Impresiones Jugables: Just Cause 3

Just Cause 3

PC PlayStation 4 Xbox One
9.4

Increíble

Impresiones Jugables: Just Cause 3

Impresiones Jugables: Just Cause 3
 
 

El pasado jueves 22 tuvimos la ocasión de asistir a un pase de prensa cerrado para probar en exclusiva las primeras horas de Just Cause 3, la nueva apuesta de Avalanche Studios y Square-Enix. Un nuevo título que hace honor a la nueva generación de videojuegos y que promete horas y horas de acción desenfrenada en una combinación de aventura, sandbox y simulación que hará las delicias de todos los amantes del género.

Habiendo podido probar las primeras misiones del juego en un PC a medida del contenido de Just Cause 3, os presentamos a continuación nuestras experiencias a los mandos de Rico Rodríguez, quien liderará en cierta manera la resistencia contra el régimen del terror de di Ravelo en un amplio archipiélago del Mediterráneo.

just-cause-3-logo

Una jugabilidad envidiable

Nos gustaría comenzar esta preview de Just Cause 3 con lo que más nos ha sorprendido una vez hemos tenido acceso a él: la jugabilidad. Ya habíamos podido ver imágenes y vídeos del funcionamiento del título de Avalanche en consolas y PC, pero no es hasta que tienes el poder de manejar por ti mismo al protagonista, cuando te das cuenta de la gran apuesta jugable que tienes entre manos.

No es nada nuevo el hecho de que en un título que basa su principal motivo de juego en la exploración y diversión en un mundo abierto, encontremos varias formas de desplazarnos por el espacio. Coches, helicópteros o nuestras propias piernas suelen ser las apuestas principales de estos títulos, pero Just Cause 3 va un paso más allá y, además de ofrecernos todas estas posibilidades, pone a nuestra disposición un sistema de desplazamiento aéreo en tres fases en el que sólo se verá envuelto nuestro personaje y sus herramientas. La combinación de el artilugio más característico de la saga –el gancho– junto el nuevo paracaídas y el traje aéreo, crean una forma de desplazamiento única, compleja en cierto modo pero que, una vez dominada, nos reportará una experiencia nunca antes vivida dentro del género.

RICO BRIDGE COLLAPSE.MOV

Para empezar, el gancho tiene dos tipos de disparo en la parte del juego que hemos podido probar: una destinada al desplazamiento (aunque las mentes más creativas le darán seguramente más usos) y otra pensada para sembrar el caos entre nuestros rivales. La primera opción consiste en lanzar el gancho a cualquier superficie dentro del rango de alcance para engancharnos a él y ser rápidamente arrastrados hasta ese punto, todo ello acompañado de una fluidez extrema y unos efectos de luces y motion blur que crean una sensación de velocidad extremadamente real. Además, el gancho tendrá una nueva aplicación para lanzar un segundo extremo que enlace dos estructuras (ya sean edificios, personas, vehículos…) y nos dará la opción de atraerlas entre sí con gran potencia.

Por otro lado tenemos el paracaídas, el cual nos permitirá tanto saltar de grandes alturas y vehículos aéreos como, en combinación con el gancho, desplazarnos grandes distancias sin tocar el suelo y a una velocidad más que aceptable. La velocidad de reacción y desplegado del paracaídas es asombrosa, posibilitando maniobras muy ajustadas, y las físicas creadas para este artilugio han sido creadas de tal manera que nos permita una variedad de movimientos enorme y muy reales, cuidando cada detalle del mecanismo de movimiento. A diferencia del movimiento de desplazamiento únicamente con el gancho, al estar en el modo paracaídas podremos disparar cualquiera de nuestras armas, convirtiéndonos así en un terror para las bases enemigas sin un techo que les proteja. La propulsión ofrecida por el gancho nos permitirá usar el paracaídas en cualquier terreno, pudiendo abrirse en escasos metros y alzándonos por los aires incluso en territorios escarpados.

Y por último, y como colofón a un sistema ya de por sí muy creativo, nos encontramos con lo que más nos ha llamado la atención en la redacción: El traje aéreo. Al comienzo de nuestra aventura se nos instalará un nuevo sistema en el arnés que creará una membrana entre nuestros brazos y nuestras piernas que nos permitirá planear y desplazarnos de forma muy rápida en las tres dimensiones de espacio con un control realmente intuitivo. La sensación de velocidad, las posibilidades de pasar por resquicios realmente pequeños y la gran libertad de movimiento que tenemos al usar el traje hacen de este tercer tipo de movilidad la más entretenida de usar de todas.

