Crítica: Marvel’s Daredevil Temporada 2

Daredevil

A la espera de tercera temporada

Crítica: Marvel’s Daredevil Temporada 2

Comentamos la segunda temporada de la serie al completo y sin spoilers

Crítica: Marvel’s Daredevil Temporada 2
 
 

Ayer Netflix ponía a disposición de sus clientes la esperada segunda temporada de “Marvel’s Daredevil”, cuya primera temporada consiguió conquistar no solo a los fans del personaje, sino también a la crítica y al público general. Con la premisa de incluir elementos como Punisher, Elektra o la Mano, lo cierto es que las expectativas por el regreso del Hombre Sin Miedo estaban bastante altas. ¿Consigue la serie volver a darnos una temporada de calidad? Vamos a verlo.

Antes de comenzar, os avisamos de que esta crítica no contiene spoilers, en su mayoría, de la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil”. En cualquier caso, si en algún momento o apartado puntual vemos preciso mencionar algún spoiler de la temporada, os pondremos bajo aviso. Allá vamos.

Algo diferente con la misma calidad de antes

Si vamos a lo más general de esta segunda temporada, lo cierto es que ésta se sustenta en tres pilares básicos: todo lo que tiene que ver con Punisher, lo que tiene que ver con Elektra y la vida personal de Matt Murdock y cómo ésta se ve afectada por su otra vida como justiciero de la Cocina del Infierno. A partir de aquí, “Marvel’s Daredevil” juega con estos tres puntos base y los desarrolla con la misma eficacia que caracterizó a su primera temporada. Por lo tanto, podemos decir que esta nueva entrega conjuga bastante bien lo novedoso con todas las cosas buenas de su primer año.

marvels daredevil

Pero no debemos engañarnos, estamos ante algo bastante diferente a lo visto la temporada pasada, al menos en cuanto al tipo de historias se refiere. Lo cierto es que la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil” destila un ambiente mucho más comiquero que su primera temporada, y la intención de lograr una temporada de superhéroes y no solo de mafias con un buen samaritano de por medio se logra a la perfección. El cambio de aires en la serie es evidente, pero el cambio no se hace para nada drástico ya que, como decíamos en el párrafo anterior, la esencia de la serie, el tono y todo lo que caracterizó a la primera temporada de la serie sigue estando ahí, lo que refuerza la idea de estar ante algo ligeramente distinto pero respirando todo aquello que nos encantó anteriormente de “Marvel’s Daredevil”.

Pero metiéndonos de lleno en los tres pilares que comentábamos de esta temporada, toca hablar de los platos fuertes de la temporada. Conviene que el que no haya visto la temporada aún tenga en cuenta que, pese a lo que alguno podría pensar, esperar o desear, no estamos ante “la temporada de Punisher” o “la temporada de Elektra”. Seguimos estando ante una serie que es de Daredevil, si bien los personajes mencionados reciben un trato excelente, pero en lo que a tramas se refiere, seguimos estando ante un producto cuyo protagonista es el Hombre Sin Miedo, y donde Punisher y Elektra son tramas que se desarrollan con la misma naturalidad e imparcialidad con la que se podría desarrollar cualquier otra trama que no tuviera a personajes tan importantes detrás. Pero en cualquier caso, de los personajes ya hablaremos más adelante.

marvel's daredevil

Es importante que, como ya hemos dicho, nos centremos en otro de los grandes pilares de esta temporada: la vida de Matt Murdock, sus relaciones personales y como el abogado ciego de la Cocina del Infierno se encuentra con los problemas típicos de llevar una identidad secreta. Es de agradecer enormemente que hayan jugado esta carta. Los que seáis seguidores de otras adaptaciones de superhéroes, ya sea al cine o a la televisión, sabréis que el concepto de “identidad secreta” es algo que ha quedado un poco en el olvido, ya sea por personajes cuya identidad no necesita ser secreta (véase cualquiera de los Vengadores), o por adaptaciones que han optado por pasar de largo de este aspecto en gran medida (véase “Arrow” o “The Flash”). Incluso hemos visto cómo personajes que siempre se han mostrado recelosos a la hora de revelar su identidad secreta a alguien, como Spiderman, acaban haciéndolo en recientes adaptaciones a la primera de cambio. Pero “Marvel’s Daredevil” ha dado un golpe en la mesa y ha sentenciado que las identidades secretas no son algo obsoleto, al contrario: son una baza que, como todo, si es bien explotada da para mucho. Ver a un Matt Murdock que hace malabares entre sus dos vidas, y ver cómo esto afecta a su trabajo y sus seres queridos, con el cuidado que pone Netflix a sus series, es sin duda alguna uno de los grandes aciertos de esta temporada y que aporta un toque más de realismo. Llevar una doble vida no es algo fácil.

