Colabora

Análisis Minecraft Dungeons

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis Minecraft Dungeons

Minecraft se pasa al ARPG con una obra minúscula que parece más un prototipo que un juego completo

Publicado el 0
  • Plataformas: PC Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One
  • Fecha de lanzamiento: 26/05/2020
  • Género: RPG, Acción
  • Desarrollador: Mojang
  • Editor: Microsoft
  • Formato: Físico, Digital
  • Idioma: Castellano (textos)

Minecraft es una marca a la que le sobran todas las introducciones. Desde su primera alpha pública allá por 2009, el videojuego de Mojang ha conquistado la industria del videojuego y ha ido más allá. Con muñecos, líneas de ropa e incluso videojuegos secundarios como la aventura gráfica de Telltale titulada Minecraft: Story Mode, esta marca se ha convertido en uno de los iconos más reconocidos de la industria del videojuego de los últimos años.

Pero, aunque su fin parece quedar aún lejos puesto que el videojuego sigue creciendo con actualizaciones y mejoras, tanto en contenido como en tema técnico, sus responsables ya han comenzado a explorar otros caminos. La marca Minecraft busca expandirse y Mojang, el estudio responsable (ahora parte de Microsoft) lanza ahora la primera de las incursiones del popular sandbox lejos del género que le vio nacer. Minecraft Dungeons es lo próximo del universo Minecraft. Si queréis saber qué esperar del juego, acompañadnos en el análisis que le dedicamos con una copia del juego proporcionada por Microsoft.

¿Qué es Minecraft Dungeons?

Algo que tenemos que tener muy claro al comenzar a jugar a Minecraft Dungeons es que, pese a lo que pueda aparentar su aspecto visual, este nuevo título tiene poco (o más bien nada) que ver con Minecraft. No se trata de una obra basada en la creatividad, no existe el 'crafteo' y mucho menos cuenta con un mundo abierto por el que movernos libremente. Minecraft: Dungeons es un RPG de acción que toma como suya la fórmula jugable de Diablo y la adapta a su universo.

De esta forma, Minecraft Dungeons es un videojuego basado por completo en el combate y en la repetición. Un título en el que nuestro único objetivo es hacer que nuestro personaje sea más y más fuerte consiguiendo mejores armas, armaduras y artefactos. Para ello, tendremos que repetir una y otra vez las 9 misiones que incluye la obra, variando la dificultad de las mismas para ir obteniendo, progresivamente, mejor botín.

En este punto destaca que el videojuego es bastante adaptable, pues propone tres niveles diferentes de dificultad, cada uno de los cuales se desbloquea completando la campaña en la dificultad anterior. Sin embargo, dentro de cada propio nivel podemos escoger entre varias dificultades, de forma que cada jugador pueda adaptar (al menos en parte) la experiencia a su habilidad.

La fórmula del ARPG clásico, sin embargo, se queda bastante simplificada en Minecraft Dungeons. El equipamiento consta simplemente de una pieza de armadura, un arma corta, un arma de largo alcance y tres artefactos (habilidades activas que funcionan por 'cooldown' o enfriamiento), por lo que las posibilidades son bastante limitadas en este aspecto. Por supuesto, existen armas con diferente rareza, encantamientos y añadidos que le dan algunas capas de profundidad, pero que no alejan el videojuego de resultar accesible para cualquier tipo de público.

El multijugador es otro de los pilares de este nuevo Minecraft Dungeons. Con un esquema similar también en este punto al de Diablo, Minecraft Dungeons nos permite jugar en modo cooperativo con hasta otros tres jugadores tanto en formato online como local. Este multijugador (al menos en local, que es como hemos podido jugar) funciona bastante bien pero sigue sin solventar los problemas de la fórmula Diablo que, básicamente, se resumen en que cada uno de los jugadores tendrá que ocupar toda la pantalla para ver su inventario y modificar su equipamiento.

Una etiqueta que pesa mucho

Hasta ahora hemos hablado de qué es Minecraft Dungeons, pero ya ha llegado el momento de pasar de la mera descripción para profundizar más en la experiencia. Desde el primer momento debemos tener claro que, si bien Minecraft Dungeons no es un mal videojuego en absoluto, sí que es un juego al que la etiqueta Minecraft le viene demasiado grande.

Minecraft es sinónimo de ambición y desmesura, y no es para menos pues se trata de uno de los títulos más llamativos que han existido en la historia, una obra en la que los límites los pone el jugador. Pero Minecraft Dungeons está muy lejos de esa ambición, tanto en cuanto a originalidad como a envergadura. Esta nueva obra de Mojang adapta (con pocas innovaciones) la fórmula jugable de Diablo y lo hace a una escala ínfima.

Casi cualquier ARPG moderno le da mil vueltas a Minecraft Dungeons en materia de contenido. El equipamiento se repite rápidamente, los enemigos tienen una variedad muy limitada, apenas hay peleas con jefes finales y los mapas no son especialmente grandes. Además, con tan solo 9 misiones, completar la campaña por primera vez apenas nos llevará unas 5 horas y hacerlo en la dificultad superior apenas llega a las 20 horas.

