Colabora

Análisis Pumpkin Jack en Nintendo Switch

Fichas
Noticias
ANÁLISIS

Análisis Pumpkin Jack en Nintendo Switch

Después de haber completado la nueva independiente de Nicolas Neyssonnier y Headup Games, pocas cosas malas se pueden decir de esta

Publicado el 0

Muchos pueden ver videojuegos con gráficos que no son hiperrealistas, con jugabilidad y mecánicas no tan profundas como los mayores AAA actuales y que, al fin y al cabo, están desarrollados por estudios de pocos desarrolladores e independientes, como títulos mediocres y que no valen la pena. Por suerte, hay varios juegos indie que rompen con esta regla y que dejan claro que un alto presupuesto no justifica un muy buen juego. Y justamente Pumpkin Jack consigue eso.

La editora Headup Games y su desarrollador francés, Nicolas Meyssonier, han demostrado que los videojuegos simples (relativamente simples, y después me explico), con historias no muy profundas y que son más o menos cortos también pueden ser muy buenos juegos. Antes de pasar a analizar qué me ha parecido Pumpkin Jack, os hago el spoiler de que me lo he pasado espléndidamente bien jugándolo.

El protagonista no siempre es el bueno

Antes de comentar la jugabilidad, hay que centrarse en la historia que compone a Pumpkin Jack. El juego no es largo, pero tampoco lo considero corto, y menos para lo que cuesta (30 euros al redondearse). Se queda en algo menos de 10 horas que podrían extenderse porque tiene cierta rejugabilidad. Luego nos centraremos en ello; primero, hablaré de en qué consiste la historia de este juego.

El protagonista de Pumpkin Jack es el malo. Así, tal cual. Su nombre es Jack, y es mencionado como el tipo más rastrero y mentiroso que la humanidad haya conocido nunca. De hecho, está muerto, y como castigo reside en el alma de una calabaza hasta la eternidad en el infierno. ¿Qué lo devuelve a la Tierra de los mortales?

La humanidad vive... demasiado feliz, podríamos decir. Tanto, que el mismísimo Diablo quiere juguetear con esa felicidad por simple diversión. Para ello, manda una infinidad de monstruos a la Tierra para sembrar el pánico y la destrucción. De esta forma, la humanidad escoge a a un "Campeón", que es quien debe luchar contra la maldición del Diablo y salvar a la humanidad. Ese Campeón es un Hechicero muy poderoso.

Llegados a este punto, el Diablo escoge también su propio Campeón, que no es otro que Jack. Él se encargará de ir a por el Hechicero y derrotarlo de una vez por todas. Es por ello que el protagonista es un cuerpo humano... pero con una calabaza por cabeza. Por el camino, Jack se encontrará muchos enemigos pero algunos aliados, como lo es el cuervo que lo acompaña durante toda la aventura encima de su cabeza/calabaza.

La historia no es profunda, hay que admitirlo, pero la estética y personalidad del juego no necesita que lo sea. Tiene un guión estupendo con muy buenos giros narrativos, todos los personajes tienen una gran personalidad muy marcada y la historia es muy desenfada, pero genial, divertidísima y muy graciosa en muchos puntos. Es el típico juego que, pese a tener combates y ser desafiante a veces, es bastante relajante y ayuda a desconectar fácilmente del estrés diario gracias a su divertida historia.

Plataformas, aventuras y una pizca de acción

Plataformas

Pumpkin Jack es principalmente un juego de plataformas al más puro estilo Jak and Daxter. De hecho, sus responsables ya han dejado claro que se trata de una inspiración en este juego y en MediEvil. Y lo cierto es que bebe mucho de ambos tanto en ambientación como en jugabilidad.

Comenzando con la parte de las plataformas, el juego está repleto de lugares que saltar, cajas apiladas que escalar y edificios que subir mediante saltos y dobles saltos. Y esta parte está muy bien conseguida (en realidad, toda la parte jugable está muy bien): la dificultad de los saltos, el diseño de las plataformas en lo que a diseño de nivel se refiere... está todo muy bien medido y muy bien pensado. Puede que no sea un Super Mario como juego de plataformas mega excelente, pero ya os digo que no tiene nada que envidiar a muchos juegos de plataformas actuales.

De hecho, no solo hay que saltar, también hay que hacer uso del cuervo que nos acompaña sobre nuestra cabeza. Él será nuestro compañero y un personaje muy importante y divertido y también nos ayudará en las plataformas. No es frecuente, pero hay ciertos momentos en los que tenemos que lanzarlo hacia un puente de madera levantado o superficies así para que, al golpear el pájaro a esta plataforma, esta caerá y podremos pasar. También nos ayudará en combate.

Mundos y combate

Ahora bien, el género principal tras las plataformas es las aventuras e incluso una pizca de acción. Al fin y al cabo, Jack trata de encontrar al hechicero haciendo frente a un sinfín de obstáculos y enemigos. De hecho, son los propios monstruos del Diablo los que atacan a Jack ya que ellos piensan que él es un humano. Hay unos 6 mundos/niveles pero cada uno son largos. Estos son muy lineales, aunque permiten un poquito de exploración para intentar encontrar coleccionables.

Así pues, centrándome en el combate, estos son muy divertidos y requieren de habilidad. Podemos hacer un ataque básico, y podemos encadenar varios para ver diferentes animaciones, como si fuera un combo. También podemos esquivar rodando rápidamente hacia cualquier lado y hay un ataque fuerte que hacemos en el aire al hacer un doble salto. Por supuesto, podemos lanzar nuestro cuervo contra los enemigos, a modo de ataque a distancia. Al final de cada nivel encontraremos un arma y podremos seleccionar la que queramos en una rueda de armas.

Y los jefes... posiblemente es lo que más me ha gustado de Pumpkin Jack. En diseño son una maravilla, pero el diseño de los combates es aún mejor. El primer jefe es el único que peca de ser, quizá, demasiado simple, pero los siguientes aseguran un gran momento de jugabilidad y una genial experiencia. A esto le acompaña una banda sonora espectacular.

Otros detalles

También nos encontramos a lo largo de la historia de Pumpkin Jack unos cuantos puzles, aunque suelen ser bastante fáciles. La mayoría se encuentran en pequeñas salas en las que Jack se desenrosca la cabeza y en esta (la calabaza) la que controlamos dentro de estos lugares para reolver el puzle. También podemos encontrarnos unas cazuelas con un... jugo verde que podemos beber y curar nuestra vida. Estas son nuestros puntos de control.

En general, el juego es fácil en general. Eso no quiere decir que haya muerto un buen puñado de veces, ya que aunque sea fácil, hay ciertos puntos que sí se vuelve más desafiante, sobre todo en zonas de plataformas más que en combates. Jack tiene una barra de vida, y aunque perdamos algo de salud, es muy fácil recuperarla rompiendo cajas y otros objetos destructibles (hay un montón) en cada nivel. Estas sueltan unos orbes verdes que nos dan salud.

Por supuesto, hay coleccionables. Por un lado tenemos calaveras de cuervo, 20 por cada nivel, que nos sirven para ir a la tienda de otro personaje de Pumpkin Jack y comprar varias skins para Jack, como de vaquero, detective, de esqueleto... Hay algunas muy a la vista pero también hay otras muy escondidas. Y esto último pasa con los gramófonos: hay tan solo 1 por nivel, y estos están muy, muy escondidos.

También hay que destacar una serie de minijuegos en todos los niveles. Son diferentes según el nivel en el que juguemos, y podemos encontrarnos carreras con vagonetas donde tenemos que mantener el equilibrio y saltar obstáculos, cabalgar un caballo fantasma que puede volar y debemos esquivar también obstáculos, y muchos más que son divertidos y aportan una gran variedad.

Ambientación y banda sonora de Pumpkin Jack

El diseño de nivel es fantástico, pero el diseño de mundo no se queda atrás. La ambientación es genial, y me atrevería a decir que es mucho más atractiva que la de MediEvil. A pesar de que domina la oscuridad, pues es un juego de Halloween, Pumpkin Jack tiene colores muy vivos y que entran mucho por la vista. Además, el diseño de los personajes también es genial, tanto en aspecto como en personalidad.

pumpkin jack

Pero lo que más me ha deleitado de Pumpkin Jack es su espectacular banda sonora. No solo a modo de ambientar nuestros paseos por los niveles del juego, que también, sino en los momentos de combate y especialmente en combates contra jefes. En esos momentos sentí un subidón increíble y que no miento cuando digo que pocos juegos han conseguido eso gracias a su música. En cuanto a la música, también hay que destacar que hay numerosos remixes de música clásica muy conocidos, pero transformados para darle un toque más orientado a Halloween.

Conclusión

Sinceramente, pocas pecas puedo ponerle a Pumpkin Jack. Desde la primera vez que lo vi en tráiler, me llamó la atención, pero aun así me ha sorprendido muy gratamente. Se puede decir que se puede hacer corto, que tiene una jugabilidad algo más simple que otros títulos AAA y una historia que no es profunda, pero esto no evitan que sea muy divertido.

Y es que la palabra apropiada para este juego es "divertido". No te va a ofrecer una historia muy emocionante, una jugabilidad desafiante ni un nivel gráfico que te deje boquiabierto, pero sí que te va a ofrecer unos combates muy entretenidos, una historia y personajes que, incluso para ser un juego independiente, tiene muy buen guion y es muy graciosa, y ni qué decir de su banda sonora... Sin duda alguna, si eres fan de juegos de plataformas y aventuras como Jak and Daxter o MediEvil, este te encantará.


Análisis Pumpkin Jack en Nintendo Switch

Analizado en Nintendo Switch

VideoGame
7.9
Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pumpkin Jack es un juego que sorprende, sobre todo porque viendo sus tráilers aparenta ser algo que no es. En realidad, es muchísimo más que eso, con personajes geniales, una historia que no es profunda pero es muy divertida y con un guion excelente, un sistema de combate que, dentro de su simpleza, es muy atractiva y una ambientación magnífica. Todo unido a un espectacular diseño de niveles y una banda sonora fantástica. Una de las pocas pegas que se le puede poner es que sea un poco corto.

Banda sonora

Aspecto visual

Jugabilidad

Historia

  • Historia y personajes muy divertidos y con buen guión
  • Combate contra jefes muy bien diseñados
  • Una ambientación colorida y atractiva y espectacular banda sonora
  • Excelente diseño de niveles
  • Puede hacerse un poco corto
  • Hay pocos combates
  • La jugabilidad puede hacerse algo simple
Duración: 7-8 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Voces en inglés, textos en castellano

Política de puntuación

Etiquetado en :

Headup Games Pumpkin Jack

Redactado por:

La primera vez que agarré un mando era para jugar a Super Mario Bros. en la NES. Tenía 3 años, y jamás podría haber imaginado qué clase de mundo estaba a punto de atraparme.