Análisis Horizon Zero Dawn

PlayStation 4
 

Guerrilla Games ha sido un estudio que ha estado centrado desde hace muchos años en la saga Killzone, un shooter que, a pesar de su última entrega, siempre ha sido un símbolo de calidad e innovación. Como ya dio a conocer el propio estudio, en un momento dado de esta generación se les puso encima de la mesa dos grandes proyectos: uno más cercano al tipo de juego que estaban acostumbrados a realizar, y el otro era más ambicioso, más grande, más complicado de desarrollar y, por lo tanto, más arriesgado. Finalmente, eligieron la segunda opción y nació Horizon Zero Dawn. Arriesgaron y ganaron.

Horizon Zero Dawn ha sido un proyecto que ha experimentado de verdaderas montañas rusas de expectación o hype, como nos gusta llamarlo. La presentación del juego fue verdaderamente excepcional y, desde entonces, hasta aquí ha habido momentos en los que el interés general del juego reducía para volver a subir posteriormente con cada nuevo tráiler o evento destacado. Al final, con el juego en las manos y, por qué mentir, con algo de nervios por ver qué nos deparaba finalmente el proyecto, después de tantas idas y venidas en nuestro termómetro de emociones, lo cierto es que hemos disfrutado de uno de los mejores títulos del presente 2017, a pesar de que el año acaba de empezar.

Esto es una captura del juego en PlayStation 4 estándar

La obra de Guerrilla Games es todo lo que quiere ser, no deja deberes pendientes. Aunque más tarde entraremos a explicar cada uno de los apartados, debemos decir de forma certera que Horizon Zero Dawn cumple excepcionalmente todos los palos que toca. Es un juego que no decepcionará a nadie. Los amantes de una buena historia vibrarán con un argumento extenso, con sorpresas, misterios y emociones. Los amantes de la acción y la jugabilidad verán cumplidos sus deseos con un control eficaz y divertido. Aquellos que busquen un elemento más de rol, se verán satisfechos con el sistema de niveles, árbol de habilidades y un combate táctico. Los que disfruten de un mundo abierto, también lo tendrán con este título, misiones secundarias con una trama detrás, recados y objetivos varios interesantes de completar. Podemos decir que, en grandes rasgos, Guerrilla no se ha equivocado en nada con Horizon Zero Dawn, y eso es algo que cuesta ver.

Aloy es el nuevo icono PlayStation

No existe un gran juego sin un gran protagonista. Aloy es la cara visible de Horizon Zero Dawn y una de las piezas clave en la misma trama del juego. No podemos desvelar nada de la historia, ni tampoco quisiéramos en pos de que viváis una experiencia propia, pero lo cierto es que el misterio está presente alrededor de toda la narrativa. La vida y la identidad de Aloy serán importantes en el trascurso de la aventura, al igual que lo será el mundo, la existencia de las máquinas y el engranaje de todas esas piezas en un mismo arco. A nivel técnico-narrativo, Horizon Zero Dawn mantiene su fuerza añadiendo constantemente grandes dosis de intriga y mucha información, lo que incita a no parar en el juego. La propia Aloy es la que, con su personalidad, nos abre a todas las preguntas del mundo en el que transcurre la historia, pues para el usuario tampoco pasa desapercibido el hecho de que aunque la trama nos presenta un planeta Tierra futuro, todo parece estar sumido en el pasado, lo que nos lleva a despertar también nuestra curiosidad. En un primer momento, nos podemos incluso llegar a sentir abrumados ante la gran cantidad de datos y conocimientos que tenemos que retener sobre personajes secundarios o tribus.

Ahora descubramos un poco mejor a Aloy. Nuestra protagonista, a diferencia de la mayoría de la población de ese mundo ‘futurista’, se cuestiona todos los aspectos de la vida, su propia existencia, la razón de las máquinas y la civilización antigua. Pero también cuestiona su entorno, la religión, la moral o la propia ley. Aloy representa a una mujer que busca respuestas y que hará lo necesario para encontrarlas. Gracias al sistema de decisiones, podremos, además, moldear la personalidad de la protagonista hacia un lado más cercano a la bondad o podremos ser directos y/o vengativos.

