Análisis Mario Kart 8 Deluxe

 

Desde que Mario Kart fuese lanzado para Super Nintendo allá por 1992, este se ha convertido en más que una saga de éxito para Nintendo. Es un juego imprescindible en todas y cada una de las generaciones y lo seguirá siendo si sigue esta línea. Es más, el poder de Mario Kart es tal que fue incluso capaz de revitalizar las ventas de la incomprendida Wii U.

Usar el nombre Mario Kart es como si estuviésemos empleando la palabra diversión. No obstante, no sólo la capacidad de divertir, solo o con amigos, es lo que hace destacar a esta saga, sino que con el paso de las entregas -ya son ocho-, ha ido adquiriendo características competitivas que cada vez son más evidentes y utilizadas gracias al juego en línea o los torneos que se organizan alrededor de él.

Deluxe” es la nueva versión de Mario Kart 8 que llega a Nintendo Switch, y que fue presentada junto con la nueva consola hace unos meses. Durante el evento de presentación este pasó algo desapercibido debido a ser una nueva versión de un título que ya llevaba en el mercado hace unos años y también porque fue eclipsado por Super Mario Odyssey, Splatoon 2 o el nuevo The Legend of Zelda. Tampoco la forma de presentarlo fue la mejor desde nuestro punto de vista, ya que se presentó rápido y en “tapadillo”.

Sin embargo, sorprende la capacidad que tiene esta serie de videojuegos y el efecto llamada para que gran parte de usuarios de Nintendo Switch lo consideren uno de los juegos imprescindibles para esta nueva consola. Incluso usuarios que ya tenían la versión original se han lanzado de cabeza a adquirir esta nueva versión sin dudarlo.

En Areajugones, analizamos hoy Mario Kart 8, un título que, como ya hemos dicho, se ha convertido instantáneamente en un imprescindible de la consola debido a sus características, las suficientes novedades jugables y el nuevo contenido.

Mario Kart 8 Deluxe

Un título con pocas fisuras

Esta versión Deluxe de Mario Kart 8 puede sonar algo forzada debido a que la saga suele ser una de las más vendidas en cada generación de consolas Nintendo. Su paso por Wii U no sólo demostró las capacidades que nos estábamos perdiendo de esta consola, sino que además ayudó a esta a alargar algo más su ciclo vital -junto a otros juegos- durante un par de años.

La versión original del juego cuenta con un gran número de circuitos y personajes que fueron aumentando con los dos contenidos adicionales que se lanzaron posteriormente. Además, todos los circuitos que fueron adaptados de otros títulos como los de Super Nintendo, Nintendo 64, Game Cube e incluso Wii o Nintendo DS, fueron adaptados a la nueva jugabilidad que introdujo en la saga, y a pesar de esto, fueron capaces de conservar en ellos sus puntos clave y características diferenciadoras que los hace considerarlos de tal forma.

La nueva jugabilidad, ha sido mejorada de la heredada de Mario Kart 7, en donde se introdujo por primera vez en los circuitos diferentes elementos como el agua o el aire y la posibilidad de personalizar nuestros vehículos con diferentes partes. También fue esta entrega en donde se dota a la saga de un modo on-line mucho más sólido y determinante.

En Mario Kart 8, Nintendo ha seguido de alguna manera con su línea conservadora entre entrega y entrega pero añadiendo leves cambios lo suficientemente notables como para cambiar la jugabilidad del título pero también suficiente como para mantener los puntos comunes en todas ellas. Estamos hablando de la variable gravedad, el punto más novedoso de Mario Kart 8 y que ha obligó a la compañía, como decíamos, a readaptar de nuevo parte de los clásicos circuitos.

Además, parece que el código de aleatoriedad en los objetos heredado de Mario Kart Wii y a la vez de su predecesor fue retocado de manera bastante evidente. En aquella entrega, se escucharon voces discordantes con respecto al transcurso de las carreras y la aleatoriedad de la aparición de objetos, la cual estaba demasiado orientada a conservar el desarrollo de una carrera excesivamente compacta y que a la larga no premiaba a los mejores jugadores, sino que premiaba la “suerte” y el “espectáculo” de manera artificial.

En Mario Kart 8 se retocó también este punto, y en él se proponían carreras que premiaban más la conducción y el uso de objetos más que la suerte aunque siempre conservando ese punto aleatorio tan característico. Sin embargo, un “glitch” puntual que permite alargar el turbo tras los derrapes, un técnica conocida como Fire Hopping, se coló de manera permanente para empañar la jugabilidad, sobre todo en los modos en línea. Nunca hubo corrección ni retoque por parte de Nintendo.

Este gran título no estuvo exento de problemas y algunas críticas como ya hemos empezado a decir. A parte del Fire Hopping, los usuarios quedaron bastante enfadados con la ausencia del modo batalla tradicional, modo muy demandado y que nunca llegó a lanzarse ni mediante contenido adicional ni mediante una actualización del juego.

Este modo se limitaba a poner a los personajes en algunos de los circuitos disponibles para la las carreras para lanzarnos conchas durante un determinado tiempo. Sin duda, se dejó de lado uno de los modos con más encanto de Mario Kart de forma incomprensible.

Por otro lado, se detectaron una serie de problemas en la conexión en línea. Esta se desconectaba, perdías puntos de carrera y no funcionaba correctamente en sus inicios y durante su tiempo de vida se repitió en ocasiones. De hecho, se llegó a detectar que Nintendo había programado este modo, de manera de que en el momento de cruzar la línea de meta, el mapa desapareciese para ocultar de una manera muy elegante algunos problemas puntuales de lag que sufría el título.

Otra decisión que también sorprendió a todo el mundo es la incomprensible ausencia de la posibilidad de seleccionar el tipo de velocidad en las carreras on-line. Algo que no gustó a un sector y que tan sólo es posible hacer si creamos nosotros una partida privada o campeonato.

Finalmente, como ya destacamos en el artículo previo a este análisis, la ausencia de un chat de voz entre los jugadores, y algunas cosas más que se echaban de menos como una parrilla algo corta y con ausencias muy destacadas de personajes del universo Super Mario.

Quizás, la forma elegida para redactar este artículo puede dar una visión distorsionada de lo que en realidad en Mario Kart 8 en Wii U. Este es un título muy sólido que, como todos, tiene sus luces y sus sombras, y nuestra intención es sacarlas a relucir para poder poner en valor la nueva versión para Nintendo Switch, versión que corrige casi todos los fallos reseñados, mejora otros aspectos y que, al fin y al cabo, mejora la experiencia general de un título ya de por sí excelente.

Una versión de lujo 

Como adelantamos al final del apartado anterior, el simple hecho de tener una edición mucho más completa y mejorada de un juego que en su origen ya es excelente es un movimiento más que inteligente por parte de Nintendo para motivar a muchos jugadores a adquirir esta versión. Más si cabe, cuando Wii U fue todo un fracaso comercial, y Nintendo Switch parece que va camino de convertirse en todo un éxito de ventas con tan sólo dos meses en el mercado.

Para empezar, el simple hecho de lanzar el juego con el contenido adicional de pago que se lanzó para Wii U, es una buena forma de captar a jugadores que en su día no consideraron la esta posibilidad. Este, añade varios circuitos más, copas, personajes y partes de coches a los originales. Si además de esto, se añade más contenido como personajes nuevos, más partes de coche, un circuito más y una nueva versión del Modo Batalla, esta versión “Deluxe” es sin duda más interesante si cabe.

Pero lo superficial no es lo más importante que vamos a encontrar en Mario Kart 8 Deluxe. Aunque sin duda lo es porque añade mucha horas nuevas de juego, lo principal es que el juego tiene retoques jugables bastante interesantes que creemos que es importante introducir en primera instancia.

Estos, giran alrededor de lo comentado en el apartado anterior con respecto al desarrollo de la carrera. En este nuevo Mario Kart 8 Deluxe, nos encontramos con la eliminación del molesto “glitch” del Fire Hopping. En su defecto y para compensar la ausencia de este elemento inesperado en la versión original, Nintendo añade un nuevo nivel a nuestro turbo tras derrapar llamado Ultra Turbo.

Para activar este nuevo elemento jugable, debemos extender nuestro derrape hasta que salgan chispas de color rosa, lo que alargará el turbo original de una manera similar que se hacía con el Fire Hopping pero ahora de manera natural y para que todos los jugadores sean capaces de realizarlo, sin trampas.

Por otro lado, se ha retocado la aleatoriedad de los objetos. Si habéis leído el análisis completo, en el apartado anterior comentábamos que Mario Kart 7 heredaba este punto de la entrega de Wii, y que esta se limitaba a mantener de forma artificial la competitividad, y a la larga la diversión pero que esto se había corregido en Mario Kart 8. Sin embargo, el retoque paso de un extremo a otro, sin equilibrio, algo que se ha corregido en esta versión del juego.

Encontramos una aleatoriedad suficiente para mantener la tensión durante el transcurso de toda la carrera, mucho más cercano a la versión de Wii pero menos radical, premiando mucho más la competitividad de los jugadores pero a su vez permitiendo el toque de sorpresa en todas las carreras y que a la larga hacen tan grande esta saga.

Finalmente, y terminando con los cambios jugables, vemos como Mario Kart 8 Deluxe parece que ha sido retocado en sus físicas, mucho más pulidas y que permiten un control mucho más exacto de nuestro vehículo. A la larga, nos hemos encontrado un juego mucho más fluido gracias a los cambios introducidos.

Ahora, retomando los cambios más evidentes, los que se ven a simple vista, empezaremos por la introducción de dos ayudas durante la carrera como es el volante inteligente y la aceleración automática. Se trata de dos añadidos que no tienen demasiado que comentar, pero que que puede ayudar a los más pequeños o gente que empieza a aprender a conducir. Mario Kart, a pesar de su apariencia, cuenta con una curva de aprendizaje bastante pronunciada en niveles altos.

Mario Kart 8 Deluxe

En el siguiente nivel de novedades, situamos el doble objeto y el nuevo contenido. El primero de estos, proporciona  una nueva dimensión jugable a pesar de parecer un cambio nimio, su jugabilidad se ve afectada en tanto en cuanto el juego se vuelve mucho más “aleatorio” y “bruto”, pero además nuestra forma de jugar cambiará, ya que tendremos que gestionar de forma distinta los objetos.

En cuanto al nuevo contenido para el juego, pocas serán las novedades reales. De momento, el contará la versión contará con las novedades de Inkling chico y chica, Rey Boo, Huesitos y Bowsy, llegando a un total de 42 personajes seleccionables sin contar los diferentes colores que podremos elegir. También tendremos un nuevo circuito basado en la serie de videojuegos Splatoon, pero la palma en este sentido se la lleva sin duda el Modo Batalla.

Este se puede considerar un nuevo modo, ya que a pesar que en la versión de Wii U disponíamos de él aunque había pasado un segundo plano como hemos comentado hace un rato. En este sentido encontraremos un total de 8 circuitos diseñados específicamente para este divertido y recuperado modo de juego y cinco nuevas modalidades de batalla como son Batalla de Globos, Bob-ombardeo, Batalla de monedas, Patrulla al sol y Patrulla Pirañada que compiten entre ellos en diversión. Aplaudimos la vuelta de este tradicional modo de juego.

Para terminar con el contenido del juego, Mario Kart 8 Deluxe incorpora dos nuevos objetos – Pluma y Boo- y mantiene la velocidad de 200 cc incorporándola ahora en el modo contrarreloj y en el Modo Espejo.

