Lo próximo del creador de Bioshock tendrá un mundo abierto a pequeña escala

Bioshock Infinite

PC PlayStation 3 Xbox 360

Lo próximo del creador de Bioshock tendrá un mundo abierto a pequeña escala

Ken Levine quiere desmarcarse de Bioshock

Lo próximo del creador de Bioshock tendrá un mundo abierto a pequeña escala
 

Un creador como Ken Levine tiene un lugar en la industria ganado a base de esfuerzo y de proyectos como Bioshock. Él lo sabe y por eso quiere sorprender con su próximo proyecto ofreciendo algo radicalmente distinto a la saga que lo dio a conocer. En una entrevista ha querido confesar cómo podría enfocar su próxima obra y de donde parte.

Para empezar, afirmó que es difícil hacer un videojuego hecho para un jugador de forma exclusiva y que tenga éxito, con excepciones como Fallout 4, ya que la mayoría que estaban enfocados así se les ha ampliado con algún tipo de multijugador. “Los juegos triple A para un jugador desaparecerán, el estilo de juego como Bioshock es cada vez menos habitual, y el problema es que un juego así es caro y los jugadores no quieren gastarse su dinero para recibir a cambio una experiencia que dure menos de 10 o 12 horas“.

De esta premisa, Levine quiere crear algo distinto, que ofrezca algo más al jugador, con un contenido rejugable en el tiempo y que complazca al jugador. “El proyecto fue empezado tras haber acabado Bioshock Infinite, y para que la narrativa no sea diferente a la que solemos hacer pero sea rejugable al mismo tiempo creamos un pequeño mundo abierto que permita una gran dosis de rejugabilidad, permitiendo al usuario resolver de distinta manera cada una de las soluciones y sea el jugador el que dirija el juego“. Eso sí, confiesa que no es algo fácil de solucionar aunque el equipo de desarrollo lo intentará.

elizabeth-bioshock-infinite-2

Para arreglar este tipo de narrativa, como explica, se ha recurrido al mundo abierto porque “se lucha contra lo lineal que habíamos creado antes“. Este tipo de narrativa la ha llamado “narrativa LEGO“, ya que al igual que el famoso juego de construcción, el jugador deberá ir construyendo pieza a pieza su experiencia jugable y de ahí elaborar su propia “historia“. Por lo que podemos observar que se está intentando hacer algo parecido a tomar decisiones dentro de un mundo abierto, con grandes dosis de libertad pero en el cual tenga una gran importancia la narrativa, hecho que caracteriza a las obras de Ken Levine.


Contenido relacionado