Durante toda la historia, vamos a interactuar con importantes personajes secundarios, los cuales deberían restar un ligero protagonismo a Aloy, algo que, para bien o para mal, no consiguen hacer. Dichos individuos se quedan un poco más en segundo plano debido a la potencia de Aloy como personaje. Ya conocemos que Sony tiene intención de hacer de ella un icono de la marca PlayStation. Nosotros les decimos que tienen todo para conseguirlo.

Durante la trama, nos encontramos con una cadena de misiones principales que nos llevarán aproximadamente unas 25 horas en completar, aunque dependerá en parte de la dificultad escogida pues, sí, contaremos con diferentes niveles de dificultad dependiendo del reto al que queramos enfrentarnos. Completar el resto de misiones secundarias, recados y otro tipo de eventos a los que habría que añadir los coleccionables, nos podemos ir fácilmente a una cifra que supere sin ningún problema las 40-50 horas de juego. Además debemos sin dudar decir que en nuestras 35 horas de juego, no hemos sentido nada como repetitivo, en ningún momento hemos sufrido dicha sensación con el juego en las manos.

Cada misión cuenta con un nivel recomendado

¿Son relevantes las misiones secundarias? Lo son. Este es otro de los aspectos que ha sabido Guerrilla encarrilar muy bien. Respecto a argumento, no son simples mandatos de recolectar o eliminar a algún objetivo. Son cadenas completas de misiones que nos llevan incluso a descubrir ciudades en el mapa a las que la propia historia principal no nos dirige. Son verdaderas sub-tramas interesantes y necesarias de completar. Serán necesarias porque, igual que ocurre en otros juegos como The Witcher, cada misión cuenta con un nivel recomendado para ser completada, de forma que es posible que tengamos que realizar objetivos paralelos con tal de tener un nivel óptimo para avanzar en la campaña. Sin contar con que toda zona del mapa ostenta unos enemigos de un nivel u otro y, sin duda, no recomendamos enfrentarse a máquinas o humanos con mejores estadísticas que nosotros.

Existe, también, aunque sólo por mencionar, un tipo de misiones que son las conocidas dungeons, nombradas aquí como “Calderos”. Estas son actividades especiales en cuevas bajo tierra que servirán para conocer y desbloquear elementos y conocimiento de las civilizaciones antiguas.

Resumiendo este apartado, podemos asegurar que el argumento principal de Horizon Zero Dawn, además de ser sólido, sabe muy bien integrarse con toda su propuesta. Completar el resto de objetivos e, incluso, conseguir y leer o escuchar coleccionables, nos hará juntar mejor las piezas de todo el puzzle que forma el argumento del juego. Será complicado hasta saber si estamos delante de una misión principal o no, teniendo que ir al menú de opciones para saber qué tipo de ésta estamos haciendo. Esto delata, sin duda, el interés de hacer un buen trabajo en cualquier tipo de contenido que podamos estar realizando.

Acertados componentes RPG

Respecto a la jugabilidad, Guerrilla Games ha querido profundizar en ésta al máximo añadiendo la mayor cantidad de elementos de rol. Aloy subirá de nivel completando misiones y eliminando enemigos. Realizar tanto una tarea como la otra nos compensará gratamente pues, volviendo a comparaciones con The Witcher, en el juego del brujo la eliminación de enemigos apenas es relevante para la experiencia conseguida. En Horizon Zero Dawn sí que se nos invita a enfrentarnos a los mismos para conseguir experiencia, poder subir de nivel y obtener puntos de habilidad en los que mejorar alguna de las tres ramas de talentos.

El combate también toma todos los toques RPG posibles. Por un lado, los adversarios cuentan con un nivel determinado, algo que sabremos con “El Foco”: el dispositivo que lleva Aloy en la oreja y que nos permitirá descubrir las partes de los enemigos y sus diferentes debilidades. De esta forma, nos encontramos con que golpear a un rival en una zona u otra será muy influyente, al igual que será atacarle en esa fracción con un elemento como fuego, perforante o rayo, entre otras. Al ver con cada impacto el daño causado, podemos saber rápidamente si estamos dando con la “tecla” para acabar con dicho enemigo.

Esta es una de las modificaciones insertadas en el equipo

Tomar un ritmo pausado en los combates será de vital importancia. Lo ideal será acercarnos en sigilo sin ser vistos para realizar un reconocimiento y elaborar una estrategia concreta. Después, esperar al momento oportuno, ya que enfrentarnos a varios enemigos a la vez será muy posiblemente sinónimo de una muerte anunciada. Se premiará, por lo tanto, a los jugadores que sean más tácticos a diferencia de aquellos que, sin ningún sentido, se enfrenten a los enemigos. Junto a ello, el manejo del personaje es realmente cómodo y, aunque el combate cuerpo a cuerpo no funciona tan bien como el a distancia, lo cierto es que en lo jugable no ha llamado la atención para destacar nada negativo del mismo.

Todas las armas y equipo del juego se construirá o conseguirá gracias a la recolección de ítems. Será importante ir recolectando hierbas, elementos y componentes de nuestros enemigos caídos, pues los necesitaremos para comprar o mejorar armas y armaduras. Éstas no tienen un variedad excesiva, pero cumplen con su función. El equipamiento puede enfocarse en llevar protección contra algún elemento, mejorar nuestro sigilo o recibir menos daño enemigo. Además, como si de “runas” se tratase, podemos añadir mejoras al mismo. Todos los materiales del juego están divididos por colores según su rareza, siendo el morado el elemento más valioso y difícil de conseguir.

Si que nos hubiera gustado que el equipamiento no fuera solo un elemento global en forma de traje completo, si no que hubiera estado dividido en guantes, botas, pantalones para haberle dado un poco más de amplitud en ese aspecto. El conjunto que se aprecia en la imagen de arriba es todo uno.

El hombre y la máquina

En los juegos de mundo abierto suele preocupar mucho al usuario el tamaño del mapeado. En esta ocasión, sobre el plano, no parece que tengamos una gran extensión de tierra. No obstante, teniendo en cuenta que la mayoría del tiempo recorremos las distancias a pie, se nos ha hecho más que suficiente. Asimismo, a nosotros nos gusta personalmente que los mapas se caractericen más por su contenido que por su extensión, y aquí no estaremos faltos de contenido en ningún momento; el mapa es una olla a presión de misiones y eventos a completar.

Dentro del universo que se nos propone, visitaremos además localizaciones muy variadas, desde frondosos bosques a paisajes nevados o desiertos de lo más ariscos y diversas ciudades y campamentos. A ello hemos de sumar el sistema de ciclo día-noche y la climatología cambiante, los cuales hacen que tengamos una variedad muy interesante y una belleza de paisajes muy completa.

El Avempestad es uno de los enemigos más peligrosos del juego

Ese mundo estará lleno tanto de máquinas como de humanos. A lo largo de la historia, ya comprobaremos si son peores máquinas que humanos o viceversa, pero lo cierto es que el juego transmite en todo momento la sensación de ser más presa que cazador, sobre todo en la primera mitad del juego donde no abundan tanto los materiales ni el equipo. Deberemos mezclar, por lo tanto, muy bien las fases en las que merece atacar objetivos para subir de nivel y en las que vale más la pena pasar desapercibido y conservar munición o materiales de cara a un posterior enfrentamiento.

Seduciendo los sentidos

A nivel gráfico, el juego sorprende desde el primer momento que iniciamos sus secuencias. El apartado gráfico abruma en los compases iniciales al comprobar los increíbles efectos de luz y la cantidad de detalle con las que cuenta un título que, no olvidemos, no deja de ser de mundo abierto y que transcurre además con tan sólo una carga inicial. Si gráficamente luce así de bien, es de agradecer el completo modo foto que se ha implementado, el cual no solemos utilizar en la mayoría de títulos pero que sí nos ha llamado la atención aquí debido a los buenos planos que podemos capturar. Todas las imágenes de este análisis están realizadas directamente desde el modo foto o desde el propio juego.

En términos técnicos, hemos jugado al título en una PlayStation 4 estándar, porque es, a día de hoy, la que más usuarios posee. El juego cuenta con pequeñas caídas de frames en momentos muy puntuales y con el retraso en la carga de algunas texturas. Nada importante y nada destacable para el producto en general. No obstante, al trabajar sobre una versión temprana para review, se nos ha informado que el juego dispondrá de un parche de lanzamiento donde corregirán estos ligeros problemas y, aunque aquí los comentamos por que así los hemos vivido, es posible que no los encontréis en la variante final de la obra. Las pruebas practicadas en PlayStation 4 Pro nos han mostrado una calidad gráfica algo superior, sobre todo gracias a poder disfrutarlo en resolución 4K, aunque ambas versiones disfrutan de 30 fotogramas por segundo.

La banda sonora del título se utiliza con poca frecuencia, pero en los momentos en los que aparece sabe marcar la diferencia. Personalmente, me cuesta apreciar una buena banda sonora muy a mi pesar, pero en Horizon he disfrutado sobretodo escuchando el tema central de la misma. El doblaje al castellano cumple su cometido, destacando especialmente el énfasis que aporta Michelle Jenner en el papel de Aloy.

Conclusiones

De igual que empezó este análisis va a terminar. Horizon Zero Dawn ha conseguido ser todo lo que buscaba ser. Es una propuesta que cumple su objetivo a la perfección sin querer abarcar más de lo que puede; con una narrativa muy sólida que engloba de forma sobresaliente el contenido secundario y sabiendo jugar con el misterio y los secretos para atrapar al jugador. Aloy es un personaje fuerte, con carisma y un nuevo icono para la marca PlayStation.

Jugablemente, nos propone un mundo abierto con mucho contenido, con elementos RPG muy bien trabajados donde nos podemos divertir al mismo tiempo que somos tácticos y precavidos con nuestros enemigos. En lo gráfico, también sabe lucir especialmente bien con un mapeado sin tiempos de carga y con unos efectos de luces espectaculares.

Cuando comenzamos nuestras aventuras con Horizon, no teníamos del todo claro lo que nos íbamos a encontrar, y el camino hasta el análisis ha sido un sendero de bonitas y positivas sorpresas. Guerrilla ha demostrado con este título que valió la pena arriesgar para crear una obra digna de ser recordada. Es, sin duda, uno de los mejores juegos que nos dejará este 2017.


Positivo

  • Una narrativa muy sólida e interesante
  • Misiones secundarias con buen argumento
  • Mucho contenido a realizar
  • Aloy es una protagonista a la altura
  • El componente RPG funciona
  • El combate se muestra táctico y convincente
  • Gráficamente potente incluso en PS4 estándar
  • Mundo abierto a la altura
  • No es en absoluto repetitivo
  • Gran doblaje al castellano

Negativo

  • Perdida de peso de personajes secundarios
  • Tan solo un elemento de equipación en global
9.3

Increíble

Política de puntuación

Juan Linares
Tras unos años aprendiendo de esta industria decidí dar el paso de fundar Areajugones. Tras muchos años de esfuerzo y trabajo al frente de la revista, mientras compaginaba todo ello con mis estudios en Derecho, se fraguó la que hoy es una de las páginas de videojuegos más importantes a nivel nacional.
 
X