Análisis Sunset Overdrive

Xbox One
 

Imaginemos por un momento que llega el apocalipsis. Sucede algo realmente terrible que hace que muy pocos seres humanos sobrevivan y que las calles se llenen de monstruos antropófagos. Bien, muchos videojuegos se han basado en esta idea, ya sea con monstruos originales o con los consabidos zombies. Pero ahora, imaginemos que la gente, en vez de volverse histérica, triste o psicópata, lo que hace es decidir que ahora va a empezar a vivir la vida que quería vivir. Que ahora van a hacer lo que quieran, como quieran, cuando quieran y, de paso, ver como explotan los zombies a base de disparos de sus armas improvisadas. Si os gusta la idea, teneis que daros un paseo por Sunset City y disfrutar de la diversión de Sunset Overdrive.

Can you save Sunset City?

Lo primero de todo, el argumento. En resumidas cuentas, eres un pringao, con un trabajo asqueroso que consiste en limpiar lo que ensucian los que disfrutan de la presentación de un refresco. Pues bien, ese refresco convierte al que lo toma en un monstruo anaranjado lleno de pústulas brillantes y vomitivas, algún error con un ingrediente, supuestamente. En ese momento empieza el juego y una voz en off muy potente (es el narrador y es posible que sea el mejor narrador de la historia de los videojuegos) nos empieza a comentar como se juega, con curiosas respuestas de nuestro protagonista. En ese momento aprendemos a movernos de varias maneras, pero ninguna es normal. Grindar cables de alta tensión y cuerdas, saltar sobre coches, toldos, sombrillas, máquinas de refrescos, etc, correr por las paredes, balancearse en las farolas como un gimnasta olímpico y más aún. En este principio, tienes que llegar a tu casa esquivando monstruos realizando todas estas acciones y te sientes un poco torpe, no acabas de realizar bien las acciones que piden. No es que estén mal implementadas, es que no te esperas que absolutamente todo lo que ves sirva para desplazarse, pero a eso iremos después. Llegas a tu casa, personalizas tu ropa, ya que ahora toca vivir como te dé la gana y 17 días después te salva la vida Walter, un viejo cascarrabias con gusto por las armas que quiere salir de la ciudad.

El argumento es ese, eres un tío normal (con bastante capacidad para desplazarse de las maneras más extravagantes que existen) que lo único que quiere es salir de Sunset City para avisar al resto del planeta del mal que contienen las bebidas del nuevo refresco, al que le falta poco para salir al mercado a escala mundial. La historia no tiene nada más. En tu viaje conocerás a diferentes y curiosos personajes: un grupo de estudiantes de una universidad pija, un grupo de jugadores de rol a los que se la ido la olla, los saqueadores (que funcionan como los enemigos básicos, junto a los monstruitos) y algunos más, todos ellos especialmente divertidos. Durante el juego les irás pidiendo ayuda y ellos te la darán, a cambio de que les hagas favores, claro. De esta forma, te conviertes en el chico de los recados de toda la ciudad. Es lo típico en esta clase de juegos, todos te piden ayuda para llevar a cabo tu objetivo, que a veces es más simple que lo que te piden.

