Análisis The Walking Dead: A New Frontier Ep.5

iOS PC PlayStation 4 Xbox One
 

Esta tercera temporada de The Walking Dead llega a su fin. Hoy analizamos el quinto y último capítulo donde se cierra una trama que ha tenido luces y sombras y que se ha estado desarrollando de forma muy diferente a lo que seguro esperaban todos los seguidores del título cuando terminó la segunda temporada. Una temporada que ha ido en un claro de menos a más para concluir de la mejor forma que le ha sido posible. Ahora trataremos de determinar si este final ha estado o no la altura de lo que esta saga merece, y obviamente, libre de todo spoiler.

Desde la galera

Este quinto y último episodio es sin duda el mejor de los cinco que hemos vivido dentro del marco de esta tercera temporada. A partir del cuarto episodio y especialmente en este quinto, es cuando empezamos a vivir las consecuencias de todas las decisiones y reputación ganada a lo largo de toda la aventura, pues quizás ahora una frase sin consecuencias en el episodio dos, pueda dejarte contra las cuerdas en estos momentos.

Este quinto episodio busca cerrar la trama de la forma más sentimental posible, pues aunque derrocha mucha acción, lo cierto es que buscan este toque especial añadiendo un aire sentimental a muchas de nuestras decisiones o momentos vividos. Aunque esto aporte un punto favorable al título, lo cierto es que queda como una consecuencia necesaria después de una temporada que ha estado vacía respecto a los sentimientos provocados por las dos primeras. Aunque Telltale Games ofrece con este quinto episodio unas últimas horas notables, lo cierto es que el principal problema que tiene el final, es el desarrollo general de toda la temporada.

El final no es para nada lo que vivimos al final de la primera o de la segunda temporada, donde al acabar maldecíamos toda la espera que tendríamos que vivir hasta el lanzamiento de la siguiente temporada. En esta ocasión la trama no hace que el espectador empatice tanto, principalmente porque después de haber vivido codo con codo dos temporada completas con Clementine, ahora el control del personaje jugable pasa a Javier, un personaje totalmente nuevo. Aunque Telltale pueda haber buscado un diferente punto de vista en esta decisión, lo cierto es que es un condicionante muy potente en toda la temporada. Como se puede ver en las decisiones de la comunidad, prácticamente y con porcentajes superiores en ocasiones al 80% o 90%, cuando una de las opciones afecta en algún caso a Clementine, siempre vamos a decidir en favor de esta. Esto es algo normal, pues es el único personaje con el que tenemos una empatía mayor. Además tampoco han sabido crear otros personajes realmente importantes como en otras temporadas vimos a Lee o a Kenny, pues a excepción del protagonista, la mayoría pasan sin pena ni gloria y el jugador acaba sintiendo muy poco en relación a si viven o mueren a lo largo de la temporada.

Aunque la temporada tres ha estado por encima del resto respecto a posibilidades y concatenación de decisiones en los diferentes episodios, lo cierto es que ha estado por debajo en narrativa y en momentos estelares, y partiendo de que esto es un juego donde la narrativa es clave en un porcentaje muy alto, nos vemos catalogados a calificar esta temporada, como la peor de las tres que existen en estos momentos. Quizás Telltale quiso optar por algo más arriesgado, pero en ese camino se han olvidado un poco de la esencia que atrapó a tantos jugadores e incluso la hizo merecedora de un GOTY. No obstante, incido nuevamente en que este quinto episodio si ha sabido estar a la altura, y aunque influido por los errores del resto de episodios, ha sabido concluir esta tercera temporada de la forma más digna posible.

Conclusiones

En síntesis, este quinto episodio de The Walking Dead: The New Frontier es el referente que tendría que haber predominado en toda la temporada. Buen argumento, decisiones relevantes, acción, algo de misterio y ese sentimentalismo positivo que tanto engancha al espectador. No obstante ha tenido que luchar por terminar una temporada que no se lo ha puesto nada fácil, donde hemos vivido una historia más plana de lo que nos hubiera gustado y donde se ha prescindido de dar más papel a personajes que esperemos marquen el futuro como son Clementine o el aun desconocido AJ. Esperemos que como en las buenas series, esta temporada intermedia más mediocre, marque una cuarta temporada donde resurgan las ideas y nos presenten lo que esperamos de la franquicia.


Positivo

  • El mejor de los cinco episodios
  • Importancia decisiones anteriores
  • Momentos muy sentimentales
  • Cierre digno a la tercera temporada

Negativo

  • Una narrativa más plana que anteriores temporadas
  • Falta de carisma en muchos personajes
  • Un final menos impactante
8

Muy bueno

Política de puntuación

Juan Linares
Fundador y director general de esta revista. Graduado en Derecho y especialista en Marketing Digital. Aprender de los errores como modelo de vida.