Anunciada la expansión multijugador Dying Light: Bad Blood

Llegará en 2018 de forma exclusiva a PC

Dying Light: Bad Blood
 

Casi tres años después del lanzamiento original de Dying Light, el título que nos situaba en una ciudad infestada por un extraño virus que convertía a sus habitantes en seres similares a zombis, su desarrolladora Techland ha anunciado la llegada de la expansión multijugador Dying Light: Bad Blood, en algún punto de 2018 y de forma exclusiva para los usuarios de PC.

Hemos de tener en cuenta que para disfrutar de Dying Light: Bad Blood no es necesario contar con el juego original, pues la expansión entra dentro de las conocidas como ‘standalone’. Además, desde ya mismo es posible solicitar acceso al servidor de pruebas del juego, pero antes de ello expondremos a continuación qué retos nos propondrá Dying Light: Bad Blood.

¿En qué consiste la expansión?

En la expansión multijugador de la obra de Techland seis usuarios en total serán desplegados en una zona llena de seres infectados con un objetivo básico: evacuar antes de que caiga la noche. Para ello, los jugadores contarán con las clásicas habilidades de parkour de la obra original, y deberán registrar la zona de juego para encontrar armas que les permitan sobrevivir tanto a los infectados como a los otros jugadores.

El método de evacuación es sencillo, pues simplemente deberemos recoger suficientes muestras de sangre de infectados que nos permitan acceder a un asiento en el helicóptero que debe rescatarnos. Para lograr esto hay muchas formas de hacerlo, como siendo un jugador honesto y buscando el trabajo en equipo, o también traicionando a los otros usuarios para robarles sus muestras de sangre.

Sin embargo, toda posible alianza que se realice está sujeta a deteriorarse rápidamente, pues a pesar de que a más muestras de sangre recolectadas entre todos más asientos de helicóptero desbloqueados encontraremos, en última instancia cada jugador deberá pagar de forma individual por su asiento en el helicóptero, lo que puede llevar a inesperados giros de actuación.


Para finalizar, como hemos indicado ya es posible registrarse en el servidor de pruebas de Dying Light: Bad Blood, aunque para ello deberemos contar tanto con una cuenta de Steam como con otra de Techland. Si estáis interesados en ser de los primeros en poder disfrutar de esta interesante expansión, podéis acceder al registro haciendo click aquí.