sunset-overdrive-e3-amusement-jpgjpg-6e45d9

Entonces empezaremos a recorrer Sunset City en tres tipos de misiones básicas, a saber: búsqueda de algún objeto, protección del alguna zona o personaje y misiones de limpieza de enemigos. Sí, posiblemente el primer fallo del juego es que, todas las misiones del juego (tanto principales como las secundarias) se rigen por uno de esos tres patrones. Lo bueno es que misiones hay muchas (muchísimas) y me lo he pasado muy bien con todas y cada una de ellas. Si me lo he pasado tan bien se debe a que las misiones, aunque se basan en esos tres tipos básicos, siempre te están presentando retos nuevos, como enemigos cada vez más fuertes. Pero también se debe en gran medida a un guión terriblemente bueno. Si decíamos que el narrador es uno de los más grandes de la historia, el jugador principal es, con mucho, el personaje más carismático de esta nueva generación. Sus contestaciones son todas una sobrada absoluta. Todo le da bastante igual y va de sabelotodo al que todo le resbala, pero al mismo tiempo que todo le importa un bledo, luego se interesa por las cosas de los demás. Por ejemplo, hay una serie de misiones secundarias en las que tendremos que ayudar a aficionado a los cómics a encontrar su colección que le ha ido dejando a diferentes personas. Pues nuestro personaje le ayuda y, mientras que al principio le parece una frikada algo tonta, luego se interesa por el chico y le ayuda, con jocosos comentarios, a realizar un guión para un cómic basado en nuestro personaje. De esta manera tenemos al tío más pasota del mundo, pero al mismo tiempo un héroe desinteresado que tiene una respuesta ingeniosa para todo, generalmente rompiendo las reglas de la cuarta pared, mirando a cámara, hablando con el narrador (en el minuto uno del juego la voz del narrador explica lo difícil de la situación y el protagonista le responde “Eh, voz siniestra e incorpórea, podrías decirme como salir de esta”), o incluso manteniendo conversaciones con voces pregrabadas en la megafonía de los sitios que visitas. Simplemente es un héroe de los que no se van a repetir y que, en ningún momento, traiciona su propia personalidad. Es un juego en el que te sientes bien de ser el protagonista.

Pero lo único genial no son los personajes y las situaciones, si algo también destaca es el escenario. Sunset City es una ciudad hecha para jugar en ella. Se trata de un patio de recreo gigante que luce muy bien y en el que todo, absolutamente todo, sirve para hacer acrobacias. Siempre hay algún objeto sobre el que botar, grindar o colgarse. Siempre hay lugares interesantes que visitar y por los que hacer el gamba. Todo está lleno de color y de vida (aunque esa vida pertenezca a seres que nos quieren comer el hígado). Cada sitio es único e irrepetible. Cada salto te lleva a un parque que no conocías o a una central nuclear llena de monstruos. Incluso podremos pasar por una guardería enorme (hogar de los pijos) que parece que está hecha para nuestro disfrute por las barras que hay para grindar. Además, el juego busca que nunca toques el suelo, como si este fuera lava. Se nota que se han esmerado mucho en que puedas ir de un sitio a otro de la ciudad a base de hacer acrobacias y, lo mejor de todo, es que después de 20 minutos jugando, te saldrán de forma natural y no harás más que encadenar movimientos espectaculares que te harán pensar que Spiderman se mueve en silla de ruedas en comparación. En serio, desde aquí un aplauso a los diseñadores de Sunset Overdrive, estamos hablando de uno de los mejores trabajos que yo he visto.

Eso sí, Sunset City también tiene fallitos. Por ejemplo, no hay ciclo noche y día. Los únicos momentos en los que puedes jugar de noche son las misiones para mejorar la base, en las que defiendes tus depósitos de Overcharge de oleadas de colgados (así se llaman los monstruos) y, sinceramente, me habría encantado darme una vuelta por la ciudad de noche. También hay que decir que como punto malo, el argumento no es nada original, aunque todo está ya inventado y la forma de contar la historia está realmente bien hecha.

Sunset_Overdrive_forall_Nighttime

Of course you can. It’s a f***ing videogame!

Vamos a lo que importa. Ya os he contado lo genial que es todo en cuanto a personajes, humor, forma de contar la historia y lo tremendamente buena que es la ciudad, pero ahora nos liamos con la mandanga. El juego es en todos sus aspectos cojonudo. Sí, utilizo esta palabra mal sonante porque no se me ocurre otra forma de describir lo bueno que me ha parecido en todos los sentidos. Pero vamos a entrar más en detalle.

