Colabora
Análisis Ratchet & Clank: Una dimensión aparte; auténtica 'next-gen' en PS5 con un regusto clásico
Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis Ratchet & Clank: Una dimensión aparte; auténtica 'next-gen' en PS5 con un regusto clásico

Una de las franquicias estrella de PS2 regresa para ser el mayor exponente de la nueva generación hasta el momento

Publicado el 0

Hablar de Ratchet & Clank es, en realidad, hablar de una parte de mí. No porque me considere el mayor fan de la franquicia, sino porque si hoy estoy escribiendo estas líneas es, en gran parte, gracias al videojuego de Insomniac con el que estrené mi PS2. Ya había jugado previamente a Pokémon, Super Mario, Tetris y otros juegos de Game Boy y NES, pero PS2 fue la primera consola que mis padres compraron especificamente para mí porque me gustaba jugar. Y es por ello que Ratchet & Clank, juego con el que la estrené y al que dediqué decenas y decenas de horas, guarda un lugar especial en mi corazón.

Digo todo esto no por sentimentalismo barato sino como un ejercicio de honestidad. Para dejar claro que cuando más adelante hable de la historia de Una dimensión aparte, de su jugabilidad o de su apartado técnico, en realidad, entre los renglones siempre va a asomar una pizca de la ilusión de ese niño de 6 años. Para bien o para mal, me es imposible separar los sentimientos que Ratchet & Clank evoca en mí de lo que está propiamente escrito en el código del videojuego. Y es algo que quiero dejar claro a quien lea este texto.

Un clásico moderno

Entrando a hablar de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte, creo que es importante detenernos a analizar cómo el videojuego recoge el largo testigo que los largos aos que tiene la franquicia a sus espaldas le tiende y lo integra dentro del panorama actual. Es fácil ver que la mayoría de grandes estudios (incluyendo a Insomniac con su Marvel's Spider-Man) se apegan a ciertas modas (que, dentro del terreno de un jugador, actualmente son los mundos abiertos con acción y toques de rol) para minimizar riesgos y reciclar elementos que son sinónimo de éxito (porque esto, al final, es un negocio).

Sin embargo, Insomniac ha cambiado el chip de forma radical con Ratchet & Clank: Una dimensión aparte. Tal vez la apuesta de Insomniac no tenga una pretensión comercial tan elevada o tal vez el absoluto éxito de Spider-Man haya dado cierta libertad creativa al estudio, pero lo cierto es que el regreso de esta pareja de personajes tan icónica de la época de PS2 no reniega de sus orígenes. La nueva entrega no se acerca a las modas actuales sino que apuesta por la variedad a través del conservadurismo. Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es un videojuego que nos muestra lo rico y variado del mundo del videojuego sin ser necesariamente innovador; simplemente recurriendo a lo clásico.

racra parade float combat

Una dimensión aparte recoge todos los elementos que hacían de Ratchet & Clank un éxito allá por los comienzos de los 2000 y los adapta a PS5 sin temor alguno a las críticas por una posible falta de innovación. Porque sí, la falta de innovación está ahí y Ratchet & Clank: Una dimensión aparte no reinventa la rueda ni cambia gran cosa respecto a las obras originales. Pero en este caso no es algo negativo sino que esta apuesta de corte más clásico se siente, más bien, como un soplo de aire fresco en medio de producciones triple A con mundos abiertos de 50 horas de duración.

Correr, saltar y disparar

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte hace de correr, saltar y disparar sus verbos principales. A través de estas acciones es como el videojuego articula toda su interactividad. Esto permite que el videojuego tenga esa misma capa de sencillez que hacía que yo, a mis 6 años, pudiese disfrutar sin problemas del Ratchet & Clank original. Y, sin embargo, sigue manteniendo toda esa profundidad oculta en el uso de más de una decena de armas a nuestra disposición en cualquier momento, jefes a los que derrotar y secretos que encontrar.

Tanto el arsenal como la variedad de enemigos cumplen perfectamente su función y hacen que los combates de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte no se vuelvan monótonos o repetitivos en ningún momento. La espectacularidad visual y el uso de las diferentes mecánicas como parte de estos enfrentamientos, por otro lado, hacen que todos y cada uno de ellos resulten divertidos de jugar. Los combates se sienten como auténticas oportunidades de juego y no como simples obstáculos que superar.

racra hammerdown

Aunque todo el combate es, en general, una herencia directa de los Ratchet & Clank clásicos, Una dimensión aparte también cuenta con sus propias novedades. Pero antes de entrar a valorarlas creo que es importante entender la forma en la que dichas novedades se articulan como parte del videojuego. Si bien obras recientes como God of War han hecho de los cambios el centro de su obra (y modificado personajes, mundo y demás en función de ellas), Ratchet & Clank sigue el camino opuesto y hace que las novedades se amolden a la fórmula ya existente en la franquicia. Las nuevas mecánicas y sistemas son una extensión de lo que ya había previamente y no el núcleo de algo nuevo.

Los dos cambios más importantes se encuentran en el movimiento de nuestros personajes y en la forma en la que están diseñados los diferentes mundos. Por un lado, Ratchet (y Rivet) cuentan con nuevas habilidades de movimiento como el uso de brechas dimensionales, el sprint fantasma o las botas propulsoras que se van desbloqueando a medida que avanzamos. Estas habilidades hacen que todo el videojuego en general sea algo más ágil y abren la puerta a nuevas opciones tanto dentro de los combates como en temas de plataformeo. La sensación a los mandos con estas habilidades es muy positiva y, aunque no son un cambio revolucionario, sí que suponen un importante paso adelante en la experiencia.

Por otro lado, los mundos de esta entrega se han diseñado para resultar más abiertos. Sí, hay zonas completamente abiertas, hay misiones secundarias y hay muchos coleccionables y todo ello funciona a la perfección. Pero algo muy importante es que pese a ello, el juego sigue sintiéndose como un Ratchet & Clank. Nunca tenemos la sensación de estar en un mundo abierto sino en una zona abierta dentro de un mundo lineal que, de forma efectiva, no difiere demasiado de lo que en mi mente es un juego de Ratchet & Clank. Se mantiene también ese toque de exploración que nos hace recorrer una y otra vez los mapas, cada vez con nuevas habilidades, para descubrir algunos secretos y elementos coleccionables. Y con todo ello se crean mundos más completos y divertidos sin perder el rumbo de lo que es un juego de Ratchet & Clank.

racra warmonger

Lo mejor de todo ello es que estas novedades encajan a la perfección tanto con el videojuego como entre sí. Las posibilidades de movimiento hacen que recorrer las grandes zonas abiertas no resulte tedioso; mientras que estas grandes zonas brindan la posibilidad de explotar de diversas maneras las nuevas habilidades de movimiento. Todo en Ratchet & Clank: Una dimensión aparte parece complementarse para crear una sinergia que hace de la experiencia jugable un auténtico deleite.

Tal vez el único pero que le pueda poner en este aspecto sea el de hacer un uso extremadamente limitado del verbo "saltar". Las zonas de plataformeo se encuentran completamente desbalanceadas respecto al combate. No solo es que haya menos, sino que el reto que suponen se queda muy por detrás. Apretar un par de botones con un margen de tiempo relativamente elevado es todo lo que tendremos que hacer para superar zonas de plataformeo que, además, suelen llegar siempre como objetivos secundarios. Las zonas de plataformas parecen más la recompensa de la exploración que un elemento jugable como tal. Y lo más triste del asunto es que los sistemas de plataformeo son muy buenos. Simplemente se han quedado sin explotar tanto como me habría gustado.

