Análisis 1-2 Switch

Nintendo Switch
 

Hace escasos días tuvimos la oportunidad de analizar Just Dance 2017 para Nintendo Switch y lo denominamos como el mejor juego social de la consola en su lanzamiento. Una vez habiendo probado 1-2 Switch en compañía, y tras haber analizado la función de los Joy-Con en cada minijuego, su respuesta, y el papel de cada prueba, podemos seguir afirmando lo mismo: 1-2 Switch anima las fiestas, pero de una forma totalmente diferente a la que realiza el videojuego de Ubisoft. ¿Solo por ello ya es un mal videojuego? Depende mucho de lo que busques: no es un juego para un jugador (solo dos pruebas están disponibles para un único mando), algunos minijuegos no tienen la misma importancia que otros, y es una demostración técnica de la ingeniería que ha creado Nintendo con los Joy-Con.

1-2 Switch es actualmente el segundo juego de lanzamiento más vendido en todo el mundo, seguramente por estar bajo el sello de Nintendo, y estamos bastante seguros de que muchos ya lo habréis disfrutado en alguna reunión para enseñar las posibilidades de Nintendo Switch. No es para menos: cada centímetro de los Joy-Con está aprovechado en este videojuego social que, aunque a momentos puede llegar a hacerse confuso por la definición de algunas pruebas, retoma el papel de Wii Sports o Wii Play como centro del salón. Un soplo de aire fresco cuando estéis varios amigos y no podáis jugar todos a The Legend of Zelda: Breath of the Wild por razones obvias, y acudáis a 1-2 Switch para pasar un rato divertido.

“La diversión puede ser el postre de nuestras vidas, pero nunca su plato principal” 

Esta frase de Harold Kushner define el concepto de 1-2 Switch. Aunque todos los vídeos promocionales hayan estado enfocados a reuniones entre amigos, familia, o conocidos, lo cierto es que siempre se han centrado en mostrar las posibilidades de los Joy-Con más allá del grado de diversión de estas pruebas. Los desarrolladores lo saben bien, y por ello, los 28 minijuegos incluidos a menudo pueden parecer que, aunque nunca aburren, no son todo lo divertidas que puede llegar a ser por ejemplo Wii Play. Aunque es cierto que hay que discernir entre aquellas pruebas entretenidas, e incluso divertidas, y aquellas que lo son menos pero siguen aprovechando el potencial de Nintendo Switch.

En el lado más positivo del entretenimiento, destacamos cinco pruebas: Poses calcadas, Tenis de mesa, Cuentabolas, Atracón y Bandera playera. Todas ellas hacen uso de diferentes funciones de los Joy-Con: el acelerómetro y giroscopio para contar las bolas que se dan cita gracias a la Vibración HD, la cámara infrarroja situada en el mando derecho, en su parte inferior, de nuevo las funciones del movimiento para la prueba de tennis o la de capturar la bandera… ¿Pero por qué son divertidas?

En primer lugar, hay un verdadero espíritu competitivo que en otras no encontramos. En segundo lugar, Atracón, y el movimiento de boca que requiere, puede provocar más de un ataque de risa entre los presentes en el momento de juego (ocurrió durante el análisis y estamos seguros que seguirá ocurriendo). Por último, estas pruebas están más trabajadas que el lado contrario que trataremos a continuación.

En este sentido, el boxeo nos ha parecido bastante “complejo”: gancho, puñetazo, defensa… Todo ello está disponible en la prueba, pero muchas veces, más que por imprecisión, por descontrol técnico, no se logra hacer el movimiento exacto y el jugador no responde como quisiera. Tampoco es divertido acunar a un bebé con un problema muy importante: hay que cambiar los mandos Joy-Con a la consola para utilizar toda la Nintendo Switch, con todo lo que ello conlleva: si tenéis el sistema ya en casa, sabréis que quitar las correas no es fácil, y aunque no os lo pide el juego, alguna vez la colocaréis por inercia para no perder los mandos por el suelo. Se os puede ir perfectamente uno o dos minutos en pasar los mandos a la consola, proceso tedioso que corta el ritmo de juego.

