Colabora

Análisis Destroy All Humans!

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis Destroy All Humans!

Destroy All Humans! regresa 15 años después de su estreno original con un completo remake cargado de sorpresas

Publicado el 0
  • Plataformas: PC PlayStation 4 Stadia Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: 28/07/2020
  • Género: Shooter, Acción
  • Desarrollador: Black Forest Games
  • Editor: THQ Nordic
  • Formato: Físico, Digital
  • Idioma: Textos en castellano, voces en inglés

Corría el año 1947 cuando un aparato de origen desconocido se estrellaba en Roswell, Nuevo México (Estados Unidos). Los informes iniciales del ejército estadounidense apuntaban a que el aparato estrellado era una nave de origen alienígena, aunque posteriormente se contradijo esta versión aclarando que se trataba únicamente de un globo meteorológico. La verdadera naturaleza del aparato estrellado en Roswell sigue siendo una incógnita, pero lo que está claro es que este incidente dio el pistoletazo de salida para el llamado fenómeno OVNI.

Miles de personas afirman haber presenciado objetos voladores no identificados, supuestas naves alienígenas y otros muchos declaran haber destapado conspiraciones gubernamentales alrededor de todo el mundo encubriendo la existencia de vida inteligente extraterrestre que visita nuestro planeta. Cuánto hay de real o de mito es algo que nunca queda claro, pero lo que sí podemos asegurar es que la cultura popular se ha adueñado del fenómeno OVNI y ha dado lugar a productos como Expediente X o el videojuego que hoy tenemos entre manos, Destroy All Humans!

La reconstrucción del mito del fenómeno OVNI

Al igual que las historias de piratas o de vaqueros reconstruyen de una manera completamente mitificada una serie de hechos históricos, el fenómeno OVNI ha visto cómo la cultura popular, a través de libros, series y películas, ha ido dando forma a diferentes relatos que tienen como origen el incidente de Roswell previamente mencionado. Con una base histórica (aunque de veracidad cuestionable), estas obras culturales han ido esculpiendo la concepción actual de la cultura que rodea al fenómeno OVNI.

El fenómeno OVNI ha adquirido, a día de hoy, una estética y una temática propia gracias a la representación realizada en diversos relatos ficticios de los que Expediente X es uno de los mayores exponentes. Destroy All Humans! es un videojuego que llega para recoger esta estética y esta temática y plasmarla dentro del mundo del videojuego, trasladando todos los tropos (visuales y narrativos) del fenómeno OVNI.

Destroy All Humans! es un heredero directo de las películas de los años 50 del siglo pasado que dieron forma a la concepción actual de una supuesta invasión extraterrestre, como son La invasión de los hombres del espacio, Invasores de Marte o Vinieron del espacio. De estas películas, Destroy All Humans! recoge su estética y la plasma a través de pequeñas ciudades estadounidenses, participación gubernamental, conspiraciones y secretismo por parte del ejército y un sinfín de pequeños detalles. Pero también recoge la temática, hablando (aunque de forma muy superficial) de una crítica al sistema, del anticomunismo estadounidense y de la búsqueda de un cierto sentido de verdad.

Destroy All Humans! llega para recrear todos estos tropos del fenómeno OVNI de una forma ciertamente exagerada, pero sin caer en la burla. El videojuego es toda una hipérbole, con conspiraciones exageradas, medios de comunicación colaboracionistas y una población excesivamente adormecida. Pero, como decíamos, no llega a caer en la burla hacia el propio fenómeno OVNI; no deja de locos a los ufólogos y toda su crítica se dirige de forma casi exclusiva hacia el gobierno de los Estados Unidos.

En este sentido, Destroy All Humans! es un producto con un grado de importancia cultural enorme. Más allá de que el fenómeno OVNI tenga una raíz real o no, se trata de un movimiento cultural con un valor innegable. Y Destroy All Humans! es capaz de coger todos los tropos y amasarlos en un único producto videolúdico, de forma exagerada pero sin caer en la parodia.

Un remake necesario, pero con luces y sombras

Entrando a hablar de forma más concreta sobre el remake que ahora tenemos en nuestras manos, lo primero que cabe decir es que, si revisitamos el Destroy All Humans! original, nos daremos cuenta de que este remake se hace realmente necesario. Los años no han tratado bien al sandbox de THQ y Pandemic y, más allá del apartado técnico, varios aspectos del videojuego necesitaban una renovación.

Las buenas noticias son que la práctica totalidad de estos elementos han sido, efectivamente, renovados. El sistema de progreso ya no alarga el juego de manera artificial obligándonos a completar ciertos requisitos en términos de coleccionables para avanzar a la siguiente misión y eso le da un ritmo mucho menos pausado y más ameno a la campaña principal. Junto a ello, algunas mecánicas frustrantes como el daño por caída, han sido completamente eliminadas y el resultado, sin ser mucho más sencillo, sí resulta mucho más satisfactorio.

Si a estos cambios le unimos una mejora en los controles y nuevo contenido en forma de una misión extra, nuevas habilidades y más coleccionables, lo que nos encontramos es un videojuego muy redondo. Destroy All Humans!, pese a adaptar de una manera prácticamente exacta el videojuego original, demuestra que la idea de este título sigue siendo fresca y original, y se coloca como uno de los sandbox más desenfadados y divertidos de todo el 2020.

Pese a este éxito, no todo en Destroy All Humans! es perfecto, y hay ciertos aspectos en los que este remake no consigue ocultar los años que la obra carga a sus espaldas. El primero de ellos es el ritmo de las misiones: estas se antojan demasiado cortas, a veces con cinemáticas que se echan a la espalda demasiado protagonismo, y no dejan a la obra lucirse en todo su esplendor jugabilístico. Por suerte, el modo sandbox, aunque tampoco ha cambiado demasiado respecto a la obra original, sí nos deja dar rienda suelta a todo un apocalipsis a base de rayos desintegradores, explosivos y habilidades telequinéticas.

Por otro lado, el tamaño y el diseño de los niveles no ha cambiado en absoluto y, de nuevo, se queda algo corto en 2020. Después de haber disfrutado de varias entregas de Saints Row y GTA, al diseño de Destroy All Humans! le pesan los años a sus espaldas y los niveles no permiten que toda la diversión que encierran sus mecánicas salga a flote, dejándonos con ganas de algo más. En este sentido sí que habría estado bien que el videojuego se expandiera y que el modo sandbox aprovechara todos estos años de avances técnicos para permitir cosas aún más alocadas.

El X-13 alza el vuelo

En cuanto al apartado más técnico, Destroy All Humans! es un videojuego que cumple a la perfección. La versión que hemos disfrutado para este análisis es la de PC y el videojuego ha sido capaz de mantener un buen rendimiento. Exceptuando algún bajón de FPS muy puntual, el título se mantiene estable y no hemos encontrado ningún bug importante a lo largo de nuestra experiencia.

La calidad gráfica es también realmente buena. El remake, hecho desde 0 en un motor completamente nuevo, ayuda a que la experiencia sea notablemente mejor. Desde los modelados hasta los efectos visuales y la iluminación, todo ha sufrido una mejora muy importante que hace que Destroy All Humans! no acuse en absoluto los años que tiene a sus espaldas. El apartado artístico, rozando lo cartoon, también ayuda a que el videojuego sea realmente agradable a la vista y acompaña a la jugabilidad amena y desenfadada de la que el título hace gala.

Respecto a la duración, es muy difícil decir cuánto dura la obra. iI bien la campaña principal se puede completar en unas 10 horas o menos, el modo sandbox es el que encierra la mayor parte del juego. Con innumerables objetos coleccionables y la posibilidad de causar el caos en diferentes emplazamientos de los Estados Unidos, Destroy All Humans! puede ofrecer fácilmente unas 30 horas de diversión.

Es importante remarcar también que la obra viene prefectamente traducida (aunque no doblada) al castellano, por lo que el idioma no debería ser un problema para absolutamente nadie.

Conclusiones

Destroy All Humans! es un videojuego que ya en su momento resultaba original y fresco en lo jugable, además de una perfecta recopilación de los tropos de la cultura que rodea al fenómeno OVNI. Este remake llega para reivindicar el valor de la obra en ambos aspectos, tanto como un producto cultural de calidad del fenómeno OVNI como un sandbox divertido y desenfadado que puede dar muchas horas de diversión.

Con unos cuantos cambios en aspectos clave como la progresión y mejoras en controles, gráficos y físicas. Destroy All Humans! se sitúa como un videojuego con el que sigue resultando toda una gozada ponerse a los mandos. El único resquicio en el que podemos ver los 15 años que tiene a sus espaldas es a través de su campaña (con misiones muy cortas y sin ritmo alguno) y su diseño de niveles (que no permite explotar al 100 % las divertidas mecánicas del juego).

Pero, si conseguimos obviar estos fallos (cosa que no resulta especialmente difícil), lo que tenemos ante nosotros es una obra bastante redonda. Un producto coherente, consistente y de calidad que puede ofrecernos decenas de horas de diversión. Si la propuesta de un sandbox desenfadado inspirado por la ciencia ficción alienígena de los años 50 os atrae lo más mínimo, Destroy All Humans! es un videojuego que no os decepcionará.


Destroy All Humans! (Remake)

Analizado en PC

VideoGame
8
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Destroy All Humans! llega para disimular los años que el videojuego original tiene a sus espaldas. Aunque queda alguna grieta por la que vislumbrar estos 15 años que han pasado desde el estreno de la obra original, el remake de Destroy All Humans! es capaz de solventar gran parte de sus problemas y colocarse como un sandbox divertido y desenfadado que ofrece horas y horas de diversión, además de adaptar a la perfección la cultura que rodea al fenómeno OVNI de los años 50.

  • Las mejoras jugables y técnicas disimulan perfectamente los 15 años del juego original
  • La propuesta sandbox desenfadada sigue resultando divertida y original
  • Adapta a la perfección la estética y temática de la cultura del fenómeno OVNI
  • Visualmente resulta muy agradable y original
  • Rendimiento excelente en PC
  • Algunas misiones carecen de ritmo
  • El diseño de niveles se queda corto para un sandbox de 2020
Duración: 10 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Textos en castellano, audio en inglés

Política de puntuación

Etiquetado en :

Destroy All Humans!

Redactado por:

Videojuerguista, lector y cinéfilo desde que tengo uso de razón. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Incondicional del RPG clásico, lo indie y el thriller. Me gustan los números y puedes encontrarme con una raqueta en la mano.