De Pixar a PS5

Otro de los grandes alicientes de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es su apartado narrativo. A nivel de historia, el videojuego presenta diferentes personajes nuevos y, aunque mantiene referencias a entregas anteriores , se puede entender y disfrutar a la perfección aunque nunca se haya jugado a un videojuego de la franquicia. La historia de Una dimensión aparte es bastante simple pero resulta efectiva. Las relaciones entre los personajes se explotan bien y en las horas que dura el videojuego es capaz de dotar de una personalidad única a todos los protagonistas.

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte nos vuelve a contar la típica historia de personajes que deben salvar el mundo. Pero lo hace con un toque muy humano que recuerda, en muchas ocasiones, a Pixar. Los obstáculos que los héroes deben superar están tanto fuera como dentro de sí mismos y a medida que pasa el tiempo el objetivo va perdiendo valor para dárselo al camino que los héroes deben recorrer y a las relaciones que se desarrollan a lo largo de él. Además, tomar el control de Ratchet y de Rivet de forma alterna es algo que permite desarrollar en paralelo a estos dos personajes y sus respectivos mundos (incluyendo, por supuesto, las versiones clásicas y alternativas de personajes secundarios), haciendo que la historia fluya de forma constante y con buen ritmo.

ratchet rivet bien 2

Pero no solo la historia está al nivel de una película de Pixar, sino que la animación y calidad gráfica con las que cuenta este nuevo Ratchet & Clank también están a ese gran nivel. Una dimensión aparte hace uso de la potencia de PS5 para presentar una calidad gráfica que hace que realmente sintamos ese salto generacional que yo no notaba tanto en otras obras de PS5. El nivel de detalle, la cantidad de objetos y efectos visuales en pantalla y la animación en las escenas cinemáticas; todo ello resulta una gran sorpresa y una demostración de lo que puede hacer la consola de nueva generación de Sony. Ratchet & Clank: Una dimensión aparte, tanto en escenas como en gameplay, parece una auténtica película de Pixar.

Además, gracias al SSD, el videojuego es capaz de pasar de una escena jugable a una cinemática y viceversa sin que apenas nos demos cuenta. Ratchet & Clank: Una dimensión aparte rompe el esquema tradicional de incluir las cinemáticas entre las diferentes zonas jugables y las introduce en el medio, rompiendo un poco la monotonía y dando un soplo de aire fresco a esta fórmula narrativa clásica en el mundo del videojuego.

Aunque Ratchet & Clank: Una dimensión aparte funciona estupendamente la mayor parte del tiempo, he de remarcar que el comienzo del videojuego está algo falto de ritmo (narrativa y jugablemente). Algunas escenas cinemáticas se encadenan y dejan demasiado tiempo al jugador con las manos paradas y, en las zonas que sí jugamos, la falta de las habilidades de movimiento y de un gran arsenal hacen que el comienzo del juego resulte demasiado lento. Por suerte, esta sensación no dura más que la primera hora y se soluciona al completo cuando comenzamos el modo desafío (que es el nombre que recibe la clásica Nueva Partida +) en el que mantenemos todo nuestro arsenal e incluso desbloqueamos nuevas armas que comprar.

Next-gen

Como ya comentaba, Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es el primer videojuego con el que realmente noto el salto generacional a todos los niveles. Más allá de los detalles gráficos que ya he comentado, el videojuego es capaz de hacernos sentir que estamos ante una experiencia de nueva generación al completo. El cambio entre mundos con los portales, la cantidad de efectos visuales en pantalla, los mundos más amplios, las habilidades más veloces... Todo aporta su granito de arena para que, al final, cuando solo nos centramos en jugar, el conjunto sea un auténtico deleite.

Mención aparte merece el uso que se hace de las nuevas funcionalidades del DualSense. Si bien hay videojuegos como Call of Duty: Black Ops Cold War que aprovechan los gatillos adaptativos con bastante acierto, creo firmemente que Ratchet & Clank: Una dimensión aparte está a otro nivel. El uso de los gatillos va más allá de dar feedback al jugador, sino que pulsar poco o pulsar hasta el fondo funciona como dos botones distintos de forma intuitiva. Además, los sensores hápticos nos dan una idea muy concreta de lo que pasa y dónde, pues la vibración tiene un sentido direccional.