Gráficamente el juego es muy bueno. No llega a las cotas de calidad de Ryse (lo sigo considerando el juego con mejores gráficos de la nueva generación), pero con una ciudad tan grande que presenta tantos objetos jugables y activables en pantalla, estamos hablando de un juego de sobresaliente. Donde se ve realmente la altísima calidad es en los efectos. La sangre naranja de los enemigos explotando se ve con una nitidez genial, las explosiones de las bombas son muy buenas. Tal vez las explosiones no sean lo más realista del mundo, pero no son realistas más por cómo se comportan que por como se ven, es decir, una explosión con forma de oso gigante nunca se va a ver realista, pero el efecto del fuego, el humo y la luz de la detonación están muy conseguidas. También las luces de los fuegos artificiales (que veréis cada dos por tres en este juego) son estupendas. Donde realmente se puede ver bien todo esto es con un arma que es una metralleta de fuegos artificiales, donde todos suenan y se ven de forma individual y diferente. Sobre los líquidos, hay otra arma que funciona como aspersor de ácido donde se puede ver muy bien lo bien representados que están los fluidos y los rastros que dejan en el escenario (aunque suele ser de manera temporal). No puedo decir mucho sobre los cambios de luces, ya que siempre es de día y hace un día estupendo en Sunset CIty, pero las sombras se ven muy bien y los pocos sitios ligeramente oscuros que hay cumplen con su cometido más que de sobra. Hay que destacar que todos los objetos y personajes tienen sombra propia, más de una vez he previsto el ataque de un enemigo por ver antes su sombra, y eso está bien.

Pero si en lo visual es bueno, acaba completándolo con unos sonidos estupendos. Todas las armas tienen su propio sonido, todas las explosiones cuentan con un efecto sonoro genial, las salpicaduras de los flujos de los enemigos sobre el suelo también se encuentran muy bien hechas y las voces de los personajes son todas profesionales y adecuadas (y en un castellano bastante pasota). La banda sonora se compone de canciones de punk-rock que pegan bastante con el juego y que, generalmente, hablan de Sunset City. Como detalle, hay unas misiones en las que una persona desconocida nos cuenta secretos de Fizzco, la compañía malvada creadora del refresco Overcharge; y en estas misiones el protagonista pide al narrador que le ponga música de espías, lo cual ocurre, cambiando la tónica sonora durante unos minutos. Sobre este tema hay que aclarar que, con la cantidad de acción que hay en el juego, no escucharemos mucho la banda sonora, ya que las explosiones y los disparos taparán el sonido de esta casi en su totalidad. A destacar que la unión de gráficos y sonido se hace más patente cuando se ven onomatopeyas en el juego al suceder algún acontecimiento sonoro. Por ejemplo, explota un enemigo con un asqueroso sonido y su sangre saldrá con forma de PLOP, para luego caer al suelo. Sin duda, todo un detalle.

Todo esto es bueno, sí, pero,¿Cómo es la jugabilidad? Es dificil de decir. Personalmente, me ha parecido genial. El espectáculo por el espectáculo es lo que prima en este juego y realizar ese show es sencillo y complejo al mismo tiempo. Es sencillo porque encadenar acrobacias es muy fácil, además, el juego te anima a encadenarlas, ya que al hacerlo subirá un medidor de estilo que te dará poderes con cada nivel que subas. Complejo porque los enemigos son variados y cada uno tiene un arma que le hace más daño que otras. De esta manera, quedarse en el suelo sin moverse utilizando un arma inadecuada es un suicidio. Este juego desea que llegues grindando ante unos saqueadores con tu pistola, saltes a unos cables de alta tensión y te quedes colgado de tu palanca mientras cambias a tu lanzador de ositos explosivos (que usarás adecuadamente contra estos gamberros). Luego saltes a una pared, corras por ella mientras cambias de arma a la pistola de fuegos artificiales chinos, que es la que más daña a un tipo de colgado que estás viendo a unos metros, le metas un par de petardos en el pecho mientras saltas y rebotas en una ambulancia, para luego cambiar a la metralleta de rayos láser y empieces a disparar a un robot que has visto en una azotea. Esta escena que acabo de explicar ocurre cada cinco minutos en Sunset Overdrive. estos movimientos y muertes de enemigos nos dan estilo que se acumula y nos permite realizar ataques cuerpo a cuerpo con ondas expansivas, saltos explosivos sobre coches, grindes sobre raíles que empiecen a echar llamas o, mi favorita, que el narrador empiece a decir a gritos las barbaridades que les haces a tus pobres enemigos.

