Lo mejor y lo peor de Nintendo Switch

Os contamos qué nos ha parecido la consola

Nintendo Switch
 

Hace unos días pudimos probar de primera mano la nueva consola híbrida de Nintendo que saldrá a la venta el 3 de marzo, Nintendo Switch. Durante las dos horas que estuvimos probándola, nos quedamos con buenas sensaciones a jugar a juegos como Mario Kart 8 Deluxe, Splatoon 2, Arms y The Legend of Zelda: Breath of the Wild. A continuación os dejamos los puntos positivos y negativos de Nintendo Switch.

Calidad portátil

Si por algo se caracteriza Nintendo es por sacar unas consolas portátiles de muy alta calidad y con un catálogo que barre a la competencia. Nintendo Switch no es una excepción, ya que, aunque funcione también como consola de sobremesa, se nota que está muy centrada en ser una plataforma que pueda llevarse a la calle o transportarse con facilidad. Al principio, sorprende lo ligera que es Switch, ya que parece ser más pesada por su aspecto, pero los materiales son muy buenos y se puede manejar con mucha ligereza. La pantalla, sin embargo, parece algo más frágil y se quedan fácilmente las marcas de las huellas, -que no así en el material plástico- por lo que será conveniente ponerle algún protector para evitar que se raye el cristal y protegerlo.

La calidad de la pantalla también sorprende de primeras, ya que tiene unos colores muy vivos para ser “sólo” una consola de 720p en modo portátil. Sin duda, está ideada para que podamos llevarla a todas partes y disfrutar de unos buenos gráficos en ella. Los joy-con cumplen muy bien su papel cuando están junto a la pantalla y son muy cómodos en este aspecto, pero cuando la consola está en modo sobremesa y estos se acoplan al “mando”, es insuficiente para poder jugar de una manera óptima. Los jugadores con manos más grandes o que tengan un buen agarre echarán mucho en falta el mando pro que se vende por separado, el cual es especialmente bueno en materiales y diseño.

A pesar de llevar una pequeña rejilla de ventilación en la parte superior, Nintendo Switch es muy silenciosa y sólo se calienta cuando está corriendo juegos de una calidad gráfica alta, como The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Ahí el calentamiento si puede ser algo más notorio y un pelín molesto, pero teniendo en cuenta la que será la posible duración de la batería en modo portátil, no se debe considerar un grave problema al salir fuera con Switch. El sonido de los altavoces de la consola también es de buena calidad y se puede oír con gran nitidez y a un alto volumen, sobre todo cuando está puesta en su modo tablet.

Juegos destinados a los grupos

El catálogo de Nintendo Switch se caracteriza por tener unos cuantos títulos creados para jugar con amigos en fiestas u online. Destaca mucho 1-2-Switch, una recopilación de 28 minijuegos para jugar en grupo. En esta colección encontramos juegos tan variados como un duelo de pistoleros o un “incómodo” juego de ordeñar a una vaca moviendo los joy-con de arriba a abajo. Estos minijuegos son muy entretenidos y aprovechan muy bien el potencial de los mandos, además de que se puede jugar en todas partes. Sin embargo, no serán muy útiles si lo que buscamos son experiencias únicas en esta nueva consola.

Los joy-con también son bastante cómodos cuando se trata de jugar a juegos más frenéticos como Mario Kart 8, ya que hay una buena respuesta de los joysticks y botones, aunque estos últimos son algo pequeños para la gente de manos grandes. En algunos minijuegos y títulos como Arms se puede apreciar lo bien aprovechados que están estos pequeños mandos gracias a sus sensores de movimiento y vibración.

Donde de verdad se echa de menos un mando en condiciones es en The Legend of Zelda: Breath of the Wild. No es que sea incómodo jugarlo con los joy-con, pero es mucho más agradable explorar un mundo tan hermoso con el mando pro de Nintendo Switch, por lo que este mando será una compra casi asegurada para la gran mayoría de los interesados en la consola de Nintendo. Breath of the Wild promete ser una hermosa experiencia en esta consola y es un gran comienzo del catálogo de Switch, a pesar de sus bajadas de frames en zonas muy amplias que esperemos que se arreglen en un futuro.

Conclusión – Corazón portátil y entretenimiento en grupo

Nintendo Switch es una consola que encantará a los jugadores de Nintendo. Es todo lo que debería haber sido Wii U: Una consola híbrida, con una pantalla nitida y con más potencia que su predecesora. Este modelo que alterna entre sobremesa y portátil tiene mucho potencial y sólo necesita un buen catálogo de juegos y una batería que esté a la altura. Es una pena que juegos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild tengan bajadas de frames, aunque puede que haya un parche en el futuro, y que el mando pro sea una compra casi obligada, lo que encarecerá el precio total de la consola. Si te gustan los exclusivos de Nintendo y las consolas portátiles, Nintendo Switch te tendrá enganchado durante horas y horas de juego solo o acompañado.

 


Contenido relacionado