Colabora
Análisis de Ender Lilies: La trágica belleza de un metroidvania imprescindible
Fichas
Noticias
ANÁLISIS
Cabecera juego

Análisis de Ender Lilies: La trágica belleza de un metroidvania imprescindible

Entre emociones palpables, excelencias jugables y deleites sensoriales, nos hallamos ante una obra maestra de su género

Publicado:
0

Indie y metroidvania son dos términos que, con regularidad, suelen compenetrarse con excelencia. Independientemente de los motivos que generen tanta química entre ambos conceptos, es innegable que, especialmente en la última década, el sector independiente nos ha regalado obras de dicho género en extremo destacables. Nombrarlas todas, por supuesto, ameritaría un escrito aparte por la extensión de la lista, mas lo cierto es que, desde este instante e inamoviblemente, hay un nombre que sumar a todos los artículos de tops alusivos: Ender Lilies.

La obra de Live Wire y Adglobe es, resumidamente, una obra maestra. Quietus of the Knights no solo nos concede una de las epopeyas más memorables de todo el año, sino que también obsequia uno de los nuevos referentes de su herencia para los títulos venideros. Sin embargo, la profundidad del título es tal que un "resumidamente" no es ni justo para la entrega, que merece más respeto, ni para el jugador, que merece saber por qué está ante una obra maestra. Por lo tanto, en aras de descubrir las razones que nos llevan a denominarlo de tal forma, los invitamos a continuar leyendo nuestro análisis de Ender Lilies, el próximo metroidvania imprescindible.

ender lilies 1

Finesterra, donde lo hermoso y lo catastrófico colisionan

Siguiendo la composición fragmentada de los trabajos de FromSoftware, Ender Lilies hace uso de la amnesia protagónica para conceder el título de narrador a Finesterra, el universo donde se desarrolla el videojuego. Siendo un precioso paraje asolado por el Diluvio Mortal, un enigmático fenómeno que ha causado la locura en sus habitantes a través de la impureza, será el encargado de otorgar sentido a los acontecimientos que, a medida que progresa la trama, iremos experimentando. No obstante, 'experimentando' es una forma imprecisa de describir este contexto pues, en realidad, Ender Lilies no se experimenta: se siente.

Lo primero que han de saber sobre esta travesía es que, en efecto, es puro sentimiento. Aun sin saber por qué, cómo o quién, la facilidad con la que nos hace empatizar con su mundo y sus personajes resulta sorprendente. La obra se vale tan solo de escritos, cinemáticas y diálogos más que puntuales y narrativa ambiental para contar una historia sumamente trágica, pero sumamente bella, capaz de erizar la piel en múltiples ocasiones. Indagar hasta en el último recoveco para otorgar un sentido completo a lo que sucede es, innegablemente, una de las mejores facetas de toda la iteración.

ender lilies 2

Porque, a pesar de que, como detallarán a continuación, es un producto magistral en lo mecánico, cuesta no verse embelesado por lo que, precisamente, da sentido a la jugabilidad. En nuestro rol de Doncella Blanca, un linaje destinado a la purificación del reino, conocer las relaciones que guardábamos con todos los jefes y enemigos que sucumbieron ante la demencia, al igual que los lazos que mantenían entre sí, es una montaña rusa de emociones, un argumento muy humano y natural que trata temas de gran complejidad e interés como el sentido de la vida, los vínculos y la pérdida. Ender Lilies es crudeza plena disfrazada de inocencia, y ello le hace sobresalir.

