Colabora

Análisis Immortals Fenyx Rising

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Este 2020 ha sido un año en el que Ubisoft nos ha dejado con algunos de los juegos más importantes de los últimos meses, en particular con sus franquicias Assassin's Creed y Watch Dogs. Sin embargo, unas semanas más tarde aparecería Immortals Fenyx Rising, anteriormente conocido como Gods & Monsters, para demostrar a la desarrolladora francesa que ciertas apuestas a veces valen la pena.

A continuación tratamos por qué Immortals Fenyx Rising es, a nuestro ver, una de las mejores creaciones que Ubisoft ha introducido en la industria de los videojuegos durante estos últimos años:

Un relato de dioses y héroes

El mundo de la mitología es uno que suele entusiasmar siempre a los jugadores: desde la furia de Odín hasta los rayos de Zeus y pasando por las bestias sagradas chinas. En esta ocasión, no obstante, nos sumergimos de pleno en el olimpo para encontrar un relato que no tiene miedo a dejar de lado lo imponente de las figuras con lo que muchas veces se nos presenta a los dioses griegos, exacerbando así algunas de sus peores y mejores cualidades.

Con contada excepciones como Hefesto, los dioses griegos son figuras que fueron vanagloriadas por llevar todo cuanto caracteriza a los humanos un paso más allá, y aquí entra en juego tanto la belleza como la inteligencia o incluso otras cualidades como la arrogancia y el egoísmo. Así pues, en Immortals Fenyx Rising nos encontramos con que estos dioses, tras una catástrofe, deberán enfrentarse a sus grandes males para, de la mano de Fenyx, conseguir restaurar la paz en el mundo.

Hay que destacar que este proceso se da con gran humor y simpatía en un relato narrado mayormente por Prometeo y Zeus, quienes forman un dúo cómico extrañamente funcional. Junto a estos daremos un viaje en cierta profundidad por mitos de la cultura griega, los cuales van desde el robo del fuego de Prometeo, la caja de pandora, el nacimiento de Afrodita y mucho más, entre lo que también nos encontramos la muerte de Aquiles por su punto fuerte, los trabajos de Heracles y otras historias no solo de dioses sino también de los héroes más legendarios.

En definitiva, Immortals Fenyx Rising cuenta una historia que, para aquellos mínimamente interesados en la mitología griega, será toda una delicia visitar. Desafortunadamente, si en algunos casos se carece de algo de contexto para algunos de los comentarios de los personajes -muy bien ligados en base al mito tratado- es posible que alguna referencia de calidad sea pasada por alto, pero en cualquier caso no podemos ponerle pega a la revisión de la mitología que vemos en el trabajo de Ubisoft.

Un gigantesco mundo a explorar muy dinámico

Aunque la historia de Immortals Fenyx Rising es indudablemente su principal atractivo, desde luego que no podemos obviar el mundo abierto creado por Ubisoft. Este se ve dividido en diversas regiones que pertenecen a cada uno de los grandes dioses que deberemos rescatar, como Ares, Afrodita o Atenea, y además de lo distinto de que se ven cada una de estas ubicaciones, donde realmente nos perderemos en Immortals Fenyx Rising es en la inmensidad de actividades que tenemos a nuestro alcance.

A pesar de que el título de Ubisoft nos permite proceder en las misiones principales de historia sin demasiadas dificultades si así lo decidimos, no visitar las actividades creadas es un claro desperdicio. Asimismo, destacaremos que el principal objetivo tras completar las susodichas actividades será de conseguir cofres u objetos que permitan mejorar a Fenyx, y para ello tendremos a nuestro alcance las siguientes posibilidades:

  • Simples combates contra monstruos protegiendo cofres
  • Resolución de puzles de frescos que reflejen sucesos de la mitología de la antigua grecia
  • Memorización de melodías e interpretación de estas en un arpa
  • Desafíos de constelación en los que conseguir orbes que alinear en base a una serie de pistas
  • ... y mucho más

Lo que podemos asegurar dicho esto es que Immortals Fenyx Rising es un juego en el que es realmente complicado no desviarse de la historia principal, pues se nos ofrece tal cantidad de ejercicios para desbloquear mejoras o simplemente cosméticos que requiere de mucha fuerza de voluntad ignorar. Esto no quiere decir que la historia principal no sea lo suficientemente atractiva por sí misma para mantenernos enganchados, sino que la forma en la que Ubisoft ha moldeado este mundo griego es realmente adictiva.

Creando a nuestro propio héroe/heroína

Lo primero que hacemos al comenzar a jugar a Immortals Fenyx Rising es crear a nuestro particular Fenyx, el cual puede ser tanto hombre como mujer y con dos voces -masculina y femenina- que pueden intercambiarse sin importar el género escogido. Por otro lado tendremos opciones de color de piel, peinados, barbas, rasgos de caras y en general un surtido de características algo limitado pero a su vez suficiente para crear a nuestro propio y único personaje.

