Take Two declara ilegal el modding en Grand Theft Auto V con OpenIV

Grand Theft Auto V (GTA V)

Juego del año
PC PlayStation 3 PlayStation 4 Xbox 360 Xbox One
7

Bueno

Take Two declara ilegal el modding en Grand Theft Auto V con OpenIV

Continúa la "cruzada" contra el contenido personalizado en el juego

Take Two declara ilegal el modding en Grand Theft Auto V con OpenIV
 
 

Terribles noticias las que dan los responsables de OpenIV, una de las herramientas más importantes en el mundo de los mods de Grand Theft Auto V, y es que se enfrentan a una demanda por parte de Take Two. Uno de los principales desarrolladores de esta herramienta ha publicado en GTAForums y en la web oficial del proyecto un comunicado donde da a conocer esta situación y el resultado de la misma, que no es otro que cancelar el desarrollo de este proyecto y deshabilitar las descargas.

Para ponerlos en situación, OpenIV es una aplicación que permite modificar Grand Theft Auto IV, Max Payne 3 y Grand Theft Auto V. Para ello, el programa descifra y accede a los archivos RPF de estos juegos, y gracias a él, es posible examinar todos los archivos que contienen, así como alterar su contenido. Gracias a OpenIV, se pueden hacer cosas como añadir nuevos vehículos, armas, personajes, o cambiar numerosos aspectos técnicos que alteran el funcionamiento del juego. Sin contar los scripts, prácticamente todos los mods existentes necesitan OpenIV, una herramienta que hasta este momento se encontraba activa, pues recibía periódicamente nuevas actualizaciones (habiendo sido publicada la última el pasado 7 de mayo).

Gracias a los mods, el modo individual de GTA V se mantuvo “vivo” desde su lanzamiento en PC

En el comunicado se relata que el equipo recibió una carta de Cease-and-Desist (cese y desista) por parte de Take Two, compañía responsable de los derechos de la franquicia Grand Theft Auto. Esta notificación legal insta al grupo a cesar la actividad, en este caso, el mantener el proyecto OpenIV en pie. La justificación que dan desde Take Two es que OpenIV “permite a terceros burlar la seguridad de su software y modificarlo, violando los derechos de Take Two“. Aunque los desarrolladores creen que podrían justificar judicialmente el carácter legítimo del modding, han optado por evitar el mal trago y los problemas que esto conllevaría, por lo que han decidido dar por finalizado el proyecto, que llevaba activo desde hace nueve años. De hecho, ya no es posible descargar el programa desde la página oficial.

Los responsables de OpenIV resaltan el carácter legal de su proyecto, siguiendo el código civil ruso (país de origen de esta herramienta), sin distribuir ningún contenido ni código original de los juegos compatibles. También mencionan que, para su desarrollo, se utilizaron técnicas de ingeniería inversa “en sala limpia” (clean-room reverse engineering), un método de ingeniería inversa que no infringe el copyright de la obra original. Además, OpenIV no interfiere (y, de hecho, se bloquea) en la parte multijugador del juego, manteniéndose únicamente funcional en la parte individual de GTA V.

No es la primera vez que las compañías cargan contra los mods. En el caso de Grand Theft Auto V, hace dos meses, los desarrolladores de un ambicioso proyecto que pretendía implementar el mundo de Red Dead Redemption en GTA V tuvieron que cancelar el mod, tras ser presionados por Take Two o Rockstar para ello.

Un mod llevará Liberty City a Grand Theft Auto V


Contenido relacionado
 
X