Otras pruebas como el duelo de vaqueros, las posiciones zen o la lucha mágica (enfrentamiento entre hechiceros) son variantes de otras que ya hemos podido jugar: zen se parece mucho a “Poses calcadas“, mientras que las otras dos son bastante parecidas en técnica. No hay una gran diferenciación entre muchas de las pruebas y todas utilizan las mismas funciones aunque el desarrollo sea diferente.

Hemos dejado para el final la prueba Caja fuerte, puesto que en nuestra opinión, aunque utilice también la vibración HD como Cuentabolas, es el minijuego que más tensión genera entre los jugadores: el tiempo avanza, y nunca sabes por donde va el contrario ya que la vibración solo la sientes tú. Además, el efecto está muy conseguido y es muy cercano a la realidad.

“Si obedeces todas las reglas, falla la diversión”

Otra conocida frase de la enorme Audrey Hepburn que nos sirve perfectamente para ilustrar un problema de 1-2 Switch: el modo por equipos. La diversión generada no falla en ningún momento (incluso en las pruebas más anodinas siempre puede haber algún jugador que le de su pizca de gracia), pero el juego no pone todo de su parte para lograrlo. El tablero que se puede utilizar para ir jugando entre dos equipos es de todo menos trabajado.

Un tablero corto, con poco más de 20 pruebas que al tirar los dados, obviamente, se queda en mucho menos. Nintendo aquí ha querido seguir a pies juntillas los tradicionales juegos de la mesa tipo “El juego de la oca” o “Parchís“, sin recurrir a otros tipos de diversión más trabajadas que han ido apareciendo con el paso de los años.

Es un modo de juego tremendamente simple que, además, se presenta de una manera muy simple (a diferencia de la interfaz de presentación de cada prueba). ¿Por qué no apostar por un tablero al estilo de Mario Party, con más posibilidades? ¿Y por qué no utilizar la gran cantidad de personajes Nintendo disponibles en la marca para aumentar el número de guiños? Es un juego de la marca, sí, pero más bien por el símbolo que aparece en la caja.

A Nintendo le ha faltado apostar más alto por su primer juego social para Nintendo Switch, y le tiene que agradecer casi todos sus logros a los Joy-Con, ya que aunque haya juegos más o menos inspirados, todos hacen un gran uso de ellos. En cuanto al tablero, faltan ganas.

“El arte debe ser gusto, diversión y alucinación”

Acabamos el análisis con esta frase de Naguib Mahfouz, escritor egipcio muy conocido que resume perfectamente este proyecto de Nintendo. El arte tiene que ser algo al que poner ganas, ilusión. Contemplar un cuadro requiere que la obra sea lo suficientemente atractiva para que el espectador la observe con detenimiento. En cambio, aunque 1-2 Switch aprueba, y bastante, gracias a la demostración de talento de los ingenieros encargados de los Joy-Con, y por la interfaz de presentación de las pruebas, puede llegar a suspender en creatividad.

Aunque todo el juego pueda parecer novedoso, es un Mario Party que aprovecha todas la funciones de Nintendo Switch. ¿Por qué no poner menos nota? Porque creemos firmemente que debéis probarlo algún día por vosotros mismos, para sentir qué se siente al abrir una caja fuerte, al imaginarte cuántas bolas hay dentro de los Joy-Con, o jugar al tenis de mesa sin mirar ni un instante la pantalla. Es una sensación que solo logra 1-2 Switch, y que a pesar de las pocas ganas que se ven en el desarrollo del juego, logra suplir con minutos divertidos en familia o con amigos.

Positivo

  • En compañía es un juego muy disfrutable
  • La presentación de los minijuegos derrocha estilo
  • El juego de contar canicas necesita ser probado por cualquier poseedor de Nintendo Switch
  • El tenis de mesa y la caja fuerte, por ejemplo, son de los mejores minijuegos
  • La mejor presentación de los Joy-Con: no hay fallos

Negativo

  • La calidad de algunos minijuegos es discutible
  • El tablero de juego es soso y podría haber estado más trabajado, haber incluido referencias a sagas de Nintendo...
  • El precio, algo elevado para un juego exclusivamente multijugador local
7

Bueno

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida
 
X