seguir por no contar con el personaje adecuado para hacernos avanzar. tendremos entonces sensación de repetición, y para complicarlo aún más, no nos indicarán de forma precisa hacia dónde debemos ir, algo que, volvemos a insistir, empeora con la traducción que deja localizaciones en inglés y no especifica bien las secciones.

Conclusiones

AeternoBlade II es una propuesta muy interesante, que no esconde la humildad de su origen. Ofrece una buena jugabilidad, un desafío real y muchas habilidades que dominar, con tres personajes muy diferentes entre sí que nos darán la variedad suficiente como para no caer en la monotonía. Las habilidades de control temporal vuelven a ser las protagonistas, y acostumbrarnos a ellas o saber cuál usar en cada ocasión, suponen un reto enorme, a veces confundiendo y desesperándonos al requerir una precisión casi imposible de dominar en las primeras horas. La aventura nos dará más de 20 horas de juego y su propuesta resulta adictiva, de las que hacen que el tiempo de juego vuelve. Pero se notan demasiado las costuras en unos entornos, animaciones y físicas muy sencillas,y controles poco precisos, que llegan adornados por una trama a la que cuesta seguirle el hilo, con mucha terminología y poco interés que pasa de puntillas entre las secciones jugables.

Es a pesar de todo, como hemos dicho en más de una ocasión a lo largo del análisis, todo un paso al frente para este estudio, y realmente, la propuesta entra por los ojos, y se deja disfrutar desde los primeros compases. No apta para todo tipo de jugadores, será una gran alternativa para los amantes del Hack and slash y el estilo metroidvania, pero no tanto para quienes busquen ese extra en elementos de rol o una historia interesante.

Hemos analizado este juego en PlayStation 4 (Slim) pero desde hoy se encuentra disponible también en Nintendo Switch y Xbox One, siendo las consolas de Sony y Nintendo las que disfrutarán de versiones en formato físico.

Análisis:
AeternoBlade II

PlayStation 4

VideoGame
6.8
Puntuación Areajugones:
seis con ocho
Valorar este juego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Corecell Technology nos deja con una propuesta que supera con creces a su predecesor. Apostando por introducir algunas mecánicas muy novedosas al subgénero del hack and Slash en 2D y dando un nuevo aspecto mucho más ambicioso a sus entornos y personajes. Hay luces y sombras en su jugabilidad y el ritmo decae mucho en algunas secciones, pero los aficionados al género pueden estar contentos, tienen una nueva propuesta a la que engancharse durante horas.

Jugabilidad

Duración

Dificultad

Gráficos y diseño general

  • Jugabilidad adictiva
  • Larga duración, que invita a explorar y mejorar habilidades
  • Mecánicas y secciones novedosas, como las secciones con cámara libre
  • Imprecisión en controles y algunas habilidades
  • Hilo narrativo demasiado plano y personajes con cero desarrollo
  • Muy justito a nivel técnico y de diseño
Duración: Alrededor de 20 horas
1 jugador
Voces en inglés, textos en castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Escritor, single player, zurdo y andaluz. Dame una buena trama y tomaré asiento en primera fila las horas que hagan falta. El JRPG clásico me pierde. Allé voy!
Comentarios: