Análisis Romance of the Three Kingdoms XIII

PC PlayStation 4
 

Una franquicia como la que tenemos ahora entre manos es algo que no vemos todos los días en Occidente. Y es que la saga cumple este año su treinta aniversario, habiendo llegado a Occidente en pocas ocasiones. Y es una lástima, porque pese a sus limitaciones se trata de una marca encumbrada en la estrategia con diferentes toques de rol que puede llegar a atrapar a aquel jugador que no encuentra mucho del género en videoconsolas, o que no dispone de opciones ambientadas en la época que nos muestra cada entrega de la franquicia.

Romance of the Three Kingdoms XIII sin duda es una propuesta que deberéis desechar si cumplís alguna de las siguientes condiciones: no os gusta el género de la estrategia puro y duro, no sabéis inglés, o una mezcla de ambos. Este videojuego es complicado de entender en sus primeras horas, y cuando crees dominarlo, en su Modo Héroe (una sucesión de eventos protagonizados por diferentes personajes que continúan una historia) descubres que todo lo aprendido se queda en pañales cuando ves que necesitas mucho más control sobre la situación.

romance-of-the-three-kingdoms-xiii-201642101228_14

Por ello, no se trata de un videojuego fácil de digerir (quizás por eso se lanza solo en formato digital) pero Koei Tecmo ha apostado por él y desde Areajugones le hemos dado una oportunidad y nos ha terminado gustando, pese a que algunos elementos, quizás inherentes a la franquicia en todas sus entregas, no nos han convencido del todo.

Un Modo Héroe que sirve de extenso tutorial

Comenzamos explicando el primer modo al que de buen seguro accederemos en primer lugar, no porque esté colocado el primero al entrar al menú, sino porque es dónde os van a enseñar todos los consejos que luego probaréis en el Modo Principal (Main). El Modo Héroe es una modalidad de juego que puede darte más de quince horas en sí mismo, por lo que hablamos de que el título al completo, si eres un asiduo al género, puede superar la centena de horas si te gusta perderte en su propuesta jugable.

romance-of-the-three-kingdoms-13-201642101118_6

En la imagen que tenéis sobre estas líneas podéis ver cómo es el menú de este modo de juego, en el que hay una sucesión de eventos que nos narran la historia que cubre Romance of the Three Kingdoms XIII. Cada evento puede durar entre media y una hora, según si te saltas los tutoriales (bastante extensos y con abundante texto en inglés), o si los lees minuciosamente, algo necesario porque hay muchos elementos que tener en cuenta y de los que hablaremos en su debido apartado.

Como habréis comprobado, no quiero meterme a hablar sobre la forma de juego en este Modo Héroe porque es la modalidad de juego en la que te dan todo bien mascado, por lo que en este apartado hablaremos de su hilo conductor argumental y otros elementos. En cuanto a ese hilo argumental, mencionar que se trata de los típicos eventos en los que buscaremos alianzas, emprenderemos misiones para acabar con otros territorios, buscaremos materiales para nuestra ciudad… En definitiva, seremos los que controlaremos nuestra ciudad, y buscaremos una posición privilegiada.

Uno de los elementos que menos me han gustado del videojuego ha sido el modo en el que se desarrollan los diálogos: son escenas fijas, en las que los personajes miran a pantalla la mayoría de ocasiones pero no se mueven, más que un movimiento completo de la ilustración sobre el escenario. Alguna ocasión vemos alguna escena más trabajada pero en la que no utilizan un motor gráfico que permita un libre movimiento, sino que de nuevo, se opta por movimientos de cámara sobre un fondo fijo, lo que hace que la historia se desarrolle más lentamente y de manera más aburrida de lo que nos gustaría. Aún así, pese a la cantidad de diálogos que presenta este modo, no podemos decir que sean poco interesantes, ya que gracias a la música que rodea al videojuego en todo momento, nos sentimos parte integrante del videojuego.

Dialogos Romance of the Three Kingdoms

Una jugabilidad compleja, abundante y con decenas de elementos que aprender

Cuando hayáis completado todo el Modo Héroe, quizás no queráis proseguir en el juego porque el Modo Principal (Main, como podemos leer en el menú del juego) se trata de una selección de mapas históricos en el que encarnamos a diferentes generales en un modo mucho más libre y menos guiado. Es ahora cuando vamos a hablar de todos los elementos que conforman el núcleo jugable de Romance of the Three Kingdom XIII, ya que es ahora cuando haremos uso de ellos de una forma libre, y por tanto, debemos controlarlos perfectamente.

Lo primero que debemos hacer es hablar sobre el elemento de rol del que disponemos en el videojuego, ya que no es precisamente anecdótico. Mientras que ganamos Honores como oficial o general, nuestras tropas están delimitadas por diferentes parámetros como ataque, moral, defensa… Todos estos atributos cogen importancia en las batallas multitudinarias que disputaremos en diversos momentos de nuestra partida según las decisiones que tomemos.

La moral es el elemento principal a tener en cuenta, ya que cuando una tropa baje su moral a cero, indica que se retira de la batalla. ¿Y cómo reducimos la moral del enemigo? Asediando campamentos, atacando a la tropa principal enemiga, atacando por la retaguardia… Es decir, con cada movimiento que hagamos sobre el campo de batalla, esa moral va descendiendo: es casi como los puntos de salud que existen en otros videojuegos de estrategia y rol más tradicionales.

romance-of-the-three-kingdoms-13-201642101118_1

Pero no solo tenemos que atacar a la moral del enemigo, sino que tenemos que defender la nuestra para no caer en batalla: cada General de cada ejército tiene una suma total de moral formada por el cómputo de cada número de que disponen sus tropas, por lo que es importante que intentemos mantener nuestra moral siempre por encima que la del enemigo para tener posibilidades de ganar.

Una de las formas que tenemos de ganar moral es aceptando misiones o sugerencias de nuestros aliados que van surgiendo a medida que jugamos. Así se va aumentando la moral aliada mientras vamos restando la enemiga. No hay nunca una estrategia fija que seguir para derrotar al ejército enemigo: hay que adaptarse a cada situación y vigilar este elemento que hemos explicado.

Otro elemento del videojuego es la disposición de Batallas Navales que por su forma de ser, se muestran espectaculares para el jugador, pese a que el motor gráfico no lo ponga fácil, todo hay que decirlo. Las estrategias que tenemos en las batallas a campo abierto no pueden ser utilizadas aquí, ya que hay otros elementos que entran en juego y la moral puede disminuir mucho más rápido.

Naval Romance of the Three Kingdoms

Los Duelos son otros de los elementos jugables que tienen lugar en las batallas: nuestro oficial se enfrenta contra el oficial enemigo, y tendremos que derrotarlo mientras atacamos con todas nuestras fuerzas, contraatacamos o defendemos. Es una variable parecida a los Debates dialécticos que explicaremos más adelante, y ocurren con bastante asiduidad. Hacen uso del motor gráfico en 3D para presentarnos un campo de batalla en el que aquí sí, prima la acción y los efectos especiales.

Y antes de pasar a otro elemento ajeno a las batallas, hay que hablar de las Estrategias que podemos utilizar como Oficial. Hay diferentes tipos de estrategia y si se usan en el momento o batalla adecuada, puede ser una gran ventaja sobre el enemigo, y puede ayudarnos a restablecer el equilibrio en una batalla que íbamos perdiendo. Una de esas Estrategias sería la de incendiar las tropas o los campamentos que hay dispuestos sobre el Campo de Batalla. Como ocurriría en una batalla real, las tropas se asustan y van siendo reducidas, viendo ese miedo en la disminución progresiva de la moral (es otro elemento que se compara con las quemaduras de algunos juegos de rol).

Relaciones personajes de importancia para formar alianzas

Otro de los pilares básico de este complejo videojuego es el de las relaciones que se establecen entre cada uno de los muchos personajes que aparecen en él. No nos relacionamos ya solo con tres o cuatro personajes históricos, sino que el árbol que se forma va mucho más allá de eso y se acaba creando un complicado entramado de redes que se unen unas a otras y que forman un bosque casi infinito.

