The Legend of Zelda: Breath of the Wild podría no salir en marzo

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Nintendo Switch Wii U

The Legend of Zelda: Breath of the Wild podría no salir en marzo

Sin embargo, no han habido pronunciaciones oficiales al respecto

The Legend of Zelda: Breath of the Wild podría no salir en marzo
 

Con el anuncio de Nintendo Switch, la próxima consola de Nintendo, muchos dimos por supuesto que la última entrega de The Legend of Zelda llegaría junto a ella. Incluso la compañía nipona parecía darlo por sentado pero, en las últimas horas, han surgido rumores que sugieren que Breath of the Wild no saldrá en marzo.

Estableciendo, en primera instancia, que son meras especulaciones, la información proviene de Emily Rogers, una insider que, con anterioridad, ya había filtrado detalles acertados sobre Switch. Rogers comenta que sus fuentes alegaban que la localización del título estaba implicando más trabajo del esperado, información que, con el paso de los meses, se fue corroborando.

Me han comentado que la localización para Breath of the Wild puede que no esté terminada hasta el fin de diciembre. Luego de que se complete, el juego necesitará -al menos- de cuatro a seis meses para probarlo. Este es uno de los juegos más ambiciosos y grandes de todos los tiempos de Nintendo. La cantidad de testeo requerido para un juego de mundo abierto como este es enorme. La intención de Nintendo es tener el juego tan libre de bugs como sea posible“, asegura la insider.

Posteriormente, continúa la entrada: “Basándome en lo que he escuchado, no tengo razón para creer que Breath of the Wild saldrá en marzo. Hay una mayor probabilidad de que Breath of the Wild salga en verano de 2017“. Por último, finaliza hablando de que también ha escuchado ‘susurros’ que dictan que la versión de Switch corre mucho más suavemente que la de Wii U, además de que puede que la dificultad del título haya sido disminuida en la demo del E3 para que los miembros de la prensa pudieran explorar con mayor comodidad.

Reiteramos: son tan sólo especulaciones sin ninguna confirmación oficial. Sin embargo, visto lo establecido, no resulta alocado plantearse lo que Rogers augura.

 


Contenido relacionado