Una vez en el mundo de Immortals Fenyx Rising nos encontraremos con diversas espadas, hachas, armaduras y demás mediante las que personalizar aún más a nuestro héroe de leyenda. Destacaremos que un punto favorable para con el sistema de personalización del juego de Ubisoft es que mientras que nos equipamos una armadura o arma por sus particulares ventajas, a su vez podemos escoger que sea el aspecto de otra pieza de equipo el que luzca, evitando así el conflicto poder-estilo que en ocasiones nos encontramos en juegos de esta clase.

A la hora de desarrollar a nuestro Fenyx lo cierto es que también tenemos mucha libertad; no hay una forma correcta o errónea de crecer junto a Fenyx, pues aunque dependeremos de las monedas de caronte para mejorar las habilidades de nuestros personajes -las cuales podemos conseguir sin mucha dificultad mediante desafíos-, la realidad es que todas las habilidades de Fenyx acaban siendo útiles en combate. Así pues, sin importar si damos prioridad a los poderes de los dioses o a los efectos de las armas, en Immortals Fenyx Rising siempre encontraremos un camino funcional.

Puzles, acción y exploración

En Immortals Fenyx Rising nos encontramos con que su jugabilidad gira en torno a tres conceptos, siendo estos los de los puzles, la acción y la exploración. Así pues, comenzando por último indicaremos que de igual forma que en otros juegos de Ubisoft, deberemos encontrar ciertos puntos de altura en el mapa para poder explorarlos todos en profundidad, ya sea despejando la niebla que los cubre en un primer lugar o marcando uno a uno los puntos de interés que encontramos.

En este ejercicio es de destacar la reacción del DualSense de PS5, cuyo gatillo derecho vibrará con mayor o menor intensidad a medida que nos acerquemos a uno de dichos puntos, llegando incluso a bloquearse al pasar por encima del mismo si no lo marcamos -además, alcanzar estos puntos es sencillo gracias al planeo y nuestras monturas-. En el mapa, pues, podremos marcar muchos de los puntos que hemos mencionado previamente, a los que añadiremos una especie de zona de desafíos del tártaro que, en última instancia, nos permitirá mejorar la resistencia de Fenyx o conseguir más equipo para el personaje.

Una vez que contemos con zonas resaltadas, ya sean tanto misiones de historia como actividades secundarias, veremos que para resolver todas estas se combinarán las dos principales mecánicas de jugabilidad de Immortals Fenyx Rising: los puzles y los combates. Sobre los primeros mencionaremos que pocas pegas podemos ponerles: son divertidos, dinámicos, variados y nos invitan a utilizar constantemente las diversas habilidades básicas de Fenyx.

En tal sentido veremos cómo en ocasiones deberemos disparar varias flechas guiadas a unos objetivos en un tiempo límite, o deberemos formar un circuito para que una piedra pueda activar una placa por presión y, para ello, deberemos mover cajas y demás mediante la fuerza prestada de Heracles. Otro elemento curioso del DualSense de PS5 es que en liberar una de las mencionadas flechas a nuestra disposición veremos cómo el gatillo derecho vibra dada la liberación de la tensión en el arco.

La única pega que podríamos encontrar en cuanto a los puzles de Immortals Fenyx Rising es que, en ocasiones, pueden llegar a hacerse excesivos. Aunque Ubisoft consigue hacer de estos unos verdaderamente interesantes, con distintos niveles de dificultad, puede que nos encontremos secciones de juego con bastantes minutos seguidos de resolución de puzles que, inevitablemente, son capaces de llegar a rompernos un poco el ritmo dentro de lo que se trata de un relato de héroes y dioses.

En cuanto a los enemigos de Immortals Fenyx Rising señalaremos que no hay una inmensa variedad, con cada zona del mapa contando con algún que otro monstruo particular de su vecindad. Esto es algo que se compensa en cierta medida con una rareza de enemigo élite que podremos determinar fácilmente, pues estos lucen un color distinto al resto y cuentan con mayor resistencia al daño y poder general. Dejando los monstruos a un lado, haremos énfasis en lo divertido del combate de Immortals Fenyx Rising, que ofrece una gran variedad de opciones en su ejecución.

Por un lado podemos simplemente centrarnos en el uso básico de nuestras armas, esquivando a los enemigos y haciendo contraataques -algo que realmente contra jefes será nuestro 'mecanismo de defensa' principal-, aunque por otro lado podemos confiar también en los poderes divinos; por ejemplo podemos coger una gran roca gracias a la fuerza de heracles y lanzarla contra un enemigo para mandarlo por los aires. Otra opción es combinar ambos factores: podemos usar la ira de Ares para golpear en área, aturdir a los enemigos y combinarlo esto con un combo aéreo de nuestra espada o hacha.

