La adaptación de Cursed Castilla a 3DS no fue una tarea fácil

Maldita Castilla EX

New Nintendo 3DS Nintendo 3DS PC PlayStation 4 PlayStation Vita Xbox One
8.7

Muy bueno

La adaptación de Cursed Castilla a 3DS no fue una tarea fácil

Afortunadamente, la distribuidora trabaja con su propio motor que facilitó las cosas

La adaptación de Cursed Castilla a 3DS no fue una tarea fácil
 
 

Locomalito, el conocido desarrollador español que ofrece sus juegos de forma totalmente gratuita en PC, se alió en su día con la distribuidora Abylight Studios para llevar -poco a poco- sus creaciones a consolas. Gracias a esta colaboración, los jugadores ya están disfrutando de Cursed Castilla (Maldita Castilla EX) en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo 3DS, además de en PC, claro.

Se explica el cambio de nombre de Maldita Castilla a Cursed Castilla

En su día, Cursed Castilla fue desarrollado con GameMaker, una herramienta ideal para crear juegos en 2D y que tiene soporte para móvil y varias consolas pero no para 3DS, al menos a día de hoy. Por lo tanto, el primer paso para llevar el conocido arcade a la consola portátil de Nintendo fue decidir entre hacer un port o un remake.

En un principio, valoraron altamente la posibilidad de hacer el juego de nuevo al no contar con el código fuente del motor, programando por completo el título de forma nativa para la consola. No obstante, y aunque parecía el camino más fácil a seguir, un estudio del código reveló que no sería posible reproducir fielmente desde cero el nivel de pulido conseguido en el juego original; sería una tarea increíblemente compleja, ya que todo píxel de Cursed Castilla está medido con precisión milimétrica.

Por lo tanto, solo quedaba la opción de hacer un port. Sin embargo, no se terminaron los quebraderos de cabeza porque todavía había que desarrollar un motor compatible con GameMaker para Nintendo 3DS y usar el código original de Cursed Castilla. Afortunadamente, en Abylight Studios llevan años invirtiendo y desarrollando un motor propio, VEGA, que es multiplataforma y totalmente modular.

Así pues, tras haber extraído el código C++ y el resto de ficheros de datos de GameMaker, comenzaron a realizar el port en Linux, pero con una versión virtualmente idéntica a una Nintendo 3DS, antes de compilar en la portátil de Nintendo.

Por último, para el equipo era importante mantener el espíritu de las máquinas recreativas que reinaban en la época de los 80 y los 90. Surgiendo así la idea de transformar la consola en una arcade, dejando pequeños (o grandes, según cómo se mire) detalles como, por ejemplo, la posibilidad de abrir la puerta de servicio para sacar la placa de la recreativa y trastear con su configuración (cambiar el tamaño de la pantalla, añadir el contador de speedrun, modificar la configuración de los botones, etc.).




Pero, al final, todo esfuerzo obtiene su recompensa y parece que la comunidad de Nintendo 3DS ha acogido cálidamente Cursed Castilla, “sin duda nos hace estar muy orgullosos de haberlo conseguido y transmite una sensación muy gratificante para todo el equipo“, han declarado desde Abylight Studios.


Contenido relacionado

Dejar un comentario