PlayStation hace público el balance de su último año fiscal

Al margen de los estudios empíricos, también se detallan algunos pronósticos y planes de futuro

PlayStation
 
 

Los compendios del recientemente cerrado año fiscal 2017 prosiguen, así como las consecuentes reuniones con los inversores y accionistas. En resumidas cuentas, es el momento de ajustar la economía de cada una de las empresas, como recientemente comprobamos con el caso de Konami. Sony, más concretamente su rama especializada en videojuegos, también ha llevado a cabo este ejercicio de sopeso financiero, sonsacándose de él algunos datos interesantes. El primero de todos ellos es el hecho de que, de forma mensual, el sistema en línea de sus consolas, PlayStation Network, cuenta con una suma de usuarios activos que supera a los 70 millones.

Esta información, que viene acompañada de otros hechos que os relataremos a continuación, se especifica en una diapositiva con el nombre de “Mejora del compromiso con el usuario”. En ella, sin mayor elaboración, se acompaña el clásico fondo con la simbología marca de la casa al dato reflejado en el anterior párrafo. A modo de comparativa con otras marcas, Xbox Live hace lo propio manteniendo un cómputo de entre 52 y 55 millones de jugadores en línea dependiendo del trimestre que se utilice como referencia, siempre según los propios datos facilitados recientemente por la propia Microsoft.

Precisamente ante los buenos números cosechados en la vertiente online, la compañía ha definido una línea estratégica que pasa por mantener a los consumidores actuales, mientras se atrae a otros, mediante contenidos y servicios tanto propios como de empresas externas. Esto supondría el crecimiento del ecosistema de PlayStation 4 mediante juegos de cosecha personal y de third parties, recopilando mayores ganancias y oportunidades de negocio.

Hablando de la última sobremesa de Sony, la japonesa ha llevado a cabo de igual forma una predicción de la cuantía de unidades que venderá durante el presente ejercicio. Si durante el último han colocado en torno a los 60 millones, se espera que en el actual se sobrepasen los 78 millones. Un número sensiblemente superior al que se obtuvo en su primer año de vida, allá por 2013, en el que no llegó ni a tan siquiera a 10 millones.

Con tantas personas que ya se encuentran activas en PlayStation Network y que poseen un dispositivo PlayStation 4, resultaría lógico que el número de individuos con una membresía en PlayStation Plus también fuera elevado. En base a la propia firma, el pasado año cerró con un total de 26.4 millones de suscriptores al sistema de pago online, que en el caso del 2016 fue de 20.8 millones. De cara al venidero se espera que sea todavía mayor esta cifra, si bien no se refleja la suma esperada en la diapositiva.

En lo que sí que se hace hincapié en ella es en el catálogo asentado del que dispone la máquina – con trabajos como Uncharted: The Lost Legacy– y, una vez más, en los ejemplares de aparatos que esperan colocar en los próximos 12 meses a lo largo y ancho del planeta.




¿Sigue teniendo en mente Sony algún plan para PlayStation VR? Todo señala hacia esta posibilidad a tenor de una de las últimas capturas registradas en este encuentro con los inversores. En ella, se puede observar la firma intención de expandir la Realidad Virtual como una forma ya no de jugar, sino como un medio en sí, arraigando su existencia en el colectivo social. Para lograr esta meta, se pretende no solo auspiciar el catálogo de software que cuente con las susodichas gafas, sino también implementar esta forma de disfruta a otro tipo de ocio como las películas o incluso la música.

Las labores de expansión de Sony van aún más allá de PlayStation 4 y PS VR: llegan hasta los aparatos móviles. Mediante la marca ForwardWorks, tiene la intención de abrazar una nueva audiencia en el mercado japonés y asiático en general, utilizando como bandera algunas de sus propiedades intelectuales más conocidas, además de crear otras tantas nuevas. De esta forma, también se pretende estrechar lazos con otras compañías externas, permitiendo que las mismas desarrollen obras para los dispositivos inteligentes de estas regiones. Por el momento, nada se ha hablado de Occidente.

Conglomerando todo lo dicho y aglutinando los datos financieros cosechados durante el año fiscal acabado, la división PlayStation ha gozado de un repunte de sus beneficios netos, con un incremento de las ventas de la última doméstica – incluyendo la versión Pro y PS VR-, y de los ingresos en línea. Por otra parte, han padecido un retroceso en las ventas de PlayStation 3 y el cambio del yen al resto de monedas les ha jugado una mala pasada.

¿Qué os ha parecido el resumen financiero de PlayStation? ¿Pensáis que se cumplirán sus predicciones e intenciones?





Contenido relacionado