Colabora

Análisis The Medium

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis The Medium

The Medium llega pare recoger el testigo de Silent Hill, pero con mucho menos éxito que el clásico de Konami

Publicado el 0
  • Plataformas: PC Xbox Series X|S
  • Fecha de lanzamiento: 28/01/2021
  • Desarrollador: Bloober Team

El terror más clásico está de vuelta en los videojuegos. Después de años en los que la franquicia Resident Evil parecía no acabar de adaptarse a los cambios, surgían como alternativas dentro del género de terror obras que apostaban por la primera persona y un terror más opresivo (como Outlast). Pero durante estos últimos años el 'survival horror' ha ido encontrando un hueco con videojuegos como Resident Evil 7 o los remakes de Resident Evil 2 y 3. Y en medio de este panorama llega The Medium.

The Medium es un videojuego muy anticipado por los fans más veteranos del género de terror dentro del videojuego. Bebiendo de obras como Silent Hill (de quien, incluso, hereda compositor para su banda sonora), Bloober Team promete adentrarnos en toda una pesadilla, un cuento de hadas retorcido y convertido en todo un infierno. Acompañadnos en nuestro análisis para saber qué esperar de The Medium.

Silent Hill como referencia

The Medium es un videojuego que, en un inicio, se presenta como un videojuego que bebe de forma clara de los juegos clásicos de terror y, de forma más concreta, de Silent Hill. Cámaras semifijas, un inventario con posibilidad de combinar objetos y la promesa de mezclar puzles con terror y una historia de suspense; eso es lo que The Medium pone sobre la mesa.

Pese a que la propuesta pueda sonar realmente interesante, lo cierto es que después de haber completado el juego, y por mucho que me pese, tengo claro que Bloober Team no ha conseguido sacarle todo el partido que muchos esperábamos. The Medium no tiene grandes fallos pero, en general, su apuesta a nivel jugable se queda muy diluida.

Pese a que mecánicamente el juego pueda resultar similar a Silent Hill, todo ha sido simplificado hasta el extremo en pos de ofrecer una experiencia más satisfactoria a nivel narrativo (evitando que nos perdamos o nos atasquemos durante demasiado tiempo y perdamos el hilo de la historia). Pero esto es algo que pesa mucho a nivel jugable.

The Medium

Los entornos son bastante cerrados y lineales y la exploración se suele basar en dar un par de vueltas hasta encontrar el objeto necesario. Los puzles son muy sencillos y, de nuevo, suele bastar con encontrar los objetos necesarios al dar alguna vuelta por el escenario. Y la supervivencia ha sido completamente eliminada de la ecuación, quedando como único resto algunas pequeñas fases de sigilo que, siendo francos, tampoco resultan especialmente destacables.

Lo mismo se aplica con una de sus grandes novedades respecto a los juegos clásicos: el llamado gameplay dual. Esta pantalla partida que aparece en ocasiones y nos permite desplazarnos simultáneamente por el mundo material y espiritual, aumque está presente un tiempo importante, no llega a explotarse más que en dos ocasiones contadas. Se queda más en un elemento estético que en algo a lo que realmente se saque provecho en los puzles.

The Medium es un videojuego que, a nivel jugable, no cuenta con grandes fallos ni aciertos. Se trata de una obra que apuesta por una fórmula clásica pero la simplifica hasta el extremo para dejar que sea la historia del videojuego la que lleve el peso de la experiencia sobre sus hombros. Sin embargo, esto conlleva también problemas que más adelante detallaré.

Mención aparte merecen las cámaras semifijas, una de las herencias que The Medium recoge de Silent Hill y que resultan uno de los puntos más interesantes de la obra. Estas cámaras que nos van siguiendo y provocan cambios de planos espectaculares a medida que avanzamos, funcionan a la perfección y cumplen tres objetivos distintos: por un lado, son simplemente bonitas y agradables a la vista, dejándonos con planos espectaculares; por otro lado, pese a los cambios de plano bruscos, el movimiento y el fluir del juego en general no se ven entorpecidos; y, por último, son un recurso excepcional a la hora de generar tensión y suspense.

Una historia sorprendente

La historia es, como decía más arriba, el punto central de The Medium. La jugabilidad se ha simplificado para que sea precisamente la historia la que tome las riendas y lleve a los jugadores a través del videojuego. Sin entrar en demasiados detalles para no hacer ningún spoiler, diré que la historia es una auténtica locura, aunque no tengo claro del todo si para bien o para mal.

Si lo pienso de forma fría, lo cierto es que no me parece que The Medium tenga una historia especialmente bien escrita ni novedosa en ningún punto. Pero lo cierto es que he de reconocer que el tiempo de juego se me pasó volando y estaba, en todo momento, esperando conocer más. Así que supongo que algo ha hecho bien The Medium en este punto.

The Medium comienza con una extraña llamada que nos cita en un hotel de la era soviética abandonado. El comienzo es bastante soso y parece la típica historia de una médium que, mientras descubre el origen de sus poderes y secretos sobre su identidad, ayuda a espíritus a descansar en paz. Pero a partir de las 3 horas de juego, aproximadamente, todo se tuerce de forma radical.

El juego comienza entonces a hablar de abusos sexuales, malos tratos, traumas, conspiraciones comunistas y asesinatos en nombre del socialismo. Todo ello se va entremezclando con la historia personal de Marianne, nuestra protagonista, y del espíritu de Tristeza, una niña pequeña muerta incapaz de descansar en paz. La vorágine de locura y violencia en la que se sume es tal que es fácil quedarnos boquiabiertos durante algunas escenas. Suficiente para querer seguir jugando y desenvolviendo esta peculiar historia.