RICO SHOOTING JEEP




Pero no es de la mecánica concreta donde brilla esta jugabilidad, sino de la combinación de todas las posibles que pone a nuestra disposición Just Cause 3. Apuntar el gancho hacia un helicóptero, abrir el traje aéreo, sobrepasar un acantilado para poder abrir el paracaídas y tras descender unos metros volver a usar el gancho para aterrizar sobre una moto y empezar la huida ha sido sólo un ejemplo de la maravillosa jugabilidad del título, en la que se nos ofrece un abanico extensísimo para abordar el más mínimo desplazamiento y por tanto una infinidad de posibilidades para completar cada una de las misiones del juego.

Respecto al resto de mecánicas, no tan novedosas como las que hemos expuesto, el juego cumple con creces lo esperado. Una conducción cuidada al milímetro, en la que encontraremos una amplísima variedad de vehículos terrestres, marítimos y aéreos y entre los cuales notaremos una sustancial diferencia a los mandos, no siendo lo mismo conducir diferentes modelos de coches o de embarcaciones. El sistema de disparo es similar a lo visto en otros juegos en tercera persona, incorporando una sensación de realismo muy lograda para todas y cada una de las armas, las cuales suman una colección muy superior a las encontradas en los competidores. Y por último, el desplazamiento a pie y nadando cumplen a la perfección, pero teniendo la variedad de movimiento que tenemos, dudamos que se usen más que en ocasiones contadas.

Una historia por la liberación de los oprimidos

Otro de los puntos fuertes de Just Cause 3 es su prometedora historia. A pesar de que en las primeras horas de juego tan sólo hemos podido acceder a las dos primeras misiones principales en las que se nos comienza a presentar la trama, lo que ésta tiene para contarnos parece estar realmente elaborado y una vez se desarrolle, puede exponernos a una historia realmente atrayente.

Situados en un archipiélago ficticio en pleno Mar Mediterráneo, tomaremos las riendas de Rico Rodríguez, conocido militante de la resistencia. Las islas están siendo controladas bajo el régimen del terror de un dictador totalitarista que responde al nombre de Sebastian di Ravelo, quien a base de sembrar el caos, tiene controlada a la población de más de una decena de islas. Nuestra misión consistirá en frenar los pasos del dictador y ayudar a la resistencia a liberar todos y cada uno de los pueblos del fatídico régimen.

En las dos primeras misiones que hemos podido probar tan sólo nos han presentado la situación, la superficie de los personajes y abierto ligeramente las posibilidades de la trama. Comenzando con la exposición de nuestro protagonista y la tiranía de nuestro principal rival, nos veremos envueltos de explosiones, tiroteos y persecuciones para liberar a los oprimidos por di Ravelo, haciendo volar por los aires desde bases enemigas hasta sus centrales eléctricas.

El guion del juego parece estar elaborado por profesionales del medio audivisual más allá del sector del videojuego, bebiendo en gran medida del cine y de las series de televisión actuales. Esto podemos verlo desde el planteamiento de la trama en los créditos, de formato totalmente fílmico, hasta en la creación de los diálogos y como se ha ido desenvolviendo el acto de presentación de la historia. No hemos podido más que aproximarnos al inicio de la verdadera trama, pero el cuidado por las reacciones humanas de los personajes, la acción desenfrenada que nos muestra y el gran humor que destila, prometen crear una aventura al nivel de las mejores series y películas americanas.

RICO ON BIKE

La belleza de las islas y las explosiones

Uno de los apartados que más nos han vendido desde Square-Enix desde que el proyecto Just Cause 3 fue tomando forma en el desarrollo, ha sido su alta calidad gráfica y artística. Y no es para menos, ya que desde la primera pantalla de carga el juego nos mantiene con los ojos abiertos como platos por la gran calidad que reflejan nuestros monitores. Físicas y texturas creadas milimétricamente, unos efectos de luz hiperrealistas, una profundidad de campo envidiable por otros títulos del género y sin apreciación de popping, 60 fotogramas por segundo y una ambientación preciosa crean una atmósfera perfecta para la inmersión en el videojuego durante horas. Además, la variedad de paisajes, la cantidad de objetos y partículas en pantalla y la calidad de todo lo que pasa por delante nuestra en las partidas hace que no sintamos en ningún momento fatiga o ganas de desconectar de nuestra sesión.




Aunque hemos encontrado algún que otro error gráfico o elemento extraño en la ambientación, los chicos de Avalanche que asistieron a la toma de contacto con el juego nos explicaron que estábamos en una versión no definitiva del desarrollo y que todos esos ligeros problemas ya están siendo solucionados y no llegarán al producto final. Sin duda, del apartado gráfico debemos resaltar la sensación de velocidad creada tanto en la conducción como en el transporte aéreo, la fluidez y realismo de las explosiones y los paisajes submarinos, que colman la pantalla de unos efectos de luz que llaman la atención de cualquiera.