Relaciones Romance of the Three Kingdoms

Todo esto se vale de la gran cantidad de tratados, acuerdos, alianzas, mensajes, misivas, etc., que se acaban realizando en el transcurso de una partida normal. Todo esto será esencial para contar con ayudas en algunas acciones que solos no podríamos terminar con eficacia.

Otra forma de hacer relaciones entre diferentes personajes es mediante los Contratos, una serie de pactos que se firman en el tiempo y que se pueden establecer desde el Cuartel General enviando a un diplomático. Ese diplomático tendrá una serie de características que podremos estudiar y ver si supera al resto de los que tenemos disponibles en “plantilla”.

Ese Cuartel General es otro lugar esencial dentro de nuestra ciudad, porque es desde donde podremos hacer esas acciones aparte de la elaboración de Contratos: acceder a nuestra economía local, enviar misivas para ponernos en contactos con otras ciudades, formar complejas alianzas vitales para poder salir adelante en una batalla… Y los Debates.

Debates Romance of the Three Kingdoms

Estos debates son uno de los puntos más interesantes de analizar de todo el videojuego, no porque sean algo nunca visto, sino porque se resuelven con eficacia: a la hora de firmar un acuerdo o alianza, o tomar determinadas decisiones, podremos tener un debate dialéctico con el otro personaje que entra dentro del acuerdo: entonces, tendremos que ir presionando mediante diferentes acciones para desestabilizar y ganar el debate. Podremos incluso provocar a nuestro “contrincante” para intentar dejarle K.O. verbalmente. Es otra forma de batalla pero mucho más dialéctica que el combate. Para saber si puede ganar o no nuestro “orador”, tendremos una serie de cifras que representan cómo de por encima está sobre el otro personaje que interviene.

No podemos dejar de hablar en este apartado del elemento de gestión que tiene Romance of the Three Kingdoms XIII, porque al igual que ocurre en otros videojuegos de estrategia, no solo nos centramos en una estrategia militar, sino que tendremos invertir esfuerzos en mejorar nuestra ciudad mientras que controlamos los recursos. Además, desde la ciudad accedemos a las diferentes dependencias que hemos ido mencionando durante el análisis.

También desde la ciudad podremos gestionar las órdenes que hemos ido dando a los personajes en el momento en el que estamos visualizando esta parte del menú, porque os aseguramos que sin esta funcionalidad estaríais bastante perdidos. Al lado de cada cara (que pertenece a un personaje), se indica la acción que están desarrollando ya sea para beneficio de la ciudad, como para beneficio diplomático (firmar alianzas o contratos, etc.).

romance-of-the-three-kingdoms-13-201642101118_2

Juega con Oficiales Históricos o con personajes creados por ti

Romance of the Three Kingdoms XIII tiene un potente editor de personajes que no inciden sobre el físico, sino sobre su personalidad y sus estadísticas. Seamos sinceros: en un juego de estrategia nos da igual que un personaje tenga la cara más o menos gruesa, sea más o menos rubio: aquí prima tener el mejor Oficial que podamos para librar correctamente todas nuestras instrucciones dialécticas, gubernamentales o en la batalla. Para ello, podemos jugar con un personaje creado desde cero, o con uno ya creado por el juego.

El personaje creado desde cero permite cambiar desde la cara (para que luego nadie se queje), hasta el nombre, el carácter, sus preferencias, las estadísticas, el tipo de tropa que va a dirigir, sus habilidades, la Estrategia a seguir… Son numerosos elementos totalmente intercambiables que hacen que nunca tengamos un Oficial igual al que otro jugador pueda llegar a crear, y aunque penséis que no tiene relevancia a la hora de jugar, sí que la tiene: puedes crear uno que se adapte más a una forma de jugar basada en las relaciones entre personajes, evitando así las batallas en el grueso total, o apostar por un Oficial fuerte, valiente, que se enfrente en los combates con fuerza a su enemigo.