Hollow Knight, Salt and Sanctuary y la dádiva de la inspiración

En lo que a creatividad se refiere, resulta eventualmente arduo separar la inspiración del calco. La frontera que divide ambos campos suele difuminarse con facilidad y, por ello, caer en la monotonía de la replicación puede ser más sencillo de lo que parece. Por fortuna, Ender Lilies se zafa de esta posibilidad al hacer uso de sus musas de la manera más recomendable posible: lo suficientemente marcadas como para notarlas, pero no lo suficientemente resaltantes como para imponerse. De este modo, el juego logra sentirse tan familiar como único, esto último también a razón de su vasto y excelentemente construido universo.

ender lilies 6

Como dice el título, las simetrías más tangibles de la obra se encuentran respecto a Hollow Knight y Salt and Sanctuary; un hecho comprensible teniendo en cuenta los géneros en los que se circunscriben. Así, Ender Lilies muestra paralelismos con el título de Team Cherry en materia de deposición de mapas e interfaces, backtracking -regresar a zonas ya exploradas pero con más herramientas para entrar en puntos otrora inaccesibles-, puntos de descanso y énfasis minucioso en la precisión de los controles, mientras que sus similitudes con la obra de Ska Studios se remiten, esencialmente, al tono de la epopeya: diseños artísticos, estilización de las localizaciones, modo de plataformeo e imperio de la agonía y la ira como tópicos de su universo.

ender lilies 11

Lo anteriormente señalado, empero, es mera ilustración y, como tal, es una explicación reduccionista de las bases que sustentan la propuesta de la producción que aquí nos reúne. Aun así, funciona como método descriptivo para sintetizar, específicamente, qué hace de Ender Lilies un juego recomendable para los fanáticos de esta estirpe de creaciones, porque queda claro que nos hallamos ante una pieza con autenticidad. Imperfecta, debido a su pertenencia a un linaje tan vasto como longevo, aunque presente, fácilmente distinguible de entre cualquiera de sus congéneres pese a los parecidos.

Regocijándose de una personalidad impura

Como indicábamos, en lugar de ocultar qué ha estimulado sus ideas, Live Wire y Adglobe abrazan en su totalidad aquello que los motiva, y ello se traduce en sus sistemas jugables. La entrega cuenta con habilidades progresivamente obtenibles como el doble salto o un gancho que, además de abrir caminos en el mapa, asimismo se pueden usar para la dinamización del combate; cuenta con reliquias distribuidas y ocultas a lo largo de toda Finesterra que ofrecen mejoras pasivas a lo largo de una multitudinaria cantidad de aspectos mecánicos; cuenta con jefes y zonas opcionales que añaden valor a la exploración y empoderan a nuestra protagonista... cuenta con una aura muy 'hollowknightiana', pero el juego es muy Ender Lillies.

Como consecuencia de lo previo, la principal novedad recae en las capacidades de las que disponemos para enfrentar a nuestros enemigos o, mejor dicho, para que nuestros aliados enfrenten a nuestros enemigos. Y es que, como se lee, la Doncella Blanca no es quien combate, sino que el acto de luchar lo cumplen una infinidad de personajes que están cumpliendo con su sempiterna labor de protegernos y que responden a nuestra invocación luego de liberarlos de su impureza tras su respectivo enfrentamiento de jefe final. De esta forma, podemos equiparnos hasta 6 campeones en simultáneo -los cuales podremos mejorar con ítems sueltos en el mundo y en los enemigos- para alternar entre sus habilidades cuerpo a cuerpo, a media distancia y de rango lejano, diversificando la jugabilidad de mil y un maneras tan variadas como divertidas.

Por ende, la suma entre las habilidades de progresión -también ejecutadas visualmente por el respectivo jefe final que nos la concede, no por la Doncella- y las acciones de pelea da como resultado dos pilares importantes de Ender Lilies: ante todo, un sistema jugable preciso y complejo que tendremos que dominar cabalmente para hacer frente a los difíciles desafíos que propone Finesterra y, segundo, una estructura de inmersión y estética que afianza la noción de relevancia y fragilidad de nuestra protagonista, la cual poco a poco recobra la memoria de quién era y quiénes eran para ella estos indispensables personajes de la mano de las experiencias que comparten una vez se vuelven a juntar. O sea, una fusión de lo lúdico y lo narrativo que, huelga aclarar, ofrece un valor añadido de inmensurables magnitudes.

