Probamos Days Gone y os contamos nuestra experiencia con el juego

Days Gone

PlayStation 4

Probamos Days Gone y os contamos nuestra experiencia con el juego

Se trata de una versión alpha del título

Probamos Days Gone y os contamos nuestra experiencia con el juego
 

Este pasado viernes pudimos asistir a un evento especial de PlayStation en Madrid y donde probamos por primera vez Days Gone, el juego presentado en el E3 2016 y que se ha mantenido en un perfil bajo hasta haber podido mostrar algo más solido a la prensa y que veamos como avanza el juego. Pronto habrán pasado dos años desde su primer tráiler y esta fue la ocasión perfecta para probar cómo se encuentra Days Gone actualmente y si realmente merece la pena nuestra atención para este próximo E3, que se encuentra a la vuelta de la esquina.

Sobrevivir en este devastado mundo

La sociedad como tal ya no existe en el mundo de Days Gone. Unos pequeños grupos de humanos sobreviven en un mundo cruel infestado de zombis hambrientos y violentos llamados “freakers” que matarán cualquier cosa o ser vivo que se encuentre en su camino. Las únicas zonas seguras son los campamentos que han creado estos supervivientes, pero los recursos son limitados y la exploración es algo que tendrá lugar muy a menudo para poder subsistir. Nuestro protagonista, Deacon St. John, es un motero que lucha por sobrevivir en esta zona del noroeste del Pacífico en Estados Unidos.

La ambientación y la sensación de soledad son sin duda dos de los puntos más fuertes de Days Gone, ya que nada más salir de tu campamento estás totalmente desprotegido (y a oscuras en este caso). No es nada agradable tener solo la luz de tu moto cuando no haces más que escuchar alaridos de zombies en un bosque por la noche, por lo que Days Gone juega con esto y hace que estés muy pendiente de que tu moto esté en plena forma y con el tanque de gasolina lleno para que no te quedes tirado a merced de las criaturas. La supervivencia es algo fundamental, por lo que el crafteo será importante para poder crearnos botiquines de emergencia y elementos que nos ayuden para el combate.

Las misiones que tuvimos disponibles en esta alpha de Days Gone incluían un enfrentamiento directo con un campamento de humanos y otra de recuperación de materiales en una zona infestada de “freakers”. El combate está muy bien logrado y cada bala cuenta, ya que no podemos disparar a lo loco y después andar completamente desarmados, porque moriremos en un instante. La tensión está servida cuando tienes un gran grupo de zombies muy cerca y tienes que andar con máxima cautela, ya que no podrás hacer nada con una pistola y 8 balas. Eso sí, el combate es todo lo sangriento que puede y más, ya que un disparo a la cabeza de un humano y podrás ver como vuelan los fragmentos de esta por los aires.

Todavía queda mucho recorrido

La mayor lacra actualmente de Days Gone es el estado tan temprano en el que se encuentra a pesar de haber sido anunciado hace casi dos años. Sabemos que esto es una alpha y no representa el juego final, pero la estabilidad del juego en una PlayStation 4 Pro dejaba bastante que desear, siendo muy poco fluido en el combate y zonas amplias, aunque parecía estabilizarse al moverse en moto, por lo que parece que el ir en vehículo de manera suave ha sido uno de los puntos principales de Bend Studio.

Otro de los grandes obstáculos que debe salvar Days Gone es el ser un juego de mundo abierto genérico. El mercado ha visto muchos títulos de mundo abierto con ciertos tintes RPG y sociedad postapocalíptica (recordando un poco este título a Dying Light pero en primera persona), por lo que está en las manos del estudio el crear una experiencia auténtica y ese toque que de verdad invite al jugador a probar su título. Ciertos elementos como el árbol de habilidades pueden ayudar a esta tarea, ya que contamos tres ramas distintas: Combate (más vitalidad), Armas de fuego (pausar el tiempo apuntando) y Supervivencia (recoger más objetos de enemigos). Mejorar y aprender habilidades poco frecuentes en este tipo de juegos sería un punto a favor para Days Gone.

En resumen, Bend Studio tiene en sus manos un juego con un potencial estupendo y que puede ser maravilloso para todos aquellos que disfruten de un buen mundo abierto con sus toques de acción y supervivencia. Sin embargo, se enfrentan al reto de no caer en lo convencional y de que las ganas por su juego decaigan si tardan mucho en lanzar el título. Este E3 2018 puede ser muy importante para PlayStation si consigue estar a la altura de lo esperado con Days Gone y si el juego ofrece grandes dosis de adrenalina a todos aquellos que lo prueben.


Contenido relacionado