Primeras impresiones de Forza Motosport 7: la joya de Xbox One X

Forza Motorsport 7

PC Xbox One Xbox One X
9.5

Increíble

Primeras impresiones de Forza Motosport 7: la joya de Xbox One X

El próximo 3 de octubre volaremos por las estrellas

Primeras impresiones de Forza Motosport 7: la joya de Xbox One X
 

La historia del género de conducción es parte intrínseca de la evolución de los videojuegos en los últimos años. Persecuciones, carreras callejeras, circuitos profesionales… todo lo imaginable ha sido representado en píxeles, pero nunca de una forma tan realista como lo hace Forza Motosport 7, la última entrega de la famosa saga de Turn 10 studio que este año cumple 10 años, rompiendo los límites técnicos imaginables y haciendo lo que mejor sabe hacer: convertirte en un piloto profesional de carreras.

El próximo 3 de octubre será el gran momento de Microsoft para demostrar el verdadero potencial de su flamante Xbox One X. Y es que tras Forza Horizon 3, los chicos del estudio estadounidense estaban gestando la entrega más revolucionaria de la franquicia, en un tándem con la plataforma que marcará un nuevo estándar gráfico para los próximos años. Con esa premisa acudimos el pasado viernes a la presentación oficial de Forza Motosport 7 a la que acudimos en Madrid invitados por Microsoft, y donde corroboramos algunas de las altas pretensiones hacia el esperado título.

Un garaje de ensueño

Aunque viene siendo una constante en los juegos de Turn 10 studio, en esta ocasión la variedad de vehículos disponibles es sorprendente. La nueva entrega nos ofrece hasta 700 opciones diferentes entre las que vuelven a estar algunas de las marcas más prestigiosas como Ferrari o Lamborghini, y con un especial protagonismo este año con el Porsche  911 GT2 RS. Hablamos de este modelo con especial detalle porque se ha convertido en el centro e imagen de Forza Motosport 7 así como la envidia de todos los amantes de la conducción antes incluso de su salida al mercado, desde que la marca alemana anunciara en el pasado E3 un contrato de exclusividad con el estudio.

¿Qué sería de un coche sin asfalto?

El nuevo título exclusivo de Microsoft no decepciona tampoco en este apartado. La pasada semana muchos usuarios ya pudieron disfrutar de la primera demo del juego en la que se ofrecía un pequeño aperitivo con los circuitos de Dubai, Mugello y Nürburgring, también conocido como infierno verde. Las sensaciones de inmersión que dejaron son solo un adelanto de las hasta 32 pistas que contendrá la versión final del título cuando aterrice en las tiendas en unas pocas semanas. Laguna Seca o Indianapolis son otros de los famosos recorridos que estarán presentes, en un plantel que contiene todos los pesos pesados, y donde también ha quedado espacio para la representación nacional con el Circuit de Catalunya.

Sin embargo de lo que se pueden enorgullecer desde Turn 10 no es del número de circuitos sino de la calidad y potencia que demuestra el conjunto del título en cada uno de ellos. Con una resolución 1080p y 60 frames por segundo, el nuevo motor Forzatech convierte cada carrera en un verdadero espectáculo. Eso fue lo que pudimos comprobar nosotros mismos con un mando  de Xbox One S en las manos, y que será la experiencia más realista vista hasta la fecha en el género cuando se libere de sus ataduras en los 4K de la nueva Xbox One X.

Un todoterreno a prueba de balas

Si por algo suelen pecar los títulos de conducción es de la reiteración y poca variedad. No es el caso de Forza Motosport 7, donde cada carrera es una experiencia única. Desde los paisajes desérticos y llenos de partículas hiperrealistas de Jebel Hafeet, pasando por los constantes cambios climáticos de Nürburgring sobre el Nissan NISMO GT-R LM, y llegando la exigencia técnica y específica de cada curva trazada en Mugello con el Mercedes-Benz Tankpool, el juego sorprende una y otra vez.

En cuanto a rendimiento, los futuros pilotos no tienen de qué preocuparse. Durante nuestra sesión de juego no tuvimos ningún tipo de tirón ni comportamiento extraño. Aunque la potencia soberbia que destilaban los televisores con la versión de Xbox One X dejaban sin aliento, la versión de su antigua y casi recién llegada compañera no tiene nada que envidiarle. La fluidez del gameplay roza la perfección, y el Full HD y 60 fps son más que suficientes para disfrutar de Forza Motosport 7 de la manera que fue concebido también en Xbox One S.

Esta nueva entrega no será solo potencia gráfica, sino que viene cargada de novedades y distintos modos de juego para pasar horas frente al volante. En esta ocasión los chicos de Turn 10 han hecho un especial esfuerzo en la personalización de nuestros avatares, cuidando hasta el más mínimo de los detalles y demostrando porqué la saga está donde está.  Además no todo serán carreras arcade, porque Forza Motosport 7 incluirá una nueva campaña en solitario llamada  Driver’s Cup, que viene a solventar algunos de los puntos débiles de pasadas entregas y que demuestra por qué este próximo 3 de octubre todo el mundo querrá tener una consola de Microsoft en casa. La joya de la corona ha vuelto un año más perfilando la realidad en píxeles.


Contenido relacionado