marvels daredevil

Otro aspecto novedoso en la serie y que ya se nos ha adelantado antes del estreno sin ningún problema, es la inclusión de tramas románticas, factor que no tuvo cabida en la pasada temporada. Pese al recelo que puedan sentir muchos ante este tipo de tramas, especialmente si atendemos a cómo se han enfocado en otras series de superhéroes, siempre orientadas a un público más adolescente, derivando en tramas que rozan (o traspasan) las fronteras de la telenovela, podemos deciros que respiréis tranquilos. “Marvel’s Daredevil” afronta este tema con total naturalidad y de una forma creíble sin necesidad de caer en triángulos amorosos ni nada por el estilo, resultando en una subtrama más de la serie que aportará mucho a la temporada y a los propios personajes.




Por último, es necesario mencionar también que en esta temporada, la profesión de nuestros protagonistas ha estado mucho más presente que el año pasado. Nelson y Murdock han subido de nivel como bufete de abogados, lo que hará que este tema esté mucho más presente, aportando algo más a una temporada que cuenta con multitud de ingredientes y que los aprovecha todos a la perfección.

marvel's daredevil 4

Por tanto, a nivel de trama, podemos afirmar con casi total seguridad que si la primera temporada te gustó, esta también te conquistará. “Marvel’s Daredevil” apuesta en su segunda temporada por algo más de cómic, se acerca (más aún) al material del que viene sin perder ni un segundo su identidad como serie, porque, a fin de cuentas, esto es Daredevil. También es necesario mencionar que, en algunas cosas, la serie incluso ha mejorado algunas cosas (que realmente no necesitaban ser mejoradas, pero ahí queda eso). Sin ir más lejos, el ritmo de la propia temporada, que es más frenético y directo desde el primer capítulo, a lo que ayuda tener ya a todos los personajes establecidos y perfectamente definidos. La ventaja de las secuelas.

marvel's daredevil punisher

Un día frío en la Cocina del Infierno (SPOILERS)

Como siempre, vamos a dedicar un breve apartado al final de temporada, por lo que en este apartado, de manera excepcional, sí que se incluirán spoilers de la temporada en general.

Entrando en materia, tras una temporada muy diferente en algunos aspectos a la anterior, podemos decir que el final de temporada también ha sido distinto al de la temporada pasada. En esta ocasión, la serie ha apostado por un final más “personal”, por otro lado algo lógico si no tenemos ningún rey del crimen que derribar. Esta vez no hay ninguna ciudad desbaratada, no hay grandes fugas de furgones blindados, ni persecuciones vertiginosas… Pero no por ello es menos épico.

Lo cierto es que esta temporada hemos encontrado en la Mano una amenaza totalmente diferente al Wilson Fisk de la primera temporada (y al que nos hemos alegrado mucho de ver en esta segunda, por cierto), por lo que el desenlace se preveía algo diferente también. El regreso de Nobu como líder provisional de la organización de ninjas le ha dado el puesto de villano de la temporada, aunque tampoco sería exacto del todo atribuirle tal papel. Quizás el enfrentamiento final debería haber sido algo más grande. Mientras Daredevil y Elektra hablan de la posibilidad de fugarse juntos para siempre mientras un ejército de ninjas está dispuesto a proporcionarles una muerte casi segura, todos pensábamos que el enfrentamiento final iba a suponer un verdadero enfrentamiento entre Daredevil, Elektra y un ejército de la Mano (Nobu incluido). Sin embargo, en ese sentido, el enfrentamiento no ha sido diferente a otros que ha habido contra los ninjas a lo largo de la temporada. En su lugar, se opta por dar prioridad al enfrentamiento contra Nobu, que desencadena la muerte de Elektra. Como decimos, algo más personal.

marvel's daredevil 3




Por otro lado, es imposible no desear que Punisher hubiera estado más involucrado en el último capítulo de esta temporada. Si bien es cierto que en el penúltimo capítulo se cierra su trama, haber propiciado su aparición en un momento clave de la batalla final para rematar ninjas desde la distancia y haberlo tenido unos minutos más repartiendo balas habría sido un detalle importante, especialmente si tenemos en cuenta que no le vemos con su traje hasta este último capítulo.

Y esto nos lleva a otro de los puntos que más pueden irritar a los fans de los cómics (un servidor incluido). ¿Por qué tenemos que esperar siempre al último capítulo para ver los trajes definitivos de los personajes? Sí, no es algo que se cargue para nada el resultado final de la temporada, ni mucho menos, pero a nivel de adaptación, los uniformes de los personajes son clave, y no se entiende por qué Punisher no puede llevar su traje de Punisher durante algo más que un minuto de temporada, especialmente si el traje es tan genial como el que hemos terminado viendo. Como decimos, esto no elimina que la temporada sea buenísima, pero es un detalle que los fans de los cómics seguramente tengan muy en cuenta.

daredevil

Por último, el desenlace deja muchas cosas en el aire de cara al futuro: el derrumbamiento de Nelson y Murdock como equipo (y la amistad que eso conlleva), Matt revelando finalmente a Karen su identidad secreta o la más que evidente resurrección de Elektra como líder la Mano (que por cierto, se ha echado en falta saber algo más de Stone, el personaje que aparecía de espaldas frente a Stick en el séptimo episodio de la primera temporada). Por lo tanto, es evidente que “Marvel’s Daredevil” tiene intención de volver, seguramente antes de la llegada de la miniserie de los Defensores.

Un fardo, dos fardos

Entrando de lleno en los personajes, podemos decir sin miedo alguno que la serie de Netflix vuelve a bordarlo en este aspecto y hace tanto hincapié y pone tanto esfuerzo en continuar profundizando en los personajes que tanto los ya conocidos como los nuevos quedan perfecta y complejamente retratados.

Empezando por su protagonista, pese a no ver un cambio muy drástico en Matt Murdock, sí que le vemos pasar por diferentes escenarios que lo llevan a plantearse nuevamente la línea que separa el bien del mal, así como su labor de justiciero en la Cocina del Infierno. Le ha beneficiado mucho como personaje hacer contrapunto entre su perspectiva y la de Punisher, lo que ha ayudado a definir a ambos personajes a la vez que se establece una relación de lo más interesante entre ambos justicieros. Del mismo modo, su tortuosa y apasionada relación con Elektra también ha quedado muy fielmente reflejada con respecto a los cómics, y podemos decir que se ha aprovechado el material de origen de muy buena manera, lo que dejará satisfecho a muchos fans del personaje. Del mismo modo, siguen estando presentes en una dosis muy acertada las creencias religiosas de Matt Murdock, exactamente del mismo modo que en la anterior temporada. Charlie Cox ya demostró el año pasado que él era el único e inigualable Matt Murdock/Daredevil, pero este año incluso se supera por momentos. Seguimos viendo en él esa bondad y esa intención de hacer las cosas bien, mientras que cada gesto y cada movimiento que Cox pone en su actuación nos hace ver los cambios por los que pasa el personaje.

marvels daredevil

Siguiendo por los personajes estrella de esta temporada, podemos decir que volvemos a estar en una temporada de orígenes. Tanto Elektra como Punisher no son los que conocemos en los cómics exactamente, porque sencillamente aún no lo son. Sin embargo, tiene mérito que aun así podamos reconocer perfectamente a ambos personajes en cuanto a forma de ser se refiere, aunque es probable que más de uno esperase ver otra cosa. El que escribe estas líneas es un verdadero fan de Punisher desde hace años, y lo cierto es que lo justo es decir que estamos ante un Punisher mucho más humanizado, pero no por ello menos letal, inteligente y brutal. No sabemos si es porque estamos acudiendo a su origen o si es que se ha tomado la decisión de darle algo más de humanidad a un personaje complicado de tratar precisamente por su falta de humanidad. En cualquier caso, eso no elimina que estemos ante un gran Punisher que consigue tanto emocionar y conectar con el espectador como hacernos sobresaltar por su brutalidad, consiguiendo un resultado que hasta ahora no se había conseguido en ninguna otra adaptación previa. Jon Bernthal es Punisher, definitivamente. El actor no solo guarda parecido físico con el personaje sino que además está verdaderamente sobresaliente y consigue hacer suyo a un personaje complicado de interpretar sin salirse mucho del guión. Por su parte, lo mismo decimos de Elodie Yung como Elektra, cuya elección para el personaje causó controversia y sobre todo dudas (a un servidor incluido), pero que vuelve a demostrar que la ficción de Netflix escoge a sus actores por algún motivo. Yung consigue captar la esencia del personaje, aportando sensualidad y letalidad a uno de los personajes más importantes de la historia de Daredevil. Ver a los dos pelear juntos es algo impagable.




marvel's daredevil elektra

Por su parte, Foggy Nelson y Karen Page no pierden fuerza en absoluto con respecto a sus versiones del año pasado. Ya comentábamos en el análisis de su primera temporada lo acertado que había sido dar identidad propia a estos dos personajes y no convertirlos únicamente en extensiones del protagonista. Este año, ambos siguen adelante con su desarrollo y precisamente demuestran con más fuerza aún que son personajes independientes que pueden dar mucho de sí por sí mismos. Incluso Foggy, que fue un personaje que no convenció a todos el año pasado, seguramente terminará por ganarse a muchos de esos espectadores gracias a un hueco mucho más acertado aún del que tenía en la primera temporada. Tener que alabar de nuevo las actuaciones de Elden Henson y Deborah Ann Woll es un ritual al que no duele tener que acostumbrarse. Son a sus respectivos personajes lo que Cox es a Daredevil o Bernthal y Yung a Punisher y Elektra: después de verlos, no queremos a otros en el papel.

marvel's daredevil

Por último, no está de más mencionar que “Marvel’s Daredevil” también aprovecha a sus personajes más secundarios, que si bien, y como es lógico, no tienen el mismo desarrollo que sus protagonistas, nunca dan la sensación de ser personajes de “usar y tirar”. Prueba de un trabajo bien hecho y que pone un buen cierre a uno de los apartados mejor trabajados de esta serie.

Perros en la pelea

Si has llegado hasta aquí probablemente estés pensando que se nos ha pasado un aspecto realmente importante en esta serie. Pero no, querido lector, no nos hemos olvidado ni por un momento de las escenas de acción. Sobra mencionar lo sobresaliente que fueron estas escenas en la pasada temporada, y lo cierto es que este año hemos tenido algunas diferencias con respecto a las peleas del año pasado. Por ejemplo, en muchas ocasiones se cambia la dinámica y cambiamos el “uno contra uno” o “uno contra todos” por el “dos contra uno” o “dos contra todos”, lo cual aporta algo más de variedad a las peleas. Sin embargo, el punto fuerte en este sentido siguen siendo las peleas en las que solo hay un protagonista, ya sea contra un adversario o contra muchos. Además, como ya mencionábamos antes, lo cierto es que hay más escenas de acción que en la primera temporada, lo cual propicia que el ritmo sea mucho más intenso, y que hará las delicias de los que quedaron encantados con las peleas de esta serie. Ah, especial atención al tercer episodio de la temporada.

marvel's daredevil

En el resto de apartados técnicos, no duele en absoluto tener que decir que “Marvel’s Daredevil” sigue siendo prácticamente perfecta. Rodada con una precisión cinematográfica y emanando calidad tanto en fotografía como en una poderosa banda sonora de la que destacamos su tema principal, intacto con respecto a la primera temporada. También cabe destacar que este año se ha apostado un poco más por la “claridad” de las escenas, situando la acción no solo en entornos demasiado oscuros, lo que permite apreciar con más detalle todo lo que sucede.

Conclusión

¿Es la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil” mejor que la primera? Bueno, es difícil de decir. En cierto modo, esta temporada “sorprende” menos, porque ya sabemos de qué palo va la serie y es difícil encontrarnos con la misma sorpresa que cuando hace un año nos sentábamos a ver una serie completamente nueva. Pero por otro lado, la serie pone mucha más carne en el asador y sin renegar de los cómics de los que proviene, resultando en una segunda temporada que, como poco, está a la misma altura de su primera temporada, lo cual no es moco de pavo.

Ahora quedaremos a la espera de ver si Netflix y Marvel renuevan la serie para una tercera temporada, y si en ese caso llegaría antes o después de “Marvel’s The Defenders”. Del mismo modo, habrá que esperar a ver qué futuro le aguarda al recién nacido Punisher de Marvel Studios. Pero sea como sea, lo que sí es seguro es que la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil” es buena, muy buena, y que merecidamente sigue ganándose el premio a una de las mejores adaptaciones de cómics de la actualidad, siendo un gran producto para los fans así como una gran serie que puede ser disfrutada tanto por los seguidores del cómic como por los que son totalmente ajenos a ellos. Ahora es vuestro turno: ¿qué os ha parecido la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil”?




marvel's daredevil


Contenido relacionado