Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey

Nintendo Switch
10

Obra maestra

¿Qué esperamos de Super Mario Odyssey?

El juego sale a la venta el 27 de octubre

Super Mario Odyssey
 

Super Mario Odyssey es una de las grandes apuestas de Nintendo para su nueva consola. Estamos acostumbrados a que Super Mario, en cada una de sus apariciones, busque innovar y mantener la esencia de la saga, algo que casi siempre ha conseguido. En este artículo recogemos algunas de las características ya confirmadas del juego, pero las mezclamos con algunas elucubraciones y apreciaciones propias de lo que esperamos del juego.

Volvemos a la exploración total

En este nuevo título del ex fontanero italiano veremos a un Super Mario distinto y dispuesto ofrecer lo mejor de sí en un aventura de mundo abierto, y decimos mundo abierto porque a pesar de que siempre se habla de que es un sandbox, no consideramos que sea así. Super Mario Odyssey hereda el sistema implantado en Super Mario 64, Super Mario Sunshine y el gran Super Mario Galaxy mediante el cual tendremos un lugar central donde partir a otras partes de ese mismo mundo.

En Super Mario 64, por ejemplo, era el castillo de Peach el que servía como base central mediante el cual pasamos a las distintas fases a través de los cuadros situados en distintas estancias, o como en Isla Delfino o Super Mario Galaxy, donde nos movíamos de una manera similar. Quizás sea este último el que más ha servido como guía en Super Mario Odyssey ya que al igual que hacíamos con Planetario en dicho juego, en el nuevo título usaremos a Odyssey, una nave que se mueve gracias a la energía que obtenemos de las energilunas y que nos permitirán ir viajando a las distintas localizaciones del juego.

En esta ocasión parece que será a través de New Donk City -se trata de una apreciación nuestra– desde donde partamos a las distintas localizaciones que serán tan variadas como el Reino Sombrero o Reino del Lago en los que nos permitirán, esperamos, una exploración muy concienzuda dentro del contexto que se nos propone recuperando de esta manera la libertad perdida en Super Mario 3D World y que ha sido una característica innegable en los últimos títulos del personaje alejados de la serie “New”.

Los distintos reinos se antojan de un tamaño bastante grande y con un gran diseño según hemos podido probar en las distintas ferias y eventos a los que hemos asistido. Un montón de recovecos y lugares escondidos que albergan secretos y minijuegos dentro de cada uno de los reinos. Parece que la variedad estará servida, por lo que esperamos encontrar algo similar a lo que hemos visto en The Legend of Zelda: Breath of the Wild en entretenimiento y exploración siempre teniendo el cuenta las características jugables de uno y otro, claro está.

Vamos a encontrar, en todo caso, muchas novedades y muy variadas. Por lo pronto, la más destacable es la nueva función de nuestra gorra, que se convierte por “exigencias” del guión en un nuevo e inesperado personaje llamado Cappy. Esta, además de permitirnos hacer movimientos nuevos como saltar sobre ella para llegar a lugares que de otra manera no llegaríamos, e incluso atacar, no permitirá usarla para una inesperada y grandísima novedad como es la de capturar enemigos.

Esto otorgará la posibilidad a Mario, como si de Kirby se tratase, de usar las habilidades de los enemigos capturados tanto para atacar como para movernos por los escenarios y acceder a zonas donde normalmente no podríamos.

Otra de las novedades importantes que encontraremos será la opción de equipar a Mario con distintos trajes. Sin embargo, parece que no se ha profundizado demasiado en este aspecto, y tan solo servirán para acceder a distintas zonas o llevar uno u otro; no ofrecerán por tanto y hasta donde sabemos, poderes especiales, aunque sí que son muy importantes. En total y hasta el momento se ha confirmado la existencia de 25 trajes distintos – que seguramente sean muchos más- y que los podremos adquirir mediante monedas del juego, que en esta ocasión adquieren una una importancia más allá de proporcionarnos vidas o coleccionables.

Otras cosas “menores” que encontraremos en el juego es un interesante modo foto, con el que podremos hacer un montón de capturas de distintas formas, tablas de clasificación y también un modo cooperativo que os recordará mucho al visto en Super Mario Galaxy.

¿Qué esperamos de Super Mario Odyssey?

No os vamos a mentir, nuestras expectativas son bastante altas después de varios meses de seguimiento. Las sensaciones al probarlo siempre han sido muy positivas, lo que disparan nuestra ganas de probar de una vez la versión final del juego.

Además hay que tener claro que estamos hablando de “un Super Mario”, una saga que Nintendo siempre ha mimado al máximo en el desarrollo, pudiendo estar más o menos acertada, por lo tanto esperamos un juego con una calidad técnica alta y con pocos o nulos fallos en su apartado jugable.


Contenido relacionado