El poder despierta con la danza de los Saiyajin en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

El poder despierta con la danza de los Saiyajin en Dragon Ball Super

Goku recupera su poder en un combate que se complica inesperadamente

El poder despierta con la danza de los Saiyajin en Dragon Ball Super
 
 

Solo restan 23 minutos para que finalice el Torneo del Poder en “Dragon Ball Super”, y la situación cada vez está más tensa. Después de que Jiren eliminase al asesino del Universo 6, el resto de sus compañeros se vieron empujados a una situación muy complicada. Tras ver el enorme poder del guerrero de las Tropas del Orgullo, el resto de participantes ha optado por una estrategia defensiva de aguante, redirigiendo sus esfuerzos hacia el universo que menos participantes tiene. No obstante Cabba pereció tras lograr defenderse en varios combates, ante el traicionero Freezer, y ahora sus dos hermanas deben valerse por sí mismas.

Con Gohan y Piccolo enfrentándose a los Namkekianos, y Goku defendiéndose de los robots del Universo 3, las dos Saiyajin debían entrar en acción. Así era como Caulifla retaba al protagonista al final del último episodio, y cómo daba comienzo uno de los choques más equilibrados de toda la competición. El desgaste de Goku tras su batalla contra Jiren, igualaba las fuerzas con su adversaria, y le permitía recuperarse de cara a la verdadera prueba final cuando Jiren termine de meditar.

 

Como ya pudimos ver en el último episodios, la ambición de los guerreros del Universo 6 no tiene nada que envidiar a Vegeta o Goku. Sus ganas de aprender les ha llevado a conseguir lo que a los demás les costó años de entrenamiento, y no parecen querer deternerse. Caulifla le pide a Goku que le enseñe a transformarse en Super Saiyajin 3 y así poder defender a su compañera. Sin embargo, este, queriendo aprovechar la situación, le pone como condición un combate. Y es que el poder de Caulifla es sorprendente, pero para poder dominar la última fase se requiere de un gran control y aguante del Ki, cosa que pone a prueba Goku.

La decisión de Caulifla además parece contentar a Champa, que consciente de las pocas posibilidades que tiene de garnar el torneo, ha decidido seguir una estrategia defensiva. Aunque eliminar a Goku signifique la victoria automática de Jiren, debe intentar desgastar lo máximo posible al Universo 7, ya que es el equipo con más guerreros en competición en estos momentos. Con 23 minutos por delante, lo único que deben hacer sus luchadores es aguantar en la plataforma sin ser eliminados, y así derrotar al Universo 11 que tiene únicamente 3 participantes compitiendo.

Comienza el baile

Sin perder ni un segundo Caulifla se lanza al ataque con su Super Saiyajin 1, y lo que parece un movimiento de desgaste por su parte no surte ningún efecto. Aunque no para de hostigar a Goku sin dejarle respirar, este se defiende con facilidad de todas las embestidas sin ni siquiera transformarse. Según pasan los minutos, va a acostumbrándose a los movimientos de la guerrera, y aprovecha al mismo tiempo para medir sus fuerzas, como ya ha hecho cientos de veces antes en el pasado.

Goku es consciente de que no basta con tener poder para alcanzar el Super Saiyajin 3, y prueba de ello es que solo él mismo ha sido capaz de alcanzar dicha transformación a lo largo de toda la serie. Incluso con el entrenamiento que arrastra, cuando alcanza esa fase, su tiempo potencial es reducido, y no basta con usar la fuerza bruta. En ese sentido Goku demuestra tener mucha más experiencia que Caulifla, al esperarla sin atacar, y pensar antes de actuar.




Así pues, más que un combate parece un examen. Mientras ella va adquiriendo cada vez más poder gracias a su naturaleza Saiyajin, él le va imponiendo pruebas más complicadas. Así es como en un momento dado Goku decide utilizar el famoso Zanzoken o Ilusión de Imagen, para comprobar si es capaz de acertarle. Al descubrir que no es así, Caulifla se cansa y toma la determinación de aumentar su concentración y  emplearse más a fondo.

Goku decide transformarse en Super Saiyajin 2 e iguala las fuerzas con ella. A partir de ese momento la velocidad del combate va en aumento y los dos comienzan a superarse. El choque entre dos guerreros en esta fase no aparecía en la serie desde el famoso Goku-Vegeta de la saga de Buu, y por aquel entonces las consecuencias del enfrentamiento fueron desastrosas. A los intercambios de golpes le siguen diversas técnicas, entre las que destaca el Crush Canon de Caulifla. Goku se llega incluso a sorprender por el potencial que escondía la guerrera, que parece haberse crecido ante él. Como si tuviera en su interior un poder dormido a la espera de un activador.

Tras varias escenas espectaculares, Goku decide aumentar todavía más el desafío. Su intención desde el principio era la de utilizar a Caulifla para recuperarse de su anterior combate, y prepararse para la recta final de “Dragon Ball Super”. Por eso decide llamar a Kale, que había permanecido durante todo ese tiempo observando a su compañera, para que se una al combate. Ella, que por supuesto quiere demostrar que es útil, no se niega y es entonces cuando comienza el verdadera danza de los Saiyajin.

3 estrellas fulgurantes

Aunque el enfrentamiento parece claramente desequilibrado Goku logra controlar la situación. Para sorpresa incluso del resto del Universo 7, su poder y experiencia le permite haer frente a dos rivales así al mismo tiempo sin tener que usar el Migatte no Goku’i’ , tal y como le explica Whis a Krilin y el resto. Según él, ese estado es incluso complicado de dominar para un Dios de la Destrucción, por lo que Goku no puede utilizarlo tan a placer. Por otra parte tampoco parece necesitarlo, ya que está empujando la situación hacia donde él quiere.

Tras varios intercambios, Goku entiende que por fin ha conseguido establecer un desafío complicado, y decide enseñarles su verdadero poder. Entonces se transforma en Super Saiyajin 3 por primera vez desde los comienzos de “Dragon Ball Super”, cuando ni siquiera conocía el Ki divino. No obstante no alcanza esta fase para combatir, sino solo para motivar a Caulifla y Kale, que querían verla desde hace tiempo. Por el contrario él todavía no está lo suficientemente recuperado como mantener la transformación, aunque su estrategia surte efecto, consiguiendo que Kale sorprenda al transformarse en Super Saiyajin Berserker.




A diferencia de las anteriores ocasiones, la guerrera sí controla su propia conciencia, y parece haber dominado su peligroso poder. La semana que viene en “Dragon Ball Super”, Goku deberá enfrentarse a dos guerreras que parecen hacerse más fuertes cada minuto que pasa, y que darán un paso más allá al combinar sus fuerzas tanto externa como internamente. ¿Podrá Goku derrotar a Kefla sin la ayuda de Vegeta?


Contenido relacionado