Más de una década después Baldur’s Gate recibe una expansión

Un nuevo personaje se une a la saga

Más de una década después Baldur’s Gate recibe una expansión
 

Puede parecer una inocentada, pero lo cierto es que la distribuidora Beamdog lanzó ayer una expansión para uno de los juegos de rol más aclamados, Baldur’s Gate.

Hace 18 años que Baldur’s Gate fue lanzado al mercado (diciembre de 1998) y 17 años que su única expansión también vio la luz (abril de 1999) pero, ahora, todo ese tiempo después, Baldur’s Gate: Siege of Dragonspear -que es como se llama esta expansión- llega a nosotros para añadir 25 horas de juego a Baldur’s Gate: Enhanced Edition.

Pero no solo aumenta la duración del clásico, sino que añade un nuevo personaje a la saga, nuevas armas, misiones y una nueva clase el Shaman (Chamán), entre otras muchas cosas.

Baldur’s Gate: Siege of Dragonspear tiene lugar entre las historias de Baldur’s Gate y Baldur’s Gate II, en esta expansión aunque Sarevok está muerto y su plan de guerra truncado, la paz no ha llegado a los habitantes de Baldur’s Gate. Una cruzada marcha desde el norte tomando suministros, obligando a los habitantes a unirse al servicio militar y perturbando el comercio a lo largo de la Costa de la Espada. Una carismática guerrera conocida como “Shiny Lady” (Dama Brillante) lidera este ejército. Su procedencia está envuelta en misterio, ¿puede que los rumores sean ciertos y ella sea hija de un dios al igual que tú?

Para poder jugar a Baldur’s Gate: Siege of Dragonspear es necesario tener Baldur’s Gate: Enhanced Edition y ya se puede comprar a través de Steam y de GOG a un precio de 19’99€. También cuenta con una edición coleccionista y una edición digital deluxe que tienen un precio más elevado y que solo pueden adquirirse a través de la página web oficial de la expansión.