En el trifinio máximo del videojuego como arte: pintura, música e interacción

Si consideramos que el videojuego, en su faceta como expresión más allá del entretenimiento, es capaz de pertenecer a las Bellas Artes, hemos de asimismo subrayar que lo logra a través de dos de sus fracciones primordiales, la pintura y la música, y mediante la variable que distingue a nuestro medio de cualquier otro: la interacción. De este modo, Ender Lillies se ubica en el punto exacto donde las tres fronteras comulgan, convidándonos a un viaje en el que, además de efectuar el rol de protagonista por medio de las mecánicas -y de otras cuestiones que han de descubrir por cuenta propia-, disfrutaremos de una banda sonora espectacular y de un diseño artístico fantástico.

ender lilies 13

Ambos apartados, tanto el visual como el sonoro, están enfocados de manera que los sentimientos que previamente aupábamos se vean exponenciados: todo tiene la intención de evocar sensaciones. Dada la desafortunada historia de Finesterra, la mayoría de los estímulos generados oscilan entre la tristeza, la desesperanza y la culpa, pero hay un siempre presente atisbo de luz que ofrece un magistral equilibrio entre el dolor de la pérdida y la felicidad de la recuperación. Descubrir las verdades tras los individuos y acontecimientos de la región mientras deambulamos por las ruinas de un gran reino con una tonada melancólica de nuestro lado es, tan simple como suena, un verdadero deleite.

Ender Lilies: La trágica belleza de un metroidvania imprescindible

Ender Lilies: Quietus of the Knights es magia hecha videojuego. Es una obra con un mundo rico y atrapante, con personajes humanos e interesantes, con combates adictivos, variados y precisos, con zonas profundas y hermosas, con bellas musicalidades, con inspiraciones y personalidad. Incluso sin ser perfecto, el periplo es capaz de manifestar tantas emociones y sensaciones en el jugador que cualquier imperfección resulta completamente nimia ante el peso de crear sentimientos... Y Ender Lilies es, precisamente, excelsa en crear sentimientos.

Por lo tanto, no podemos sino recomendar encarecidamente esta entrega como lo que es: una composición sublime que ningún seguidor del metroidvania puede dejar pasar. Incluso, aunque puede que su estilo narrativo y jugablemente críptico sean un motivo de alejamiento para los ajenos al género, asimismo exhortamos a cualquiera a inmiscuirse en su mundo porque, al final, Ender Lilies es más que solo la suma de sus partes: es un todo que funciona excelentemente bien y que, logrando algo que no sucede con normalidad, recuerda por qué los videojuegos pueden ser arte.


ENDER LILIES: Quietus of the Knights

Analizado en PC

VideoGame
9
Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Ender Lilies: Quietus of the Knights es, en síntesis, una obra maestra dentro de los metroidvanias... y fuera de ellos. Finesterra nos depara una de las epopeyas más memorables de todo el año, ofreciéndonos un decadente universo tan trágico como hermoso que adorna a la perfección una jugabilidad precisa, compleja y divertida. En definitiva, una adquisición imprescindible para los seguidores del género, para los no seguidores del género y para todo aquel que desee darse un obsequio a sí mismo. Recomendación absoluta.

Narrativa

Jugabilidad

Ambientación

Banda sonora

  • El compendio narrativo es magistral, repleto de sensaciones y con un universo vasto y atractivo
  • Hace un excelente uso de los preceptos metroidvania, pero con las variaciones suficientes para sentirse auténtico
  • Es tan desafiante como divertido, con mecánicas diversas que ofrecen muchas horas de entretenimiento
  • Cuenta con un diseño artístico precioso que genera inmersión gracias a su repercusión argumental
  • Las tonadas de su banda sonora son un deleite pleno que exponencian todas las sensaciones del juego
  • Hereda la funcionalidad de Hollow Knight y el aura de Salt and Sanctuary
  • Es fácil perderse debido a la en ocasiones indistinguible interfaz del mapa
Duración: 10-15 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Textos en castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Politólogo a tiempo completo, economista a tiempo parcial. Asiduo al medio interactivo por su capacidad de hacernos vivir las historias, no contarlas. Joven venezolano amante de Bad Bunny, Itachi y los RPGs que busca cooperar en la evolución de una industria huérfana de horizontes.