La evolución de la relación entre Joel y Ellie en The Last of Us

The Last of Us

Mejor juego del año 2013
PlayStation 3 PlayStation 4
9.2

Increíble

La evolución de la relación entre Joel y Ellie en The Last of Us

Analizamos a fondo la transición que sufre durante la aventura de camino hacia The Last of Us Part II

La evolución de la relación entre Joel y Ellie en The Last of Us
 
 

Ahora que por fin Naughty Dog ha confirmado que la secuela de The Last of Us es una realidad, es muy probable que muchos jugadores se lancen a probar el juego original para descubrir por qué tanta gente lo considera un pináculo en la industria que nos une. Si bien es cierto que la jugabilidad, aunque relativamente novedosa y bien implementada, no es su punto fuerte, estaremos casi todos de acuerdo en que nos encontramos ante uno de esos títulos donde la relación entre los dos personajes que lo protagonizan se siente tan humana y real que, si cabe, hace todavía más rica y sobre todo especial la historia que nos narran. En este artículo vamos a hablar de ellos, de Joel y de Ellie, y por qué la relación entre ellos se convierte, a lo largo de la aventura, en el pilar fundamental que sostiene la grandeza de The Last of Us.

Como es un hecho que podemos encontrar centenares de pequeños detalles que hacen que esta evolución se sienta tan natural para el jugador, tan sólo nombraremos algunos de ellos, la punta del iceberg del gran cuerpo narrativo que nos ofrece esta magnífica experiencia. Es por esto que, evidentemente, desde Areajugones os animamos a que descubráis todas estas sutiles referencias por vosotros mismos mientras vivís la aventura con un mando en las manos.

A CONTINUACIÓN ENCONTRARÉIS SPOILERS DE THE LAST OF US

Padre e hija

Todo lo que incluye Naughty Dog en sus títulos tiene un porqué. No es de extrañar, por tanto, que nuestra aventura en The Last of Us comience justo con el estallido del hongo córdyceps, 6 años antes del nacimiento de Ellie. ¿Por qué? La respuesta a la pregunta es Sarah, la hija de Joel. Ella será una pieza clave en la relación que mantendrán Joel y Ellie a lo largo del juego.

Haremos referencia a la escena donde Sarah muere más adelante, por el momento tan sólo tiene relevancia el hecho de que Joel tenía una hija más o menos de la misma edad que Ellie y que muere en sus brazos. Se trata sin duda de uno de los momentos más trágicos de The Last of Us. Desde un primer momento Naughty Dog nos recuerda que esto no es Uncharted, estamos viviendo un apocalipsis y va a ser una experiencia muy dura.

Tan sólo un encargo

Nos situamos en la historia 20 años después de los sucesos que ocurrieron a raíz del estallido de la epidemia del córdyceps. Joel se ha convertido en un mercenario que, acompañado por Tess, hace distintos encargos (la mayoría de ellos ilegales) para vivir. Lo que no sabe, sin embargo, es que el próximo encargo le va a cambiar la vida. Va a desenterrar un sentimiento que él mismo pensaba que ya había sepultado bien profundo en su corazón.

Hay multitud de sutiles referencias una vez que ya nos han encargado llevar a Ellie hasta el Capitolio que nos indican que la relación entre Joel y Ellie es fría. En el caso de ella, había estado acompañando hasta entonces a Marlene y ahora se ve junto a un hombre al que no conoce. Pese a su carácter, nada acorde con su edad, está muy asustada, aunque eso lo confesará más adelante.

Para Joel, acompañar a Ellie no es más que un trabajo para recuperar las armas que les había prometido Robert. En más de una ocasión, conversando con ella, le dice que intente molestar lo menos posible, que para él tan sólo es una carga. En esta fase inicial del juego a Joel tan sólo le importa lo que le ocurra a su amiga, Tess. Hay varias escenas en las que Naughty Dog deja esto bien claro, como es el hecho de que Joel siempre se preocupa por comprobar que Tess está bien, especialmente cuando se separan en el museo y ella huye junto a Ellie de los chasqueadores.




Es en este momento, sin embargo, que Joel comienza a preocuparse también por Ellie, aunque todavía llamándole “chica”, tal vez para mantener la distancia.

“Me alegro de que Marlene os contratara”

Es por esta parte del juego que Ellie se da cuenta de que Joel no es un aficionado (aunque él lo atribuya siempre a la suerte), lleva 20 años luchando por sobrevivir en este infierno y es algo que se le da bien. Ella misma lo dice en más  de una ocasión, incluso se alegra de que hayan sido ellos los que se hayan encargado de llevarle hasta el Capitolio, aunque todavía refiriéndose a “un contrato de Marlene”:

Sin embargo, a su llegada al Capitolio todo cambia. Tess desvela que le han mordido y decide quedarse atrás para darles algo de tiempo. Ahora ya no se trata tan sólo de un mero encargo de Marlene, Tess le hace ver a Joel que lo que ella dice es verdad, que Ellie deber ser, por alguna razón, inmune al hongo córdyceps. ¿Por qué? La marca del mordisco que tiene Tess en la clavícula está mucho peor que la de Ellie, aunque ella tan sólo la ha recibido hace unos minutos. Puede que todavía haya esperanza para la humanidad.

Pero, ¿a Joel realmente le importa la humanidad? Es probable que no. Él ya lo ha perdido todo, perdió en su momento a Sarah y ahora el apocalipsis se ha llevado también a Tess. Ahora tan sólo es un hombre en busca de un motivo por el que seguir viviendo… y puede que acabe de encontrarlo. Siempre lo hay.

El roce hace el cariño




Si hay algo que es innegable en el juego es que el carisma de Ellie enamora a primera vista. Es una niña que se ha criado ya bien entrado el estallido del córdyceps por lo que su madurez es sorprendente. Esto, por lo tanto, le aleja mucho de los típicos estereotipos de niña a la que hay que proteger y guiar durante todo el juego para convertirse en una aliada y compañera que nos puede sacar de muchos apuros. (Y de hecho en más de una ocasión nos salva la vida).

Esta parte del juego, ya bien entrada la historia, será un puente emocional entre el ser “completamente desconocidos” a realmente comenzar a sentir una relación paterno-filial intensa. Si quisiéramos analizar al detalle cada uno de estos momentos podríamos escribir fácilmente un libro por lo que nos limitaremos a comentar que hay ciertos toques que nos empiezan a indicar que Joel realmente ya no ve a Ellie como una carga o un trabajo, le importa que ella esté a salvo.

Nos encontramos en la parte en la que conocemos a Bill, desmontando todo el sistema de trampas que tiene organizado y poniendo en peligro su ciudad. Esto Joel lo sabe, pero Bill le debe un favor. Uno que, al parecer, puede hacer que el solitario hombre le consiga lo que quiera. A estas alturas ya no sorprende que Joel decida utilizarle para conseguir un coche, ahora llevar a Ellie hasta los Luciérnagas es su prioridad, cueste lo que cueste. Además, como es habitual en The Last of Us, a través de las conversaciones opcionales descubriremos que Joel se preocupa por la seguridad de Ellie, como podréis comprobar con la siguiente imagen:

Además, antes de separarnos de Bill, Naughty Dog dejará caer decenas de pequeñas referencias que nos muestran que la relación ya está más que afianzada, se ha creado un vínculo muy poderoso que difícilmente podrá romperse. Ya no se trata tan sólo de una mera amistad entre dos desconocidos, Ellie comienza a ver en Joel al padre que perdió y él en ella a la Sarah que le arrebataron. Incluso empiezan a tener pequeñas discusiones como las que tendría una hija adolescente con su padre.

“Estamos juntos en esto”

Nos encontramos en Pittsburgh, con los hermanos que encontramos mientras huimos del tanque que nos persigue por las calles. Aquí el juego da otro salto, especialmente en el momento en el que cruzamos el puente. Así como en las anteriores zonas de The Last of Us era Joel el que velaba por la seguridad de Ellie, aquí ella muestra que el sentimiento es recíproco saltando desde el lugar seguro en que se encontraba para volver con Joel, aun sabiendo que, a priori, se trata de una muerte segura. “No nos separamos”. (Esta afirmación tendrá una especial relevancia en unos minutos.)




Por si había alguna duda de la maestría de la desarrolladora que hay detrás del título, no mucho después de lo anterior mencionado llegamos a lo que confirma lo evidente, cuando Ellie se lanza al agua del río aun no sabiendo nadar, pues tiene la certeza absoluta de que llegados a este punto Joel no dudará en saltar en su ayuda. Ahora ya no hay vuelta atrás, hemos descendido la primera bajada de esta montaña rusa emocional y se avecinan curvas.

Todos a los que quería me han dejado o han muerto, todos… excepto tú

En pos de agilizar el contenido obviaremos partes muy importantes que ocurren hacia la mitad del juego, siendo la más destacada de todas, probablemente, cuando Joel le da un arma a Ellie en Pittsburgh. (Primero un rifle para que le cubra mientras él acaba con algunos enemigos y, después de ver lo bien que se desenvuelve con el gatillo, le da una pistola que portará el resto de la aventura.)

Esto no solo marca un antes y un después en el apartado jugable, pues ahora Ellie se habrá convertido realmente en una indispensable compañera a la hora del combate, sino que nos muestra que Joel prima su seguridad ante todo, y ha comprendido que su madurez es más que suficiente para poder disparar. Al principio, cuando se niega a darle un arma, es como si Joel la viera como una niña pre-apocalíptica, inocente y débil, como Sarah.

Más tarde, sin embargo, es cuando llega uno de los momentos (o puede que “el momento”) más importantes de  todo el juego en lo que respecta a la evolución de la relación entre los dos protagonistas. Nos hallamos en la presa de Tommy, el hermano de Joel. Él comprende que Tommy está mucho más capacitado para llevar a Ellie hasta los Luciérnagas, pues conoce el lugar como la palma de su mano. Ellie, indignada tras enterarse, ensilla un caballo y se marcha a una granja cruzando el bosque. Cuando llegamos a la casa y entramos en la habitación donde ella se encuentra tiene lugar una de las conversaciones más poderosas y con mayor carga emocional de todo el juego.

Naughty Dog vuelve a llevarnos de una forma magistral al principio del juego, tanto al momento en el que perdemos a Sarah como al momento en el que nos encontramos con Ellie, 20 años después. Es aquí que ella le habla por vez primera, directa y sin tapujos, a Joel de su hija. Un tema que hasta ahora no ha encontrado la confianza para abordar. Además, le explica que todos aquellos a los que ha querido le han abandonado, (ahora incluyendo a Joel en ese grupo) tanto víctimas del córdyceps como, en este caso, por pura conveniencia. Recordemos que nosotros ya hemos sido testigos de uno de estos “abandonos”, cuando Marlene “se quita de encima” a Ellie para dejárnosla a nosotros. Ahora entendemos ese alejamiento que había entre los dos personajes al principio.




Ellie: “Todos a los que quería me han dejado o han muerto, todos… excepto tú. Así que no digas que estaría más segura con otro porque estaría más asustada.”

El tema de Sarah, sin embargo, es uno que Joel no está dispuesto a desenterrar por ahora (casi de forma literal). Por lo que, cuando ella trata de indagar por primera vez en su corazón, él decide construir un sólido muro y soltarle una verdad que, aun tan cierta como lo es, le es dolorosa a ambos:

La imagen que se ha seleccionado para encabezar a este artículo no ha sido elegida al azar. Aunque pueda parecer una escena cualquiera del juego, es muy probable que se trate del momento más importante en cuanto a la construcción de la relación paterno-filial entre Joel y Ellie. Estamos hablando, por supuesto, de cuando Joel internamente (aunque esto no se muestra al jugador) reflexiona las duras palabras de Ellie y acepta la muerte de Sarah y se da cuenta de que ella es ahora su “hija”, que están juntos en esto hasta el final, pase lo que pase. Para bien o para mal. Al igual que cuando perdemos a Sarah, que Joel trata inútilmente de dar su vida por ella poniendo su cuerpo por delante, ahora tiene la oportunidad de recuperar a la niña que le arrebataron.