Sobre el elemento de aturdimiento destacaremos que en Immortals Fenyx Rising los enemigos cuentan con dos barras distintas: la de salud y la de aturdimiento. La de salud bajará con cada golpe que demos mientras que la de aturdimiento subirá, y cuando esta última llegue a lo más alto podremos desatar nuestros golpes más duros. Con los enemigos aturdidos estos se quedan indefensos durante varios segundos, aunque hemos de destacar que se recuperarán del aturdimiento más o menos rápido dependiendo del daño que produzcamos, algo a tener en cuenta mientras usamos habilidades divinas.

Acerca de la barra de resistencia indicaremos que Fenyx también tiene una, pero en su caso no hay aturdimiento posible. Lo que nos ocurre con Fenyx es que no hay una reducción de enfriamiento al usar habilidades especiales, pues lo que ocurre en su defecto es que consumimos resistencia. Esto no evita que podamos usar la mecánica de esquivar con Fenyx, sino que lo que hace es que al quedarnos sin resistencia o incluso en un valor negativo no podremos utilizar habilidades, quedando estas incluso bloqueadas durante varios segundos si la fatiga es verdaderamente pesada.

Sobre lo técnico y visual de Immortals Fenyx Rising

No es demasiado difícil observar que Immortals Fenyx Rising se aleja del realismo de Assassin's Creed Valhalla o Watch Dogs: Legion, y pese a que hay quien puede no estar entusiasmado con un diseño más de 'dibujo', lo cierto es que no podemos evitar verlo como un acierto. Precisamente, es posible que por este cambio de estética y de uso de recursos nos encontremos ante uno de los videojuegos más pulidos técnicamente de Ubisoft en su lanzamiento.

Tal es así que los únicos errores que hemos encontrado -si es que puede llegar a llamársele así- es que, por un lado, las barbas largas pueden doblarse de forma un tanto extraña al chocar contra el pecho de nuestro personaje y, por otro, unas pausas en cinemáticas algo 'incómodas' en ocasiones que, aun así, no llegan a romper el ritmo de la narrativa. Afortunadamente, nuestro paseo por Immortals Fenyx Rising ha sido uno desprovisto de bugs, crasheos y cualquier otro elemento del estilo, y estamos hablando de una versión que ni siquiera ha recibido el debido parche de lanzamiento -destacando, eso sí, que únicamente hemos jugado en el modo rendimiento-.

Asimismo, si tratamos estos aspectos hemos de hacerlo mencionando la delicia que es jugar a Immortals Fenyx Rising en una consola de nueva generación, en este caso PS5. Los tiempos de carga son ínfimos, con unas esperas de aproximadamente tres segundos que nos harán decir adiós a las visitas al baño o la consulta de nuestro teléfono móvil. Similarmente, el rendimiento es estable durante todos los momentos, ya sea con uno, dos o múltiples enemigos en pantalla y sin importar los efectos de partículas y luces que veamos al momento.

Conclusión

Honestamente, es difícil no recomendar Immortals Fenyx Rising, en especial si en el pasado se ha disfrutado de títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild -al que Ubisoft ha seguido la pista de cerca de forma satisfactoria-. El estudio francés da así con un producto que profundiza en la mitología griega como pocas obras antes, y lo hace a su vez con un carisma que realmente no esperábamos. Por ello y por muchos podemos decir que Immortals Fenyx Rising es una de las mejores nuevas IPs que hemos visto en años.


Análisis Immortals Fenyx Rising

Analizado en PlayStation 5

VideoGame
8.5
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

En un año en el que Ubisoft parecía tener en Assassin's Creed Valhalla y Watch Dogs: Legion a sus pesos pesados nos encontramos con una sorpresa increíblemente agradable: Immortals Fenyx Rising. Este simpático relato mitológico destaca en su acción, resolución de puzles, diálogos entre personajes y prácticamente todos los aspectos que trata, haciendo que sea uno de los mejores juegos creados por Ubisoft en años.

Historia

Jugabilidad

Gráficos

Audio

  • Una historia de dioses y héroes muy entretenida
  • Los dioses se ven representados de forma carismática con sus puntos fuertes y flojos
  • La jugabilidad es divertida y dinámica
  • Los puzles son originales y se reinventan constantemente
  • El mundo abierto está repleto de elementos que llamarán nuestra atención
  • La personalización del juego es sencilla y, a su vez, satisfactoriamente variada
  • Un doblaje al castellano que ayuda al tono humorístico de varias secuencias
  • La nueva generación de consolas hace del juego una delicia
  • En ocasiones puede haber un exceso de puzles
  • El doblaje en castellano, con sus virtudes, puede ser a veces un tanto 'forzado'
  • Se echa en falta una mayor variedad de monstruos
Duración: 15-20 horas (solo Misiones Principales)
Jugadores: 1
Idiomas: Completamente adaptado al castellano

Política de puntuación

Etiquetado en :

Immortals Fenyx Rising

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. ¿Kiryu-chan?