El único juego con el que puedo comparar el uso que da Ratchet & Clank al DualSense es Astro's Playroom. Si habéis jugado este videojuego, sabéis de lo que os hablo. Es una experiencia completamente nueva y sorprendente. Pero lo más alucinante es que Ratchet & Clank lo hace todo de fondo, mientras nos dedicamos a jugar como lo hacíamos en PS2. Y eso hace que el nivel de inmersión sea, simplemente, superior a todo lo anterior.

En cuanto a detalles más técnicos, he de destacar que el juego ha rendido a la perfección. Jugando toda la obra en modo fidelidad con un monitor 2K no he encontrado apenas bugs ni he tenido problemas de rendimiento más allá de un único crash en las casi 15 horas que he pasado con el videojuego.

Conclusiones

racra ratchet

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es una actualización de la cara más clásica de la franquicia. Se trata de un videojuego que, sin innovar en prácticamente nada, es capaz de resultar un soplo de aire fresco gracias a una campaña ágil, divertida y de unas 8 horas de duración. Un juego hecho para los fans de Ratchet & Clank de toda la vida y los que, a buen seguro, pronto lo serán.

Una dimensión aparte es un videojuego que aprovecha todo lo que tiene a su alcance: la jugabilidad de la saga, las mejoras técnicas de PS5 y un plantel de personajes muy humanos. Y con ello construye una experiencia sobresaliente en la que lo jugable y lo narrativo se retroalimentan constantemente. Pese a comenzar un poco lento, el juego cobra rápidamente un buen ritmo y nos agarra para no soltarnos hasta el final.

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es, por un lado, una muestra realmente infalible de lo que PS5 puede hacer. Una experiencia sublime en lo técnico y que aprovecha a la perfección esta nueva generación para ser lo más next-gen que he tocado hasta el momento. Pero, por otro lado, es mucho más que una simple demostración de potencia. Es un juego con corazón y con cabeza; una obra de calidad innegable que sirve como una carta de amor a toda la franquicia de Ratchet & Clank. Un juego sublime que, espero de todo corazón, sea tan solo el comienzo de nuevas aventuras para el Lombax y su compañero robótico en PS5.


Análisis Ratchet & Clank: Una dimensión aparte; auténtica 'next-gen' en PS5 con un regusto clásico

Analizado en PS5

VideoGame
9
Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Puntuación comunidad:
10 (2 votos)
Valorar este videojuego
Mi valoración es:   1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Cargando...

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es, por un lado, una experiencia sublime en lo técnico y que aprovecha a la perfección las bondades de PS5 para ser lo más next-gen que he tocado hasta el momento. Pero, por otro lado, es mucho más que una simple demostración de potencia. Es un juego con corazón y con cabeza; una obra de calidad innegable que sirve como una carta de amor a toda la franquicia de Ratchet & Clank.

Jugabilidad

Historia

Gráficos

Duración

  • Jugabilidad clásica de la franquicia que, pese a la falta de innovación, se siente como un soplo de aire fresco
  • Una historia tradicional con mucho corazón y buen ritmo
  • Gran arsenal de armas y variedad de enemigos
  • Mejoras de movimiento y zonas más abiertas que encajan a la perfección con la apuesta general
  • El mayor salto generacional hasta el momento en todos los aspectos
  • Un modo desafío que alarga a la perfección las horas de juego
  • Ni reboot ni remake; es una secuela de Ratchet & Clank con todas las de la ley
  • El comienzo es algo lento por la falta de habilidades y armas
  • El plataformeo queda algo desaprovechado
Duración: 8 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Videojuerguista, lector y cinéfilo desde que tengo uso de razón. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Incondicional del RPG clásico, lo indie y el wéstern. Me gustan los números y puedes encontrarme con una raqueta en la mano.