“Siempre encuentras algo por lo que vivir”

Nos encontramos inmersos ya en los últimos compases de esta aventura, Ellie y Joel son ahora una sólida pareja de protagonistas unidos por mucho más que simplemente un “trabajo” o la “causa”. La experiencia terrorífica que viven ambos durante el invierno les ha marcado mucho, tanto Ellie primero como Joel después están a punto de perderse mutuamente.

Lo más destacable, sin embargo, es que los dos hacen absolutamente todo lo necesario por salvar al otro, primero Ellie alejando a los hombres de David y yendo a buscar la medicina para salvarle la vida (esto lo vemos en el DLC Left Behind) y luego Joel literalmente abriéndose paso a machetazos para rescatar a Ellie justo cuando David está a punto de violarla.

Como reflexión final, no obstante, queda destacar que es probable que os hayáis percatado de que los “zombis” apenas han sido mencionados en este artículo. Esta ironía intencional es con la que juega Naughty Dog para crear su mundo postapocalíptico en The Last of Us, si bien es cierto que el córdyceps juega un papel fundamental en la historia y es la causa de todo, es irónico que lo que realmente ha derrumbado el mundo de Joel hayan sido las personas “sanas”.

Primeramente, fueron los soldados y sus balas los que acabaron con la vida de Sarah, no el córdyceps. Más tarde, también son los Luciérnagas los que le quieren arrebatar a Ellie, aunque en esta ocasión no va a permitir por ningún medio que esto ocurra. A Joel, a diferencia de a Ellie, le da absolutamente igual la “causa”. Es por esto que prefiere tenerla a su lado que encontrar una cura para una humanidad que ya le ha fallado demasiadas veces.

Joel: “Mucho tiempo he llevado mal lo de sobrevivir. Y tú… Sea lo que sea, siempre encuentras algo por lo que vivir.”

Quizás te interese:


Contenido relacionado
  • Javier Mañas

    The Last of Us sigue estando entre mis juegos pendientes con máxima prioridad. Espero tener tiempo pronto para jugar a esta belleza.

  • Brillante artículo resumiendo las conversaciones y aproximaciones entre ellos a lo largo del juego. La mayoría de los videojuegos tienen diálogos mientras estamos jugando y tal, pero creo que no ha habido otro juego que me hayan interesado tanto los diálogos mientras jugaba que en The Last of Us. Son sencillamente magistrales y te ayudan a comprender poco a poco la relación que tienen Joel y Ellie.

  • Buenas reflexiones, lo has clavado. Tengo pendiente el Left Behind, creo que lo empezaré pronto para prepararme para TLoU 2.

  • Juan Linares

    Yo lo jugué recientemente en PlayStation 4 y me arrepentí de no haberle prestado antes la debida atención. La secuela marcará seguro un antes y un después en la técnica como ya consiguió Naughty con Uncharted 4 y seguro que cerrará el ciclo de PlayStation 4 dejando a Part II como el mejor título de la generación o posiblemente como el más pulido a nivel técnico.

    Sobre la trama, está claro que no veremos ni al Joel ni a la Ellie de la primera entrega, lo cual es bueno, pues seguro que dará sensación de estar jugando a otro título y no que parezca una continuación simplista.

  • Satanael

    Grandísima disección, mi enhorabuena! Desde mi perspectiva el primer título es la crisálida de Ellie, su preludio al verdadero germen humano, el cual se vislumbra en Joel durante todo el juego, y el final lo ratifica. La niña, deduzco, consciente de la elección de su “padre adoptivo” configurará una visión caótica del mundo, la verdadera esencia de la humanidad. La verdad es que lo más interesante de Naughty es saber dotar de coherencia a la evolución de los personajes en su respectivo marco narrativo, desde Sully en Uncharted hasta Ellie en TLOU.

    Un saludo! ^^

  • ElGato

    https://uploads.disquscdn.com/images/eba08f1c7b44c99f479618d5c1e9a34328ec393fceeb171aa2eda57c04c9a17d.jpg
    -maravilloso volver a rememorar esta obra de arte….. supoongo que a todos nos paso que el juego o sus mecanicas en si nos daban igual solo queriamos saber de cada dialogo entre los dos protas, alucinante juego

  • pablo espinosa

    Obra maestra, sin duda alguna está relación es una de los factores más mágicos del título

 
X