Respecto al apartado sonoro, Just Cause 3 apuesta por la funcionalidad más que por su vertiente más artística. No encontramos una banda sonora que sorprenda, ni con melodías épicas que se nos graben en la cabeza y que vayamos a reconocer el juego en tan sólo unos compases. En cambio, sí será una banda sonora adecuada a lo que encontramos en pantalla, al servicio de la jugabilidad y el entendimiento del jugador, mostrándonos unos efectos de sonido muy realistas que casan a la perfección con la acción presentada en escena, y además el título cuenta con un doblaje al español exquisito, con una interpretación al nivel del trabajo cinematográfico, un catálogo de voces muy representativas y que encajan a la perfección con los personajes a los que dan vida. Además, los sonidos de vehículos, colisiones y personajes de relleno en las zonas urbanas no desencanta en ningún momento, favoreciendo la inmersión y la creación de esa atmósfera tan cuidada que os comentábamos.

Posibilidades será algo que nunca nos falte

Para terminar esta preview nos gustaría hacer énfasis en la gran cantidad de contenido que hemos podido ver de Just Cause 3. Aunque no hemos podido avanzar más allá de las primeras horas del juego, en lo jugado ya hemos podido observar una cantidad de recursos a nuestra mano que no tiene que envidiar a ningún otro videojuego. Decenas de coches, múltiples modelos de barcos, varios helicópteros, motos, bicicletas e incluso lanchas motoras ha sido la amplia variedad que hemos podido ver, y esto sólo en la primera isla del juego. Tanto en la presentación inicial del título como en las entrevistas personales con el equipo de Avalanche, nos han dicho que lo visto sería tan sólo una pequeña parte de lo que el juego contiene, incluyendo gran cantidad de islas y territorios que conquistar, una variedad de vehículos y armas muy amplias y otras muchas sorpresas que se conocerán una vez el título llegue a las tiendas.

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue la forma que tiene Just Cause 3 de manejar tal cantidad de inventario. Por un lado, la gran mayoría de objetos podremos encontrarlos en el mapa, en misiones concretas o saqueando ciertas zonas de las islas. Por otro, tendremos que conseguir piezas que nos permitirán obtener mejoras y nuevas armas o vehículos para utilizarlos a nuestro gusto. Y todo ello, será reunido en un sistema de suministros que nos permitirá acceder a todo ello de forma organizada y en cualquier lugar, de manera rápida y eficaz gracias a los recursos creados por los rebeldes en la resistencia.

RICO GAS TANK EXPLOSION

El funcionamiento del sistema de recursos es sencillo. No podremos acceder a nada que no hayamos registrado anteriormente, y todo lo que vayamos obteniendo deberemos enviarlo al sistema para poder crear estos mismos objetos u otros con las piezas obtenidas. De esta forma, si necesitamos cierto arma o vehículo para una misión, primero tendremos que haberlo registrado y tener acceso a sus materiales, y entonces tan sólo habrá que solicitarlo y podremos comenzar la acción. El caso de los vehículos es ligeramente diferente, teniendo que llevar el coche, moto o barco a uno de los muelles o garajes de los pueblos conquistados por la resistencia o haber superado la misión que desbloquea cierto helicóptero, de esta forma, mediante el sistema de suministros podremos conducir nuestro vehículo favorito en todo momento.

Además, debemos hacer una mención aparte a la amplísima variedad de misiones secundarias, las cuales nos servirán tanto para desbloquear ciertas piezas indispensables en la creación de objetos, como para obtener habilidades únicas, mejorar nuestras capacidades ofensivas y de movimiento y poder conducir algunos vehículos realmente exclusivos. Por cada misión principal que realizamos con éxito y por cada pueblo conquistado tendremos acceso a varias de ellas, así que la duración del título será realmente larga si queremos convertirnos en el rebelde supremo.

Vídeo




CONCLUSIÓN

Sin duda, Just Cause 3 es una de las principales apuestas de este año dentro del mercado de nueva generación. La cantidad de contenido que incluye, las novedosas y fascinantes mecánicas y la profundidad ambiental que puede llegar a crear harán del título uno de los indispensables de PlayStation 4, Xbox One y PC.

Por el momento no hemos podido probar todo el material incluido y no conocemos las posibilidades de las versiones de consola, las cuales no están capacitadas para hacer funcionar el juego al nivel que nosotros pudimos disfrutarlo en PC de alta gama, pero algo más de un mes de la salida del producto final podemos asegurar que se trata de una apuesta sólida, que gustará a los amantes de la acción y el mundo abierto, ya que como nos dijo Hamish Young, parte del equipo de desarrollo: “Hemos creado un juego en el que la historia es importante, pero más lo son las sensaciones del jugador, queriendo que se sienta director de su historia y premiando su habilidad con una puesta en escena más espectacular por ello”.


Contenido relacionado