El gran problema de la historia de The Medium es que propone todas estas situaciones límite con la idea de hacernos empatizar y conectar con los personajes para, posteriormente, vivir con más intensidad la historia. Pero se olvida de que la jugabilidad también es narrativa y sin ella es prácticamente imposible conectar a los personajes con el jugador. The Medium no entiende la potencia narrativa de escenas como tocar la guitarra en The Last of Us 2 o la llegada a la Ciudad de las Lágrimas en Hollow Knight; y eso le pasa mucha factura.

Me resulta imposible empatizar y conectar con personajes que simplemente aparecen en escenas cinemáticas dispersas. Las mecánicas de la obra no aportan absolutamente nada a nivel narrativo y no me guían hacia ninguna dirección más allá de justificar una interactividad que haga a The Medium un videojuego. Por tanto, esa intensidad con la que se supone que debo vivir la historia simplemente no está. Lo único que me hace querer seguir adelante es el misterio propio de la historia, no sus personajes.

Más allá de esto, me parece importante destacar que The Medium trata temas muy duros como los abusos sexuales o el maltrato a menores. No soy quién para juzgar si lo hace de forma correcta o no, pues afortunadamente no he vivido dichas experiencias. Pero no puedo evitar pensar que lo hace con cierta frivolidad, sin llegar a hablar de forma seria del asunto y entremezclándolo con conspiraciones, monstruos y discursos anticomunistas; utilizándolo más como una herramienta de espectáculo que como el tema serio e importante que es.

Un mundo desolado pero bonito

A nivel visual, The Medium es un videojuego que sí consigue resultar sobresaliente. Los entornos se encuentran muy detallados, las cámaras semifijas proporcionan planos espectaculares y, en general, el juego es muy bueno a nivel visual, tal y como muestran las diferentes imágenes que he repartido a lo largo del análisis. El apartado sonoro, tanto en forma de banda sonora como de efectos, complementa a la perfección este buen apartado visual y se consolida como un éxito.

En lo técnico, el juego no tiene nada destacable. En mi experiencia de juego he encontrado únicamente un bug que se solucionó recargando el último punto de control (muy cercano, por suerte). Y el rendimiento en la versión de PC no es malo, aunque sí se aprecian más tirones cuando aparece la pantalla partida y el juego carga los dos mundos a la vez.

En cuanto a la duración, el juego se encuetra en torno a las 7 horas y media para completar la historia por primera vez. Más allá de algunos coleccionables, no hay nada que incite a la rejugabilidad y se trata de una obra ligera que fácilmente se puede completar en dos tardes.

Conclusiones

En cierto momento del videojuego, se dice que nuestra protagonista está a caballo entre dos mundos (el mundo material y el espiritual) pero que no vive en ninguno de ellos, presa de ese limbo constante. Y lo cierto es que esta es la conclusión que podemos extraer después de jugar a The Medium.

La obra de Bloober Team se encuentra, igual que su protagonista, en un limbo que le hace ser y no ser a la vez. Por un lado el juego propone una jugabilidad clásica que puede dar mucho juego. Pero por otro prefiere apostar por una historia que sea la que lleve el peso. Y es en la incapacidad del juego para unir estas dos cosas en donde reside ese habitar en el limbo del que The Medium adolece.

The Medium es, después de todo, una obra que pasa sin pena ni gloria. Su jugabilidad se diluye en una simplificación extrema. Su discurso contra el maltrato y los abusos se diluye en una historia de conspiración y monstruos. Y tal vez lo único que se mantiene durante toda la obra sea un tono crítico con el socialismo imperante en la República Popular de Polonia.

Un juego llamado a ser el nuevo Silent Hill que, por desgracia, se queda en una obra pasajera y olvidable que no ofrece más que un par de tardes de entretenimiento y que me resultaría difícil de recomendar si no es como parte de Xbox Game Pass.


Análisis The Medium

Analizado en PC

VideoGame
6
Puntuación Areajugones:
Suficiente
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

The Medium es un juego que no cuenta con grandes fallos ni aciertos. Una jugabilidad simplificada y una historia a medio camino entre el cuento de terror y el discurso sociopolítico más serio hacen que la obra de Bloober Team se quede condenada ser un título mediocre del que, probablemente, si siquiera nos acordemos a final de año.

Jugabilidad

Historia

Gráficos

Sonido

  • Recoge el testigo de Silent Hill y es una propuesta que mezcla lo clásico y lo moderno
  • Es capaz de generar tensión y suspense de principio a fin
  • Las cámaras semifijas funcionan a la perfección
  • La historia engancha y hace querer saber más
  • Un apartado visual y sonoro espectacular
  • Todo a nivel jugable se queda muy desaprovechado
  • Se echan en falta entornos que ofrezcan más libertad
  • La historia se balancea entre lo serio y lo espectacular sin decantarse por ningún lado
  • No logra hacer empatizar al jugador con los personajes
Duración: 7 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Castellano (textos), Inglés (voces)

Política de puntuación

Etiquetado en :

The Medium

Redactado por:

Videojuerguista, lector y cinéfilo desde que tengo uso de razón. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Incondicional del RPG clásico, lo indie y el wéstern. Me gustan los números y puedes encontrarme con una raqueta en la mano.