Colabora
Análisis de Sniper Ghost Warrior Contracts 2
Fichas
Noticias
ANÁLISIS
Cabecera juego

Análisis de Sniper Ghost Warrior Contracts 2

CI Games nos convida a una aventura que, dentro de su insustancialidad, logra ser muy divertida y recomendable para los fanáticos del sigilo

Publicado:
0

Pese a ser una de las expresiones interactivas más longevas e icónicas de la industria del videojuego, el género de sigilo e infiltración no disfruta de muchos representantes. Cada año, de forma inversamente proporcional a la presencia de otras aproximaciones mecánicas como los Battle Royale o los FPS, es reducido el número de obras que, dentro de la variante de acción, deciden decantarse hacia la planificación y la incursión silenciosa por encima del intercambio indiscriminado de balas. Y eso, precisamente, es lo que hace Sniper Ghost Warrior Contracts 2.

La nueva entrega de la reconocida saga de francotiradores de CI Games llega para verter sombras y discreciones sobre un mercado lleno de luces y explosiones. Y aunque se siente continuista, está repleto de clichés argumentales y repite absolutamente todos los problemas que han presentado absolutamente todos los heraldos del género a lo largo de su historia, el videojuego funciona tan bien que es imposible no divertirse con él. Así, como podrán descubrir a lo largo de nuestro análisis, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 es lo que debe ser: puro entretenimiento bruto.

Materializando la fantasía del francotirador

La saga Sniper: Ghost Warrior es reconocida principalmente por evocar la fantasía del francotirador: ese frío y calculador especialista que es capaz de asestar disparos increíbles desde distancias kilométricas. Sniper Ghost Warrior Contracts 2, por supuesto, no podía deslindarse de su inherencia más fundamental y, como consecuencia, la franquicia nos vuelve a otorgar una entrega que nos hace sentir fidedignamente tales sensaciones. Tan complejo como para generar inmersión, tan sencillo como para alejarse de cualquier esbozo de frustración.

La última frase, cabe destacar, sintetiza a cabalidad lo que representa esta producción. En lugar de intentar homologar de forma milimétrica toda instrucción que habría que seguir en la vida real, CI Games ha escogido tres verbos, los ha sistematizado y ha creado una estructura simple y eficaz: observar, planificar y ejecutar. Observar para abarcar la totalidad de elementos a tener en consideración ante la consecución de nuestro objetivo; planificar para escoger si es preferible realizar un tiro directo o crear una distracción; ejecutar para poner a prueba nuestra habilidad con la mirilla. Sencillo. Simple. Divertido.

sgwc2 2

Respectivamente, cada 'etapa' de estas secciones -pues hay más que solo tumbarnos a la distancia con un bípode y un arma- tiene sus componentes: para observar, tenemos nuestros binoculares y un servicio de inteligencia que proporcionará consejos; para planificar, podremos hacer uso de paneles de electricidad con los que modificar el entorno o barriles explosivos con los que disipar la atención enemiga; para ejecutar, hemos de evaluar la distancia y el viento en aras de calcular el disparo y nuestro tipo de bala. Sencillo. Simple. Divertido.

En esencia, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 crea la ilusión de ser francotirador y, pese a que no existe tanta ingenuidad como para creerla fielmente, sí que funciona para que el jugador se induzca el autoengaño de manera consciente. La mentira es satisfactoria y nos incita a volver a aceptarla cada vez que nos acostamos sobre el suelo para destruir el cráneo de una inteligencia artificial situada a 2000 metros de distancia, y el juego lo sabe. La desarrolladora lo sabe. El usuario lo sabe. Y eso es lo que lo hace tan entretenido.

sgwc2 9

De kilómetros a centímetros: El arte de la transición entre sistemas jugables

Como mencionábamos, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 es más que un juego de francotiradores y, con regularidad, nos tendrá acercándonos a centímetros de los enemigos que, segundos antes, veíamos desde la kilométrica lejanía. En este sentido, la obra presenta un diseño de niveles interconectado y vertical con múltiples puntos desde los que podremos evaluar el contexto antes de realizar nuestras incursiones a pie. Además, su campaña está compuesta por diversos capítulos en donde cada episodio es un mundo semiabierto con muchos caminos, objetivos secundarios y coleccionables, por lo que la transición entre ser Karl Fairburne y ser Big Boss será una constante.

La homologación de Fairburne, sin embargo, ya la detallamos, y la analogía respecto al afamado protagonista de Metal Gear Solid es tan sencilla como el juego mismo: artilugios del estilo de drones, cuchillos arrojadizos, minas de gas, pistolas con silenciador y demás que podremos comprar, personalizar y equipar antes de cada misión; agilidad para correr, asesinar e interrogar cuerpo a cuerpo, escalar, utilizar tirolinas y arrastrarse; habilidades que mejorarán nuestras aptitudes como pasos más silenciosos o ver tras las paredes; localizaciones con múltiples puntos de entrada y de salida... La creación está sumamente lejos de inventar la rueda pero, gracias a ello, está sumamente cerca del entretenimiento.

Por consiguiente, es necesario enfatizar que tanto las misiones principales como las secundarias nos otorgarán dinero y puntos de habilidad para invertir entre cada encomienda. Gracias a ello, los jugadores pueden escoger un estilo de juego u otro: lo único que nos separa de ser Rambo o ser Corvo Attano es nuestra decisión, pues el título nos permite abordar ambas modalidades. De este modo, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 recibe una capa de rejugabilidad que es de agradecer, especialmente porque todo objetivo está acompañado de desafíos que, además de dar bonificaciones, seguramente atraerán a quienes gusten de completar al máximo cada videojuego.