Minecraft Dungeons es un proyecto de una escala ínfima, y más teniendo en cuenta que es Mojang, uno de los estudios más exitosos de los últimos años, quien está tras su desarrollo. Tal vez sea un problema de expectativas, pero si incluye la marca Minecraft en su título, yo espero una obra de un calibre mucho mayor de lo que Minecraft Dungeons tiene que ofrecer.

Luces y sombras en la experiencia

Más allá de su calibre, la experiencia jugable durante las horas que nos ofrece, no es mala. Minecraft Dungeons es, gracias a su simplicidad, uno de los ARPG más accesibles del mercado, pero es capaz de resultar igualmente exigente. Debemos aprender a utilizar nuestras habilidades, sacar el máximo provecho a las estadísticas de nuestras armas y colaborar con nuestros aliados si queremos avanzar en los niveles de dificultad superiores. El juego resulta, a fin de cuentas, divertido.

Pese a ello, tampoco es todo luz en cuanto a su jugabilidad, y es que parece que a la obra le falten un par de meses de desarrollo. El diseño de los escenarios y de los enemigos hace que el videojuego llegue a resultar frustrante en algunos puntos. Desde enemigos que nos dejan atascados hasta escenarios que parecen diseñados para fastidiar al jugador pasando por algunos picos de dificultad con bastante poco sentido; son muchos los detalles que podrían haber hecho más agradable la experiencia de juego si se hubiera testeado durante un par de meses más.

Dejando esto a un lado, cabe destacar la buena adaptación que se ha hecho del universo de Minecraft a este nuevo género. Los escenarios (representando cada uno un bioma), los efectos de sonido, los enemigos sacados del sandbox de Mojang y hasta las diferentes herramientas del videojuego que sirven aquí como armas; todo en Minecraft Dungeons tiene ese toque Minecraft al que millones de jugadores en todo el mundo tenemos un cierto cariño irracional.

Conclusiones

En resumidas cuentas, Minecraft Dungeons no es en absoluto un mal título, pero está muy lejos de ser la obra que esperamos de los creadores de Minecraft. Por encima de sus aciertos y errores, lo nuevo de Mojang deja la sensación de que no hemos tocado un juego completo, sino un prototipo. Desde la jugabilidad (con algunos fallos de diseño evidentes en escenarios y enemigos) hasta la propia envergadura del título (que se queda muy por detrás de los ARPG actuales), todo nos deja con la sensación de que esto es tan solo una versión temprana de lo que debería ser realmente Minecraft Dungeons.

Y lo peor de todo es que, pese al regusto agridulce que deja, Minecraft Dungeons no es para nada malo. Al contrario, la obra resulta divertida en las horas que nos ofrece y consigue enganchar con sus mecánicas. Pero justo en el momento en el que empezamos a cogerle el gusto, Mojang corta el grifo. Minecraft Dungeons se queda tan solo en un mero reflejo que nos deja intuir cómo de bueno podría llegar a ser un ARPG del calibre de Diablo pero ambientado en el universo de Minecraft.

Remarco, de nuevo, que Minecraft Dungeons es una obra que resulta divertida (pese a que el tono de este análisis pueda parecer muy negativo) pero a la que la etiqueta de Minecraft le viene muy grande. No hablamos de que sea un pequeño juego independiente; hablamos de que es el sucesor de la obra más importante de la década pasada y, tal vez, de la historia de los videojuegos. El siguiente paso de una franquicia que ya ha hecho historia. Y lejos de ser el gran título que todos esperamos, resulta tan solo un pequeño experimento que nos deja con la sensación de que ni siquiera hemos tocado el juego completo.


Minecraft Dungeons

Analizado en PC

VideoGame
5.5
Puntuación Areajugones:
Suficiente
Puntuación comunidad:
3 (2 votos)
Valorar este videojuego
Mi valoración es:   1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Cargando…

Minecraft Dungeons es tan solo un reflejo de lo que debería ser. Un videojuego que resulta divertido pero al que la etiqueta de Minecraft le coloca unas expectativas que se queda muy lejos de cumplir. Tanto por envergadura como por mecánicas, Minecraft Dungeons parece más un prototipo que el verdadero próximo gran juego de los creadores del sandbox por excelencia.

Jugabilidad

Historia

Arte y ambientación

Duración

  • Divertido de principio a fin
  • Artísticamente sobresaliente
  • Adapta a la perfección la esencia Minecraft al ARPG
  • Accesible a todo tipo de jugadores
  • Fallos en el diseño de niveles y enemigos
  • Poca profundidad mecánica
  • Duración y ambición muy por detrás de otros ARPG actuales
Duración: De 5 horas (campaña inicial) a 20 horas (dificultad máxima)
Jugadores: 1 a 4
Idiomas: Textos en castellano, audio en inglés

Política de puntuación

Etiquetado en :

Minecraft Dungeons

Redactado por:

Videojuerguista, lector y cinéfilo desde que tengo uso de razón. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Incondicional del RPG clásico, lo indie y el thriller. Me gustan los números y puedes encontrarme con una raqueta en la mano.