SunsetOverdrive_online_roman_candle

Todas estas opciones y poderes que te da subir el estilo podemos elegirlas nosotros, obteniéndolas previamente haciendo misiones o comprándolas en la tienda de un amigo. Lo más interesante, es que para comprarlas lo que tenemos que hacer es dar coleccionables que hay por la ciudad, con lo que se fomenta la exploración de la misma y se le da una utilidad a los objetos coleccionables comunes. Esto hace que puedas personalizar los poderes de tu personaje y puedas jugar como tu quieras. Una vez más, la máxima de este juego es que seas quien quieras y hagas lo que quieras. Pero ahí no acaba todo, realizando acciones comunes como grindar o matar enemigos, iremos ganando insignias, que nos permitirán subir porcentajes de las acciones que hayamos realizado, haciendo que grindar nos de más estilo o que el daño que causamos con armas explosivas sea mayor. Es una forma muy inteligente de crear el juego, ya que dan muchas opciones al jugador para jugar y personalizar su modo de combatir a los enemigos. Por cierto, las armas también suben de nivel, obteniendo más munición, cadencia de disparo y daño.

Pero aquí no acaba todo, para las misiones de protección de la base, también tendremos trampas que podremos colocar y utilizar durante la defensa de la base. Todas ellas son muy divertidas e imaginativas (el cañón Tesla es lo más grande que he visto nunca). Incluso hay una trampa que funciona como un trampolín que lanza a los enemigos lejos, pero si lo haces bien, puedes hacer que el trampolín apunte a otra trampa para así realizar combos con los propios cuerpos de los enemigos, algo muy disfrutable.

También podremos disfrutar a lo largo de la ciudad de diferentes desafíos, como llegar del punto A al B haciendo ciertas acrobacias y pasando por ciertos sitios; otro de matar a los enemigos como se nos dice; otro en el que tendremos que recoger números flotantes, que serán nuestra puntuación al final de la ronda; etc. Sunset está de todo menos vacía y la diversión es su constante.

Por otro lado, el juego dura una buena cantidad de horas, llegando a superar la veintena. Además, si eres de los que gusta encontrar coleccionables, no te vas a aburrir. A lo largo del juego no habrá espacio para el aburrimiento, aunque algunos jugadores podrían aburrirse al comprobar que todas las misiones se basan en las anteriormente citadas. Además, todo esto se verá alargado por un modo online cooperativo en el que realizaremos ciertas misiones en compañía. No es nada del otro mundo, pero divierte un buen rato, además, siempre es bonito el compañerismo a la hora de acabar con monstruos de sangre naranja.

analisis-sunset-overdrive-xbox-one-05

Conclusiones

Este juego se presentó con un vídeo CGI en el que un personaje, mientras disparaba a un montón de monstruos, corría por una pared, se colgaba de un cable, luego grindaba sobre un rail y luego acababa dando un mazazo supersónico en el suelo, mientras los enemigos a su alrededor explotaban. Pues bien, han hecho realidad la jugabilidad que se veía en ese vídeo. No solo eso, la han mejorado gracias a una personalización que en cuanto a ropa tiene muchísimas posibilidades (aunque en cuanto a físico no mucho), también la han mejorado con un sistema de poderes que podremos elegir y podremos usar gracias a un medidor de estilo. También lo han mejorado con el sistema de insignias, que nos premia por jugar a nuestra manera. Se complementa todo esto con unos personajes carismáticos y humor absurdo. Se le añaden multitud de explosiones y fuegos artificiales sin una sola ralentización y nos encontramos ante una joya que todo el mundo debería probar. Es cierto que puede pecar de algo repetitivo, pero yo me lo he pasado como un niño haciendo cabriolas por el enorme patio de recreo que es Sunset City. Sinceramente, me encantaría darles un abrazo a los creadores por haber hecho el juego más divertido, absurdo, pasada y sobrado de la historia. Si crees que eres de teflón porque todo te resbala, este es tu juego. Si piensas que Dead Rising se lo toma todo demasiado en serio, este es tu juego. Si eres de los que sonríen cuando ven explotar a alguien en una peli, este es tu juego. Y si eres dueño de una Xbox One, desde el 31 de octubre este es tu juego.


Positivo

  • Jugabilidad increiblemente buena
  • Gráfica y sonoramente espectacular
  • Humor absurdo desde el principio
  • Sunset City esta increiblmeente bien construida
  • Muy buena duración
  • Un sistema de mejoras original y muy bien pensado
  • Personajes carismáticos

Negativo

  • Sin ciclo día-noche
  • Sin meteorología
  • A algunos les parecería repetitivo
  • Argumento poco original
9.4

Increíble

Política de puntuación