Habrá nuevas compatibilidades con amiibo y más detalles sorprendentes de menor calado pero a tener en cuenta

Visualmente el juego también tiene cambios bastante retoques ya que nos encontraremos con un juego mucho más colorido, unos modelados más pulidos y mucha más estabilidad. Los datos son demoledores, visualmente el juego pasa a 720p de la versión de Wii U, a 60 fps y 1080p en el modo sobremesa manteniendo esta resolución en el modo en línea pero variando dependiendo de si jugamos más de un jugador en la misma consola.

En cuanto al modo portátil y Tabletop, el título se ejecutará a 720p manteniendo la misma tasa de frames que cuando la consola se encuentra en el Dock. También sufrirá variaciones dependiendo en la modalidad que juguemos, y en los jugadores que estemos conectados a la misma consola.

Mario Kart en Nintendo Switch

Algo que queremos comentar a parte son las posibilidades y sensaciones que nos produce jugar a Mario Kart 8 en Nintendo Switch más allá de los cambios jugables y las novedades – algunas por no extender el artículo las hemos obviado-.

Nintendo Switch abre una nueva forma de jugar, es decir, permite gracias a su diseño jugar de distintas maneras a un juego que se presta a ello. Mario Kart 8 sin duda es el juego que más se adapta a esta nueva dimensión jugable ya que además de poder jugar en modo sobremesa y en modo portátil, sin duda la forma más atractiva porque fue lanzado originalmente en una sobremesa, permite jugar en modo tabletop hasta cuatro jugadores.

Pero estas novedades no se quedan ahí, ya que podemos conectarnos a través del nuevo Modo Inalámbrico varios jugadores con varias consolas y jugar en el modo multijugador, lo que sin duda añade una nueva posibilidad jugable como la de poder organizar competiciones de Mario Kart de manera muy sencilla. Una característica que Nintendo quiso dejar patente en el tráiler de presentación de la consola, en la que se venían varias personas conectadas en con varias consolas, y algunos eventos eSports.

Gracias también a las características de Nintendo Switch, tendremos la nueva vibración HD, un sistema mediante el cual la potencia de esta variará dependiendo de los que nuestro Kart esté realizando (derrape, aceleración, etc); la posibilidad de jugar con los Joy-con o mediante el sensor de movimiento de estos.

Valoración final 

Cuando Mario Kart 8 Deluxe salió a la palestra, no podemos negar que muchos de nosotros tuvimos sensaciones encontradas. Mario Kart 8 en Wii U era uno de los grandes títulos de la consola al que le habíamos dedicado muchas horas y a causa de esto sentíamos que era muy precipitado lanzar una versión completa para Nintedno Switch con la esperanza de que en realidad llegase una nueva entrega totalmente nueva.

Sin embargo, una vez hemos tenido el juego en nuestras manos, nuestra opinión ha cambiado sustancialmente. La posibilidades que se abren delante de nosotros gracias a Switch, que se incluya todo el contenido que fue lanzado, las mejoras en el juego y que además se haya desarrollado nuevo contenido, vuelven a sitúan a Mario Kart 8 Deluxe como uno de los mejores juegos de la saga y uno de los grandes títulos de obligada adquisición. ¡Nos vemos en las pistas!


Positivo

  • Todo el contenido lanzado para la versión Wii U
  • Nuevos personajes, nuevos circuitos y nuevos objetos
  • Más compatibilidades amiibo
  • El renovado Modo Batalla
  • Mejoras en las resoluciones, rendimiento, animaciones y modelados
  • El doble objeto
  • Modo 200 cc en contrarreloj
  • Mejoras en la jugabilidad

Negativo

  • Desconexiones en el modo on-line
  • No poder elegir cilindrada en el modo on-line
  • Echamos de menos más pistas nuevas
  • Sin chat de voz
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.