Dragon Ball FighterZ Arc System Works

Dragon Ball FighterZ

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One Xbox One X
8.5

Muy bueno

Todos los detalles que hacen a Dragon Ball FighterZ de lo mejor del E3

Las claves de por qué puede ser un rotundo éxito

Dragon Ball FighterZ Arc System Works
 
 

Dragon Ball FighterZ es lo que más está dando que hablar durante el E3, y con toda la razón, cuanto más material tenemos disponible sobre el nuevo título de lucha sobre los Guerreros Z de la mano de Arc System Works, más nos sorprende y encandila. Su colorido, su nivel visual, el alto frenetismo, las técnicas más reconocibles, harán las delicias de los fans de la obra de Akira Toriyama, y aunque no seas seguidor de Bola de Dragón y te gusten los juegos de lucha, Dragon Ball FighterZ promete a convertirse en un referente de cara a 2018 y no sería descabellado pensar que llegase a los eventos Evolution Championship Series (EVO) que son los torneos de juegos de lucha más importantes a nivel global.

Pero más allá de conjeturas y suposiciones vamos a centrarnos en detallar toda la información de la que disponemos y analizar frame a frame lo que nos va a ofrecer Arc System Works con Dragon Ball FighterZ.

Arc System Works y Dragon Ball

Aunque a muchos les suene de nuevas, Arc System Works ya ha trabajado con anterioridad en la franquicia Dragon Ball para las plataformas portátiles de Nintendo, aunque con un registro bastante diferente de Dragon Ball FighterZ aunque también se trate del género de lucha, lo cual no es malo, puesto que con ello podemos entreveer que desde este estudio están familiarizados con Goku y compañía.

Con el videojuego que se introdujeron en la franquicia Dragon Ball fue con Dragon Ball Z: Supersonic Warriors para GameBoy Advance que salió a la venta en 2004 y que tuvo una secuela para Nintendo DS llamada Dragn Ball Z: Supersonic Warriors 2 que recogía y ampliaba la estela del título lanzado para GameBoy Advance. Ambos eran títulos de lucha bastante discretos en el gameplay ya que se hacía tosco y lento pero por contra con mucha profundidad en cuanto a trama y modos de juego.

Muchos años pasaron hasta que Arc System Works volviera a la saga que dio vida Akira Toriyama con Dragon Ball Z: Extreme Butōden y otra vez para una portátil de Nintendo, esta vez le tocaba el turno a 3DS en el año 2015 del que me quedo con un párrafo del análisis que tenéis disponible en Areajugones: No hemos podido encontrar errores ni en jugabilidad, ni en el apartados estético, tampoco hemos localizado problemas en la velocidad de procesamiento salvo por una de las habilidades. Dragon Ball Z Butoden es un juego sin fallos pero también sin grandes glorias, apto para cualquiera pero imprescindible sólo para los seguidores más fieles de las aventuras de Goku. “

A diferencia de lo que comentaba al principio de este artículo, los anteriores juegos de lucha de Dragon Ball desarrollados por Arc System Works se recomiendan para los seguidores del más famoso manga de todos los tiempos, pero Dragon Ball FighterZ sin duda lloverá al gusto de todos los amantes del género.

¿Qué ofrece Dragon Ball FighterZ?

En primen lugar hay que mencionar que Dragon Ball FighterZ correrá bajo Unreal Engine cómo viene siendo habitual en Arc System Works en sus últimos lanzamientos, aunque este título llegará con el último motor de Epic, el Unreal Engine 4 que permite mover el juego con mucha soltura en esos 2.5D que permite hacer giros de cámara para simular movimiento en todas las direcciones, sobretodo a la hora de realizar combos y técnicas definitivas, aunque siempre manteniendo la base en scroll lateral siempre y como mínimo a 1080p y 60 frames por segundo en todas las plataformas anunciadas, PlayStation 4, Xbox One y Steam, aunque también se ha confirmado que para las versiones de Xbox One X y PlayStation 4 Pro tendrá mejoras sustanciales, aunque no hay que alarmarse por este hecho, porque a priori serían sólo a nivel visual y nunca en términos jugables y de rendimiento, ya que la experiencia en modo multijugador será igual para todo el mundo.




A nivel comparativo con otras obras de Arc System Works, quizás la que más se asemeje con Dragon Ball FighterZ es Persona 4 Arena, el título de lucha basado en el spin-off de la saga Shin Megami Tensei que llegó para PlayStation 3 y Xbox 360, da la sensación que el timing sobretodo a la hora de ejecutar el dash y los combos se realizan de la misma forma que por aquel entonces, y sería una muy buena noticia que Persona 4 Arena fuese la base de este Dragon Ball puesto que fue un éxito ante la crítica.

Hoy no podemos decir con exactitud cual será la totalidad del plantel de luchadores del que hará gala Dragon Ball FighterZ, pero me atrevería a apostar que estará en una cifra cercana a la veintena más allá de los seis que hemos podido ver en el tráiler que se mostró en la conferencia de Xbox, las transformaciones se podrían contar como personajes aparte pero no lo vamos a hacer ya que durante los combates se pueden ejecutar, por ello más que sumar las transformaciones como luchadores, se pueden contar como habilidades, por lo que tras lo visto queda así:

Goku, Vegeta, Majin Buu, Cell, Gohan y Freezer.

Podremos combinarlos en combate en luchas de hasta 3vs3, en los cuales habrá técnicas conjuntas que nos darán momentos épicos, y cómo bien se indica es de hasta tres integrantes por equipo por lo que se pueden usar menos en uno y más en otro, o las clásicas luchas individuales donde cada combatiente tendrá Power Ups durante el combate, cómo Goku transformándose en Super Saiyan 3, Freezer alcanzando la forma Golden, etc. Dichas transformaciones todavía queda la duda de que cuando las realices se mantengan durante el resto del encuentro, pero parece improbable, se tratará de una transformación temporal que nos permitirá acceder a habilidades especiales y a golpes que harán daños masivos. Amén de la gran cantidad de acciones que dispondremos gracias a la imagen de más abajo en la que podemos observar todos los movimientos disponibles por nuestros luchadores.

  • Super Dash: Un movimiento ultra rápido hacia el oponente para evitar un ataque de Ki.
  • Dragon Rush: Aproximarse al enemigo realizando un ataque que no se puede evitar.
  • Z Assist: ¡Llama a un compañero de tu equipo para pedir refuerzos!
  • Z Change: Cambia al personaje en batalla.
  • Ki Charge: Mantén pulsado el botón para acumular energía.
  • Sparking Blast: Aumenta la potencia de tu personaje por tiempo limitado y además restaura tu vitalidad (Sólo se puede hacer una vez por ronda)
  • Vanish: Realiza un ataque con teletransporte detrás del enemigo.
  • Ultimate Z Change: Lanza un súper ataque combinado con los miembros de tu equipo.

Arc System Works se toma siempre muy en serio la diferenciación entre personajes, lo que quiere decir es que cada uno de ellos en combate se siente muy diferente de otro, no como ocurre en Xenoverse, que lo único que cambian son las animaciones y técnicas pero al final la ejecución es siempre la misma, en Dragon Ball FighterZ cada personaje es único y su forma de ejecutar combos y habilidades serán características de cada luchador, mostrándose lo más fidedigno al anime e incluso mejorando su calidad.

Lo que ha encandilado de Dragon Ball FighterZ sin duda es su potencial gráfico, nos hace revivir las luchas más épicas de cada saga, pero aunque no voy a desmerecer su calidad gráfica, su mimo en las animaciones y por supuesto lo bien recreadas que están las habilidades definitivas, hay que comentar que los modelados están muy bien pero tampoco son un alarde técnico espectacular, es una recurso que se usa habitualmente en este tipo de videojuegos, no hay nada más que detener el vídeo para darse cuenta de ello, pero claro, ésto no lo vamos a apreciar en combate, puesto que toda su belleza está en el frenetismo y en la abundante paleta de colores de la que hace uso y en cómo el escenario se va destruyendo a medida que avanza el combate. Un espectáculo.

Todavía quedan varios aspectos a comentar cómo las voces o la banda sonora, pero los dejaremos para más adelante cuando podamos hacernos con la beta cerrada que tendrá lugar en los próximos meses para todas las plataformas anunciadas. Si no tenéis la suerte de poder jugar a esta beta, a principios de 2018 estará a la venta en todo el mundo para PlayStation 4, Xbox One y Steam. Kamehameha!





Contenido relacionado