Estados Unidos, de regreso a la dualidad de juez mundial y excusa argumental

Hasta la actualidad, uno de los clichés más vívidos, repudiados y, aun así, increíblemente repetidos de la industria del entretenimiento es el de Estados Unidos como responsable de la moral global. Aunque se ha criticado con religiosa constancia la monotonía de su aplicación, por no hablar de su imprecisión, CI Games incurre en el error de replicarla, creando un argumento que es soso en tanto su protagonista, sus antagonistas, su guion, su narrativa y cualquier aspecto analizable de su historia son mediocres.

Por supuesto, es un axioma aclarar que, llegados a este punto, este nuevo episodio de 'país de Medio Oriente sumido en la anarquía es salvado por la democracia a la fuerza de las barras y las estrellas' es tan solo una excusa para dar razón de ser a la jugabilidad. Se entiende, no es la primera vez ni será la última ocasión en que la historia funge como motor para las mecánicas de un videojuego sin intenciones de ir más allá, y no es una obligación hacerlo. Empero, la composición general de su esquema trasciende de solo ser 'anodino' para directamente ser un despropósito, el cual afortunadamente queda en segundo plano en pro de la diversión.

sgwc2 6

Una maravilla visual, una pena técnica

Superando las barreras que imponen su precio y su alcance como proyecto, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 es un producto visualmente sorprendente. La calidad gráfica que destila la ambientación del ficticio territorio de Kuamar es tangible, con texturas sobresalientes, notables efectos de iluminación y, a su vez, magníficos y coloridos parajes tanto de noche como día. Asimismo, sorprende el detalle de los enemigos y entornos aún encontrándonos a kilómetros de distancia, los cuales dan como resultado un apartado robusto en términos de deleites ópticos.

sgwc2 7

No obstante, su faceta técnica se halla en el otro extremo del continuo. Desde su pésima inteligencia artificial hasta las erráticas animaciones, pasando por una estimable cantidad de bugs que no dañan la partida pero sí rompen la inmersión, la iteración presenta un nivel muy, muy mejorable. Junto a ello, desafortunadamente, se encuentra la afamada 'cámara bala', es decir, la breve cinemática que sigue la trayectoria de nuestros proyectiles hasta que destrozan las cabezas enemigas y que, insistimos, por desgracia, se repite en tantas ocasiones y de manera tan indistinguible en cada una que, más temprano que tarde, se vuelve pesada y molesta.

Sniper Ghost Warrior Contracts 2: Diversión sobre todas las cosas

Sniper Ghost Warrior Contracts 2 es imperfecto. Continuista, cliché, conservador, errático e insustancial son adjetivos que, fácilmente, se le pueden adjudicar. Sin embargo, precisamente, el hecho de poder definirlo bajo tales descripciones y aun así culminar con una conclusión positiva es el más claro indicativo de cuán bien hace lo que sí hace bien. Y, en lo que a aspectos como la infiltración, el francotiroteo, la progresión, la personalización y la rejugabilidad respecta, la obra es un éxito pleno.

Por lo tanto, no podemos sino ir más allá de sus falencias y recomendarlo como lo que es: una buena adquisición para los fanáticos del sigilo y de los juegos de acción sencillos pero eficaces. Incluso sin ser profundo ni destacar palpablemente en ningún ámbito, Sniper Ghost Warrior Contracts 2 es de esa clase de producciones que va más allá de cualquier barómetro cuasiobjetivo por saber evocar sensaciones, por dominar la ilusión de la representación y por generar, dentro de su fantasía consciente, diversión pura.


Sniper: Ghost Warrior Contracts 2

Analizado en PC

VideoGame
7.5
Puntuación Areajugones:
Notable bajo
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sniper Ghost Warrior Contracts 2 no revoluciona la saga ni el género a los que pertenece, mas no lo necesita: se trata de un título consciente de a qué se dirige y, en el proceso, logra ser una aventura muy entretenida y amena. Pese a lo vacuo de su argumento, ofrece una de las obras de sigilo y francotiradores más disfrutables del mercado, por lo que su recomendación está garantizada para quienes disfruten de los disparos kilométricos, la infiltración táctica y las ambientaciones deslumbrantes.

Historia

Jugabilidad

Gráficos

Tecnología

  • Sus sistemas jugables funcionan a cabalidad, siendo simple y creativo al mismo tiempo
  • Desde las infiltraciones a pie hasta las secciones de francotirador, el título rebosa diversión
  • Ofrece múltiples cuotas de personalización para estimular los diversos estilos de juego
  • Junto a lo anterior, los desafíos y la apertura de los mapas generan estimables dosis de rejugabilidad
  • La ambientación y calidad gráfica ostenta dan como resultado un conjunto sorprendente
  • El argumento, más que una excusa para dar sentido a las mecánicas, es un completo despropósito
  • La IA y las animaciones son sumamente erráticas; rompen las cuotas de inmersión que su jugabilidad logra generar
  • La cámara que enfatiza los tiros con francotirador es repetitiva y monótona
Duración: 10+ horas
Jugadores: 1
Idiomas: Voces en inglés, textos en castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Politólogo a tiempo completo, economista a tiempo parcial. Asiduo al medio interactivo por su capacidad de hacernos vivir las historias, no contarlas. Joven venezolano amante de Bad Bunny, Itachi y los RPGs que busca cooperar en la evolución de una industria huérfana de horizontes.