Romance of the Three Kingdoms Editor

Un videojuego que falla en lo gráfico pero no en lo sonoro

El titular es alarmante pero también debería ser preocupante. En este videojuego de Koei Tecmo vemos un apalancamiento en cuanto al aspecto gráfico se refiere, porque si comparamos con otros videojuegos de la saga, incluidas entregas de PlayStation 3, vemos cómo las mejoras gráficas son ínfimas y solo nos conformamos con una resolución que permite ver todo más nítido y detalles que ahora mencionaremos.

El resto, un desastre. Texturas malas y borrosas, con un problema bastante grave a la hora de distinguir edificaciones dentro de la misma ciudad. Aunque quizás ese problema no debería ser condicionante a la hora de jugar, sí que queda feo que habiendo propuestas parecidas en consola como Grand Ages Medieval o Tropico 5, Romance of the Three Kingdoms se quede tan abajo en este apartado. Por ejemplo, Grand Ages Medieval muestra un mundo muy parecido, con una extensión comparable, y que muestra un texturizado mucho más decente en la nueva generación.

romance-of-the-three-kingdoms-13-201642101118_7

No podemos hablar de la versión de PC ya que no la hemos probado, pero si luce de un estilo parecido, con la gran competencia que tiene en el género lo tendrá complicado para destacar. Donde no falla es en el apartado sonoro como hemos mencionado en una parte del análisis, porque sus melodías destacan a la hora de compaginarse con la épica de la historia y de las batallas. Eso sí, los diálogos son pocos y no suelen completar las frases de los personajes, sino que mencionan unas cuantas palabras que resumen todo (en japonés con subtítulos en inglés).

No queremos pasar del apartado gráfico sin mencionar que se trata de un videojuego con un presupuesto bastante inferior al de otras sagas de Koei Tecmo como Dynasty Warriors, por lo que es comprensible que el apartado gráfico no sea puntero. Pese a que hemos mencionado que el aumento de resolución es lo poco que destacamos respecto a la anterior entrega, hay que agradecer un aumento de los frames por segundo y un apartado artístico algo diferente, que sigue el estilo de anteriores videojuegos de la saga pero que apuesta por un aspecto algo más realista. Os dejamos un vídeo de la anterior entrega que hemos obtenido de un usuario de Youtube para que veáis la diferencia por vosotros mismos.

Sobre la interfaz del juego, los menús pueden llegar a ser bastante caóticos, con mucha información en poco espacio y a los que a menudo es difícil de acceder si no miramos los atajos que suelen aparecer abajo de la pantalla. No sabemos si se trata de una mala adaptación al mando, o si estamos acostumbrados a estos juegos en PC, pero la configuración del mando podría haber sido mejor.

Un completo videojuego de estrategia y táctica completamente en ingles

Como podéis ver en las imágenes que acompañan al videojuego, se trata de un completo proyecto del género de la estrategia que puede gustar, y mucho, a aquellos que quieren un grado de adicción potente, un sistema de juego completo y que eviten la simplicidad. Romance of the Three Kingdoms XIII es un videojuego difícil, áspero, que no es adecuado para el que se inicia en el videojuego.

romance-of-the-three-kingdoms-xiii-201642101228_1

Dentro de su género está en un escalón alto gracias a la enorme cantidad de posibilidades jugables de las que disponemos en todo momento, y destacamos un largo Modo Héroe que permite conocer más sobre este periodo histórico chino, y sobre todos los elementos de la jugabilidad que hemos mencionado en este largo análisis. Pero cierto es, que si no entiendes mucho inglés, no podemos recomendarlo debido al enorme número de tecnicismos que podemos encontrar, y al gran uso de contracciones que hay en determinadas palabras.


Positivo

  • Un completo juego de estrategia táctica
  • Numerosos puntos a tener en cuenta a la hora de entablar relaciones
  • Elementos de rol en varios aspectos como las batallas
  • El Modo Héroe
  • Los Duelos y los Debates dialécticos

Negativo

  • Gráficamente es bastante pobre
  • El menú y los controles pueden ser bastante caóticos
7.5

Bueno

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida