Colabora

Crítica del episodio 7 de One Punch Man 2: Saitama y el mundo

Fichas
CRÍTICA

Crítica del episodio 7 de One Punch Man 2: Saitama y el mundo

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: A la espera de una posible tercera temporada
  • Duración: Episodios de 20 minutos
  • Pais: Japón
  • Género: Acción, comedia
  • Productora: Madhouse (Temporada 1) / J.C.Staff (Temporada 2)
  • Distribuidora: Selecta Vision (España)
  • Director: Shingo Natsume

Los monstruos se alzan por un lado y el torneo de artes marciales llega a su conclusión por otro. Saitama, que hasta el momento se había mostrado mayormente inactivo en «One Punch Man 2», ‘entra en acción’ de forma prolongada. ¿Quién consigue que el gran protagonista vuelva a lucir como antaño? Pues ni más ni menos que Suiryu, de quien ya esperábamos que lograra animar el torneo, a diferencia del resto de participantes que, ciertamente, no ha tenido la más menor oportunidad. Asimismo, este séptimo episodio nos ha dejado con una revelación muy interesante del lado del lado de los monstruos, la cual trataremos en profundidad seguidamente.

Como bien se nos ha ido presentando, los monstruos han emulado en esta ocasión el sistema de los héroes, motivo por el que cuentan con su propia Asociación. Esta, hasta el momento, ha introducido a una inmensa variedad de criaturas distintas, incluidas un rey, a través del cual conocemos que los mayores baluartes de su ejército todavía no han tomado acción. Ahora, por otro lado, se nos desvela cómo están consiguiendo que sus números no paren de aumentar, y es que aparentemente tienen en su haber unas células especiales que, en su consumo, trasnforman a quien sea en un monstruo -dotándolo a su vez de una fuerza superior a la que posee-. El misterio aquí reside en cómo dichos monstruos están consiguiendo gestar las células en cuestión, pues claramente debe ocultarse algún mecanismo o progenitor especial que pueda dar forma frecuentemente a dichos consumibles.

Las misteriosas células que permiten expandir el ejército de monstruos

Por otro lado, tratado el tópico de las células de monstruos -que a pesar de todo en su primer uso no acaban siendo muy eficaces que se diga-, este capítulo también nos permite echar un vistazo a las fuerzas de clase S en acción. Espadachines, niños genio, extraños hombres con un apetito infinito y… Tatsumaki, la heroína número 2 de la Asocación de Héroes que nos deja con una demostración del brutal poder que posee. Ante una especie de calamar gigante a la que otro héroe de clase S había tenido que propinarle diversos espadazos, Tatsumaki únicamente requiere de un contundente movimiento por el cual aplasta con contundencia a su presa. Esto, una vez más, pone de manifiesto que la diferencia de poder entre los héroes que forman la asociación no se encuentra solo en clases como la C o B, sino que incluso dentro de la propia categoría S existen bastantes diferencias. Pese al buen hacer de la clase S en esta ocasión, esta no consigue limar las asperezas del resto del conjunto, algo sobre lo que Suiryu hace énfasis en su batalla contra Saitama.

Como bien hemos señalado, esta semana el héroe más cotidiano de la historia pasa a la acción, aunque lo hace de una forma en la que solo él sabe. Como era de esperar, Suiryu y Saitama son quienes llegan a la final del torneo de artes marciales, pero en lugar de un combate de verdad nos encontramos con lo que luce como incluso una mofa del lado de Saitama -desintencionadamente, él simplemente es así-. Suiryu, convencido de que la victoria quedará de su lado, pues así lo dice tanto su historial como su ego, comienza a desatar una tormenta de patadas y ágiles movimientos que lucen de forma notable a nivel de animación, pero que sobre todo nos dejan con un contrapunto fantástico: la total despreocupación por parte de Saitama. Para ser más precisos, Saitama se encuentra preocupado, pero solo por el hecho de no perder su fabuloso disfraz consistiendo en una mera peluca.

Saitama sigue estando en su propio mundo

Es en este preciso punto en el que puede comenzar a olerse un delicioso aroma a ese clásico Saitama que, al mismo tiempo que lograba llegar a ridiculizar la profesión de héroe, la ensalzaba hasta su punto más álgido. Unas cuantas palabras en contra del honor de la Asociación de Héroes y todos aquellos que forman parte de ella -no demasiado desacertadas- son suficientes para que Saitama preste algo de atención real a Suiryu. No obstante, el proceso es más bien efímero y contenido, pues en el último instante del que parecía ser un puñetazo demoledor nuestro héroe logra contenerse para únicamente destripar de sus ropas a Suiryu. El festival de Saitama ante su rival, sin embargo, no había terminado en este punto, pues tras verse descubierta su identidad ante una revelación ‘Clark Kentaniana’, define a las artes marciales como una consecución de movimientos ‘guays’ para acabar dando un par de vueltas sobre sí mismo y tumbar a Suiryu de un golpe de cadera. Cierto, puede no ser el espectacular duelo que podía estar esperándose, pero pocas secuencias hasta el momento han respondido de una forma tan honesta a la esencia clásica de «One Punch Man».

Siete capítulos más tarde, «One Punch Man 2» sigue luchando contra el titánico peso que supone contar con una primera temporada de su calidad. La animación viene y va, al igual que en cierta medida la dirección, pero afortunadamente el humor prevalece. Por otro lado, hasta el momento en ninguna ocasión habíamos podido apreciar esa naturaleza disruptiva de Saitama de una forma tan clara como en el día de hoy; el mundo es un caos, los rivales ante sí buscan sacar lo mejor de sus capacidades, pero él, simplemente, se encuentra en su propio mundo, con sus propias preocupaciones. En general, este séptimo episodio cuenta con elementos suficientes como para mostrarse de forma satisfactoria, tanto por lo intrigante del desarrollo de la Asociación de Monstruos como por apreciarse que los momentos que hacen tan especial a Saitama siguen en pie.

Goketsu, el monstruo contra el que Genos no tuvo una sola oportunidad

Así pues, con la conclusión de que por lo menos actualmente ni Suiryu ni Garo son rivales para Saitama, parece ser que tocará volver a centrarse de manera única en el ataque de los monstruos. Para comenzar, se revela la identidad de aquel que apaliza a Genos, Goketsu, mientras que al mismo tiempo parece que, por fin, Garo continuará con su particular caza de héroes. ¿Tendremos un poco de ambos aspectos en el capítulo 8 de «One Punch Man 2»?


One Punch Man

Capítulo 2x07

Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este anime
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Duración:

Política de puntuación

Etiquetado en :

One Punch Man

Redactado por:

Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.

Comentarios: